Archivo | 10:00 am

La llegada del cometa. Tove Jansson

14 Mar

 

Creo que hemos empezado una aventura con los peculiares personajes de Tove Jansson. Hemos leído el primer libro de los Mumin, y estamos dispuestos a seguir con la serie, hasta nueve, porque algo con mucho sabor se cuece en ellos.

La llegada del cometa es una lectura extraña e inquietante, en la que mientras avanzas alegremente empujado por los personajes, van sucediendo acontecimientos que pueden dejarte helado, y sobre los que reflexionarás tras la lectura. De esas lecturas que te andan rondando una y otra vez después de haber termiando la última página. 

 

Así concibe Tove Jansson la lectura para un niño:

    En un libro infantil, siempre debe quedar algo no aclarado, algo sin ilustración. Hay que permitir y propiciar que el niño reflexione solo, que distinga por sí mismo entre lo real y lo irreal. El autor no es un guía; debe brindar un sendero, sí, pero dejar que el niño marche solo por él y que establezca las fronteras con su conocimiento propio de las cosas. 

Abordar la lectura con esta manera de crear en la que no da nada masticado, sino que se va descubriendo lo que sucede y cómo es cada uno de los personajes a medida que intervienen y accionan en la trama, puede que nos resulte extraño. Para quienes hemos tenido una historia de lecturas infantiles con otros parámetros muy diferentes, no menos interesantes, pero sí, bastantes huérfanos en esta manera de descubrir con toques non sense, llenos de fantasía positiva y personajes adultos transgresores que no están constantemente dando lecciones a los menores, pues nos sorprende y nos avisa que buceamos en aguas de otra cultura. Apasionante.

La historia comienza cuando Snif  descubre un camino nuevo. Él solito no se atreve a explorarlo y junto al Mumintroll deciden conocerlo. Descubren el mar y una cueva, que al final será la salvación de todos.

Sigue leyendo

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: