Tag Archives: navidad

Tiempo de Navidad

29 dic

Hoy traemos un tiempo de Navidad desde Internet para ver y hacer en estos días.

  • Un corto precioso:  Sí, Virginia… existe Santa Claus.

Francis P. Church, director asistente del diario “The New York Sun”, escribió uno de los editoriales más famosos en la historia del periodismo. Fue publicado el 21 de diciembre de 1897, como respuesta a la carta de una niña.

Querido director: Soy una niña de ocho años. Algunos de mis amiguitos dicen que no existe Santa Claus. Papá me dice “si lo lees en The Sun será así”. Por favor, dígame la verdad: ¿existe Santa Claus? Virginia O’Hanlon. 115 West, Calle 95. New York.

=

=

Nos encantan esas tardes de tijeras, pegamento y lápices de color…

adornos-navidad1=

nativityset_photo

=

nina_gingerbread house

=

  • Ya tienes los regalos: ahora puedes envolverlos de manera divertida y original con la ayuda de Mommo

mr_wonderful_envolver_regalos_para_los_peques_019

=

reindeer-prints-6

=

tarjetas

=

biblioabrazo-nieve

Cartas de Papá Noel. J.R.R. Tolkien

22 dic

Como cada año, la Navidad llega a Biblioabrazo.

Y no podía ser de otro modo, porque detrás de cada Navidad están las miradas y sonrisas de los niños, y la familia que abriga en cada casa.

cartasPN-9

No pueden faltar los libros en las listas de regalos y los momentos de lecturas en estos días sin rutinas, entre el calor de las mantas de la cama en horas inhabituales, en el de las chimeneas de cualquier rincón o alrededor de las faldillas de la mesa.

Es posible que la literatura pueda salvarnos de naufragios personales, más notables en estas fechas en que las ausencias se hacen evidentes. Por eso hoy, nos sumergimos entre las páginas de un clásico que no envejece porque cada vez que un nuevo lector se asoma a ellas, encuentra frescura.

Un clásico que es homenaje a un padre que disfrutaba con la alegría, el misterio y la sorpresa de cada Navidad, enviando cartas a sus hijos  haciéndose pasar por Papá Noel.

cartasPN-1

Cartas de Papá Noel

J.R.R. Tolkien

Editorial El Aleph, 2006.

Para los hijos de J.R.R. Tolkien, el interés y la importancia de  Papá Noel iba más allá de la mera recepción de regalos en los calcetines que habían colgado en la chimenea en Nochebuena, pues les escribía una carta todos los años en la que describía mediante palabras y dibujos su casa, sus amigos y los pormenores, divertidos y preocupantes, de la vida en el Polo Norte.

cartasPN-2La primera de esas cartas llegó en 1920, cuando John, el mayor, tenía tres años; y durante más de veinte años, a lo largo de la infancia de los otros tres hijos (Michael, Christopher y Priscilla), continuaron llegando todas las Navidades.

A veces en sobres, con restos de nieve en polvo y sellos del Polo, aparecían en el comedor la mañana siguiente a su visita, otras veces las traía el cartero. Y las cartas que los niños escribían a Papá Noel, se esfumaban por la chimenea sin que nadie se diera cuenta.

cartasPN-10

Desde la Casa del Acantilado, en la Cima del Mundo, muy cerca del Polo Norte,  Papá Noel ponía al día a los chicos con letra temblorosa de pequeñas aventuras que habian sucedido en la preparación de los regalos.

Y no estaba solo: muy cerca estaba Oso Polar con sus travesuras, los desagradables trasgos, elfos de la nieve, gnomos rojos, muñecos de nieve… como acostumbra la imaginación de Tolkien, aunque fuese en cortas cartas, un mundo lleno de personajes curiosos y sorprendentes.

Tolkien además hace este mundo visible a través de sus maravillosos dibujos; llenos de detalles en los que representa la aventura de ese año, los nuevos amigos, el paisaje nevado, la casa decorada con pinturas en la pared.. .

Un dibujo cada año.

   cartasPN-3 cartasPN-4 cartasPN-5 cartasPN-6 cartasPN-7 cartasPN-8   cartasPN-11caratasPN-13Os aseguro que he disfrutado leyendo estas cartas sencillas, divertidas y sobre todo muy entrañables, sabiendo que era el juego de un padre cariñoso. Me hubiese gustado haberlas leído años atrás.

Le contaba todo lo de este libro a mi hija, que ha cumplido 22, y me respondió: Qué suerte que me cuentes todo esto!!

Me gustó mucho. Le dije que no se alejara nunca de la literatura infantil, que muchos adultos no vuelven a ella y sin embargo en ella, siempre hay tesoros que encontrar.

Os deseo felices lecturas en Navidad.

cartasPN-12P.D.: Gracias a Manoli, Mª José y Paloma, por este ragalo.

Carta del abuelo a los Reyes Magos. Juan Farias

5 ene

Carta del abuelo a los Reyes Magos

    Melchor, Gaspar y Baltasar. ¿Por qué no he de creerlo, hijo? Un amigo mío les pidió la Luna reflejada en un charco y se la han traído.

     Cuando yo tenía seis años y era pobre, les pedí un juguete. Me trajeron el mar. Papá, tan asombrado como yo, dijo: nunca había visto nada tan grande ni tan divertido.

     Otro año, les pedí otro amigo y así seríamos siete, cinco en la cancha y dos en el banquillo, por lo que pudiera pasar. Les pedí un amigo de un metro y mucho de alto, todo un pívot.

We 3 Kings of Orient

    

Cuando vuelva a ser niño, a la hora de pedir, en la noche de los prodigios, pediré que me dejen tener un perro, que a mamá, el día 24 de todos los meses, aún le queden dos panes en la despensa y que papá vuelva a casa y sonría.

     Cuando sea niño, a la hora de pedir, pediré que los mapas políticos cambien por las buenas, que cada uno pueda colorearlos como quiera, con los colores que más le gusten y que todos quepan en el mismo libro.

     Mi padre, hijo, pedía los vientos de marzo, las lluvias de abril, las amapolas de junio, ver madurar el trigo y que el alcalde fuese un hombre honrado.

     Cuando sea niño, a la hora de pedir, pediré motivos para cantar contento, que la niña del pomar vuelva a sonreírme, que nazcas tú, pediré una canción, una sonrisa y un beso, un amigo y, en todo caso, hijo, un vaso de buen vino.

     Cuando sea niño, a la hora de pedir, pediré cosas que no se rompen, ni se oxidan, ni aburren, cosas que se quedan en la memoria, en tanto vuelva a ir de niño a viejo y para siempre, seguro que por los siglos de los siglos. Amén.

     Esta es la carta que mi abuelo escribirá a los Reyes Magos cuando vuelva a ser niño.

Juan Farias

Grecascirculos

Hemos hablado en muchas ocasiones de Juan Farias en Biblioabrazo porque nos gusta lo que escribe, lo que nos cuenta y cómo llega a nuestro corazón y a nuestras ideas.

Juan Farias fué un gallego marinero y escritor de lo cotidiano que siempre perdura, como lo que acabamos de leer.

=

Calendario de Adviento.

18 dic

Esta idea del calendario de Adviento que ha llegado a nuestra cultura es muy divertida, siempre que cada día del mes haya una propuesta o sorpresa para todos.

Recogemos las felicitaciones que habíamos recibido las navidades pasadas porque las vamos a utilizar para nuestro calendario.

Abrimos con cuidado una bolsa grande de papel, de esas de alguna tienda de moda, e igualamos bien los bordes con precinto adhesivo formando un gran rectángulo que colgaremos en la pared.

Sobre la parte sin publicidad de la bolsa, iremos colocando los bolsillos de papel que hemos realizado para los primeros 25 días del mes.

Hemos hecho cada bolsillo con una hoja de papel de color y sobre el centro, hemos adaptado y pegado una felicitación de navidad en la que hemos puesto el día del mes.

Este sería el modelo para hacer el bolsillo de papel.

Ahora llega el momento de imaginar para sorprender, pues cada día debe llevar una propuesta:

hoy cantamos un villancico o pintamos con pinceles;

también podemos aprender unos versos o encontrarnos algo para sortear;

¿y si hacemos felicitaciones caseras?; alguien propone que leamos un cuento de Navidad;

otro día pondremos adivinanzas y que no se nos olviden las gominolas para todos…

!! FELICES NAVIDADES !!

============================================

Cuento de Navidad. Charles Dickens y Roberto Innocenti.

23 dic
 
 
Cuento de Navidad, de Charles Dickens (1812-1870), es una de las obras clásicas de la literatura universal. Considerado el relato de la Navidad por excelencia, volvemos a elegir la editorial Lumen, edición de 1990, en la que las extraordinarias ilustraciones de Roberto Innocenti, convierten en un auténtico placer esta lectura. 
 
Nos sumergimos en  la lectura de la escalofriante y fantástica historia del avaro Scrooge y el descubrimiento del espíritu navideño.
 
 
Londres. Estamos en plena revolución industrial, época victoriana, en la que convivían la más absoluta pobreza con algunas pequeñas y medianas fortunas. Un invierno frío, cubierto de nieve, de mendigos y de un hambre capaz de provocar la parte más animal de algunos seres humanos.
 
Y aquí nuestro protagonista, el señor Scrooge, hombre de negocios. Viejo y avaro; duro y cortante como el pedernal; solitario; nadie le paraba nunca en la calle para decirle con alegría: ¿ Cómo está usted, mi querido señor Scroogle?.
 

Pero sí había personas a su alrededor con ganas de compañía y compartir con los demás su alegría. Ante la idea del espíritu de navideño, Scrooge sólo tenía una respuesta :

!!Paparruchas !!.

Su sobrino le reclama en estos días un poco de afecto:

…” La Navidad son unos días de bondad; días amables, de perdón, de caridad y de gozo. Son los únicos días de todo el calendario en los que, que yo sepa, hombres y mujeres parecen dispuestos a abrir libremente sus cerrados corazones… “

 
Dickens escribe esta pequeña historia en 1843, y a través de sus personajes toca la conciencia de los lectores tan hábilmente, que sigue llegando su mensaje cada Navidad. Un mensaje que no pierde actualidad.
 
Scrooge  recibe la visita del fantasma de su socio muerto hace siete años, Jacob Marley, quien le avisa del acoso de tres espíritus más extraños en la noche, cuando el reloj marque las doce.
 
¿Qué pretenderán estos espíritus? Pues hacerle ver en qué ha convertido su vida, llena de soledad, avaricia, desprecio y desamor.
 
 
 
 
El espíritu del Pasado le hace recordar a Scrooge su vida infantil y juvenil. Era un niño solitario entregado a la lectura… Alí Babá, Robinson Crusoe… Su trabajo de aprendiz y el gran y alegre corazón de su jefe, del que Scrooge comenta:
 
” Tenía la posibilidad de hacernos felices o desgraciados, de hacer que nuestros servicios resultaran ligeros o pesados: un placer o un castigo. Dirás que esa posibilidad sólo se basaba en palabras y en  miradas, en cosas tan insignificantes y livianas que resultaba imposible sumarlas y contarlas. ¿Y qué? La felicidad que así nos proporcionaba es casi tan grande como si costara una fortuna.”
 
¿No os parece una lección perfecta para cualquier jefe?
 
 
 
 
 
 Roberto Innocenti. Roberto Innocenti, ilustrador italiano nacido cerca de Florencia (1940), nos sobrecoge con sus ilustraciones de acuarelas. Son inconfundibles, con un estilo detallado y una debilidad por las representaciones hiperrrealistas.
 
Innocenti es muy autodidacta y se le conoce como el Brueghel de nuestros tiempos. Comenzó a trabajar en la ilustración de libros en 1970.
 
Las páginas de sus dibujos llevan un minucioso trabajo de documentación de la época, en donde puedes saborear la arquitectura, el mobiliario, los objetos, el vestuario de los personajes…
 
Nuestra mirada va recorriendo cada centímetro de la ilustración apreciando los detalles y en donde cada uno de los personajes vive su instante de protagonismo. Es impresionante el juego de luces y sombras que logra en las escenas y la posición en que te coloca como observador en cada una de ellas para ver la imagen:  desde lo alto de una torre hacia abajo, desde el ras del suelo hacia arriba, o sentado en lo alto de la chimenea del salón.
 
 
 

El espíritu del Presente hace ver al avaro la actual situación de la familia de su empleado Bob Cratchit, que a pesar de su pobreza y de la enfermedad de su hijo Tim, celebra la Navidad con alegría. 

También llega la Navidad al corazón de los más pobres pescadores y mineros, y cómo no, a su sobrino Fred, que la celebra en casa con familiares y amigos. Juegan en el salón a juegos tradicionales que aún seguimos disfrutando de ellos : la Gallinta ciega, “Sí y No” en donde hay que adivinar un personaje con preguntas a las que sólo pueden responderse con un sí o un no…

Dickens narra perfecto el momento del encuentro de familias y amigos en esa noche:

Aquí, las vacilantes llamas dejaban ver los preparativos para una  agradable cena, con los calientaplatos caldeándose por todas partes ante el fuego y gruesas cortinas dispuestas para ser corridas contra el frío y la oscuridad. Allí los niños salían corriendo todos a la nieve para recibir a sus hermanas casadas, hermanos, primos, tíos y tías, y ser los primeros en saludarles. Allá, se percibían, tras las persianas, las sombras de los invitados reuniéndose…”

 

El Espíritu del futuro, mudo y como un espectro, le muestra el destino de los avaros: su casa saqueada por los pobres y su propia tumba. Es sobrecogedor.

- Buen Espíritu – prosiguió cayendo en el suelo frente a él -, tu naturaleza intercede por mí y siente piedad. Asegúrame que, cambiando mi vida, todavía puedo cambiar esas sombras que me has mostrado.

¿Habrá piedad para él?

Me siento tan ligero como una pluma, tan feliz como un ángel, tan contento como un escolar, tan mareado como un borracho. !Feliz Navidad a todos! !Próspero Año Nuevo a todo el mundo! !Buenos días! !Oooops! ! Buenos días!

 

Una historia redonda, señores.

!Feliz Navidad!

 

El Cascanueces. E.T.A. Hoffman y Roberto Innocenti

20 dic

Los escritores clásicos se han acercado a la Navidad con gran éxito: los hermanos Grimm, Hans Christian Andersen, E.T.A. Hoffmann, Charles Dickens, Oscar Wilde, Gustavo Adolfo Bécquer…

Demostraron en sus historias su calidad en imaginación y en la forma de narrar, dejando a un lado los estereotipos que habitualmente circulan cuando se escribe sobre este tema.

 El cascanueces , de Ernst Theodor Amadeus Hoffmann, 1776-1822, nacido en Königsberg y una de las grandes figuras del Romanticismo alemán, es un auténtico regalo.

Se publicó en 1816 y se ha convertido en todo un clásico de la literatura universal.

El músico ruso Tchaikovski, se inspiró en este cuento para componer el ballet El Cascanueces.

Sigue leyendo

Cuentacuentos en Navidad.

15 dic

 

Un espacio navideño en el cole: la biblioteca si la hemos decorado, cerca del portal de Belén en el pasillo, o al lado del árbol de Navidad en una de las clases. Cualquier lugar del cole es un espacio lector a la hora de contar cuentos, con sillas o cojines para crear ambiente de cuentacuentos.

 

Previamente hay que prepararse las historias, tanto si los narradores son los alumnos o los maestros, si son contadas o leídas. Cuando te sabes bien la historia, la narración es más creíble y el oyente lo agradece.

Si tienes una sangre teatrera irreprimible, sólo tienes que vestirte de ancianita, o de Rey Mago o de Hada de las Nieves… y aparecer silenciosamente para comenzar a narrar los cuentos. 

 

 

Os recomendamos para esta ocasión las historias de:

Navidad. Cuentos, poemas y canciones,

de la editorial el Aleph.

 

 

 

Este libro es como un cofre de tesoros, lleno de cuentos para la Navidad.

Encontrarás el conocido y triste cuento de La muchacha de las cerillas, y otros más desconodicos. ¿Sabías que hay un cuarto Rey Mago?

La leyenda de Ichilok, el cuarto Rey Mago. Cómo nos ha gustado la historia de este viejo indio de América, que también siguió a la Estrella y continúa cada Navidad dando regalos a quienes los necesitan.

 

 

Papá Noel tiene un buen amigo: La leyenda del Año Bonachón. Es un anciano que nació el primero de enero y disfrazado, va de casa en casa dando regalos a los niños el día de Año Nuevo. Como Bonachón es más anciano que Papá Noel, visita menos casas, sólo aquellas en las que aún no han llegado regalos.

 

La casa de Papá Noel está escondida entre abetos en medio de la nieve y los hielos, muy lejos de aquí. Nadie ha podido entrar en ella. Allí se está muy calentito, pero a Papá Noel que es un anciano bueno, no le gustan los curiosos… ¿Conoces La verdadera historia de Papá Noel?.

 

 

La leyenda de los trece pollitos, Scouarn el bretón, La leyenda de la bruja, La gata de Dovre… cuentos de todo el mundo para escuchar y despertar la imaginación.

Cuentos con los ingredientes perfectos para que después escribamos e ilustremos nuestros propios Cuentos de Navidad.

 

Y canciones y poesías para recitar y cantar en estos días de frío y Navidad.

Qué verdes son,

qué verdes son

las hojas del abeto.

En Navidad

qué hermoso está con su brillar.

Lecturas e ideas de Navidad.

13 dic

El curso pasado hicimos una selección de libros de Navidad  para aumentar esta colección que tanto gusta a los niños y que nos van poniendo a tono.

Dos libros navideños leídos que nos encantan:

El lobo que quería comerse a Papá Noel, de Robert Ayats  y Claire Le Grand, editado por Edelvives.

 

 Es un libro pequeño, con una buena letra para leer con gusto y llena de humor y chispa.

No le pierdas de vista, porque a los niños les encanta y se mondan de risa. Una buena lectura en voz alta, se convierte en una sesión de lectura efectiva.

¿Y qué pasa en la historia?

Pues que el lobo anda muerto de frío y de hambre por el bosque y ve a lo lejos una silueta roja. Piensa que es Caperucita y se avalanza sobre ella.

!!Pero no!! Es Papá Noel que está de mal humor por un fuerte dolor de tripa y justo, el día de Navidad: el día de más trabajo para él de todo el año.

 

!La lían buena! Papá Noel, que es indestructible, inmortal y absolutamente incomestible, le pone un castigo al lobo: deberá entregar todos los juguetes, a todos los niños, por todas las chimeneas.

¿ Crees que lo conseguirá con el hambre de lobo que lleva?

 

 ===============================================================

 

Estaré en casa por Navidad, de Holly Hobbie, editado por edebé.

Como siempre, las historias de Choni y Chano son preciosas. Holly Hobbie hace de lo cotidiano en la vida de estos cerditos algo que despierta curiosidad, asombro, sorpresa y ternura. Elige las palabras tan hábilmente que con pocas, despierta emociones y siempre hay muchas que calla pero te deja las pistas para que las descubras como lector.

Sus dibujos son entrañables y llenos de excelente técnica en los tonos, luces y sombras y expresividad.

La historia. Chano prepara en el Bosque de las Hayas todo para la Navidad: limpia, cocina, decora, y espera a Choni para ese día. Choni está en la ciudad en el cumpleaños de su abuela y recibe de ella, su nuez de la suerte.

En el viaje de regreso al Bosque, una enorme nevada cierra todos los transportes y Choni deberá andar mucho camino. Aprieta su nuez de la suerte. Suena un tintineo de campanillas y un trineo le invita a subir y acercarle a casa.

Por fin están juntos, se ponen los pijamas y cuando despierten !será Navidad!

¿Puedes imaginar sin ver nada quién conducía el trineo?

!Qué buena idea, regalar una nuez de la suerte!  ;) 

 

 

Es inevitable ponernos en estas fechas a decorar las clases, preparar sorpresas y felicitaciones… y aún más después de las lecturas. Aquí, unas ideas muy bonitas y fáciles de hacer que puede que te inspiren.

 

Un lindo arbolito de Navidad con las manos, desde aquí ¿Y si hacemos uno gigante con las manos de todos los niños del cole?

 

 

También con las manos, podemos recordar a Papá Noel, desde aquí.

 

 

Como colgantes del árbol, prendedores, imanes, felicitaciones… estos graciosos dibujos pueden dar mucho juego. Aquí. 

 

 

Trabajamos los números con el calendario de adviento. Hay muchas ideas, pero éste nos ha gustado para poner cada día un deseo, un logro, un cariño…  y lo hemos decorado con las tarjetas de navidad de otros años. Mejor lo ves desde aquí.

 

Nos ha encantado este original y colorido árbol con papeles de colores. Lo vimos aquí. 

 

¿Qué tal?,  ¿Te animas a hacer un cachito de Navidad?

 

 

 

 

Carta a los Reyes Magos

15 dic

 

De las cosas más emocionantes de la Navidad, es la carta a los Reyes Magos y todo lo que ello supone para un niño. Seguro que también para un mayorcito que no olvida estos días de su infancia ;)

Pues esta es una ocasión perfecta, llena de motivación, para preparar una sesión de escritura basada en una carta. ¿Cómo comenzamos una carta?, ¿tengo que dejar margen?, ¿cómo ordeno mis ideas?, ¿tengo que presentarme primero?, ¿cómo me despido?, ¿valen los tachones?…

Escribir textos personales que se piensan, se planifican y se revisan.

Hay un buzón en el cole para enviar la Carta a los Reyes Magos.

Podemos contar con muchos libros motivadores en los que la carta es la protagonista de la historia o el instrumento que enlaza a personajes.

En esta selección hemos elegido especialmente libros que contienen cartas escritas, que pueden ser un modelo para el niño y sobre todo, una oportunidad perfecta de lectura. Seguro que si no es ahora, encontraremos momentos a lo largo del curso para la escritura de cartas, intentando que haya una  motivación real: escribirse con otros chicos, con familiares que vivan en otra ciudad…

 ==================================================

 Mientras esperamos las sorpresas de la noche de Reyes, nuestra compañera Mª Luisa nos ha enviado un video muy divertido en el que descubrirás lo que pueden traer las cigüeñas.   

 
 

¿Qué traen las cigüeñas ?

Ver corto

Tal vez tengas que esperar un poquito, pero merece  la pena.

Cuando veas las imágenes, pulsa el botón de pantalla completa.

Cuéntame una historia de Navidad

13 dic

Hemos trasteado por todas las secciones de la biblioteca, como buscadores de tesoros, y rescatado muchos libros sobre la Navidad, que ya están expuestos en la sección de Libros con estrellas.   

 
 
 
 
 

Navidad en la biblioteca

Están dispuestos para que cada curso elija el que más le guste y hacer una lectura en voz alta en estos días previos a las vacaciones.

Hemos preparado esta pequeña guía de lecturas navideñas.

 

 

 

 

No te pierdas las hermosas ilustraciones sobre Navidad y los libros que destaca.

A %d blogueros les gusta esto: