Archivo | 5:45 pm

El Panal del saber.

28 Sep

Tiene la editorial Everest una colección de cuentos, El Panal del saber, muy interesantes.

Varias razones para recomendarlos:

  • Son doce cuentos tradicionales de doce culturas diferentes: árabe, judía, persa, italiana, derviche, siria, española, celta, sufí, himalaya, china y bengalí.
  • Las historias escogidas tienen mucha chispa y mucha chicha, con las que sacamos en la lectura más de una idea interesante.
  • La narración es breve, clara y directa. En cada página hay un texto corto con una letra hermosa a la que acompañan ilustraciones llenas de color que transmiten bastante la esencia visual de esa cultura.
  • El formato de cada libro es cuadrado y pequeño lo que permite un buen manejo en manos pequeñas, aunque sin duda, serán también del agrado de los mayores.

Un ejemplo, El robo del olor de los guisos.

Es un cuento sufí, adaptado por Silvia Dubovoy e ilustrado por Sylvia Vivanco, que nos ha dejado con una buena sonrisa y un guiño.

Un cocinero demanda a un estudiante ante un juez y solicita que le pague por sus agravios.

La razón es que el estudiante pobre, para calmar su estómago hambriento, roba los olores que desprenden los excelentes guisos del cocinero, desde la calle.

La decisión que toma el juez para zanjar la cuestión fue muy clara:

le dijo al estudiante que hiciera sonar tres monedas junto al oído del cocinero, y con esto, bien pagado quedaría el ofendido.

¿Alguien dudaba de la sabiduría que se transmite en los cuentos tradicionales de cualquier parte del mundo?

Son historias estupendas no sólo para leer a solas, también para hacer una lectura en voz alta o para dramatizarlas entre los compañeros, en donde se pondrán a prueba la memoria, la dicción, la ambientación y la soltura ante un público.

Estaba pensando que sería una buena idea tener en el aula un pequeño escenario para desarrollar el lenguaje oral a través de dramatizaciones, poemas memorizados, contar sucesos, explicar lo aprendido, aclarar situaciones…. y entonces he visto en la web Decopeques, en donde pueden encontrarse estéticas preciosas para el cole, un escenario chulo que puede ser una chispa para desarrollar la idea a nuestra manera.

A %d blogueros les gusta esto: