Archivo | Biblioabrazo. Ana Nebreda RSS feed for this section

La gran ola. Hokusai

30 ago

3983

Estaba obsesionada con las olas que esas vacaciones había visto en el Atlántico y con los surfistas que las escalaban y descendían sin aparente temor.

Y como nos sucede con mágica frecuencia, surgió el libro de la estantería que estábamos escrutando en  la biblioteca. Salió a nuestro encuentro.

Con los ojos redondos como platos me lo ofreció: ! Como éstas!

La gran ola. Hokusai

Véronique Massenot y Bruno Pilorget

Editorial Juventud, 2013

 

 Cada año, el 5 de mayo, los japoneses celebran el día de los niños o Koinobori (literalmente, carpa bandera), y se hacen ondear al viento peces de tejidos multicolores.

Los  peces-banderas simbolizan la fuerza vital que el niño debe demostrar para crecer y convertirse en un adulto valiente. En realidad, la leyenda originaria de China y adoptada por Japón, explica que una pequeña carpa mostró tanto valor remontando el río Amarillo, que se transformó en un dragón, un animal que proporciona buena suerte y venerado en Asia.

Esta leyenda y tradición es una de las semillas que la francesa Véronique Massenot  ha sembrado en este impresionante álbum, para tocarnos la piel acerca de la adopción y el viaje que un niño, llegado de una ola, hace sobre su identidad.

3983img4

Otra tremenda semilla esparcida por todo el libro, germina de La ola de Kanagawa, 1831, estampa del artista japonés Hakusai, adoptado a los tres años por una familia de fabricantes de espejos para la corte. Cambió el concepto del arte y del artista en su país, y fue referente y admirado por los europeos impresionistas.

La fuerza de la naturaleza emociona en esta gigantesta ola, que Hakusai pintó con 70 años de edad, a punto de desbocarse sobre los pescadores en sus barcas frágiles como hojas. El monte Fuji al fondo, montaña sagrada de Japón, nevado e imponente, contempla impasible la voracidad del mar.

3983img3

No sería lo mismo este álbum ilustrado sin la mano de Bruno Pilorget, artista francés e inagotable viajero, que con una gran maestría ha ilustrado las escenas de la historia transportándonos sin dificultad a otra cultura, otros paisajes, inspirándose en la complejidad y sugerencia de la obra del artista japonés.

El hombre, el mar, el fluir del agua y la fuerza de las olas, nos hacen navegar con sobresaltos hasta una inmensa ola de amor que es esta historia.

3983img1

Y así, desde las olas del verano del Atlántico, un libro nos ha llevado hasta las olas del invierno del Pacífico, con protagonistas diferentes, lugares lejanos y relatos que a veces son muy cercanos.

Y hemos conocido La gran ola de Kanagawa de Hokusai.

Ésta es:

3983img7

Hokusai hizo una serie de 36 estampas sobre el monte Fuji que revolucionó la pintura japonesa por la representación de paisajes en gran formato. Puedes verlas en la web de la Biblioteca Nacional de Francia

El compositor Claude Debussy compuso La Mer, inspirándose en esta obra del japonés.

El hombre que abrazaba a los árboles. Ignacio Sanz

29 ago

9788426389589

El hombre que abrazaba a los árboles

Ignacio Sanz

Il. Ester García

Editorial Edelvives, 2013

Poco más de cien páginas escritas desde el profundo amor por los bosques.

Con una enorme habilidad narrativa, Ignacio Sanz ha sabido combinar en esta historia la emoción de una amistad entre un anciano leñador y una niña muy curiosa, salpicada de suculentas conversaciones que se enredan en ocasiones en pequeños relatos producto de la imaginación, y en otras, en relatos que describen con realismo el comportamiento de muchas aves del bosque.

Saber y emoción están entrelazados entre sus páginas.

Aprenderás cómo vuelan las ardillas, el parloteo de las urracas o cómo hacen sus nidos los Picapinos; y te sorprenderás con la historia de Porquito, el cerdo volador, o la del hombre que vivía en Canadá en el tronco de una secuoya gigante.

ff2c9ac6d4122f2413d7f4bd639c249c

Felicidad y Marcial son los protagonistas. Viven en Piñares, un pequeño pueblo rodeado de bosques de pinos, con ardillas pequeñas, urracas parlonas y piñas llenas de ricos piñones.

Ella es todo oídos con el anciano que responde a sus constantes preguntas y le regala historias. Ya lo tiene claro: quiere ser guardabosques.

” Marcial enseña las cosas a su manera. A veces sus maneras no coinciden con lo que pone en los libros…”

” Tengo decidido que voy a ser guardabosques. Cada vez que alguien persigue o maltrata a un animal salvaje, le está haciendo daño al bosque. Y da lo mismo que sea una hormiga que una alimaña feroz, como el lobo. Lo dice Marcial.”

“Tengo unas ganas enormes de hacerme mayor para comprender muchas cosas. Para eso y para abandonar el colegio y dedicarme al bosque por completo.”

La narrativa transcurre en un ritmo sereno y en el que la primera persona, a modo de un diario, acerca al lector de manera cómplice a Felicidad, que en muchas ocasiones apela directamente a éste en confidencias.

Marcial y Felicidad están llenos de riqueza personal, con opiniones y comportamientos llenos de valores hacia las relaciones, la naturaleza y las personas, manifestados con mucha sinceridad, sin artificios y en ocasiones, con una sutil dosis de crítica.

bc83abc5c7953c2d5685d44702e633a1

“A mí lo que más me impresionó fue cuando nos dijo que, antes de cortar un árbol, él siempre lo abrazaba. No le importaba que sus compañeros se rieran.

Abrazaba árboles porque los quería. Era una manera de perdirles perdón. Nos dijo que, para regenerar un bosque, hay que cortar los árboles viejos. Que es ley de vida, porque cada árbol tiene un ciclo.”

Ignacio Sanz narra en esta historia la terrible enfermedad que asoló a cientos de olmos en el pasado siglo, y basándose en lo que realmente hizo Pepe Fraile, viejo hachero de Valsain, salvando de la motosierra en 1982 al olmo del paseo Nuevo, transporta este acontecimiento a la historia de Marcial: en la orden de talar los cien olmos enfermos del paseo de Piñares, descubrió que uno de ellos estaba aún vivo y se encaramó en su copa para frenar su tala.

“Hoy el olmo es un ejemplar magnífico con una copa redondeada. Y gracias a que Marcial lo defendió cuando querían tirarlo, todos los que nacimos después de aquel año negro de la grafiosis sabemos lo que es un olmo centenario.”

Un ciclo de vida que es para todos, también para Marcial, que seguirá acompañado por la incondicional amistad de Felicidad, su Berganta, incluso en la enfermedad.

“Marcial se quedaba parado, muy despistado, como si la cabeza se le estuviera quedando vacía. Como si no le llegara la sangre al cerebro, que es lo que dice mi madre cuando no le presto atención por estar pensando en mis cosas. Algo parecido a un nido sin pájaros. Como si los pájaros de su cabeza se hubieran echado a volar. Los pájaros, por supuesto, son las palabras.”

Un canto a la naturaleza y una historia de esperanza e ilusión sobre aquellos que nunca se dan por vencidos.

La cultura de un pueblo se mide por la extensión de sus bosques.

W.H. Auden

8 Ester Garcia El hombre que abrazaba

El hombre que abrazaba a los árboles está alimentado por las ilustraciones de Ester García que enriquecen sustanciosamente las páginas del libro.

Me encanta la elegancia y presencia de sus animales, sus colores y el simbolismo de las imágenes que juegan en complicidad con el texto.

La Luna se olvidó. Jimmy Liao

23 ago

 

978-84-15208-49-5_g

La Luna se olvidó

Jimmy Liao

Editorial  Bárbara Fiore, 2014

 

Esta semana llegué temprano a la biblioteca pública.

La sala infantil y juvenil estaba desierta, !qué gustazo!, !todo para mí!

Nunca me molestan los usuarios en las salas, pero esta soledad singular tiene una extraña sensación que me agrada y quiero disfrutarla.

Enseguida lo vi en el expositor de novedades.

Como hacía unos días habíamos tenido una superluna de verano coincidiendo con las perseidas, me pareció una elección perfecta para continuar hablando de la Luna. Me lo llevo en préstamo.

Es verdad que la debilidad por Jimmy Liao es tremendamente compartida.

 

luna_1160-4

Como en La Noche estrellada, es un libro a rebosar de páginas ilustradas.

El trabajo de Jimmy Liao tiene una aparente inocencia que esconde un ambiente de misterio, por eso las sensaciones visuales son de alegría, ternura, extrañeza, inquietud, frescura… todo esto es posible en sus libros.

Tiene muchos toques de filosofía que desembocan en preguntas existenciales sobre la vida, los valores, las comunidades, la soledad… Y con esta Luna, no nos faltará nada de esto.

Descubrimos a través de las ilustraciones la ausencia de la Luna, caída y guardada por un niño en su casa, y el gélido silencio que se instala entonces en el mundo entero.

Fue un encuentro fortuito

pero aportó a una vida sombría

una hemosa y plácida luz.

luna-1

luna-2

Una metáfora sobre el peso del recuerdo, la infancia, la imaginación y el artificio.

Nos plantea la contradición del niño que cuida con esmero y entrega a ese objeto perdido, la Luna,  y en su esfuerzo por domesticarla, la Luna olvida quién es y dónde está su casa.

Es una historia visual con muchas ideas salpicadas que en algunas ocasiones tengo la sensación que quedan difusas. Se refleja en este libro la manera de trabajar que  en ocasiones pone en marcha Liao:

Suelo crear primero las imágenes en mi cabeza, y luego organizo estas ilustraciones para ver la relación entre ellas hasta que consigo armar un historia. Así que, como puedes ver, mis libros normalmente provienen de un tono emocional, no de una historia lineal. Revista Babar

Me encantan sus ilustraciones pero en esta ocasión, echo de menos un buen texto, palabras que armen, tejan, construyan y sean capaces de dar profundidad a los personajes y encender la chispa mágica de las emociones.

No había nadie que compartiera con ellos ese momento mágico y sereno.

¿Son eternos los recuerdos?

¿No existe lo que no se ve?

 

978-84-15208-49-5i4

 

Jimmy Liao, con un guiño a Maurice Sendak, viste a su personaje de Max y le hace cambiar de idea para devolver a la Luna al espacio estelar.

 Pero ya veréis como la noche más oscura estaba a punto de terminar

porque la Luna, salió.

978-84-15208-49-5i5

Dedicado a los niños que tienen

el valor de hacerse mayores.

luna-3

 

 

Platero y yo. Juan Ramón Jiménez

21 ago

platero-1

Platero y yo

Juan Ramón Jiménez

Il. David González

Ediciones Jaguar, 2014

 

Conocíamos ya a Platero.

Habíamos leído de pequeños en el cole algunos capítulos salpicados que nos acercaron a este entrañable burro y a algunas escenas de la vida rural y de la naturaleza que nos conmovieron.

Volver a esta lectura con ojos de adulto, con muchas experiencias en la espalda y miradas en todas las estaciones del año, ha hecho estremecernos en sus renglones. Hemos descubierto con más intensidad las emociones que Juan Ramón Jiménez esparce por la obra, que desde el reconocimiento de lo vivido, nos devuelve la sensibilidad en la piel.

«Yo nunca he escrito ni escribiré nada para niños, porque creo que el niño puede leer los libros que lee el hombre, con determinadas excepciones que a todos se le ocurren». Juan Ramón Jiménez

platero-2

Platero, un burrito de color plata, manso y alegre, es uno de esos animales de ficción que acaban formando parte del imaginario colectivo con tanta viveza, que incluso dudamos que no haya existido alguna vez.

Y efectivamnete existió, porque el protagonista es una abstracción de todos los burros que conoció el autor en su infancia, a la vez que una recreación poética de su ideal de pureza estética y un pretexto para hablarnos de sus emociones más íntimas.

Este conjunto de poemas en prosa describen el ciclo vital de Platero, desde su juventud hasta su muerte.

Platero aparece como el compañero inseparable del poeta durante su estancia en Moguer; es el testigo mudo de los pensamientos e inquietudes de su amo. Y lo vemos trotar con los niños, alegre, inocente y obstinado como ellos; temblar al sentir el roce del burro negro, disfrutar del solaz de la siesta, y sufrir de dolor por pisar una espina o recibir la coz de un potro.

Pero Platero y yo, que fue un éxito desde el día que vio la luz, es también una antología de escenas, personajes y sucesos extraídos de la realidad del pueblo natal de Juan Ramón, en la que se pone de manifiesto la obsesión del poeta por la belleza, la naturaleza y las cosas sencillas, así como su animadversión hacia las injusticias, la crueldad o los efectos de la ignorancia.

Juan Ramón Jiménez transforma la realidad en algo lírico a través de la metáfora y el símil, incorporando a su lenguaje recursos poéticos del ultraísmo y de otros movimientos artísticos como el impresionismo.

Platero y yo es considerada una obra clave de la literatura contempóranea.

 

1001 libros infantiles que hay que leer antes de crecer.

platero-3

2014 es sin duda el año de Platero. Se cumplen 100 años de la publicación original del célebre relato de Juan Ramón Jiménez, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1956 y de gran influencia en la generación del 27.

Encontramos muchas propuestas de lectura en Internet y también variadas publicaciones de la obra. Unas con intensas ilustraciones destinadas claramente a un público más infantil, otras seguramente para un público más joven, como la edición ilustrada por Idígoras y Pachi del grupo editorial 33 y otras, con un formato y forma para lectores más adultos.

Hemos elegido esta publicación de la editorial Jaguar, colección Entintados, por las ilustraciones de David González. Están llenas de lirismo, son muy poéticas en sus tonos, colores y formas de los personajes, sin desestimar el realismo del lugar y de sus habitantes. Un resultado muy especial entonado con los textos.

Merece una lectura serena y silenciosa.

  platero-5

Otra vuelta de tuerca. Henry James

20 ago

tuerca-1

Otra vuelta de tuerca

Henry James

Il. Iban Barrenetxea

Editorial Teide, 2011

 Si eres de los que te lanzas a las historias de miedo y no tiemblas después de la lectura cuando te encuentras solo de noche en el pasillo de tu casa, estás tardando en zambullirte en este clásico imprescindible.

Otra vuelta de tuerca se publicó en 1898 y es la obra más popular de este autor americano, y apadrinado por los ingleses.

A partir de una anécdota contada en una reunión de amigos sobre la historia de unos niños sometidos a la maligna influencia de los espíritus de antiguos sirvientes, Henry James no sólo nos conmueve ante una historia terrorífica y exquisitamente narrada, sino que además, nos presenta la pérdida de la inocencia infantil como tema principal.

tuerca-5

La historia comienza con un prólogo en el que varios amigos están reunidos en un caserón contando historias de terror. Uno de ellos, lee la carta que la institutriz de su hermana menor escribió antes de morir y en la que relataba unos hechos espeluznantes.

Los sucesos se sitúan en Bly, una mansión en el campo.

La institutriz se hace cargo de la educación de los encantadores Miles y Flora, dos hermanos huérfanos tutelados por un tío ausente que no quiere saber nada de ellos.

Al principio, los días en Bly resultan apacibles, sin embargo, una carta del colegio de Miles es el primer indicio de que las cosas no son como parecen.

La historia viene narrada en primera persona por la institutriz, presentando una percepción totalmente subjetiva de todo cuanto envuelve a los acontecimientos.

Pronto, la estancia en Bly se convierte en una pesadilla ante la presencia de los fantasmas de Quint, antiguo ayudante de cámara, y la señorita Jessel, anterior institutriz,  ambos muertos de manera repentina.

Poco a poco la atmósfera angustiosa de la novela va tomando forma: el temor a que le tomen por loca ante las visiones que nadie más parece ver y el comportamiento extraño que los niños comienzan a manifestar.

tuerca-2

El lector se enfrenta al dilema continuo si creer a la institutriz o no. Y anda debatiéndose en la duda sin tener una idea definitiva, sin desvelar el misterio,  hasta el último renglón de la novela.

El relato está escrito de manera maravillosa: las imágenes se crean con fluidez en tu mente, la construcción de las frases son de una gran elocuencia, con una perfección estética en cada párrafo y un extenso vocabulario que perfila con detalle cada emoción, lugar, personaje o ambiente.

tuerca-3

Esta obra, fue la inspiración para Alejandro Amenábar en la creación de la película Los Otros, 2001, y a la que le dio también otra vuelta de tuerca.

Nos ha gustado mucho esta edición de la editorial Teide, porque viene acompañada de una guía de lectura con orientaciones para apreciar aspectos del argumento y de la escritura muy interesantes.

Aparecen anotaciones en cada página de muchos vocablos más o menos complicados que nos han dado luz.

Y por supuesto nos han encantado las ilustraciones, pocas, que Iban Barrenetxea ha dibujado y que aparecen salpicadas entre las páginas. Sus personajes y ambientes encajan de maravilla en esta historia.

En definitiva, un relato que atrapa al lector.

 

tuerca-4

Versonajes. Aurelio González y Ester Sánchez

15 ago

 

versonajesbookNos dijeron que era bueno, pues ha recibido desde el Ministerio de Cultura el tercer premio a los Libros Mejor Editados del año.

No es la primera vez que le sucede a un libro publicado desde esta editorial, Pintar-Pintar, que con exquisita dedicación logran publicaciones llenas de calidad convirtiéndose en objetos de arte.

Versonajes

Aurelio González Ovies

Il. Ester Sánchez

Editorial Pintar-Pintar, 2013

Se instaló esta semana en la mesa del patio de verano, donde todos se sientan en algún momento del día porque siempre hay una corriente de aire agradable.

Era inevitable que pasara por todas las manos: su tamaño mediano grande, con un rojo hechizante en la cubierta y clara tipografía en blanco, no provocaba de entrada desdén en ninguna edad y todos miraban adentro.

Este tiempo de lectura que marca la poesía nos viene estupendo para esta estancia, en la que no es fácil dedicarle un largo tiempo silencioso y solitario a un libro. Así, los sorbos de los versos y poemas que enseguida despiertan una emoción, una idea, una vivencia fugaz, tienen el tiempo que piden de lectura y relectura. De manera espontánea, a ratillos, hasta nos hemos leído unos a otros en voz alta los poemas preferidos del libro que han ido ocupandodo estos días el patio.

versonajes-1

Librosraros

Cualquier libro es tan extraño

que nos sorprenden sus cosas,

puedes chocar con sombreros

que escapan de las palomas.

O tropezar con bandidos

que regalan lo que roban.

O con relojes chalados

que te preguntan la hora.

O con brujas hermosísimas

y princesas con joroba

y ovejas que van al parque

con sus tío Lobo y Loba.

Bueno, en  los libros, ya sabes:

suceden miles de historias…,

hay páginas muy, muy serias

y otras que están como norias.

Los libros son lo que son,

vamos, son como las personas:

a unos les gusta el caviar

y otros comemos las gomas.

Limpiaescaparatero-web

 

23 personajes en verso, con mucha presencia femenina, llenos de afectos y ternura que conducen a veces a la sonrisa y otras, a una lágrima desahogada.

Madresía

Un poema a todas

las madres que existen,

a las que nos peinan

y a las que nos visten.

Un poema a todas

las madres del mundo

porque hacen milagros

de un guisante crudo.

A las que aunque estén

con fiebre y anginas,

nos fríen a abrazos

y asan a sonrisas.

A las que de siempre

nos quieren ya tanto

que rebozan sueños

mientras tragan llanto.

A las que del pez

fiero de la vida

nos sacan la carne

y comen la espina.

A las que envejecen

con grietas y grumos

de exprimirse a diario

para hacernos zumos.

A las que ya están

sobre nuestra cuna

y alumbran la noche

haciendo de luna.

A las que nos cubren,

defienden y abrazan

incluso si duermen,

incluso si faltan.

A las que los años

casi se les pasan

entre planchar fuerzas

y limpiar la casa.

Un poema a todas

estas siemprevivas

que sirven de fuelle

y aguantan de viga.

Un gracias a todas

estas madres nuestras

que son cocineras,

modistas, maestras;

y adornan bizcochos

o administran cuentas

y trenzan toquillas

o zurcen sorpresas.

A cuantas están

o ya son estrellas.

Una delicia de libro que conjuga palabra e ilustración en sus páginas de manera perfecta. Las acuarelas con trazos discontinuos y vectoriales se entremezclan con las rimas fomando un único cuerpo de poesía ilustrada llena de belleza en todos los sentidos.

Libros que ganan su espacio en la estantería porque en cualquier momento, en cualquier edad, en cualquier época, te dan un tiempo mágico de lectura.

 

fruelatxt

Fruela

Qué raro que tarde tanto…,
qué raro que no volviera,
si dejó las zapatillas
como otros días a la puerta.
Si se marchara de viaje,
me limpiaría la caseta
y me dejaría comida
y un bote con agua fresca.
Hace un mes que no aparece;
ya olfateé en la taberna,
no lo han visto ni en el pozo
ni en el bosque ni en la era.
Voy a esperar unos días
y a ver si alguien me orienta.
Voy a recorrer el pueblo
y a llegarme hasta la iglesia.
La última vez, me parece,
cuando le dolían las piernas
lo llevaron dos señores
de una furgoneta negra.
Y allí está noche tras noche
ladrando y aullando Fruela,
entre un blanco cementerio
y una vieja y sola escuela.

==

=

Historia de una bala. Joles Sennell y Carmen Peris

6 ago

No hay vacaciones para las balas. Es demoledor. La historia está llena de guerras espantosas.

Nos llega trasteando entre las baldas de la biblioteca y como un pequeño bálsamo ante las imágenes de los informativos, la historia de una bala que cambia el curso de un enfrentamiento.

bala-1

Historia de una bala

Joles Sennell/ Il. Carmen Peris

Ed. Hymsa, 1981

Sí, ya tiene años este libro y prueba que la historia se repite una y otra vez para los que sufren, los que matan, los que miran, los que mueren, los que invaden, los que lloran… de un lado o de otro del planeta.

Historia de una bala nos sitúa ante los conflictos graves de los pueblos, ante la guerra. Y nos deja el consuelo que la paz llega. Y la esperanza que imaginando un mundo mejor a través de los libros, podamos hacer un mundo real mucho mejor, en el que aprendamos a vivir en él todos juntos.

bala2

Érase una vez un país que hacía muchos, muchos años que estaba en guerra con el país vecino. Todos estaban hartos de aquella guerra tan y tan larga, pero no sabían ponerle fin.

 bala3

Un viejo arado abandonado terminó en la fundición para convertirse en una bala de cañón.

La llevaron a la guerra y la bala surcó los aires.

Desde arriba veía cómo todos corrían asustados y no quiso caer en las casas, ni en los campos, ni en las escuelas, ni los parques…  !No sabía dónde caer!

bala-4

Allí mismo, en el lugar en que estaba el viejo arado, la gente de los dos países firmaron la paz y se comprometieron a no pelearse nunca más.

El texto y las ilustraciones son muy evidentes y claras, perfectas par primeros lectores. La historia es una vehículo para reflexionar sobre la guerra, cómo todos se ven afectados por ella; para hablar sobre las causas y cómo poder evitarlas; para descubrir las dificultades de entendimiento cuando las palabras no bastan…

A veces, los adultos no tenemos respuestas para todo y se trata de crear momentos para cuestionarse, para hablar, para imaginar…

Nos gusta que esta bala pueda pensar y decida el curso de su trayecto, contrario al que la lanzó.

bala-6

  • Sobre el autor:

Joles Sennell es el pseudónimo que Pep Albanell firma en sus obras infantiles y juveniles. Nació en Vic, Barcelona, en 1945.

En sus más de setenta publicaciones ha ido combinando la narrativa juvenil con obras para lectores más adultos, sin descartar guiones para tv, radio y cine. Ha escrito en todos los géneros: poesía, narrativa y teatro.

Su obra ha merecido numerosos galardones. La guía fantástica estuvo incluida en la Lista de Honor de la CCEI en 1978 y fue declarada “Libro de Interés Infantil” por el Ministerio de Cultura. En 1986 fue propuesto por la OEPLI como candidato al Premio Andersen.

  • Libros para la PAZ

%d personas les gusta esto: