Tag Archives: matemáticas

Cuánto cuenta un elefante. Helme Heine

18 jun

elefante-1

 Qué regalazos las bibliotecas!!

Cuando me sumerjo en ellas, las sorpresas van descubriéndose en las estanterías y en ocasiones surjen libros maravillosos editados hace años y que no es posible encontrarlos en otro lugar que no sean las bibliotecas, públicas o escolares.

Rescatarlos en Biblioabrazo es uno de los mayores placeres.

Creo que es una época de números: unos cuentan los aprobados o hacen medias para ver si llegan a la nota requerida; otros calculan sus ingresos y pagos a la hacienda pública; también se hacen cuentas planeando las próximas vacaciones y sin duda, se cuentan los días que faltan para llegar a ellas.

Cuánto cuenta un elefante, escrito e ilustrado por Helme Heine, y editado por Altea en 1982, es una curiosa y divertida historia sobre el recorrido de vida de un elefante con un gran apetito y buena capacidad para hacer matemáticas.

elefante2

Pacía de la mañana a la noche hierbas y hojas. Dormía. Se limpiaba los colmillos y bebía 100 litros de agua; y soltaba cada día un hermoso fardo grande y redondo como un balón de fútbol: una boñiga de elefante.

elefante-3

Al cumplir años, sumaba una boñiga más diaria, hasta que un día llegó a los cincuenta: !50 boñigas de elefante diarias!. ¿Lo imaginas?

Los elefantes viejos saben cuántas boñigas hace un elefante desde su nacimiento hasta los 50 cumpleaños. Hacen largas y complicadas operaciones matemáticas.

elefante-5

!Pero…! Justo a partir del 50 cumpleaños, nuestro elefante comienza a hacer una boñiga menos cada año: 49, 48, 47, 46…

Parece ser que 50, es la mitad de la vida del elefante… si haces cálculos, su vida dura alrededor de 100 años.

Creo que los cálculos matemáticos son prácticos en la vida de un elefante.

elefante-6

Si restamos cada año una boñiga, ¿qué sucederá cuando el número de boñigas sea cero?

Debes visitar una biblioteca, buscar y leer este libro.

elefante-7

Realmente Cuánto cuenta un elefante, primer libro para niños que escribió el autor, es un cuento filosófico sobre la vida, una historia para conocer mejor a los elefantes, para descubrir el uso práctico de las matemáticas, para divertirte con la imaginación del autor, disfrutar del ingenio de sus ilustraciones en negro y en definitiva, es una bonita y simpática historia.

Sobre el autor:

Helme Heine nació en Berlín en 1941. Estudió historia del arte y ciencias económicas. Viajó por muchos lugares del mundo y ha vivido en varios países: Alemania, Sudáfrica y Nueva Zelanda.

Sus libros han sido traducidos a más de 30 idiomas y ha recibido numerosos premios por su trabajo literario, entre los cuales destacan el Premio Europeo al Libro Juvenil y en 1991 el Gran Premio de la Academia Alemana de Literatura Infantil y Juvenil Volkach.

Libros del autor que podemos leer en español:
Ricardo, editorial Altea 1985; El huevo más bonito del mundo, ed. Altea;  Los Tres Amigos , ed. Anaya 2002;  El Coche de Carreras , ed. Anaya, 2003; La Liebre con la Nariz Roja , ed. Lóguez ; El Maravilloso Viaje a Través de la Noche , ed. Lóguez; Querida Felicidad, ed. Lóguez; La perla, ed. Entrelectores;  Toto, editorial Oxford.
=
=
¿No me digas que no estás haciendo cuentas ahora mismo para algo que te ronda en la cabeza?
!Las matemáticas nos persiguen!
Mucho mejor, llevarse bien con ellas :)
=
=

La rebelión de los números. Antonio de la Fuente Arjona

15 may

larebeliondelosnumeros

Qué poco habituales son las lecturas de teatro, y qué divertida y dinámica es esta obra que proponemos hoy.

Apuesta por el teatro como lectura colectiva en el aula. Es importante elegir una obra que nos guste y hacer una lectura previa personal antes de realizarla en voz alta. La participación y las ganas de hacerlo bien están aseguradas entre los lectores.

¿Y si además combinamos teatro y matemáticas?

!Te sorprenderá gratamente el resultado!!

Sin-título-1

Antonio de la Fuente Arjona, actor y autor de novelas, teatro y cuentos, tiene un ambicioso plan: el teatro como una herramienta educativa en la escuela.

Recluido en la intimidad del aula, despreocupado del aplauso del público y liberado de artificios (luces, decorados y demás zarandajas técnicas), el teatro, sin evitar lo lúdico, se adentra en lo pedagógico. Allí donde lo importante pasa a ser la vivencia y no la exhibición.

Se abre una doble vía, una doble puerta a una fantástica aventura circular: ¿iniciarse en el mundo teatral estudiando? o ¿estudiar mientras se hace teatro?

Sin-título-2

OCHO: Es cierto.

DOS: Ya nadie nos quiere.

SIETE: Las matemáticas y los números siempre han sido un problema para todo el mundo: para los niños y los mayores, para las mujeres y los hombres, da igual, nadie nos quiere.

CUATRO: (Alarmado) ¿Los niños tampoco?

SIETE: !Uf, los niños! Esos los que menos, para ellos las matemáticas son un rollo.

CINCO:  Un aburriemiento.

SIGNO X: Un lío.

NUEVE: Nos odian.

CERO: A mí ni me entienden.

SIETE: No saben que sin las matemáticas el mundo no funcionaría.

UNO: ¿Y qué vamos a hacer?

Esta es la historia: los números deciden hacer una rebelión juntos para demostrar a los niños, y a los mayores también, cómo las matemáticas están en nuestra vida cotidiana y son necesarias para casi todo.

Cada vez que alguien desprecie a las matemáticas, los números irán desapareciendo de los relojes, las calculadoras, de las páginas, los teléfonos, de los autobuses… !el mundo será un caos!

Sin-título-3

Antonio escribe esta obra bien cargada de humor: hay muchos momentos de risas y sonrisas; es muy dinámica y en cada escena los acontecimientos se suceden de manera sorpresiva; además, hay una inferencia constante al lector o al espectador, haciéndole partícipe de los acertijos que deben resolver en cada escena sumando kilos, sustituyendo letras por números, averiguando horas o descubriendo polígonos.

Una obra de teatro llena de entretenimiento, espíritu crítico, fantasía, aventuras, realidad, verdad, emoción, imaginación y algo de rebeldía.

Es una propuesta muy interesante para leer, para dramatizar, para hacerse un poco más cómplice de las matemáticas sin perder rigor pedagógico y sin duda, para hacer una puesta en escena.

Si te animas a representar La rebelión de los números, de Ediciones de la Torre,  se lo cuentas a Antonio de la Fuente Arjona, que le va a gustar.

Las ilustraciones son de Juan Manuel García Álvarez.

Poner orden con arte.

24 mar

Viendo y disfrutando el trabajo de Ursus Wehrli desde Una mosca en la luna, recuerdas la necesidad del orden en la vida diaria y en momentos especiales: en estos días antes de las vacaciones se pone orden en la biblioteca escolar, tan necesario para localizar los libros, y durante los días de vacaciones a muchos les gusta poner orden en los armarios de la casa, por poner un ejemplo.

Los criterios para ordenar un conjunto de elementos pueden ser muy diversos, y así le parece a Ursus que debiera colocarse esta biblioteca.

MAIN

3.3.BucherregalSuhrkamp3

Ursus es suizo y en su país son especialmente felices con el orden: los trenes siempre llegan a la hora y los relojes son de una precisa puntualidad. Es cierto que el orden nos facilita la vida.

Practicar el orden es también un ejercicio matemático de clasificación y ubicación necesario para lograr un pensamiento lógico desde las primeras edades. Un ejercicio matemático que realizamos constantentemente en nuestra vida diaria al colocar los cubiertos en el cajón, las herramientas en la caja, los lápices en el estuche, las piezas de un dominó o los elementos de nuestra colección.

Os animamos a sonreir y compartir estas imágenes que pueden ser la chispa no solo para conocer el trabajo sobre el arte de este artista, también pueden provocar divertidos ejercicios matemáticos.

02   waescheleine_geordnet

pool1

pool2

sopa1

sopa2

ursus-wehrli-4

ursus-wehrli-5

ursus-wehrli-8

ursus-wehrli-9

  • Si quieres saber un poco más sobre el trabajo de Ursus Wehrli, puedes escucharle en esta conferencia en TED.

Versos para contar. Carlos Reviejo y Gusti

24 ene

Cuando hemos visto que este año se celebra el Año de las Matemáticas, nos han faltado dedos para contar sonrisas, porque nos encantan los números, las estimaciones, las medidas, la lógica, las figuras, las clasificaciones y seriaciones, el cálculo… y no perdemos oportunidad para hacer más amable esta ciencia que siempre nos trajo de cabeza.

versos-para-contar-9788467553659

Un desfile numeral

Con este desfile

terminamos ya.

Marchando, deprisa,

los números se van.

Primero va el Uno,

que es el general,

porque de los números

es el mandamás.

El Dos es un cabo,

y el Tres, capitán.

El Cuatro y el Cinco

desfilan detrás.

El Seis con el Siete

no paran de hablar.

El Ocho está cojo

y no puede andar.

El Nueve les dice:

- !Más formalidad!

Y el Cero, enfadado,

rodando se va.

versos-contar-2

Carlos Reviejo hace en este libro de versos, editado por SM e ilustrado por Gusti, un homenaje a las cantidades.

Pero no sólo a los Números, también y con mucha gracia, encontramos esos momentos de la vida cotidiana en que las matemáticas se hacen presentes casi sin darte cuenta:  en la personalidad del número 13 , en las cartas de una baraja o en el dado del juego de la Oca, en las caras de la Luna, en la cuenta de las monedas, en las horas del reloj, en las patas de un ciempiés o en las infinitas estrellas del cielo y también, en esas que no puedes contar… los picos, los tantos, montones o puñados.

versoscontar-3

Comenta Carlos Reviejo, que su larga experiencia como maestro le ha hecho tomar conciencia de que a los niños les encantan los versos y que a través de ellos llegan fácilmente a ciertos conocimientos, además de que se crea un gusto por la palabra sonora que ayuda a formar futuros lectores.

Y con estos Versos para contar abrimos un poco más la puerta a las matemáticas desde pequeños para hacerlas más guapas, divertidas, sorprendentes, prácticas, interesantes y comprensibles.

versos-contar-1

  • Carlos Reviejo, poeta y maestro, siempre está entre nuestras lecturas. Ni un año dejamos de recitar cualquiera de los poemas de Dragonalia, que es un tesoro poético.
  • Si quieres echar un vistazo a la selección de Libros de Números realizada desde Biblioabrazo, solo tienes que pulsar AQUÍ.

=

Día Mundial de las Matemáticas

3 mar

Un deseo disfrutar con las matemáticas.

Las matemáticas son pura vida, nos acompañan desde pequeños y están inmersas en nuestra realidad más cotidiana, y sin embargo, a veces resultaron para algunos tan extrañas, que empezaron a alejarse, lejos, lejos… que no había quien las entendiera.

Una de las mayores suertes, es tener un profe que te haga descubrir el gusto por las matemáticas, perderle el miedo a los números, sacarlas del libro de texto para verlas cómo te acompañan cada día: en las compras, en el calendario, en el reloj, en la cocina, en la confección, en los juegos…

  • Y en la biblioteca escolar o personal, hacerle un buen hueco a las mates. Desde aquí, puedes ver una selección de libros sobre los números para leer, aprender, mirar y contar.
  • También puedes animarte a hacer tu propio libro de números, como éste que hicimos desde aquí.

  • Aprende a contar con objetos de casa y de la naturaleza con nuestras matemáticas caseras, desde aquí y desde aquí también.

  • Y hasta puedes montar una exposición de números hechos con libros, como los que verás desde aquí.

Tengo apuntado que el día 1 de marzo es el Día Mundial de las Matemáticas, y también que el día 12 de mayo es el Día Escolar de las Matemáticas, pero cuanto antes haya una referencia para manipular y jugar con ellas, pues mucho mejor.

Que luego se van lejos, lejos…

Imagen: Etsy

=

=

Matemáticas caseras.

24 mar

El hilo de las matemáticas es largo y muy muy divertido.

Hemos hecho una buena selección de Libros con números, hemos aprendido a Contar con frutos del otoño, y ahora, compartimos otros materiales caseros realizados con objetos de desecho para contar y asociar números a cantidades.

Y siempre, acompañados de un buen libro.

 

  • Contar con legumbres:

Con la mitad de una huevera, pegamos en el fondo de cada concavidad una pequeña cartulina redonda con un número. Puedes hacerlo del 1 al 12, o bien, escoger sólo algunos números, del 1 al 6, y repertirlos.

Con judías blancas, habichuelas o garbanzos, contar y colocar las cantidades que se indican en cada espacio.

Para guardar las legumbres, una caja o bote de chicles, caramelos…

 

 

 

 

  • Memory con tapones:

Recogemos los tapones de botellas o bricks.

En el interior, encajamos o pegamos cartulinas pequeñas redondas con los números, formando parejas iguales.

Sólo nos queda ponerlos boca abajo y jugar a levantar y memorizar el lugar de cada número.

 

 

 

  • Domimó con estropajos de color:

Con estropajos de colores, que encontrarás en los chinos, recortamos por la mitad cada estropajo.

Con un rotulador grueso, dibujamos los puntos en las fichas del dominó.

Les encanta hacer el tren del dominó y podemos poner las normas que más convengan según la madurez del grupo o del niño.

 

 

 

  • Contar con tapones:

Desprendemos los tapones enteros de los bricks de leche.

Limpiamos bien los tapones y sobre un cartón grueso que hayamos decorado previamente, pegamos con superpegamento los tapones.

Sobre cada rosca dibujamos con rotulador permanente los puntos. Y sobre el cartón, al lado de cada tapón, el número correspondiente.

Desenroscamos los tapones y enroscamos relacionando cantidades con números.

Esta actividad de tapones la hemos aprendido del blog Reciclando en la escuela y tiene muchas variantes interesantes.

¿A que está el asunto entretenido?

¿A quién se le ocurre no saber contar, con las margaritas que están esperando deshojar esta primavera?…

Ya os contaremos algunas cosillas más… ;)

 

Avellanas, castañas y bellotas para contar.

7 mar

El otoño nos dejó muchos regalos que continúan con nosotros: avellanas, castañas, bellotas… y a los que les hemos sacado un gran partido.

Ahora que hemos tirado del hilo de los números, queremos compartir estos materiales caseritos.

Acompañamos las lecturas con números con muchas actividades para contar, clasificar, seriar, componer y descomponer cantidades. Estas lecturas forman parte de manera indispensable en nuestros aprendizajes.

 

  • Con avellanas:

 

Pintamos con témperas el culete de las avellanas de diferentes colores.

 

Utilizamos diez colores diferentes, y asignamos a cada color una cantidad de avellanas determinada del uno al diez: una blanca, dos verdes, tres azules…

 

Con unas tarjetas de números del uno al diez que andaban rondando de caja en caja, las reutilizamos para asociarlas a este juego con avellanas. Además de las posibilidades de jugar contando sólo con los frutos, casándolos con las tarjetas ampliamos las experiencias.

 

Asociamos las tarjetas a la cantidad de elementos, buscamos el número de frutos que indican las tarjetas y además, escribimos en un papel los números y la cantidad de avellanas.

Sólo nos queda decorar un poco una caja pequeña para guardar en ella las avellanas cuando hayamos terminado de jugar y aprender.

 

  • Con castañas:

Este brillo de castaña es de noviembre. Ahora están un poco más apagadas, pero siguen siendo útiles. ¿Cómo?

 

Perforamos cada castaña con un punzón largo para atravesarlas con un hilo de plástico de color .

Hacemos collares con diferentes cantidades de castañas. Jugamos a contar, a escribir el número, a ordenar de mayor a menor, de menor a mayor, a sumar cantidades con otro collar…

 

  • Con bellotas:

De ellas, aprovechamos el gorro o boina  de la bellota para este juego de números.

 

Pintamos los gorros con témperas de color y cuando estén secos, quedarán mejor si los barnizas pues no se desteñirán con el uso o el agua.

Recopilamos tapas de los botes de cristal que pintamos por la parte inferior. En cada tapa escribimos un número.

 

 

Repartimos las tapas a un grupo de niños, que juntos deberán poner en ellas el número de gorros de bellota que se indican. También lo hacemos de manera individual.

Nos gusta contar una pequeña historia, en la que cuando aparece un número, hay que colocar las boinas en la tapa que le corresponde. Una historia que puedes inventar sobre la marcha:

Había una vez, un pequeño zorro que llevaba en el bolsillo del pantalón siete piedras, (hasta que no se terminen de colocar bien los elementos no se continúa). Eran unas piedras maravillosas que cuando les daba la luz, se hacía el arco iris.

Cuando llegó a casa, sacó las piedras y vió que solo tenía cuatro (colocar las boinas en las tapas), y descubrió que tenía un agujero en el bolsillo

La historia continúa hasta donde tú quieras.

 

 

Cuando terminamos de jugar, guardamos los gorros de bellotas en una caja de chicles que hemos decorado con números .

Los repuestos de casi todos estos juegos puedes encontrarlos en las tiendas de alimentación o esperar al otoño siguiente y salir al campo a recogerlos.

Esto sin duda, es lo más económico y divertido ;)

 

 

%d personas les gusta esto: