Tag Archives: aventuras

Zapatos de Fuego y Sandalias de Viento. Ursula Wölfel

3 ago

libro

Zapatos de Fuego y Sandalias de Viento

Ursula Wölfel

Il. Heiner Rothfuchs.

Editorial Noguer, decimocuarta edición,1984

Rescatamos un clásico cuya cubierta se encuentra en el recuerdo de muchos lectores adultos, que no está nada mal refrescarlo y darlo a conocer. Lo encontrarás en bibliotecas tal y como lo ves aquí, aunque en librerías seguro que puedes conseguir la última edición de 2010, también de Noguer.

Ursula Wölfel se encuentra entre los más arraigados y polifacéticos autores alemanes de libros infantiles y juveniles. Nació en 1922 en la cuenca del Ruhr. Recibió el Premio Especial del Premio Alemán de Literatura Infantil y Juvenil por el conjunto de su obra, concedido por primera vez en 1991.

Sus historias son muy variadas en las que te encontrarás con la risa, la ternura, la fantasía, la aventura o la más desgarrada realidad.

Zapatos de fuego y Sandalias de Viento, recibió el premio al mejor libro infantil publicado en Alemania en 1962.

zapatos-ursula-2

Sigue leyendo

Adelaida. Tomi Ungerer

11 mar

portada.fh11

Sigo creyendo que muchos libros salen a tu encuentro justo en las coordenadas perfectas. Y de nuevo ha sucedido. En esta ocasión,  Adelaida.

La editorial Kalandraka pone en circulación en este 2014 una de las primeras obras dirigidas al público infantil realizada por el genial Tomi Ungerer.

Adelaida se publicó en EEUU en 1959 y continúa siendo una historia fresca en nuestro siglo, tal vez porque la vida nos pone en situaciones similares generación tras generación, pero sin duda, porque autores como Tomi Ungerer, han sabido contar muchos capítulos vitales con certeza, con ingenio y con lucidez.

adelaide_ungerer3

Los padres de Adelaida se sorprendieron al descubrir que su hija tenía alas. Como todos los canguros Adelaida creció, y sus alas también. Deseaba conocer el mundo. Con tristeza se despidió de sus padres para volar hacia un viaje lleno de lugares y aventuras.

Un viaje de conocimiento, de crecimiento. Un recorrido que se hace solo, lleno de emoción, de valentía, de incertidumbres, de superaciones y en el que siempre se encuentra amigos.

Adelaida_int_c1

Lo complicado de este viaje también es para los adultos que deben comprender que del mismo modo es un vuelo para los hijos, que crecen, y hay que reconocerles toda una vida por delante.

Es que… yo también tengo una cangurita con alas.

Las ilustraciones de Ungerer en Adelaida son de una gran sencillez, en tonos acuarelados sepias y con un trazo suelto, a modo de historieta. Tienen mucha dulzura, ingenuidad y narrativa. Como acostumbra, sus protagonistas son intrépidos, diferentes, toman decisiones propias, siempre están abocados a la ayuda a los demás y a pesar de los sinsabores, los finales son placenteros.

Pero Tomi Ungerer es muy versátil en su trabajo como autor e ilustrador pues sus inquietudes sociales, políticas y filantrópicas siempre han sido activas y comprometidas. Podemos disfrutar de carteles en defensa de derechos civiles, ilustraciones eróticas, ensayos antibélicos, libros de canciones infantiles…, que en ocasiones han levantado polémicas e incomodidades.

Me gusta lo que cuenta de Tomi Ungerer, Ana Garralón.

Te interesará lo que se dice de Tomi Ungerer en El país.

El secreto del huevo azul.

23 abr

El secreto del huevo azul

Catalina González Villar, ilustraciones de Tomás Hijo.

Editorial SM

Ésta es una aventura con todos lo clásicos ingredientes: reinas y castillos, magos y tigres, princesas y dragones, mentiras y verdades, y todo ello, en una misión que un joven príncipe debe culminar con valor.

La autora ha creado una entramada y entretenida historia en torno a las mentiras. Ésas que se cuentan para no decepcionar, para parecer aún mejor, o por la vergüenza de no cumplir las expectativas que creemos que se esperan de nosotros.

Pues era el cumple de la reina y en el castillo de Dadrev estaba todo preparado para los muchos invitados que habían acudido. Todos recibirían regalos muy especiales.

La reina fue sorprendida con  un precioso huevo azul en una jaula, sin saber a qué animal pertenecía.

Cuando todos se marcharon a los bosques en busca del Tigre blanco, el príncipe Rolav por ser pequeño, se quedó en el castillo vigilando el huevo, a la espera de que rompiera y cuidase la criatura deconocida.

Pero el príncipe se entretuvo con el mago Noisuli y cuando se acordó del huevo, comprobó que ya había cascado y el animalillo ya no estaba allí.

¿Qué creéis que contó a todos los adultos cuando llegaron? Pues que una extraña y preciosa lagartija azul había salido del huevo.

!Una lagartija azul, quizá se trate de la cría de un dragón!

Y tooooooodos quisieron ver esa hermosa lagartija…

¿Y ahora, cómo resolvería Rolav este entuerto?

Noisuli le propuso un camino peligroso que debería afrontar solo:

- Pocas personas lo saben, pero hay un lugar en el que las mentiras que contamos se hacen realidad. Lo llaman el País de las Mentiras, y debido a una historia que tal vez te cuente en otra ocasión, yo guardo una de las llaves que conducen a él.

- La lagartija que inventaste puede estar allí. Si estás decidido, puedes ir a buscarla. Así harás realidad lo que era mentira, y mañana podrás mostrarles a todos una lagartija exactamente igual a la que has descrito. Sin embargo, es un lugar extraño. No será un viaje fácil…

Y allá fué el príncipe Rolav: la solución parecía redonda. ¿A que no está nada mal?

En el País de las Mentiras conocerá a Rignif, un personaje alegre y sencillo que orienta al protagonista; a Tigre Blanco con quien establece una noble amistad venciendo el miedo; y a la princesa Aritmen, que es valiente y responsable.

!Hay tantas cosas en el País de las mentiras!.  !A veces tan divertidas!…

De pronto aparecen una Nubes tronadoras que descargan cientos de objetos rotos, esos que se rompen y se enconden en el fondo de los cajones, o detrás de otros objetos. Cuando las nubes están llenitas, comienzan a caer cacharros como el granizo.

Puedes encontrarte con el Pozo de babosas, donde están todos los alimentos que debías haberte comido y escondiste en cualquier rincón. Aquí nos hemos reído recordando los trozos de pescado que mi hija iba tirando en el hueco del radiador de la cocina y cuando llegó el otoño, el primer día de calefacción, comenzó a perfumarse la casa con un intenso olor a pescado y todos aguzando la nariz para descubrir de dónde salía aquel aroma insoportable…

Y tropezarás con los Yonohesido, las Exageraciones o los Rumores que hacen tanto ruido que no se puede tener una tranquila conversación.

¿Te has dado cuenta del secretillo que guardan casi todos los nombres?  Rolav, Rignif, Aritmen, castillo de Dadrev

Me parece genial.

Otro aspecto que me gusta mucho de este libro es la edición y las ilustraciones.

Tiene un formato alargado en vertical poco habitual y que me recuerda a ediciones de otra época.

También es verdad que las ilustraciones tienen ese estilo. Dibujos sencillos sin florituras, que acompañan animando la lectura más que explicándola.

La composición de las dobles páginas también me hace recordar algún libro que leí de pequeña en las que todo el espacio cuenta a la hora de la distribución de texto y dibujos. Por ejemplo, cuando aparece el texto dentro de las ilustraciones, o éstas se desarrollan en los espacios que han dejado las palabras o incluso al revés, en perfecta armonía.

Volviendo a la historia,  Rolav consiguió traer una lagartija pero dejó la puerta abierta del País de las Mentiras y todas fueron invadiendo su propio mundo.

Sólo había una manera de arreglar todo aquello… seguro que ya lo sabes… pero creo que ya estamos contando demasiado.

El animalillo que había salido del huevo era un Ave de la Verdad, que sólo nace cuando alguien demuestra un valor extraordinario al decir la verdad.

Una historia preciosa, bien contada, ilustrada y editada. Ha sido Premio Barco de Vapor este año 2012.

Cuando a la autora le han preguntado que si es mentirosilla, Catalina no puede evitar una sonrisa:

“Jajaja, ¡intento no serlo! Pero convivimos con pequeñas mentiras diarias, ¿no crees? No les prestamos atención, a veces las camuflamos de cortesía, o sencillamente pensamos que nos facilitan la vida. No siempre lo consigo, pero creo que decir la verdad nos lleva a lugares y situaciones que valen más la pena. Nos sacan de los patrones prefijados permitiéndonos descubrirnos a nosotros mismos y a los otros, además de establecer unas bases de confianza mutua fundamentales para la vida personal y también social”.

Pinocho. Carlo Collodi y Roberto Innocenti.

18 sep

Cuando comienza el cole y pensamos en una historia de las de siempre, Pinocho aparece como protagonista.

Y si además te gusta tener a los clásicos en buenas ediciones, la editorial  Kalandraka ha mimado esta edición, que es todo un tesoro.

Carlo Collodi, italiano cuyo verdadero nombre era Carlo Lorenzini, publicó en 1881 por entregas para una revista de cuentos infantiles Las Aventuras de Pinocho, que es considerada hoy como una obra clásica de la literatura infantil.

Todos tenemos referencias de esta inolvidable historia y os animamos a leerla porque realmente es muy entretenida, divertida, conmovedora y con muchos mensajes que no han perdido interés para niños y mayores, a pesar de los más de 100 años que nos separan.

Esta edición se hace muy especial porque el ilustrador es Roberto Innocenti, uno de los grandes grandísimos, también italiano y ganador del premio Hans Christian Andersen en 2008.

Poder contar con los ojos y la mano de Innocenti en cualquier historia, es hacerla crecer aún más.

Sus ilustraciones están repletas de asombrosos detalles fruto de un serio trabajo de documentación histórica, de manera que podremos apreciar el ambiente, la cultura, objetos y personajes de la época en que se ideó la narración.

Roberto Innocenti nos permite disfrutar de las callejuelas y viejos edificios, de los atuendos y actividades de las personas, con la habilidad de colocarte como espectador desde diferentes ópticas: un picado, un contrapicado, un primer plano, una panorámica…

Había una vez…

“Un rey”, dirán enseguida mis pequeños lectores.

Pues no, niños; estáis equivocados. Había una vez un trozo de madera que no tenía ningún valor. Era sólo un trozo de leña, de los que echan en las estufas…

… Apareció en el taller de maese Antonio, conocido como maese Cereza, por su nariz colorada. Al desbastarla con su hacha, la madera habló: “No me pegues muy fuerte “.

Así comienza esta potente historia de un trozo de leña, que en manos de un carpintero, Gepetto, al que llamaban Panocha por su peluca amarilla como el maíz, convirtió en un muñeco de madera y que corrió la aventura de transformarse en un niño de verdad.

Desde el inicio, Collodi narra las aventuras dirigiéndose personalmente al lector, o lectores, porque no quiere que perdamos la atención sobre lo que le ocurrió a Pinocho, no sólo para hacernos palpitar en sus vivencias, también porque su experiencia supondrá para todos una lección de vida.

Pinocho es un muñeco de madera insolente y sin educar. Tiene poca voluntad y se arrepiente constantemente de lo que hace. No será fácil el camino de la educación; nunca lo ha sido.

Cuando siente el cariño de Geppetto, se llena de promesas: portarse mejor, ir a la escuela, aprender un oficio o ayudar a su padre… pero !son tan difíciles de cumplir!, ¿cómo resistirse a las tentaciones que le rodean?

Pinocho tampoco comprende a los adultos que en muchas ocasiones son hostiles con él:

Los niños tenemos muy mala suerte. Todo el mundo nos riñe, todo el mundo nos regaña, todo el mundo nos da consejos. Todos hablan como si fueran nuestro padre o nuestra madre…


Tiene Pinocho mucha dosis de ingenuidad e inocencia que le harán confiar en cualquier estafador que se acerque a él. De modo que en estas situaciones, Collodi hace una mezcla perfecta entre el humor y el drama, acercándose con habilidad a la realidad de la vida.

Cuando Zorro y Gato quieren apoderarse de las monedas de oro que Pinocho tiene, le comentan que:

En el País de los tontos hay un lugar: el Campo de los Milagros. Allí escarbas un hoyo pequeño y pones dentro las monedas. Lo riegas, echas una pizca de sal y al día siguiente ha crecido un árbol lleno de monedas.

¿Y qué pensáis que hizo el muñeco de madera? Pues sembró sus monedas de oro, con tristes consecuencias.



Si hay un mentiroso famoso en el mundo mundial, éste es Pinocho. Llegó a mentir tanto, que la nariz le crecía muchísimo, de modo que no podía girarse hacia ningún lado en una habitación, porque la nariz le llegaba al extremo de la pared.

Las mentiras se descubren enseguida, pues sólo las hay de dos tipos: las que tienen las piernas muy cortas y las que tienen las narices muy largas.

En el intenso viaje de Pinocho, un viaje por muchos lugares y un viaje de crecimiento personal, las aventuras y desventuras se suceden sin respiro y le acompañarán variopintos personajes, con los que aprenderá a base de sustos, de llantos o de cariños, la complejidad de las relaciones con los demás.

Conoceremos a un enorme Titiritero cubierto de pelo con un buen corazón, a un Grillo parlante, a un malvado Gato y una perversa Zorra, al Hada de los cabellos azules, a Mecha en el País de los juguetes donde son vacaciones todo el año, las fauces de un Tiburón gigante…

Y también viviremos las transformaciones del muñeco que marcarán etapas de su vida. LLega a convertirse en el perro guardián de un campesino, en un burro con enormes orejas y largo rabo al que solo le salen fuertes rebuznos, en un escolar aplicado hasta que aparecen las malas compañías…

Hay una clara intención educativa en todas sus aventuras, que salpicadas de exageraciones, humor y desdichas sin edulcorar, nos recuerdan las palabras del Grillo parlante:

! Ay de los niños que se rebelan contra sus padres y se escapan de casa! Nunca llegarán a nada en la vida y tarde o temprano se arrepentirán amargamente!.

Es Geppeto quien moldea el leño parlante y asume su paternidad. Es muy muy pobre y siempre está dispuesto a darlo todo por su hijo. Me encanta este párrafo lleno de ternura:

Geppetto que era pobre y no tenía un céntimo en su bolsillo, le hizo a la marioneta un trajecito de papel de flores, un par de zapatos de corteza de árbol y un sombrero de miga de pan.

Y también este otro, lleno de humor, cuando le pregunta el titiritero a Pinocho sobre la profesión de su padre:

¿Cuál es el oficio de tu padre?

Es pobre, gana lo necesario para no tener nunca un céntimo en el bolsillo.

Geppetto está empeñado en conseguir que su hijo sea una persona buena y con voluntad y saldrá en su busca durante largo tiempo hasta que en un naufragio, cae en el abismo de la boca del tiburón gigante (¿pensabas que era una ballena?).

En su barriga estuvo viviendo durante dos años, hasta que Pinocho le rescató.

Una mañana todo cambió y Pinocho se convirtió en un niño de verdad.

Fué un largo y duro aprendizaje para un muñeco que tuvo que aprender a vivir desde el corazón de los demás.

Cuando los niños que han sido malos se vuelven buenos, tienen la virtud de hacer felices a sus familias.

Para saber más:

Roberto Innocenti en Imaginaria .

Las aventuras de Pinocho en Cuatrogatos .

Roberto Innocenti en Biblioabrazo desde aquí y aquí .

El sombrero del Mago. Tove Jansson

18 abr

El sombrero del Mago. Tove Jansson. Editorial Siruela.

Ya sabíamos desde La llegada del cometa, que esta familia Mumin nos iba a atrapar.

Cuando el cuco hizo cucú siete veces, todos comenzaron a despertar del largo sueño del invierno !llegó la primavera!.

Mumintroll, Snif y Snusmunrik encuentran un sombrero de copa negro encima de una montaña y se lo llevan a papá, sin sospechar que iba a hechizar al Valle Mumin convirtiéndolo en el escenario de sucesos extraños.

 

Cuando algo o alguien permanece durante mucho tiempo dentro del sombrero del Mago, se acaba transformando de manera increíble… como cuando mamá Mumin tiró dentro unas cáscaras de huevos que acabaron siendo unas nebecillas de algodón esponjosas, en las que se podía montar y viajar a la velocidad deseada.    ¿Te imaginas?

 

 

Seguirán acompañándonos en esta historia el hemul, que ha dejado de ser coleccionista para convertirse en propietario: !esto ya no tiene emoción!; y el desmán, que está repleto de pensamientos filosóficos, por eso lee “sobre la inutilidad de las cosas” y busca la soledad en la cueva, en donde esconderán el sombrero del Mago para que deje de provocar desastres.

 

No faltan aventuras y emociones propias de la Jansson, capaces de embaucarte sin remedio: encuentran un barco encallado en la arena y todos deciden poner rumbo  a la isla de los hatifnat, en donde se reúnen miles de ellos antes de partir hacia no se sabe dónde. Una tempestad les retendrá varios días en la isla y les traerá tesoros emocionantes hasta la playa.

¿Qué tesoro del mar te gustaría encontrar a tí ?

 

Emprenden la aventura de la pesca del Mameluco, un pez enorme. Esta es una de esas fantasías de siempre en la que el hombre se mide con la naturaleza y un animal gigante para acabar saldando una deuda física o personal. Seguro que os recuerda también a la historia de Hemingway, El viejo y el mar.

Tove Jansson es capaz de crear situaciones y personajes llenos de burbujas, como esos peta zetas que explotan en la boca al mezclarlos con las saliva. 

 

 

Dos nuevos personajes aparecen en esta historia: Tofelán y Vifelán.

Dos diminutos seres que aparecen un día con una maleta muy grande, propiedad de una bruja. Son tan pequeños, que pueden esconderse bajo la alfombra. Hablan un extraño idioma muy divertido. No saben distinguir el bien del mal y en su presencia… todo se pierde misteriosamente. Son tremendos y adorables al mismo tiempo: una combinación propia de la autora.

 

 

¿Y el Mago?

Al final del mundo hay una montaña muy, muy alta. Es negra como el carbón y suave como la seda. Cae hacia un abismo y las nubes se agarran a ellas. En lo más alto de la cima, está la casa del Mago.

Sus ojos son rojos y brillan en la oscuridad. Por las noches, vuela con una pantera negra para recoger rubíes que pone en su capa. Pero lo que realmente busca desde hace muchos años, es el Rubí Rey.

 

 

 !Qué bien lo hemos pasado con esta historia!

El Mago concederá a todos muchos deseos, y es que a medida que lees los capítulos, te imaginas viviendo lo que les pasa a ellos y haciéndote mil preguntas…

¿qué deseo le pediría yo al Mago?

 

Tove Jansson crea historias con muchos contenidos, salpicados entre personajes llenos de múltiples rasgos que deben tomar decisiones, de paisajes diversos, de situaciones emocionantes, de una fantasía preciosa, de amistad y familiaridad… la verdad, es que ya me siento de la familia Mumin. Si te atreves a leerles, no dudes que te harán enseguida un hueco a su lado.

Pero qué maravilla es esto de leer buenas historias ;)

 

La llegada del cometa. Tove Jansson

14 mar

 

Creo que hemos empezado una aventura con los peculiares personajes de Tove Jansson. Hemos leído el primer libro de los Mumin, y estamos dispuestos a seguir con la serie, hasta nueve, porque algo con mucho sabor se cuece en ellos.

La llegada del cometa es una lectura extraña e inquietante, en la que mientras avanzas alegremente empujado por los personajes, van sucediendo acontecimientos que pueden dejarte helado, y sobre los que reflexionarás tras la lectura. De esas lecturas que te andan rondando una y otra vez después de haber termiando la última página. 

 

Así concibe Tove Jansson la lectura para un niño:

    En un libro infantil, siempre debe quedar algo no aclarado, algo sin ilustración. Hay que permitir y propiciar que el niño reflexione solo, que distinga por sí mismo entre lo real y lo irreal. El autor no es un guía; debe brindar un sendero, sí, pero dejar que el niño marche solo por él y que establezca las fronteras con su conocimiento propio de las cosas. 

Abordar la lectura con esta manera de crear en la que no da nada masticado, sino que se va descubriendo lo que sucede y cómo es cada uno de los personajes a medida que intervienen y accionan en la trama, puede que nos resulte extraño. Para quienes hemos tenido una historia de lecturas infantiles con otros parámetros muy diferentes, no menos interesantes, pero sí, bastantes huérfanos en esta manera de descubrir con toques non sense, llenos de fantasía positiva y personajes adultos transgresores que no están constantemente dando lecciones a los menores, pues nos sorprende y nos avisa que buceamos en aguas de otra cultura. Apasionante.

La historia comienza cuando Snif  descubre un camino nuevo. Él solito no se atreve a explorarlo y junto al Mumintroll deciden conocerlo. Descubren el mar y una cueva, que al final será la salvación de todos.

Sigue leyendo

Les 3 copines. Leer en francés.

19 feb

Marine habla y escribe en francés y en español.

Cuando sus abuelos vienen de Francia a visitar a la familia, siempre le traen algún libro de su serie favorita y que hoy nos presenta: Les 3 copines.

Se lo pasa bomba leyendo las aventuras de estas tres chicas: Fleur, Jade y Anaïs.

Ellas pasan el curso en un internado, el Monte Rosa, así que la unión y la amistad de las tres compañeras se convierte también en un arma de supervivencia ante las emociones, las vivencias y aventuras que viven.

No deja de ser apasionante para los chicos de esta edad, leer las experiencias de otros chicos que tienen que resolver problemas con independencia, sin la presencia contínua de los padres. Si además vienen acompañadas por la complicidad de amigos, el entusiasmo en el curso de la lectura es aún mucho mayor.

 

Las aventuras de Jade, Anaïs y Fleur, tratan de la desaparición misteriosa de un profesor, o del hallazgo de un perrito que cuidarán en secreto dentro del internado, o de la competencia entre chicos y chicas ante las elecciones del representante de la clase… en las que ellas, a pesar de pasar por momentos realmente apurados, al final siempre encuentran una buena solución.

Las historias están escritas por Anne-Marie Pol, y editadas por Flammarion.

Nos comenta Marine, que le encantan los dibujos, el aspecto de las chicas, la ropa que llevan, las expresiones y escenas tan divertidas. Están ilustradas por Claire Delvaux.

Gracias, Marine. Nos han encantado tus recomendaciones lectoras :)

A bientôt !

 

 

Eragon y la trilogía de “El Legado”.

5 feb

Pierre, a quien le encanta leer y poco a poco va haciéndose con una interesante biblioteca personal, nos recomienda que leamos Eragon, el primer libro de la trilogía El Legado.

Se lo ha pasado bomba con la lectura, y aunque son libros con muchísimo texto, enseguida se sintió atrapado por la historia y las páginas pasaban una tras otra con mucha facilidad. Nos comenta que se lee y se entiende muy bien toda la trama. Es un mundo de fantasía apasionante.

La saga está escrita por Christopher Paolini y editada por Rocaeditorial.

Son tres libros: Eragon, Eldest y Brisingr.

La aventura transcurre en el reino legendario de Alagësia donde el protagonista, Eragon, un joven de 15 años, encuentra un día una gema que resulta ser un huevo de dragón. De él saldrá una hembra a la que bautizará con el nombre de Saphira y que le convertirá en un Jinete que deberá derrotar al rey Galbatorix.  

 

Acompañado de Brom, un antiguo Jinete que le entrenará para la lucha y la magia, por el camino se irá encontrando con otros humanos, elfos y enanos que lucharán de su lado intentando vencer a los oscuros enemigos reinados por un ser cuya maldad no tiene límites.

 

 

 

  

 

 

Sufrirá las dudas de la desconfianza, el esfuerzo de proseguir en el entrenamiento y el cumplimiento de las promesas que Eragon ha realizado.

Cuando el peligro ataca desde todos los flancos, se verá obligado a elegir. Una elección que podría acabar con un sacrificio inimaginable.
Eragon es la única esperanza de salvar Alagaësia de la tiranía.
 
 
 
 
 
 
¿Podrá el hijo de un granjero unir a las fuerzas rebeldes y vencer al Rey?

 Gracias Pierre por tu recomendación  ;)

 

 

Los últimos gigantes. François Place

19 ene

Y hablando de gigantes, no podíamos dejar de nombrar este tesorito de la editorial Blume.

Los últimos gigantes, escrito e ilustrado por François Place, es de los libros que querrás que formen parte de tu biblioteca personal, por la historia rotunda y profunda, y por las maravillosas acuarelas que acompañan cada página.

Es un libro de pequeño formato alargado, que a veces te gustaría que fuese el doble de grande precisamente para saborear aún más las ilustraciones.

Todo comenzó en un paseo por los muelles, cuando Archibald Leopold Ruthmore, le compra por dos guineas a un viejo marinero un “diente de gigante” : una pieza tan grande como un puño y como el molar de un humano, pero llena de grabados. No pudo resistirse ante la pieza y la historia tan hermosa que había tras ella.

 

Nuestro protagonista es un estudioso, aventurero y curioso por todo lo relacionado con la geografía de la Tierra. Una Tierra que en 1849, aún le quedaban muchos rincones por explorar.

Y viajó en busca del País de los Gigantes, en las fuentes del río Negro.

 

La historia es apasionante y el autor la cuenta y desarrolla de manera excepcional.

Es una época asombrosa para los que estamos acostumbrados a ver el mundo a través de los documentales, porque estos hombres, vivieron auténticas aventuras como exploradores. Y te acercas mucho a lo que sintieron en estas páginas: las travesías en barco, las ciudades abigarradas como Calcuta, los olores asiáticos de Ceilán y Cantón, las selvas húmedas e inhóspitas, la infinita nieve de Siberia…

 

No te vamos a contar toda la historia porque debes darte el gustazo de leerla, pero sí, sí conoció a los Gigantes.

Después de dos años, siete meses, tres semanas y cinco días, regresó a su casa de Inglaterra, y se encerró en su biblioteca para escribir todas las maravillas que había visto.

Y las contó.

Éste fue su mayor error.

 

Después, Archibald Leopold Ruthmore nunca más escribió. Se hizo marinero no deseando otro horizonte que el mar y el cielo.

En cada puerto se hizo tatuar en el cuerpo un cuento, una leyenda o una canción.

Pero jamás habla del extraño objeto que guarda en el fondo de su cofre de marino: un diente de gigante.

 

 

GULLIVER.

17 ene

GULLIVER. Jonathan Swift´s, adaptación de Martin Jenkins e ilustrado por Chris Riddell. Editorial Vicens Vives.

Publicada por primera vez en 1726, ha sido siempre una de las obras preferidas de lectores jóvenes y adultos, entre muchas cosas, por su atrevida fantasía y por la crítica social que llevan todos sus viajes.

En esta edición se encuentran los cuatro viajes que hizo Gulliver, que duraron 17 años y 7 meses y en los que Lemuel Gulliver, se convirtió en un hombre diferente.

Son historias llenas de aventuras, el mundo visto desde ambos lados de un prismático, disparates divertidos y personajes honestos y malvados. Historias que hacen reflexionar sobre el comportamiento de los hombres.

Os contamos un poco estos apasionantes cuatro viajes si no los conocéis, para animaros a que leáis las historias. Además del matiz aventurero, especialmente resaltamos las ideas sobre las que sería interesante reflexionar, en compañía o en soledad.

 

 

Lemuel Gulliver vivía en Redriff, al sur de Londres, con su esposa e hijos. Era médico y le gustaba el mar, por lo que se enroló el 4 de mayo de 1699 en un barco: el Antílope.

El barco naufraga y logra salvarse, llegando sin conocimiento a orillas de Liliput, un país en el que todos eran pequeños, diminutos.

Logra obtener la confianza y cuidados de los habitantes gracias a su buen comportamiento, pero no la libertad. Los liliputienses son extraños: escriben en diagonal, castigan la ingratitud con la muerte y los padres no son quienes educan a los hijos.

Viven en guerra con el país vecino, Blefuscu, desde hace tiempo por una razón: no se ponen de acuerdo en cómo cascar los huevos. Unos opinan que por la parte más estrecha y otros, por la más ancha.

Lo peor de todo, es que continuamente todos están intrigando. Es difícil confiar unos en otros, porque tarde o temprano, hablarán o harán correr rumores sobre uno.

 

En el segundo viaje Gulliver se embarca en el Aventura rumbo a Brobdingnag.

Tras una tormenta en la que pierden el rumbo, Gulliver baja a una isla habitada por gigantes. Un granjero gigante lo atrapa y lo lleva a su casa. Todo son peligros para él por su diminuto tamaño.

El granjero, al intuir que ganaría mucho dinero exhibiéndole, decide recorrer el país con él. Cuanto más ganaba, más avaricioso se volvía, más debía trabajar y menos salud tenía.

Por fin lo compra la reina y Gulliver puede vivir un poco más tranquilo. Le cuenta al rey cómo es Gran Bretaña, cómo se organizan políticamente y su historia más reciente.

El rey se quedó asombrado al ver que su historia sólo estaba compuesta de crímenes, guerras y conspiraciones como consecuencia de la avaricia, la envidia y la deshonestidad. Sacó la conclusión de que la mayoría de los compatriotas de Gulliver pertenecían a la raza más perniciosa de odiosos bichillos que la natualeza había tenido que soportar.

El rey nunca quiso conocer la pólvora y el manejo de las armas, a pesar del poder que otorgaban.

 

 

Tras su regreso y un tiempo en casa, le ofrecen ser cirujano del Buenaesperanza que partirá a las Islas Orientales. Acepta y parten el 5 de agosto de 1706.

Viaje a Laputa, Balnibarbi, Luggnagg, Glubbdubdrib y Japón.

Dos barcos piratas asaltan al Buenaesperanza y a Gulliver le abandonan en una canoa con remos a la deriva.

 

 

Viajó de isla en isla como un superviviente hasta que un día descubre maravillado una isla flotante y en la que había gente pescando. Al escuchar sus gritos de socorro, le rescatan. Estaba en Laputa.

Sus habitantes tenían un ojo hacia arriba y el otro hacia abajo y se ensimismaban tanto en sus cavilaciones, que les tenían que golpear en la cabeza para que hablaran y atendieran la conversación. 

Eran expertos en matemáticas, música y astrología. Les peocupaba tremendamente el futuro de la Tierra y su relación con el Sol.

Cuando Gulliver bajó de la isla, estuvo en Balnibarbi, un lugar donde todos se dedicaban a realizar inventos disparatados que no funcionaban: convertir excrementos en comida o el hielo en pólvora, por lo que muchos habitantes reclamaban volver a las tradiciones de siempre.

Estaban convencidos que en política era bueno que gobernara gente honesta, inteligente y sabia, capaces de busar el beneficio de todos y no el propio. Cuando a los políticos se les olvidaba lo que habían prometido, se les torcía la nariz, se les tiraba de las orejas y se les clavaba una aguja en el trasero .

 

 

Decidió marcharse y llegó a la isla Glubbdubdrib, una isla de Magos y Brujos.

El palacio del gobernador estaba lleno de fantasmas y Gulliver tuvo la oportunidad de hablar con algunos espíritus reconocidos: Alejandro Magno, Aníbal, Julio César, Aristóteles.. En sus conversaciones conoce la verdad de la Historia y se sorprende de las muchas mentiras que se narran.

Zarpa  a Luggnagg, cerca de Japón, en donde estuvo tres meses. Allí conoció a personas inmortales y se equivocó pensando que eso sería maravilloso, pues en realidad envejecían perdiendo todas las facultades.

Desde Japón zarpa en un barco holandés para regresar a su hogar.

 

 Gulliver permaneció cinco meses en casa, pero aceptó ser capitán del barco mercante Aventura y zarpa el 7 de septiembre de 1710 hacia el país de los Houyhnhnms.

Los marineros que reclutan en Barbados resultan ser unos bandidos que se amotinan. Después de semanas amarrado en su camarote, lo abandonan en una playa con su mejor traje.

 

 

Conoce allí a unos seres extraños, parecidos a los hombres, con una enorme cabellera, garras ganchudas y que se erguían sobre sus patas traseras. Pero afortunadamente cuando éstos le estaban atacando con sus excrementos ( en todos los viajes el asunto escatológico es frecuente), huyen al ver acercase a un caballo.

Los caballos son quienes gobiernan en Hoouyhnhnms. Gobiernan con razón y no conocen el mal. Son amables y amistosos y tienen su propia lengua. Gulliver quiere quedarse a vivir allí para siempre, al descubrir lo terrible de la conducta humana.

Lo mejor de todo: vivía libre de todas las preocupaciones y molestias que suelen causar las demás personas. No tenía amigos de poca confianza ni enemigos que intrigaran contra mí. No necesitaba médicos ni abogados. No debía favores a nadie. No había rateros, salteadores, jugadores, políticos, asesinos, palurdos, tenderos deshonestos, matones, borrachos, sinvergüenzas, nobles, tramposos, jueces ni profesores de baile que pertubaran mi paz.

 

La comunidad decide un día que debe marcharse de allí. Abatido y triste, solo busca soledad y navega sin rumbo alejándose de toda presencia humana, hasta que un barco portugués le rescata en contra de su voluntad.

Llega en diciembre de 1715 a casa y se desvanece al ser besado por su esposa.

 

 

Sabiendo cómo se comportan los países colonos: asesinan a los nativos, les dan un nuevo nombre, se adueñan de sus tierras y roban todo el oro, diciendo que eso era civilizar, decide no informar nunca al gobierno de todo lo que descubrió en sus viajes.

Y estos relatos, sólo nos los cuenta a los lectores que nos acercamos a su libro.

 

A %d blogueros les gusta esto: