Archivo | agosto, 2011

Sherlock Holmes y el caso de la joya azul.

29 Ago

Sherlock Holmes es de esos personajes de ficción que pueden hacer dudar si de verdad no fue alguien de carne y hueso. Es fácil imaginarlo con su sombrero de cazador de gamos a cuadros, cubierto con su peculiar capa y fumando en pipa. Pero además, gracias a él tenemos la sensación de haber caminado por una calle de Londres con bastante frío e intentado descubrir qué hay un poco más allá si la niebla nos deja ver, aunque jamás hayas estado en la ciudad.

Sherlock Holmes y el caso de la joya azul, es una adaptación de Rosa Moya del clásico de Arthur Conan Doyle, ilustrado por Roger Olmos  y editado por Lumen.

Este detective, que tiene una gran capacidad de observación y de deducción al servicio de una inteligencia fuera de lo normal, es capaz de hacer el perfil físico y personal del dueño de un sombrero, sin conocer a éste y tan solo con examinar su peculiar prenda.

Y así comienza esta historia: tras el robo del sombrero y una oca que llevaba un señor en una oscura noche y que pudo rescatar el recadero Peterson, Sherlock Holmes  será capaz de descubrir, siguiendo pistas como si de un juego matemático deductivo se tratara, al ladrón de la joya azul de la condesa que se hospeda en el hotel Cosmopolitan.

Es una adaptación muy cercana al original y sin duda una manera excelente, a través de este álbum con las buenísimas ilustraciones de Roger Olmos, de acercar al lector infantil a un personaje mítico literario lleno de peculiaridades y envuelto en tramas ingeniosas.  Y cómo no, acompañado de su inseparable Watson, que habitualmente es el narrador de las historias, y que actúa de ayudante en su vida personal y profesional.

Sir Arthur Conan Doyle  nació en Edimburgo, Escocia, en 1859 y murió en Inglaterra en 1930. Ejerció la medicina y parece ser que comenzó  a escribir para no aburrirse mientras esperaba a los pocos pacientes que iban a visitarle a su consulta. Terminó viviendo holgadamente de la profesión de escritor gracias a su personaje, el detective más famoso del mundo.

En el número 221 B de Baker Street de Londres podrás visitar su museo.

Se trató en un principio de un número ficticio que escogió Sir Arthur Conan Doyle en donde se ubicaba el domicilio del detective. En el momento en que se escribieron las novelas y relatos de Sherlock Holmes, la calle de Baker Street sólo alcanzaba el número 85.

En el año 1930, la calle se renumeró y se amplió de forma significativa. En ese momento el edificio que ocupaba varios números de la calle , del 215 al 229  incluyendo el 221, fue asignado al edificio de la Abbey Road Building Society.

A partir de ese momento empezaron a recibir cartas de todo el mundo para Sherlock Holmes, enviadas al 221 B de Baker Street. Fue tal la cantidad de cartas recibidas que crearon un secretario para hacerse cargo de todas estas cartas. En el año 1999 la Abbey National patrocinó una estatua de bronce de Sherlock Holmes que en la actualidad se puede ver a la salida de la estación de metro de Baker Street.

En la actualidad el número 221,  es propiedad de la Sociedad Internacional de Sherlock Holmes y ha sido catalogada como monumento arquitectónico e histórico.

Por supuesto que esta dirección aparece en nuestro libro recomendado y con el que pasarás un rato muy agradable y entretenido. ¿Te animarás a leer alguna de las historias originales de Sherlock Holmes?

Si quieres saber todo sobre el personaje y su autor, hay una edición estupenda de la editorial Akal, Sherlock Holmes anotado.

 

Anuncios

El prodigioso viaje de Edward Tulane. Kate DiCamillo

27 Ago

¿Por qué dolerá querer?, ¿acaso siempre el amor te muestra de manera inevitable este sentimiento amargo que es la tristeza?, ¿duele menos el amor cuando te haces mayor?, ¿merece la pena  tener abierto siempre el corazón?

 

El prodigioso viaje de Edward Tulane, escrito por la norteamericana Kate DiCamilo, nos narra las desventuras de un conejo de porcelana, que incapaz de sentir amor, es castigado por la anciana que mandó crearlo como regalo de cumpleaños para su nieta Abilene.

Una historia que deja un extraño sabor, pues aunque nos conduce hacia el sentimiento del amor como la razón más fuerte para vivir, también nos descubre los caminos más amargos que conlleva este sentimiento: el miedo, la soledad, la nostalgia…

El protagonista, Edward Tulane, es un conejo de porcelana. Y todo juguete tiene su historia y su personalidad, como El soldadito de plomo, el Cascanueces o Pinocho.

Edward es un conejo vanidoso y egocéntrico; viste ropas de seda y lleva un pequeño reloj de bolsillo de oro. No le falta el enorme cariño de una niña: Abilene Tulane. Su comportamiento es el de un muñeco sin más, y esta falta de sentimientos despertará el enfado de la anciana Pellegrina.

La vida entre algodones que disfruta no le despierta ningun sentimiento y tras caer por la borda del trasatlántico Queen Mary, comenzará una vida llena de avatares pasando de mano en mano: un pescador, un vagabundo, un niño huérfano, y hasta será un espantapájaros.

Todo muy lejos de las riquezas y comodidad a que acostumbraba, pero siempre con la suerte de ser querido. 

Su primera emoción será el miedo y después, la alegría de estar vivo. Descubrirá que puede escuchar y en ese momento su corazón se abre de par en par.

Todo pasa demasiado deprisa y no hay nadie que sea feliz para siempre.

Con esta idea, la autora nos empuja de un lugar a otro para despertar los sentimientos de Edward y descubrir que hay que atreverse a tener abierto el corazón sin tener miedo a sentir con toda su plenitud. ¿Has sentido alguna vez este vértigo ?

He aprendido a amar. Y es espantoso. Estoy roto. Mi corazón está roto. Ayúdame.

Estas son las palabras de Edward cuando siente el dolor del amor, el dolor de la pérdida de una amiga querida.

Observa, escucha y se estremece cuando recibe una caricia… está más vivo que nunca.

Es una historia con un corte muy clásico, directo y efectivo que recuerda un poco al camino que tuvo que hacer Pinocho para llegar a ser un niño de verdad.

En el caso de Edward Tulane, no tiene nada que ver con este final porque en ningún momento dejará de ser un muñeco, pero sus sentimientos sí darán un fuerte cambio y sentirás su mirada preguntándote… ¿tienes abierto tu corazón o acaso tienes miedo a querer?

El prodigioso viaje de Edward Tulane editado por Noguer en 2006, es de un formato muy cuadrado y amable. Las páginas son en color crema con amplios márgenes y un tipo de letra grande y bonita que se agradece mucho a lo largo de la lectura.

Las ilustraciones de Bagram Ibatoulline  son una maravilla. Lo mejor del libro, al menos para mí, que no veo mas que la parte positiva del amor y me gustan poco los dramatismos. Cada capítulo comienza con una pequeña ilustración en sepia y todo el libro está salpicado con imágenes a todo color cargadas de realismo y expresividad que evocan la época de Andrew Wyeth y  Howard Pyle.

 

Correo de cartas ilustradas.

23 Ago

He terminado de escribir las cartas ilustradas y ya han tomado su camino hacia Madrid, Chiloeches, Cáceres, el Mar de las Pampas…

Me lo he pasado pipa haciéndolas y espero que tengan el efecto buscado cuando lleguen a su destino.

 

 

Y justo en estos días de cartas, una novedad de uno de nuestros escritores favoritos: Janosch.

 

Kalandraka edita esta historia llena del encanto a que nos tienen acostumbrados Oso y Tigre.

Sabiendo que el pequeño Tigre se siente solo y echa mucho de menos a Oso cuando no está en casa, el pequeño Oso echó en el bote de pesca tinta azul, papel y sobre para escribir a su amigo.

El correo en el bosque siempre ha sido lento y entre todos los animales amigos logran no sólo que los mensajes entre ellos lleguen con la mayor rapidez, sino que la casa de Oso y Tigre se convierta en una auténtica central de comunicación.

Janosch fabula sobre cómo los protagonistas de esta curiosa historia inventaron el correo postal, el correo aéreo y el teléfono, con los mismos toques de amistad, ternura y simpatía que suele pincelar sus historias.

Janosch es habitual en nuestro blog y también las cartas como protagonistas de historias en esta selección de libros.

 

 

Todos los años en el cole dedicamos algunos días a escribir cartas a la familia, entre nosotros… un año lo hicimos con niños que vivían en un circo y con su maestra, y tenemos pendiente el correo con un colegio de México que retomaremos este curso. Lo tengo apuntado 😉

Es un ejercicio de comunicación redondo.

 

 

El viento en los sauces. Kenneth Grahame

21 Ago

 

El viento en los sauces. Kenneth Grahame.

Ilustraciones de Elena Odriozola. Editorial Anaya,2006.

Todo comienza cuando el Topo, harto de la limpieza general de primavera en su casa, decide dejar la profunda tierra. Desde arriba algo le llama imperiosamente y subiendo por túneles, sale al exterior al brillo del sol y la brisa suave que le empujan a pasear guiado por sensaciones, olores, brillos…

Y algo… como parecido a una estrella, asoma desde un agujero… ! es la Rata de Agua!

Para el liberado Topo este fue solo el primero de muchos días felices, cada uno más largo y más lleno de interés según avanzaba el verano. Aprendió a nadar, a remar y se metió en la alegría de las corrientes y con el oído en los tallos de los juncos, escuchaba a veces algo de lo que el viento susurraba sin cesar entre ellos.

! Qué delicia de libro !

Pasará el verano y el invierno, y llegarán otros veranos para seguir con los animales que viven en la Orilla del Río, o un poco más allá, en el Bosque Salvaje, pero sin pasar hasta el Ancho Mundo que no tiene ningún interés para ellos.

Es una historia tranquila en la que lo cotidiano es la propia aventura. No pretende descubrirte paraísos lejanos, porque para los protagonistas que viven en la Orilla del Río, el paraíso lo tienen al ladito y les ofrece aventuras suficientes para colmar su existencia. Es su mundo, y no quieren conocer ningún otro.

Topo descubre este lugar de la mano de una amiga maravillosa: la Rata de Agua. Ella siempre devuelve el buen ánimo con su alegre charla y sus divertidas anécdotas. Con tacto, le enseña los pequeños misterios para vivir contento y salvar peligros:

Señas, contraseñas, signos y dichos que tienen poder y efecto, y plantas que se llevan en el bolsillo y versos que hay que repetir y trucos y trampas que se pueden practicar; todo muy sencillo cuando lo sabes, pero que hay que saberlo.

Aunque ninguno de los protagonistas tiene familia, forman un grupo de amigos muy unidos que se llenan de cariño y protección.

Tejón vive en el corazón de Bosque Salvaje: es el más fuerte, sensato y respetado. No le gusta nada la vida social, pero sí escuchar y ayudar a sus queridos amigos: había mucho que hablar en esos cortos días de inviernos cuando se reunían alrededor del fuego y era decidido a la hora de sacar de un buen lío a cualquiera de sus amigos.

 

Pero no todo es una balsa de aceite en este lugar. Para ponerlo todo patas arriba, tenemos al Señor Sapo. Es engreído, fanfarrón, cabezota y muy muy divertido. Su pasión por los automóviles le lleva a cometer excesos y locuras, que aún sabiendo que le conducirán al desastre, no puede dejar de vivir la maravilla de hacer lo que desea en cada momento.

Es un contador de historias como pocos. Indudablemente, mucho de lo que contaba pertenecía más a la categoría de lo-que-pudiera-haber-pasado-si-lo-hubiera-pensado-a-tiempo-en-lugar-de-diez-minutos-después. Esas son siempre las mejores y más picantes aventuras, ¿y por qué han de ser realmente menos nuestras que los hechos inadecuados que de verdad tienen lugar?

 

 

Kenneth Grahame , escritor escocés, creó esta historia para su hijo cuando tenía cuatro años, siguiendo el hilo de los cuentos que le narraba en la cama y que procuraban el refugio perfecto para un niño con problemas físicos y personales.

La vida del autor siempre estuvo llena de problemas desde la infancia, pues pronto se quedó sin madre y su padre que era alcohólico le dejó en manos de una abuela poco afectuosa . Tampoco encontró el amor en su pareja y su hijo Alastair, con problemas, terminó arrollado por un tren cuando tenía veinte años. Una mala pata tras otra, la verdad.

Pero sin embargo a través de sus historias, estuvo tocado por la varita mágica del lenguaje. Una forma de escribir tranquila y sin embargo cargada de vibraciones, capaz de hacerte sentir que la nieve es una alfombra de cuento de hadas, que la nostalgia puede curarse garabateando poemas, o que sin saberlo, puedes llevar un enorme cargamento de recuerdos en el olfato o en el oído que pueden despertar emociones en cualquier rincón del bosque, de la orilla del río o en una esquina de tu casa.

En esta edición de Anaya además, el texto viene de la mano de las ilustraciones de Elena Odriozolallenas serenidad y elegancia.

Un clásico de la literatura infantil y juvenil que merece la pena disfrutar y que muy bien responde a esa definición que dice, que la literatura infantil es aquélla que también leen los niños.

 

Poesías que caben en una caja.

19 Ago

Enredando (una cosa entretenidísima, por cierto) en la tienda Imaginarium, encontré este tesorito que me hizo emocionar. Es una pequeña caja que contiene seis pequeños libritos de poesías, a cuál más linda.

Ya véis el tamaño, que cabe en la palma de la mano. Me parece una idea preciosa y que no pude resistir comprarla. Seguramente este curso nos sirva para hacer algo especial inspirándonos en ellas…

La selección de los poemas es todo un acierto :

  • Margarita. Rubén Darío e ilustraciones de Elena Odriozola.

  • La canción del pirata. José de Esproceda e ilustraciones de Lluís Cadafalch.

  • Cyrano de Bergerac. Adaptación de Fernando Lalana e ilustraciones de Sebastiá Serra

  • abc animal. Bruno Barrachina. Maria Carrasco y Ricard Robres.

  • La mona Simona. Carmen Gil e ilustraciones de Xan López.

  • La pobre viejecitaRafael Pombo e ilustraciones de Daniel Sesé.

Me encanta encontrar estos tesoritos que se han hecho con tanto esmero y sensibilidad.

El maravilloso viaje del pequeño Nils. Selma Lagerlöf

9 Ago

El maravilloso viaje del pequeño Nils.
Selma Lagerlöf. Ediciones Gaviota. Ilustraciones de L & LGE

Hay deseos que anidan desde siempre en la condición humana y especialmente en los niños que crecen, de cualquier lugar y tiempo.

En cuanto los leas, tal vez reconozcas que también son o han sido tuyos: poder volar, escapar de casa y decidir sobre tu vida, tener un amigo que te comprenda, viajar a lugares lejanos, confiar en alguien sabio, tener poderes para castigar a los necios y ayudar a los honestos, ser útil y que te valoren…

En el viaje que hacemos con este clásico de la literatura infantil y juvenil, no falta ni uno solo de estos deseos. ¿Nos acompañas?

Selma Lagerlöf   es la autora de esta historia. Nació en Marbacka, Suecia, en 1858 y murió con ochenta y dos años.

La infancia de Selma y su juventud se desarrollan en una granja, en un ambiente sencillo y familiar. Después de las tareas y junto al fuego, se relatan en la casa cuentos y leyendas, especialmente en boca de su abuela y su padre, que tanto gustaban a Selma y de las que tanto aprendió: historias de gigantes, de dioses, de genios y duendes, castillos encantados, caballeros y héroes…

Con 23 años, decide realizar los estudios de Magisterio en Estocolmo y cuatro años después ya está trabajando como maestra en una escuela al sur del país. Pronto comienza a escribir novelas que tuvieron una gran aceptación.

En 1909 recibe el Nobel de Literatura y es la primera mujer en obtenerlo. Con el dinero que gana, compra la casa de Marbacka en donde nació y que fue una de las pérdidas de la familia en su ruina económica. Desde entonces, se dedica a la vida de la granja y a la escritura.

En 1906 publicó El maravilloso viaje de Nils Holgersson a través de Suecia, su libro más conocido.

Fue un encargo que le hicieron las autoridades escolares de Suecia para  que en todas las escuelas los niños conocieran su país. Haciendo una perfecta combinación con la fantasía y la realidad, Selma narra el viaje que el pequeño Nils hace por su patria, aprendiendo todas las costumbres de sus conciudadanos y la geografía del país.

En Escania un niño ha sido transformado por un duende y le ha hecho tan pequeño como una ardilla. Después, se ha marchado a Laponia con un pato doméstico.

Ésta es la chispa de la historia. Nils Holgersson es un chico de unos trece años. Dormir y comer eran sus ocupaciones favoritas y hasta en los juegos, mostraba sus malos instintos, con mayores, pequeños y animales de la granja.

Un día, cuando estaba solo en casa, un duende decide castigarle y le convierte en un niño de tamaño reducido, como un duende. Justo en ese momento descubre que entiende el lenguaje de los animales y mientras una bandada de patos silvestres cruza el cielo de la granja, un pato blanco doméstico, Martín, decide unirse al vuelo con ellos. Es entonces cuando Nils se agarra a su cuello para impedir que el pato escape, pero enseguida se encuentra a lomos del pato volando por Suecia en compañía de los patos silvestres y guiados por la vieja pata Okka.

Podéis imaginar los paisajes de este viaje: bosques tupidos, montañas extensas, praderas y sembrados, grandes lagos, islas, costas y humedales…

Selma Lagerlöf tenía pasión por la naturaleza y no pierde ocasión para hacer una defensa del medio ambiente y contarnos su belleza, tantas veces despreciada por los hombres.

Los animales se convierten en compañeros del muchacho, al que llaman Pulgarcito. Ciervos, osos, raposas, abejarucos, cigüeñas, ardillas, liebres, cisnes, águilas… y otros muchos animales de granja, serán sus maestros en este viaje al que Nils no quiere renunciar y en el que experimentará un cambio radical en su personalidad.

La lectura está llena de lugares suecos. Ya sabéis esta extraña costumbre que tienen algunas lenguas de formar palabras llenas de consonantes: Huskvarna, Sköldinge, Blacksta, Vasdsbro, Björkviks, Kebnekajse, Muntsjö… !!los latinos terminamos con la lengua hecha un nudo!!

Es una historia con una prosa muy clásica salpicada constantemente por leyendas de la tradición popular, historias que se transmiten de padres a hijos, y que son lecciones de vida repletas de enseñanzas y de valores.

El viaje comienza un domingo 20 de marzo y termina el 9 de noviembre, y en todo este tiempo, Nils Holgersson encuentra la oportunidad de cambiar su vida, de ser valiente y honesto, de inspirar confianza y dar apoyo.

Un duro viaje lleno de aventuras y peligros en el que el protagonista, a pesar de tener el tamaño de un duende, crece para hacerse un chico estupendo.

Selma Lagerlöf  ha sido una mujer muy valorada y querida en su país.

Mira qué bonitas las 20 coronas suecas, en las que aparece también Nils Holgersson.

  • Selma Lagerlöf pintada por su compatriota Carl Larsson.

A %d blogueros les gusta esto: