Los cuentos de Ahigal.

26 Abr

 

Los cuentos de Ahigal, es una sorprendente colección de cuentos y leyendas populares de la Alta Extremadura, recogidos a lo largo de más de treinta años por José María Domínguez. Posiblemente una de las mejores colecciones recogidas y publicadas en el último siglo en España.

Cuenta Jose María, que en Ahigal, al igual que en toda Extremadura, siempre ha existido una gran riqueza narrativa de carácter popular, alentada por la cultura oral de los vecinos y los parentescos, que en las ascuas de la lumbre hogareña, el calor de la mesa camilla, el serano de las noches estivales, los velatorios… se contaban las historias en reunión.

Estos cuentos, legado cultural de épocas lejanas, se van perdiendo de manera asombrosa y ya es difícil la labor de recopilación. La modernización del mundo aldeano, ha supuesto casi la muerte de la herencia cultural que significa el cuento y toda la literatura oral, puesto que han desaparecido las condiciones que permitían su pervivencia.

El libro es un tesoro. Al leer estos cuentos, muchísimos, no puedes evitar hacerlo en voz alta. Primero porque están escritos tal cual se han escuchado, con el habla propia extremeña popular de los más mayores: palabras, giros, dichos… llenos de pueblo, y que suenan mejor en voz alta. Segundo, porque las historias están tan llenas de humor, sabiduría, picardía y gracia, que tienes que compartirlas con quienes estén a tu lado.

Son Cuentos vivos.

Hay cuentos de animales, maravillosos, aleluyas, cuentos religiosos, de matrimonios… Son cuentos para todos, porque esta literatura oral y popular con todos sus ingredientes, siempre se ha escuchado desde muy pequeños.

Precisamente uno de los mejores regalos que he recibido con el libro, ha sido el recuerdo del lechero que iba a casa cuando éramos pequeños… !se me había olvidado cómo huele la leche de vaca! …y nos contaba una historia rimada de una marquesa que tenía unos gatos que se metían por una chimenea… tengo que recordarla…

Si quieres saber más sobre la obra, lee desde Palabras del candil, que es la editorial.

 

Gracias a Mariaje y a Pep, porque tienen mucho que ver con este libro.

 

5 comentarios to “Los cuentos de Ahigal.”

  1. Bibliolibre abril 26, 2011 a 3:15 pm #

    Me resulta curioso porque el miércoles pasado, antes de irnos de vacaciones, la jefe de estudios del colegio Santiago Apóstol, que es extremeña, le contó a los chicos de 4º de Primaria un cuento precioso que yo nunca había oído y que a los chicos les encantó. Al preguntarle de dónde lo había sacado, me dijo que en su casa de pequeña, su abuelo contaba cuentos casi todas las noches; que era una costumbre que había en todas las casas y cada familia tenía cuentos que pasaban de padres a hijos.
    A los chicos les gustó tanto, que vamos a repetir y, por supuesto, yo estaré allí para oírlos.
    Al ver tu artículo, no he podido resistir la tentación de decirte que realmente son cuentos extraordinarios.
    Un abrazo

    Me gusta

    • Ana Nebreda. Biblioabrazo abril 28, 2011 a 8:16 pm #

      !Qué bien lo que escribes, Agustina! Si es que a todos nos encanta escuchar historias y seguramente, estamos deseando también tener una buena historia que contar.
      Un abrazo compartido con la extremeña 😉
      Ana

      Me gusta

  2. Pep Bruno abril 26, 2011 a 4:44 pm #

    Muchas gracias a ti, Ana, por tus palabras cargadas de emoción. Publicar este libro ha sido, para nosotros, una aventura y un honor.
    Un abrazo enorme

    Me gusta

  3. Mariaje abril 26, 2011 a 5:24 pm #

    Muchas gracias, Ana, por esta entrañable reseña. Tienes mucha razón en lo de la lectura en voz alta, suenan maravillosamente, mis hijos no dejan de pedirme que se los lea una y otra vez.
    Lo que más nos alegra es saber que estos cuentos ya no caerán en el olvido y, quién sabe, a lo mejor incluso vuelven a ser contados.
    Un beso enorme
    Mariaje

    Me gusta

    • Ana Nebreda. Biblioabrazo abril 28, 2011 a 8:13 pm #

      Nos pasa lo mismo;)
      Si ya no hay fuego al que estar y contar historias, y sin embargo la tv y otros espacios es donde hay reunión, ¿por qué no utilizarlos como transmisores de historias? Habría que grabar estos cuentos.
      Me hubiese gustado estar en la presentación. Me acordé de vosotros.
      Besos
      Ana

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: