Archivos por Etiqueta: infancia

Filbert, el diablillo bueno.

6 ene

Filbert, el diablillo bueno

Hiawyn Oram y Jimmy Liao

Editorial Barbara Fiore, 2013

Filbert es un personaje nada convencional, porque no actúa tal y como se espera de él: que sea un espantoso y abominable diablo, como lo son su papá y su mamá.

Ninguno de los protagonistas de la historia de hoy son convencionales. Lo que los adultos suelen indicar es que los pequeños sean buenos y complacientes con los demás… y aquí no va a ser ése el asunto….

!Justo lo que necesitamos para que un lector ponga en alerta sus orejas!… …¿pero qué clase de adultos animan a sus hijos a asustar, aterrorizar, bufar y a portarse fatal?

!Este es un libro del revés!

No hay nada como arrancar una sonrisa poniendo las cosas patas arriba.

A Filbert no le gustaba salir con sus padres a aterrorizar a los demás, ni le gustaba pegar pisotones, ni fulminar a nadie con la mirada: prefería ayudar a la gente y jugar a las cunitas. Hasta la señorita Aliento-Esperpento decide castigarlo para que se comporte como un auténtico diablillo.

Mientras Filbert se puso su abrigo de pelo rojo, sus cuernos y guantes y bajo un árbol pensaba en su actitud, apareció Florinda, una angelita que le habían echado de la escuela porque no se portaba lo bastante bien.

Dos almas gemelas que idean un buen plan para conseguir gustar a los adultos tal y como son.

Hiawyn Oram es la autora de esta divertida y nada inocente historia. Ella es sudafricana y aunque estuvo muchos años trabajando como actriz en Londres, también escribió guiones para la radio y la tele, y libros para niños. Sus historias siempre tienen una punta de humor y de conflicto con miga, con protagonistas infantiles que cuestionan lo que les rodea: Fernando furioso, En el desván o Un mensaje para Papá Noel.

Jimmy Liao pone la mano en el dibujo e inunda de colores, grecas y flores cada página, aportando a los personajes mucha ternura y simpatía. Una delicia de libro, de historia y de ilustraciones para pequeños y mayores.

filbert_1160-4

¿No os recuerda esta ilustración a Ferdinando el toro? También hay algunos recuerdos a Max, el de los mosntruos…

Historias con humor que nos conducen a verdaderos conflictos infantiles resueltos en las páginas de los libros con mucho afecto y tolerancia.

Qué gusto da encontrarse con estos tesoritos!!!

filbert_1160-1

Petit, el monstruo. Isol

2 ene

Las navidades dan poca tregua. Cuando empiezas a recuperarte en el año nuevo, una siguiente celebración comienza a tintinear y que subirá de tono en pocos días: llegan los Reyes Magos.

Con ellos, la eterna pregunta con que acribillar a los pequeños…

… ¿has sido bueno o malo?

Petit_portada

Y me gustan las infancias de Isol: sensibles y profundas, divertidas y filosóficas, curiosas y tiernas…

Petit, el monstruo, lo publicó en el 2007 la editorial Serres y el tiempo no pasará por esta historia porque la duda, lo bueno y lo malo, y esa escala de grises que cada vez se hace más evidente en el comportamiento humano, sigue acompañándonos a pesar del tiempo.

Petit16_17_

Isol presenta la niñez con pocas censuras, y no es fácil presentarla tal cual, sin tamices o velos que logren infantidiotizar la infancia, tendencia con la que se suele resbalar frecuentemente.

Preguntas muy difíciles de responder: a quién quieres más… por qué mientes… por qué no compartes… has sido bueno o malo?

Petit es un niño bueno haciendo muchas cosas: cuando juega con su perro, en los ejercicios de Lengua, en le cuidado de sus juguetes… pero a veces es malo: cuando tira del pelo a las niñas, cuando miente o en los problemas de Mates.

Es una especie de niño bueno-malo a la vez…  difícil de comprender.

Petit12_13

Una constante paradoja de acciones y sentimientos que Isol expresa muy bien con un sencillo texto que genera preguntas constantes y con las tan personales imágenes que crea, en las que no acaba de encajar todo a la perfección…

…tal vez porque la historia no le deja, tal vez porque no siempre lo hace el comportamiento, tal vez porque tanta regla no deja crecer o porque es difícil atrapar ese lado salvaje e inquietante que no siempre da paso a la corrección.

Espero que los Reyes Magos sepan de todo esto.

  Petit14_15

Cuando os hagáis pequeños.

3 jul

verano-010

Mientras ojeaba libros, una señora entró en la librería de la mano de un niño de unos nueve años, preguntándole al librero si tenía cuadernillos para resolver problemas y cuadernillos para mejorar la escritura.

Mientras el dueño de la tienda le mostraba algunos ejemplares, miré al niño que con cara de pucheros y frustación, protestó:

Pero… voy a estar ahora todo el día haciendo problemas???

La señora se disculpó por el tono poco amigable del niño y añadió que era muy buen estudiante, pero que el verano era muy largo.

Se me retorció una tripa, la verdad.

Con qué facilidad se olvida ser niño y qué prisas por convertirles en adultos exitosos.

7 Cuento .tif

Cuando os hagáis pequeños, escrito por Uxue Alberdi e ilustrado de la mano de  Aitziber Akerreta, editorial Kalandraka,2013,  nos recuerda las cosas que son de los niños y no podemos quitárselas justo en este momento de la infancia: saltar en los charcos, coger moras, hablar con los animales, jugar a ser personajes fantásticos, ponerse el abrigo por la capucha, comerse la lluvia… perder el tiempo en ser niños.

480424_162085540613842_1261398309_n

Las ilustraciones hacen una referencia simbólica a la espontaneidad y la mirada curiosa de la infancia llena de color, y al olvido de descubrir el mundo en las pequeñas cosas que nos rodean, con un trazo en blanco y negro que corresponde sin duda a los adultos que han olvidado el niño que fueron y que seguro aún llevarán dentro.

Este tiempo de verano además, es muy de los niños y no hay excusas para empeñarnos en no escucharles y dejarles vivir su niñez sin prisas.

verano-014

Cuando os hagáis pequeños

no tendréis que ir a trabajar

En vez de eso, podéis saltar en los charcos

hasta convertiros en ranas…

*

Cuando os hagáis pequeños

os construiréis casas en cualquier rincón

y seréis lo suficientemente pequeños como para caber en ellas.

*

Cuando os hagáis pequeños

abriréis la boca para beber la lluvia.

verano-011

Cuando os hagáis pequeños

no será necesario discutir.

Será más divertido coger moras.

*

Cuando os hagáis pequeños

podréis hablar con los grillos

con las ballenas

con los ornitorrincos

con las ocas…

Kevin Henkes: Crisantemo, Lily, Owen, Julius…

25 abr

mouseBooksFlower

“He estado escribiendo e ilustrando libros para niños durante treinta años. Es el único trabajo real que he tenido.

Cuando mi trabajo va bien, es transformador. Me siento como si me hubieran quitado del tiempo ordinario y viviera en un universo paralelo, un mundo de encanto y asombro.

Los libros son a menudo el primer contacto con el arte que tienen los niños. Teniendo esto en mente me impulsa a hacer los mejores libros para ellos. Sé lo importante que los libros fueron en mi infancia. Sin ellos, no podría ser el escritor y artista que soy hoy.

Cuando escucho a algunos padres acerca de cómo un libro mío se ha insinuado en el corazón de su hijo o su hija, o cómo una frase de uno de mis libros se ha convertido en parte de la jerga cotidiana de la familia, me hace feliz. Me encanta mi trabajo. ” Kevin Henkes.

wemberly_mouse

Hace años que llevo en la mochila de lectura los libros de Kevin Henkes. Conocí a Crisantemo gracias a una compañera lectora y contadora que hablaba de este personaje con brillo en los ojos. Después conocí a Lily, y la llevo en ese espacio que se crea en no sé dónde con los personajes que has leído y no puedes olvidar por lo mucho que nos dan. Luego llegaron Owen, Julius, Prudencia

chester_mouse

¿Qué magia tienen estas historias y estos ratones tan encantadores? Para empezar, como las palabras primeras de Kevin Henkes, es que están creados desde una profunda y respetuosa cercanía a la infancia.

Henkes.AuthorPhoto-240x300Kevin Henkes nació en 1960 en Racine, Wisconsin, y de niño visitaba a menudo el museo local Charles A. Wustum de Bellas Artes. Su relación con el arte y con los libros desde niño le despertó la curiosidad por autores e ilustradores, sin imaginar entonces que un día él se dedicaría con pasión a este oficio.

En la Universidad investigó sobre la historia y el futuro de la literatura infantil y pronto se fue a Nueva York con una lista de editores bajo el brazo pues ya tenía claro que lo suyo sería la literatura infantil. En la primera parada, Greenwillow Books, dirigida entonces por su fundador Susan Hirschman fue contratado en el momento y unos meses después publicó su primer libro: All Alone (1981).

Será en 1986 con la publicación de Wendell,  cuando comience la creación de unos pequeños ratones inolvidables para los pequeños lectores y Henkes se haga un lugar propio en el panorama literario infantil. Luego llegarían Lilly, Owen, Julius, Prudencia, Penny…

wendell_mouse

  • En 1990, con la llegada de Julius el rey de la casa, está claro que tenemos ante nosotros un libro infantil que nos ayudará a comprender los conflictos infantiles, los comportamientos y sentimientos que provocan nuevas situaciones y por supuesto, algunas ideas para darles el mejor camino hacia la salida.

Con Julius aparecen los celos de Lily, que es la hermana mayor. Todo ha cambiado desde que él llegó a casa y Lily se resiste a hacerle un hueco en la familia a pesar de las explicaciones cariñosas de sus papás.

julius3

  • En 1991 se publica Crisantemo.!Qué nombre tan original!

Pero no así le resulta a la pequeña ratoncita que tiene que soportar las burlas de sus compañeros hacia su nombre. Se siente avergonzada y ridícula con ese nombre que tantas risas provoca. A sus padres les parece un nombre precioso para una linda ratoncita como ella. Pero la opinión de sus compañeros pesa demasiado, hasta que una nueva maestra divertida y musical, llega al colegio con un nombre también muy muy especial.

Una delicia de historia llena de ternura, realismo, humor e inteligencia, como todas las de Henkes.

crisantemo-

  • En 1994 Kevin Henkes es reconocido con el Caldecott Honor (mejor libro ilustrado para niños publicado en EEUU el año anterior), por su libro Owen.

Owen irá pronto por primera vez al colegio y no se despega de su mantita amarilla a pesar de que ya está muy vieja; pero él no puede vivir sin ella. Sus padres ponen en marcha varios planes para hacerla desaparecer hasta que encuentran la mejor solución para todos.

No le falta ni un detalle a esta situación tan habitual entre los pequeños que se apegan a un objeto, ni siquiera la presencia de esa vecina que parece saber siempre las mejores soluciones para los demás.

owen

  • En 1996 se edita Lily y su bolso de plástico morado. Nace toda una estrella. Editorial Everest, 2006.

Lily es adorable. Con ella recuerdas y aprecias los más pequeños detalles que te han hecho feliz en la escuela y también, las situaciones más inoportunas que te hayan podido pasar. Es el libro perfecto para los maestros, de verdad. Está lleno de apreciaciones en cuanto a emociones, conductas y situaciones tanto de niños, de maestros y de padres, que nos ayudarán a ser más cómplices con la infancia.

Una historia perfecta y un homenaje a la escuela, porque ¿sabes que quiere ser Lily de mayor? Quiere ser maestra, como su profesor el Sr. Slinger.

lily1

  • Prudencia se preocupa, se preocupaba por todo: por cosas grandes, por cosas pequeñas o por cosas insignificantes. No es bueno preocuparse tanto, le decía su abuela.

Cuántos miedos e inseguridades aparecen en la infancia! y cuántos aún pueden sobrevivir a esta etapa! Está bien reconocerlos y especialmente tener cerca a quien nos aporte confianza y la tranquilidad de que todo seguramente saldrá muy bien. Esta compañía y relacionarse con iguales en tamaño e intereses, nos hará ser más alegres, valientes y felices.

Una vez más, Kevin Henkes aporta la sensibilidad y el conocimiento de momentos especiales de la infancia convirtiendo sus adorables libros en auténticos tratados de psicología infantil.

prudencia-4

Estos estupendos libros están publicados en España por la editorial Everest entre los años 2005 y 2007.

Pero Kevin Henkes ha escrito e ilustrado otros muchos libros que no están editados en España.

Entre los ilustrados infantiles destacamos La Primera Luna llena de Gatita, que en 2005 obtuvo también la Medalla Caldecott.

henkes2

También ha publicado once novelas para jóvenes. Podemos leer El océano de Olivia, Everest 2007, novela que ganó el honor de Newbery en 2004, y  Palabras de Piedra, Everest, 2009.

chrysanthemum_mouse

El buen trabajo que Kevin Henkes ha hecho como autor e ilustrador se hizo oficial cuando la Asociación de Servicios Bibliotecarios para Niños, una sección de la American Library Association, lo seleccionó para entregar el prestigioso May Hill Arbuthnot Conferencia en 2007.

Se trata de una distinción que se otorga a una persona que ha hecho contribuciones significativas al campo de la literatura infantil.

Desde Biblioabrazo, te recomendamos la lectura de sus libros ilustrados para niños y no dudarás en que ocupen un lugar en la estantería de tu biblioteca, porque son inolvidables.

Además estas historias son el ejemplo perfecto de una idea que transmitimos siempre desde aquí, y es que la literatura infantil no es sólo para los niños, también es un camino perfecto para padres y educadores en donde encontrar respuestas y que quieren ser cómplices con la infancia.

henkes

!Qué grande es ser pequeño!. Mª Jesús Jabato

21 mar

grande-pequeno-3

¿Estás loco?

¿Y tú quieres ser mayor,

tener espeso mostacho,

papeles en el despacho,

deudas y un despertador?

¿Estás loco? Es un error.

Pues yo prefiero ser chico,

que entre pitos y sonajas,

le veo muchas ventajas

a medir un palmo y pico.

Atiende, que te lo explico.

Mª Jesús Jabato nos ofrece unas cuantas razones rimadas para preferir ser pequeño a ser un señor con bigote o una señora muy señoreada.

Algunas razones que recordar: cuidar a tu mascota, jugar al fútbol y a muñecas, gastar la propina del domingo, saltar en los charcos, soñar despierto, hacer castillos de arena, disfrazarse porque sí, preguntar y preguntar, columpiarse o meterse en la cama con mamá y papá…

grande-pequeno-1

grande-pequeno-4

grande-pequeno-2

!Qué grande es ser pequeño!

Mª Jesús Jabato. Ilustraciones de Laura Esteban.

Edita Ayuntamiento de Burgos, 2011

Pinocho. Carlo Collodi y Roberto Innocenti.

18 sep

Cuando comienza el cole y pensamos en una historia de las de siempre, Pinocho aparece como protagonista.

Y si además te gusta tener a los clásicos en buenas ediciones, la editorial  Kalandraka ha mimado esta edición, que es todo un tesoro.

Carlo Collodi, italiano cuyo verdadero nombre era Carlo Lorenzini, publicó en 1881 por entregas para una revista de cuentos infantiles Las Aventuras de Pinocho, que es considerada hoy como una obra clásica de la literatura infantil.

Todos tenemos referencias de esta inolvidable historia y os animamos a leerla porque realmente es muy entretenida, divertida, conmovedora y con muchos mensajes que no han perdido interés para niños y mayores, a pesar de los más de 100 años que nos separan.

Esta edición se hace muy especial porque el ilustrador es Roberto Innocenti, uno de los grandes grandísimos, también italiano y ganador del premio Hans Christian Andersen en 2008.

Poder contar con los ojos y la mano de Innocenti en cualquier historia, es hacerla crecer aún más.

Sus ilustraciones están repletas de asombrosos detalles fruto de un serio trabajo de documentación histórica, de manera que podremos apreciar el ambiente, la cultura, objetos y personajes de la época en que se ideó la narración.

Roberto Innocenti nos permite disfrutar de las callejuelas y viejos edificios, de los atuendos y actividades de las personas, con la habilidad de colocarte como espectador desde diferentes ópticas: un picado, un contrapicado, un primer plano, una panorámica…

Había una vez…

“Un rey”, dirán enseguida mis pequeños lectores.

Pues no, niños; estáis equivocados. Había una vez un trozo de madera que no tenía ningún valor. Era sólo un trozo de leña, de los que echan en las estufas…

… Apareció en el taller de maese Antonio, conocido como maese Cereza, por su nariz colorada. Al desbastarla con su hacha, la madera habló: “No me pegues muy fuerte “.

Así comienza esta potente historia de un trozo de leña, que en manos de un carpintero, Gepetto, al que llamaban Panocha por su peluca amarilla como el maíz, convirtió en un muñeco de madera y que corrió la aventura de transformarse en un niño de verdad.

Desde el inicio, Collodi narra las aventuras dirigiéndose personalmente al lector, o lectores, porque no quiere que perdamos la atención sobre lo que le ocurrió a Pinocho, no sólo para hacernos palpitar en sus vivencias, también porque su experiencia supondrá para todos una lección de vida.

Pinocho es un muñeco de madera insolente y sin educar. Tiene poca voluntad y se arrepiente constantemente de lo que hace. No será fácil el camino de la educación; nunca lo ha sido.

Cuando siente el cariño de Geppetto, se llena de promesas: portarse mejor, ir a la escuela, aprender un oficio o ayudar a su padre… pero !son tan difíciles de cumplir!, ¿cómo resistirse a las tentaciones que le rodean?

Pinocho tampoco comprende a los adultos que en muchas ocasiones son hostiles con él:

Los niños tenemos muy mala suerte. Todo el mundo nos riñe, todo el mundo nos regaña, todo el mundo nos da consejos. Todos hablan como si fueran nuestro padre o nuestra madre…


Tiene Pinocho mucha dosis de ingenuidad e inocencia que le harán confiar en cualquier estafador que se acerque a él. De modo que en estas situaciones, Collodi hace una mezcla perfecta entre el humor y el drama, acercándose con habilidad a la realidad de la vida.

Cuando Zorro y Gato quieren apoderarse de las monedas de oro que Pinocho tiene, le comentan que:

En el País de los tontos hay un lugar: el Campo de los Milagros. Allí escarbas un hoyo pequeño y pones dentro las monedas. Lo riegas, echas una pizca de sal y al día siguiente ha crecido un árbol lleno de monedas.

¿Y qué pensáis que hizo el muñeco de madera? Pues sembró sus monedas de oro, con tristes consecuencias.



Si hay un mentiroso famoso en el mundo mundial, éste es Pinocho. Llegó a mentir tanto, que la nariz le crecía muchísimo, de modo que no podía girarse hacia ningún lado en una habitación, porque la nariz le llegaba al extremo de la pared.

Las mentiras se descubren enseguida, pues sólo las hay de dos tipos: las que tienen las piernas muy cortas y las que tienen las narices muy largas.

En el intenso viaje de Pinocho, un viaje por muchos lugares y un viaje de crecimiento personal, las aventuras y desventuras se suceden sin respiro y le acompañarán variopintos personajes, con los que aprenderá a base de sustos, de llantos o de cariños, la complejidad de las relaciones con los demás.

Conoceremos a un enorme Titiritero cubierto de pelo con un buen corazón, a un Grillo parlante, a un malvado Gato y una perversa Zorra, al Hada de los cabellos azules, a Mecha en el País de los juguetes donde son vacaciones todo el año, las fauces de un Tiburón gigante…

Y también viviremos las transformaciones del muñeco que marcarán etapas de su vida. LLega a convertirse en el perro guardián de un campesino, en un burro con enormes orejas y largo rabo al que solo le salen fuertes rebuznos, en un escolar aplicado hasta que aparecen las malas compañías…

Hay una clara intención educativa en todas sus aventuras, que salpicadas de exageraciones, humor y desdichas sin edulcorar, nos recuerdan las palabras del Grillo parlante:

! Ay de los niños que se rebelan contra sus padres y se escapan de casa! Nunca llegarán a nada en la vida y tarde o temprano se arrepentirán amargamente!.

Es Geppeto quien moldea el leño parlante y asume su paternidad. Es muy muy pobre y siempre está dispuesto a darlo todo por su hijo. Me encanta este párrafo lleno de ternura:

Geppetto que era pobre y no tenía un céntimo en su bolsillo, le hizo a la marioneta un trajecito de papel de flores, un par de zapatos de corteza de árbol y un sombrero de miga de pan.

Y también este otro, lleno de humor, cuando le pregunta el titiritero a Pinocho sobre la profesión de su padre:

¿Cuál es el oficio de tu padre?

Es pobre, gana lo necesario para no tener nunca un céntimo en el bolsillo.

Geppetto está empeñado en conseguir que su hijo sea una persona buena y con voluntad y saldrá en su busca durante largo tiempo hasta que en un naufragio, cae en el abismo de la boca del tiburón gigante (¿pensabas que era una ballena?).

En su barriga estuvo viviendo durante dos años, hasta que Pinocho le rescató.

Una mañana todo cambió y Pinocho se convirtió en un niño de verdad.

Fué un largo y duro aprendizaje para un muñeco que tuvo que aprender a vivir desde el corazón de los demás.

Cuando los niños que han sido malos se vuelven buenos, tienen la virtud de hacer felices a sus familias.

Para saber más:

Roberto Innocenti en Imaginaria .

Las aventuras de Pinocho en Cuatrogatos .

Roberto Innocenti en Biblioabrazo desde aquí y aquí .

%d personas les gusta esto: