Archivos por Etiqueta: autoediciones

El horrible monstruo al que le encantaba leer.

22 nov

Erase una vez un horrible monstruo feo, sucio y malvado que vivía en un inmenso bosque en el que a veces se adentraban los humanos. Su trabajo consistía en ahuyentar a los instrusos con un terrible alarido.

Éste es el monstruo que Lili Chartrand ha escrito, Rogé ha ilustrado y publicado la editorial Silabario.

Leer es tremendamente monstruoso, de verdad.

A nuestro protagonista un día le sorprende que una niña, inmersa en el bosque y en la lectura de un libro, no escucha su alarido y tiene que gritar DOS veces con todas sus fuerzas, hasta que logra asustarla.

Cuando descubre con la ayuda de la abuela dragona lo que guardan los libros, toda la vida del bosque cambiará un poquito para todos los que allí habitan y para los que se acercan a pasear.

Es un libro muy divertido y a partir de esta lectura hemos hecho nuestro libro de los monstruos. Os cuento quién nos ha dado esta estupenda idea.

Se llama Sabela Gago. Es gallega, actriz y mediadora de historias, porque participa en campañas de lectura en los colegios y en muchos cursos de formación del profesorado.

Este año ha estado en las Jornadas de Bibliotecas de Extremadura. Una gozada escucharla, aprender de ella y participar en todo lo que nos propuso.

Entre las ideas que guardé, sabía que ésta que os cuento hoy, enseguida se haría libro.

Libro de monstruos

Nuestra cubierta y contracubierta tiene la cara del monstruo protagonista pintada con pintura de dedos. Hemos utilizado una carpeta de cartulina portafolios ya usada.

Cada partipante del libro ha escrito una pequeña historia en una página de color en la que se daban las pautas tanto en ideas como en espacio. Había que completar siete propuestas para hablar de nuestro monstruo:

En…

Vivía un monstruo…

Su cuerpo era…

Le gustaba…

Y nunca quería…

Lo que mejor hacía…

El monstruo se llamaba…

Más monstruos del libro:

Una vez que hemos creado nuestro monstruo, recortamos con tijeras las líneas horizontales de la página sin llegar hasta el final.

Unimos todas las páginas y grapamos con las cubiertas.

Puedes leer cada monstruo de su color…

=

O puedes pasar una cartulina por las diferentes tiras para leer monstruos combinados con las ideas de diferentes escritos:

=

De este modo, nuestro libro de monstruos puede tener miles de monstruos guardados, pues las combinaciones son muchísimas.

!!! Esta es una idea MONSTRUOSA!!!

Libro de Agua: refranes y un puñado de peces.

30 sep

El Agua es un elemento mágico, está vivo.

Nos gusta el AGUA y hemos creado un Libro de Agua alrededor de dos ideas.

Una: recoger refranes y dichos relacionados con el agua que guardan muy bien la sabiduría popular y no queremos olvidar.

Dos: las creaciones de Katsumi Komagata. Hace tiempo que vimos su Libro del Mar y hemos querido hacer un guiño a este diseñador gráfico japonés, abrir desde aquí un camino para conocer sus obras.

Durante el verano, a ratitos, con recortes de un libro ya muy viejo, rescatando dichos sobre el agua, papeles azules y pinturillas, nos hemos entretenido en algo que ha terminado así:

=

Siguiendo el espíritu de Komagata, hemos convertido en comunicación la creación de un objeto. No solo el resultado invita a compartir ideas, especialmente el proceso en que se ha ido construyendo nos ha dado lugar a interpretar, hablar, opinar, contar… y componer algunas imágenes de manera determinada.

Katsumi Komagata, seguidor incondicional de Munari, nos enseña lo simple e inteligente de manera divertida y  pretende con sus obras que los niños descubran, miren, toquen, sientan; por ello le da gran importancia a las formas, a los colores, a la textura del papel que utiliza en sus obras, convirtiéndolas en una experiencia táctil a la vez que visual.

Éste es el libro que nos inspiró

Además de los refranes y dichos populares sobre el agua  que dan un juego muy amplio para pensar, hablar y descubrir (desde el enlace accedes a los que hemos utilizado en el libro), los peces también han sido muy protagonistas en esta ocasión.

Mira qué ideas tan chulas para hacer peces de mil maneras:

  • Peces con platos de papel, en Kpokotak

  • Pescar peces en un cubo, de Minieco

Nubes en los libros

26 abr

Nos embelesan, nos fascinan…

Mirar al cielo y descubrir nubes que nunca son iguales: ni en el color, ni en las formas, ni en la altura. Debe haber en el cielo una máquina loca y creativa que esparce nubes de atardecer, de lluvia, de algodones, de truenos… a veces están muy quietas, otras corren con prisas y a veces van despaciiiito.

Ilustración de Rafael Barajas para La vendedora de nubes.

Este juego de imaginación en el que supondrás que se llena de anécdotas cuando se habla entre niños, nos ayuda a poner imágenes a lo que ya hemos visto, a evocar, a pensar algunos porqués de las cosas que suceden.

Este invento de la imaginación es fantástico, económico e inagotable. Yo diría que hasta práctico. Me encanta.

No creo que no haya nadie que frente a un cielo azul e infinito, en el que enormes nubes blancas pasean con calma por él, no haya permanecido embobado buscando una forma que reconocer entre ellas.

Y aquí aparece La cabeza en las nubes, de Marc Solal y Francois David, editorial Kókinos, 2001.

Un libro que lleno de nubes, nos recuerda estas situaciones de juego.

¿Ya estás soñando otra vez?

!Tú siempre estás en las nubes!

- No, mamá, que no soy yo:

es la nube la que sueña.

Y sueña con que es un pato

¿La ves?

Pero hay más, muchos más libros. Se ve que esto de las nubes no es cosa de pocos…

! Y cómo no íbamos a crear nuestro libro de nubes, con todas las que hemos visto haciendo y deshaciendo formas en el cielo !

  • La miga del asunto la hemos puesto en buscarle sentido a las nubes que con esa forma reconocida están en el cielo y nos preguntamos … ¿qué harán ahí?
  • Hemos dibujado formas diferentes y rellenado con algodón.

  • Y la norma para dar la explicación: con pocas palabras, en una sola frase, darle una vuelta a su contexto habitual y componer casi casi una greguería que exprese con humor o con sentimiento el cometido de esa nube en el cielo:

- ¿Qué hace una nube gato?:  Comerse los ratones que suben al cielo.

- ¿Qué hace una nube fantasma? :  Asustar a las nubes para que lloren.

Han salido cosas preciosas. Puedes verlo todo ahora y poner la pantalla en grande.


Siempre me han gustado estos caminos de ida y vuelta entre la realidad y la fantasía. Ver cómo se alimentan una de otra, y cómo juntas, construyen las ideas de manera perfecta. De esto aprendimos con Rodari.

Pues muy cerca, también tenemos los libros divulgativos que nos enseñan a descubrir la ciencia de las nubes :

¿Cómo se forman las nubes?, ¿de qué están hechas las nubes?, ¿por qué llueve?, ¿por qué hay nubes tan diferentes?, ¿dónde nacen las nubes?…

Montones de preguntas, todas las posibles, ni una sola con censura. A todas queremos dar respuestas y no damos ninguna por sabida.

Pero de esto, hablamos en otra entrada.

Imagen de Guffo Caballero

Libro acordeón con trabalenguas

1 mar

Hemos encontrado la ocasión perfecta.

Hace tiempo vi en Kireii la idea del Libro acordeón, y será estupenda para motivar el trabajo con trabalenguas.

Con la ayuda de los libros de trabalenguas de la biblioteca, los que podemos recoger de boca de familiares y de la búsqueda en Internet, escogemos los trabalenguas que nos gusten.

Nuestro trabajo de escritura se hace en el ordenador, para probar tipos de fuentes, tamaños y colores, intentando que se ajusten al tamaño de papel que vamos a necesitar.

Este es el resultado de algunos:

Confeccionar el libro no es complicado, aunque lleva su cuidado. Como siempre, intentamos utilizar todos los materiales caseros que tengamos a mano: papeles de colores, cartones, papeles de bolsas…

Preparamos cinco cartulinas del mismo tamaño, en las que adosamos en la parte inferior con papel celo, los bolsillos que hemos hecho con papel de empapelar. Hay que dejar abierta la parte superior del bolsillo para meter el trabalenguas.

Estos bolsillos se colocan por delante y por detrás de tres de las cartulinas. Las otras dos, como se pegarán a los cartones que hacen de cubierta y contracubierta del libro, sólo llevan bolsillo en una parte.

Sobre papel de colores, pegamos también los trabalenguas por ambos lados.

Los hemos recortado con tijeras de bordes ondulados. Estos pequeños detalles, le ponen motivacion a la actividad, porque están deseando recortar con unas tijeras que habitualmente no utilizan.

Una vez pegados, plastificamos los papeles para que estén consistentes y duren más tiempo.

Unimos las cartulinas con bolsillos con papel celo y hacemos una tira, que podrá doblarse por cada una de las uniones de las cartulinas.

Hemos realizado las cubiertas con cartón que hemos forrado con papel de bolsas de una bonita tienda de juguetes. Con bolígrafo corrector, le hemos puesto nuestro título: Trabalenguas.

Pegamos con cola las cubiertas a las cartulinas primera y última, por la parte que no tienen bolsillos. Dejamos secar y ponemos peso encima del libro cerrado durante una noche.

Ya tenemos nuestro libro acordeón de trabalenguas.

Las posibilidades de trabajo y juego son muchas, pues se convierten en fichas individuales que pueden repartirse entre los chicos para leer en voz alta, memorizar, decir en eco, completar cada trabalenguas, escribir e ilustrar en el cuaderno… y todo lo que se te ocurra.

Pues al hilo de esta entrada, Pepe Ávalos nos envía un video de le editorial Badabum con libros acordeones, taumatrops, libros mutantes y posts arts geniales.

Mira, mira… no te lo pierdas

=<iframe src=”

Libro de nanas: libro cuna.

5 nov

Con muchos de los poemas de los libros que presentamos en el  post de Lunas y nanas  y algunas aportaciones recogidas de la memoria de quienes nos rodean, hemos  hecho nuestro Libro de nanas.

El libro de nanas es como una cuna y sus páginas son las sábanas llenas de poemas.

  • La creación del libro ha sido sencilla, aunque nos ha llevado su tiempo:

- Elige un libro viejo o catálogo de lecturas, mejor si tienen páginas resistentes.

- Cortamos unos 7 u 8 cm de la parte superior de las páginas, excepto de la cubierta posterior.

- En la parte interna de esta cubierta dibujaremos nuestro bebé dormido entre las sábanas. Procuraremos que en la parte superior de la cubierta quede la cara del bebé, para que siempre aparezca en la lectura y dé la sensación que leemos sobre las sábanas de la cuna que van pasando.

- Si las hojas no son muy fuertes, pegamos dos o tres juntas para formar solo una más resistente. Antes calcula bien las páginas que quieras que tenga el libro.

- Pega sobre las nuevas páginas hojas de colores.

- Escribimos en las páginas las nanas.

- Puedes pegar en la portada un papel bonito decorado o una tela que te guste.

!Ya está nuestro libro cuna lleno de nanas para leer y cantar!

Pasa las páginas y verás qué bonito ha quedado.


Libros de La Habana

22 jun

No podían faltar nuestros libros caseros con las palabras aprendidas y en esta ocasión, os presentamos los libros de La Habana.

¿Recuerdas cuando jugabas a…

De La Habana ha venido un barco cargado de… ?

Pues este juego que pasa de generación en generación, nos ha suscitado la creación de libros que, prendidos en la pared de la clase, del pasillo, de la habitación… nos invitan a la lectura y escritura de palabras.

 

En este caso, la letra t es la protagonista. Los niños dibujan o colorean algo que comience por esa letra. Bajo el dibujo escriben el nombre o una frase. Juntamos todos los papeles formando un cuadernillo que pegaremos o graparemos sobre una hoja decorada de tamaño Din A3 y que pincharemos bien en la pared.

Se forman colas para ver, leer y hablar de todo lo que viene en este barco desde La Habana.

 

  • Otras veces, las palabras llegan a nuestra ciudad… ! viajando en globo !

 

 

Cuando crecimos,  descubrimos que La Habana era un lugar precioso en una isla del Caribe, y esta palabra se llenó de muchas más melodías.

Y vinieron otros juegos de palabras con los que seguimos malabareando con los niños, como las palabras encadenadas, el un-dos-tres responda otra vez, la letra que protagoniza el inicio de una ciudad, de un nombre, de un animal, de un objeto…

Seguro que encontraremos muchas ideas para decir, escribir y componer con las palabras.

 

¿Quién será, quién será…?

24 may

 

¿Quién será, quién será… que está en la puerta y no quiere entrar?

Así, con una voz misteriosa, comienza nuestro libro de animaladas, vamos, que está lleno de asuntos animales.

Y es que nos pirra el tema animal.

Tenemos la suerte de que las editoriales en este tema se explayan, por lo que es seguro que no hay biblioteca escolar que no tenga una buena colección de libros informativos sobre la fauna.

Todos los libros divulgativos deben ocupar un lugar significativo en la biblioteca escolar, y éstos, deberán ir agrupados por materias. En el caso de los animales, van agrupados con los de ciencias naturales y haciendo pandilla los de zoología. Es sencillo.

Después de ver, investigar, preguntar y escuchar, hacemos nuestro libro de animales con sorpresas.

A cada niño le damos dos pequeñas hojas blancas : en una colorean una puerta y pican tres de los bordes para poderla abrir.

En la segunda hoja, pegan el animal elegido y escriben el nombre del animal sobre una línea ya dibujada.

La mayoría utilizan las tarjetas caseras de animales que tenemos y que por el reverso viene escrito el nombre. Buscan el animal y copian el nombre. Algunos son capaces de escribir la palabra solos, sin fijarse, pero pocos.

Ahora, sólo nos queda pegar sobre una cartulina primero la hoja del animal y encima, la hoja de la puerta, para que al abrirla aparezca el bichito en nuestro libro.

Encuadernamos todas las páginas realizadas, le ponemos una cubierta chula y ahora, a jugar , a leer, a hablar…

- Toc, toc… ¿quién es?

- Llaman a la puerta y tenemos que abrir…

- ! Es… la gallina!

 

- ¿ Quién será, quién será….? (Uno mira de reojo por la puerta y da algunas pistas a los demás)

- Es muy grande, tiene cuernos, bebemos su leche y hace Muuuuu  !!

 

-  !! La vaca !!

 

Bueno, con un poco de imaginación podemos sacarle un buen jugo a este libro y no sabéis lo que les gusta a los niños ver , leer y tocar sus producciones.

En este caso, fueron mis alumnos de Infantil del CP Gabriel y Galán de Cáceres los que participaron en el libro.

Má animales del libro :

 

 

 

%d personas les gusta esto: