Archivo | 9:22 am

Leer

27 Abr

 

Las narraciones que leímos en la infancia permanecen siempre en nuestra memoria.

De su contenido y de su lenguaje nos llega una marea de experiencias emocionales -y las palabras para poder expresarlas- que no se pueden obtener fácilmente de otro modo.

Estas narraciones son lugares de encantamiento, misterio, sorpresa, miedo y -por encima de todo- consuelo, y no hay mejor lugar para expresarlos que los libros infantiles.

Julia Eccleshare.

1001 Libros infantiles que hay que leer antes de crecer.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: