La llegada del cometa. Tove Jansson

14 Mar

 

Creo que hemos empezado una aventura con los peculiares personajes de Tove Jansson. Hemos leído el primer libro de los Mumin, y estamos dispuestos a seguir con la serie, hasta nueve, porque algo con mucho sabor se cuece en ellos.

La llegada del cometa es una lectura extraña e inquietante, en la que mientras avanzas alegremente empujado por los personajes, van sucediendo acontecimientos que pueden dejarte helado, y sobre los que reflexionarás tras la lectura. De esas lecturas que te andan rondando una y otra vez después de haber termiando la última página. 

 

Así concibe Tove Jansson la lectura para un niño:

    En un libro infantil, siempre debe quedar algo no aclarado, algo sin ilustración. Hay que permitir y propiciar que el niño reflexione solo, que distinga por sí mismo entre lo real y lo irreal. El autor no es un guía; debe brindar un sendero, sí, pero dejar que el niño marche solo por él y que establezca las fronteras con su conocimiento propio de las cosas. 

Abordar la lectura con esta manera de crear en la que no da nada masticado, sino que se va descubriendo lo que sucede y cómo es cada uno de los personajes a medida que intervienen y accionan en la trama, puede que nos resulte extraño. Para quienes hemos tenido una historia de lecturas infantiles con otros parámetros muy diferentes, no menos interesantes, pero sí, bastantes huérfanos en esta manera de descubrir con toques non sense, llenos de fantasía positiva y personajes adultos transgresores que no están constantemente dando lecciones a los menores, pues nos sorprende y nos avisa que buceamos en aguas de otra cultura. Apasionante.

La historia comienza cuando Snif  descubre un camino nuevo. Él solito no se atreve a explorarlo y junto al Mumintroll deciden conocerlo. Descubren el mar y una cueva, que al final será la salvación de todos.

Mumintroll es un troll, pero bueno. Es un personaje lleno de dulzura, con una apariencia pequeña y aspecto de hipopótamo blanco. Los miembros de la familia Mumin no son siempre blancos, pues cambian de color cuando se emocionan por algo.

 

 

El Valle Mumin en que vivían era increíblemente hermoso.

 Es un valle donde uno se siente completamente seguro, explicó el troll. Se es feliz al despertar y también al acostarse. Es fácil quedarse dormido…

Allí se sienten felices, es el paraíso por sus árboles, el río, los animales que hay y especialmente por las relaciones que mantienen entre ellos: siempre serás bienvenido y pondrán un plato más en la mesa para tí, te animarán y confiarán en tu valor.

Mumintrol confía plenamente en sus papás, adora los viajes, las peripecias y con frecuencia son sus padres quienes lo instan a partir en busca de emociones. Como sucederá en la historia del cometa:

El Valle Mumin se llena de nubes alargadas y grises y una lluvia abundante y nada normal hacía anochecer mucho antes. Se presiente algo peligroso.Todo se había cubierto de polvo gris, con un aspecto horrible, como vaciado de vida. El ambiente huele a fósforo. Esto parece el fin del mundo.

Los pequeños tienen miedo, no pueden hacer nada y los padres les animan a que vayan a algún lugar. El Obsevatorio puede ser un buen destino, es el lugar donde se miran las estrellas y se encuentra unas millas más abajo por el río.

 

Snif y Mumintrol emprenden su viaje en balsa por el río. Conocerán nuevos amigos, aunque será uno el que se unirá a ellos y establecerá una estrecha amistad con Mumintroll, es Snusmumrik .

Es un mumrik, contador de historias, caminante, siempre va con sombrero de paja verde y toca la armónica. Les habla a los pequeños del cometa que se dirige a la Tierra:

es una estrella solitaria que ha vuelto enloquecida y está dando vueltas a toda velocidad por el espacio con una larga cola de fuego detrás. Puede presentarse en cualquier lugar. Aquí también.

 

Todos los personajes de los Mumin, son muy especiales y hasta sus nombres, tienen algo de mágico. Los Hemul, los hatifnat, los snork … todos herederos de la tradición literaria nórdica.

Sus conversaciones e ideas están llenas de reflexión sin que la autora juzgue o se decante por una u otra opinión. Por ejemplo, mientras que Snif, pequeño y divertido, es un personaje que se deja llevar por sus impulsos, incapaz de guardar un secreto y con una gran necesidad de atención…

Snusmumrik es reflexivo, sabio, paciente y tolerante. Mira cómo reaccionan cada uno ante el hallazgo de unas piedras preciosas:

Todo se complica más cuando se quiere ser propietario de las cosas. Yo sólo las miro, y cuando me voy las llevo en la cabeza y así puedo hace algo más divertido que llevar un montón de sacos a cuestas.- dijo Snusmumrik

Hubiera podido ponerlos en la mochila- dijo Snif. No es lo mismo mirar las cosas que tocarlas y saber que son tuyas. No es lo mismo en absoluto.

 

 

Mientras los personajes muestran sus emociones y relaciones, van apareciendo en el escenario montañas, rápidos , islas, mares, bosques, desiertos, cuevas, ríos, cumbres… cada una de las maravillosas formas de la Tierra, presentadas con un amor y un respeto, que llaman al socorro ante un inminente impacto de un cometa que rozará tangencialmente la Tierra el 7 de agosto a las 8:42 de la tarde.

Probablemente Tove Jasson, ante las consecuencias de la bomba atómica de la segunda guerra mundial, hace protagonista el aconteciemiento de la destrucción de la Tierra. Un motivo más para la reflexión.

En el viaje de vuelta a casa…

 El Mumnintroll contemplaba el desolador paisaje y pensaba que la Tierra debía estar aterrorizada viendo la bola de fuego que se acercaba. Pensaba lo muchísimo que amaba todo: el bosque y el mar, la lluvia y el viento, la hierba y el musgo, y que sería imposible vivir sin ellos.

Pero luego penso: mamá sabrá cómo salvarlo.

  

Y lo curioso y bonito de la historia, es precisamente la mezcla entre la tragedia que está sucediendo y la ternura, el optimismo y valor con que los protagonistas se enfrentan a los acontecimientos.

Constantemente  Tove Jansson ofrece modelos de conducta y actitudes contrarias al individualismo y presenta una imagen luminosa de la familia y de su papel en la creación de valores personales y colectivos.

Creo que vamos a tener una estrecha relación literaria con esta autora.

Nos ha gustado mucho y ya estamos preparados para leer El sombrero del mago, que es el siguiente, editado por Siruela.

 

¿ Cómo comienzan los Mumin de Tove Janson ?

En 1939, con 25 años, Tove creó a Mumin, el personaje que aparecía en una tira cómica antifascista que se publicaba en la revista Garm. Pero no fue hasta 1946, cuando dejó la tira y escribió una novela que da inicio a la saga de los Mumín: Kometjakten, a la que seguirían con posterioridad más de una docena de obras en torno a un encantador valle y sus habitantes.

El éxito internacional de los Mumín se inició en 1953, cuando el periódico londinense Evening Standard comenzó a publicar las historietas sobre el personaje que hacían Tove y su hermano Lars. Fue tal el éxito de esos cómics, que se reprodujeron en periódicos de 40 países. En 1959, Tove Jansson abandonó la creación de esa tira cómica, dejando que su hermano se hiciera cargo de esa labor hasta mediados de los años 70, y dedicó todo su tiempo a la escritura, a la ilustración de libros y a la pintura. 

Los Mumin, o Moomin, no se han conformado con vivir en los libros y en las tiras cómicas, sino que han alcanzado amplia difusión a través de los más variados medios.

Aunque te aseguro, que no hay nada cono leerlos, para estar más cerca de los que Tove Jansson imaginaba.

 

 

Si quieres saber más:

Muy buena información la que ofrece Antonio Orlando Rodríguez en Cuatrogatos.

4 comentarios to “La llegada del cometa. Tove Jansson”

  1. Juan Muro marzo 14, 2011 a 10:17 am #

    Me ha encantado tus recomendación sobre los Mumin y sobre esta autora. Me prometo seguirle la pista. Me encanta lo que dice de los libros ilustrados infantiles:
    “En un libro infantil, siempre debe quedar algo no aclarado, algo sin ilustración. Hay que permitir y propiciar que el niño reflexione solo, que distinga por sí mismo entre lo real y lo irreal.(…)”. En este aspecto quiero recomendar la visión global sobre la educación actual que nos propuso Kent Robinson en la conferencia TED de 2006, en una larga pero divertidísima intervención llamada “¿Matan las escuelas la creatividad?”: http://video.google.com/videoplay?docid=-9133846744370459335#

    Me gusta

  2. Lola Azul marzo 14, 2011 a 11:00 am #

    Me ha parecido muy completa y buena la información del libro. Intentaré buscarlo en cuanto ‘pise’ una libreria porque me parece muy interesante. Gracias por tu trabajo.

    Me gusta

    • Biblioabrazo marzo 14, 2011 a 11:46 am #

      Me encanta esta autora. Las historias de los Mumin están llenas de filosofía y de una imaginación muy divertida, parecida a la que teníamos de pequeños. Te recomiendo los préstamos desde las bibliotecas… !para no caer en la ruina!!
      Un abrazo y gracias por comentar.
      Ana Nebreda

      Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: