Tag Archives: miedo

El misterio del gato negro. Beatriz Osés

5 feb

 15782_136912669798609_914591032_n

Acabo de leer El misterio del gato negro, de Beatriz Osés e ilustrado por Ester García, dos mujeres muy queridas desde Biblioabrazo.

Es el primer libro con el que se inaugura una nueva línea editorial, Tigres de papel,  apadrinada por el escritor Eliacer Cansino y destinada al público infantil y juvenil que impulsa la Editora Regional de Extremadura . Aplaudimos con ganas esta buenísima iniciativa.

Pues el libro se presenta el próximo 7 de febrero en la Biblioteca Juan Pablo Forner de Mérida con una puesta en escena muy especial. Hace días que recibimos un ejemplar así que, casi casi que estamos entre los primeros lectores.

Black cat6

Con este sugerente título, El misterio del gato negro, Beatriz Osés nos adentra en una historia de intriga cargada de suspense y de miedo, en donde Fabio, el joven protagonista, ocupa la habitación de su nueva casa en donde vivió una chica que desapareció misteriosamente hace cinco años, Irene Conti y a la que siempre acompañaba su gato, su gato negro.

Black cat2

Ni imagináis cómo se enreda la historia y las cosas increíbles que suceden que  desde luego te pone los pelos de punta. Es verdad que a los chicos de ahora nada parece darles miedo y aunque se encogen, pronto se toman a risa cualquier historia tenebrosa; pero algunos nos creemos las historias más inverosímiles de miedo que nos hacen taparnos con las sábanas hasta las orejas.

Si te gusta el misterio, el suspense, los sustos y no te importa mucho que aparezca algún fantasma o algún muerto… ésta es una buena historia para tí.

Para leerla y después contarla en una reunión nocturna con amigos. Serán todo oídos y si me tienes muy cerca, terminaré aprentándote muy fuerte el brazo. Seguro.

Black cat7

Una historia de fantasmas

26 oct

Los fantasmas son seres extraños. Viven en los castillos y en los libros. Salen de noche y danzan sobre las tumbas húmedas de los cementerios. Todos los sepultureros los han visto alguna vez, o han creído verlos. Dicen que su respiración es tan leve que puede confundirse con la lluvia, con el viento o con la niebla. Hay que estar muy atentos para escuchar cómo hacen temblar los ramitos de flores secas.

El libro de los fantasmas. Nelvy Bustamante

Ilustración de Soliloquio

El fantasma es uno de los personajes de miedo que nos gustan.

Sí, asustan… pero tal vez un poco menos. Es verdad que con un buen fantasma puedes zurrarte de miedo, pero también los hay que están llenos de ternura y de humor.

Imagen de Maxi Muñoz

Hablar de los personajes que nos asustan ayuda a perderles un poco el miedo y si además le ponemos un toque de humor, el asunto se pone mejor. Y de eso se trata, aprovechando estos días en los que nos gusta jugar con el miedo. Aunque hay quienes no renuncian a sentir el escalofriante momento del terror.

Hablaremos de fantasmas. Y leer, dibujar, escribir, disfrazar, pintar, coser y ver cine de… fantasmas!!.

¿Te apuntas a esta fiesta?


Cumpleaños de Juanita fantasma

=

Algunas propuestas  :

  • Lectura de libros y relatos en donde los fantasmas son protagonistas. Escogemos de la biblioteca escolar o pública, libros de fantasmas y en una bolsa fantasmal, llevarlos, presentarlos y hacer lecturas en voz alta, o mejor… bajito.

Idea de marthastewart

 

  • Selección de lecturas: recomendamos algunos fantasmas como buena compañía para diferentes edades.

=

=

  • Nunca olvidamos nuestro lado de escritores y seguramente que estas lecturas nos inspirarán para hacer El Libro de los fantasmas.

Encuadernamos las páginas del libro con forma de fantasma y en el que cada participante escribe adivinanzas, rimas o historias de un minuto sobre fantasmas. Así nos está quedando:

=

=

  • Un poco de ambientación siempre viene muy bien. Estas guirnaldas de fantasmas son especialmente bonitas y en manualidades infantiles nos cuentan cómo hacerlas con detalle.

 

 

  • Otra idea que nos ha cautivado y la hemos reciclado en esta ocasión para jugar a las adivinanzas de los sustos de fantasmas:

Idea de papercrane

Hemos hecho los fantasmas con cartulinas blancas. Muy fáciles: tomamos la medida del tarro, doblamos la cartulina para unirla con papel celo y formar un tubo; dibujamos en la parte superior la forma de la cabeza del fantasma y recortamos.

Buscamos o inventamos adivinanzas de personajes de miedo. Las escribimos en papeles. Hacemos el dibujo de la solución para ponerlo dentro o pegado en un tarro de cristal.

Tapamos los tarros y jugamos a adivinar el personaje que hay bajo el fantasma. A ver si adivinas ésta:

Nunca bebe limonada

sino una bebida roja.

La luz no le gusta nada

y el ajo le da congoja. ¿Quién es?

=

=

  • Y no olvidéis las sábanas para disfrazaros de fantasmas !!

UUUUUUhhhhhhhhhhhh

Ilustración de Adelchi Galloni

La leyenda de Sleepy Hollow. Washington Irving y Arthur Rackham

30 ago

Trasteando en una curiosa librería en donde venden libros usados y antiguos con ese saborcillo de andar al encuentro de algún tesorito, me decido por este libro debido a tres razones: una, el autor ; dos, el ilustrador; tres, el título.

Me gusta cómo suena el título. Conozco al autor, sé que es un gran escritor. Me encanta el ilustrador, es un clásico al que siempre hay que mirar.

La leyenda de Sleepy Hollow, de Washington Irving, ilustrado por Arthur Rackham y de Ediciones Libertarias.

Y quedo encantada con la lectura. Por eso lo comparto aquí.

Washington Irving, neoyorkino nacido en 1783 y hombre lleno de curiosidad que se dedicó a la abogacía, a la diplomacia y especialmente a la escritura, fué además un gran viajero que conoció muy bien culturas diferentes, entre ellas la española.

Capta en su escritura el espíritu romántico americano creando ambientes fantásticos como en la Leyenda de Sleepy Hollow: una narración breve que corta la respiración.

Irving fue de los primeros escritores norteamericanos que escribió cuentos cortos y también de los pioneros en el uso del humor y la sátira como ingrediente literario.

¿Sabes dónde está enterrado Washington Irving?

En el cementerio de Sleepy Hollow, en Nueva York.

Las noches de verano se prestan a la tertulia y a compartir narraciones. Nunca faltan las leyendas y los cuentos de miedo que tanto nos gusta escuchar y que luego pasan factura cuando te encuentras solo y tienes que levantarte para marcharte… ¿te suena esto?.

Pues de esto tiene mucho la Leyenda de Sleepy Hollow.

Sleepy Hollow ( Vaguada Soñolienta), es un pequeño y tranquilo valle en el Estado de Nueva York habitado por descendencientes holandeses. Son dadas estas gentes a toda especie de creencias maravillosas y propensos a visiones, especialmente a la aparición de una figura a caballo desprovista de cabeza. A este espectro se le conoce en los hogares de todo el valle como el Jinete Decapitado.

Vive allí un personaje singular: Ichabod Crane. Es el maestro del valle: serio, firme y justo en su profesión; pobre pero elegante decadencia en el vestir; poco agraciado físicamente pero que hábilmente logra las atenciones de los lugareños pues se prodiga en favores y en el buen trato con hombres y mujeres. Es culto, le gusta el canto y narrar leyendas tradicionales con gracia y embrujo.

Una de sus alumnas de canto es Katrina, hija del viejo y rico labrador holandés Baltus Van Tassel. Y el maestro, queda enamorado de esta lozana muchachita, rolliza como una perdiz, tan en sazón y tan sonrosada como uno de los melocotones de su padre y universalmente afamada no ya por su belleza, sino por sus inmensas expectativas.

Pero el pedagogo tiene un rival en el amor nada fácil: Brom Van Brunt, conocido com Brom el Huesos. Un hombre corpulento, fanfarrón, fuerte, audaz, festivo, arrogante y lleno buen humor.

El desenlace de esta disputa de amores llegará una noche oscura y llena de sombras, tras una fiesta en la finca del rico padre holandés y en la que no faltaron, ya entrada la noche, las narraciones de leyendas sobre cortejos fúnebres, lamentos en los bosques, apariciones de mujeres perecidas y cómo no, sobre el fantasma predilecto de Sleepy Hollow, el Jinete sin Cabeza, que ataba por las noches su caballo en las sepulturas del cementerio de la parroquia.

No contaremos mucho más porque será mejor que se te erice el pelo leyendo la historia y termines con una sonrisa dibujada en la cara;  sólo añadir que lo que le sucedió a Ichabod, el maestro, forma ya parte de las historias predilectas que se cuentan en la vecindad en las largas veladas alrededor del fuego.

Una de las sorpresas en esta lectura es el estilo y el tono de la narración.

Irving se prodiga en descripciones detalladas tanto de paisajes, personajes como de elementos secundarios, aderezadas con un rico vocabulario que en ocasiones ralentiza la lectura para ganar profundidad en la intensidad del ambiente.

El narrador logra un nivel de complicidad importante con el lector utilizando el humor y la ironía que no dejan de provocar constantes sonrisas.

Una lectura desbordante de calidad en la escritura y la ilustración.

Arthur Rackham, nació en 1867 en Londres y trabajó como dibujante en el Westminster Budget, lo que le permitió su total dedicación al arte durante más de cincuenta años.

Ilustró revistas, relatos de Shakespeare y obras tradicionales como Peter Pan en los jardines de Kesington, Alicia en el País de las Maravillas o los Cuentos de Hadas de Hans Andersen.

Sus ilustraciones son inconfundibles por sus ambientes mágicos, tocados de un halo misterioso e inquietante y una sobrada habilidad en el dibujo.

Descubrir esta lectura ha sido un placer.

Al buscar información sobre esta historia encuentro que ha sido objeto de algunas adaptaciones al cine y que no está mal saber de ellas, aunque nunca nada como sumergirse en la lectur original. Esto no lo dudes.

  • Disney hizo esta animación para niños. Me parece que es simpática.

  • Tim Burton, al que le encantan las historias misteriosas, también hizo una adaptación al parecer bastante alejada de la historia original y a la que tituló con el mismo nombre: La leyenda de Sleepy Hollow.

25 cuentos populares de miedo. Ana Cristina Herreros

4 nov

 

Comenta Ana Cristina Herreros, que existe una teoría antropológica que dice que los seres humanos se perpetuaron porque de pronto ante el fuego alguien comenzó a contar un cuento. A partir de allí, los seres humanos comenzaron a cazar juntos, y sumando la fuerza de los individuos consiguieron evolucionar.

Encontrarás en este libro 25 cuentos populares que han asustado desde siempre a niños y niñas de España, Laponia, Palestina, Sudáfrica, Argentina o el Japón, magníficamente ilustrado por Jesús Gabán y editado por Siruela.

Quizá te asuste un poco leerlo, porque dentro se encuentran personajes muy muy malos: El hombre del saco, el diablo, la muerte, vampiros o gigantes de un solo ojo que matan ovejas y cerdos y se los cuelgan alrededor de la cintura como si fuesen un adorno del cinturón.

 

 

Realizarás misiones dificilísimas, como buscar la vida en un huevo que se encuentra muy lejos, en un mar donde hay una isla; en la isla hay un tonel; dentro del tonel, una oveja; dentro de la oveja, una gallina; dentro de la gallina, un huevo y dentro del huevo, es donde se encuentra la vida de un gigante.

 

Vivirás la angustia de un padre que deberá entregar sus tres hijas a un monstruo. Con él tendrán todo lo que deseen, pero… no podrán entrar en una de las habitaciones del castillo y … ¿crees que podrán resisitir la curiosidad a pesar de todo?

 

Esto es lo bueno que tienen los cuentos tradicionales populares. Son auténticos, crueles y justos, sin miramientos. El tiempo les ha hecho permanecer y continuar vivos con las mejores fórmulas para los oyentes.

Con ellos te adentras siempre con un buen comienzo : “Puede ser verdad, puede que no lo sea, pero había una vez una vieja muy vieja…”

Y te dejarás llevar por la imaginación de quien los inventó, tal vez con la canción de algún ogro feroz:

Soy el viejo ogro carnicero

y os devoraré a todos enteros,

A tu padre y a tu madre me comeré,

y contigo los morros me limpiaré.

Pero no te preocupes, no son reales: se quedan dentro del libro en cuanto lo cierras.

El trabajo que está haciendo Ana Cristina Herreros sobre la literatura tradicional es estupendo. Ella es investigadora de la tradición oral y activa contadora de cuentos,  autora de publicaciones como ‘¿Qué podemos hacer para contar un cuento?’, ‘Ideas para ser un buen cuentista’ , ‘Cuentos populares del Mediterráneo’, “Libro de monstruos españoles” o ‘Libro de brujas españolas’.

Muchas de sus buenas ideas las cuenta en esta entrevista publicada en Pizca de papel, desde aquí.

 

%d personas les gusta esto: