Un bosque, un cuento.

2 Oct

Qué bonita la idea de que el bosque es un sólo ser, un ente único.

Sus innumerables habitantes: árboles, insectos, aves, frutos y hojas, mamíferos y reptiles, piedras, setas… y en algunos casos hasta duendes, se entrelazan de tal manera, que son capaces de convertirse todos, en uno. Un pacto de vida.

El pacto del bosque.

Gustavo Martín Garzo y Beatriz Martín Vidal.

Ed. El jinete azul,2010.


A veces se produce la magia en un libro. Especialmente esto ocurre cuando escritor e ilustrador forman una coreografía perfecta para hacer de una historia, una huella en el lector.

Un texto riquísimo, lleno se sensibilidad y de ritmo, de la mano del reconocido escritor Gustavo Martín Garzo, y las impresionantes ilustraciones de Beatriz Martín, que quedarán en la retina para reconocer siempre sus trazos y ambientes.

Un libro que deja huella y ocupa un lugar en la biblioteca para ser leído y mirado una y otra vez.

La madre que cuenta, ya caída la tarde, una preciosa historia a Paula y Gonzalo sobre un pacto de amor en el bosque que nació de dos conejos, Orejitas y Lametón, y una loba gris. 

Un pacto en el que los lobos dejaron de perseguir a los conejos, pues pensaban que en su saliva había algo mágico que tenía el poder de curar.

Lametón era aún era demasiado pequeño para saber lo que eran las tristezas y penas de la vida, pero vio aquellas hermosas lágrimas brotando de los ojos de la gran loba gris y no pudo resisitir el impulso de acercarse a ella para lamérselas.

=================================================================

Parece que en el otoño el bosque refuerza su presencia con sus colores y sonidos y aumenta aún más la magia y la atracción que siempre provoca en nosotros. Es protagonista en cientos de historias en el tiempo de contar o leer.

En el silencio del bosque, de Cristina Pérez Navarro.

Editorial A buen paso, 2010.

La historia es más que simpática. 

Una niña corre tras su pelota que se adentra en un bosque. El silencio y las sombras provocan algo de miedo e inquietud, pero el encuentro con un oso que deseaba compartir el día con alguien, y con un petirrojo, le descubrirán un bosque con alegrías y juegos.

Pero habrá sorpresa final que te hará dudar de lo que realmente ha ocurrido en esta historia, para hacer de nuevo un viaje por sus páginas.

Todo esto contado sin una sola palabra y con una edición impecable.

En la página derecha encontramos las ilustraciones llenas de expresividad, y en la izquierda, sólo color, con el que nos baña del estado de ánimo de cada momento.

Una delicia de libro para construir la lectura juntos y encender muchas preguntas.

================================================================

De manera explícita o más silenciosa, estas historias nos hacen sensibles a la importancia de los bosques para la personas y para el equilibrio de la vida en la Tierra. La literatura infantil también nace del compromiso de contar las cosas importantes con palabras bellas, profundas y sencillas.

De cómo nació la memoria de El Bosque, de Rocío Martínez.

Editorial FCE, 2007

Hubo una vez un Leñador que vivía de El Bosque.

El Leñador lo sentía como suyo porque había jugado en él, había amado en él y sus ramas le habían protegido de la lluvia y el calor.

El Leñador era hijo y nieto de leñadores y de ellos aprendió que un solo hombre puede hacer desaparecer un bosque. Por eso cuando llegó el momento, tal como hicieron sus antepasados, plantó Un Árbol y, al doblar éste su estatura, dejó el oficio.

En memoria de lo que había sido, cortó El Árbol, serró la madera y construyó una sencilla Mesa.

Un leñador construye una mesa con el último árbol que planta. Después de vivir con él durante mucho tiempo, la mesa pasará por la vida de otras personas hasta volver al bosque en el que nació.

La narración está inspirada en el modo de contar en la Edad Media y de manera encadenada, las ilustraciones van conformando la historia. Así lo explica Rocío Martínez:

El tono del cuento se hizo tan legendario y simbólico que decidí aprovecharme de él en las ilustraciones. Fascinada por la capacidad expresiva y narrativa, en su esquematismo, del arte románico, fui trasladando las vivencias de la mesa a la composición, las formas, los colores que usaran los artistas medievales. El paso del tiempo, de la vida, de la vejez, de la muerte, del amor, del desamor, del egoísmo, de la codicia (que de todo ello hay en esta historia) se representan muy bien con la simbología románica.

Obra ganadora de X Premio de Álbum Ilustrado A la Orilla del Viento.

================================================================

Conocemos más bosques inquietantes, alegres, centenarios… guardados en libros, que contaremos otro día.

================================================================

Anuncios

2 comentarios to “Un bosque, un cuento.”

  1. María octubre 4, 2011 a 9:10 pm #

    Hola Ana, aunque te he escrito un correo, quiero expresar por aquí lo fascinada que estoy con tu blog, me encanta todo, desde el nombre, pasando por las imágenes y por supuesto el contenido, espero que no te importe que saque ideas para el futuro blog de la biblioteca de mi colegio. Un saludo y gracias por compartir con todo el mundo tu espacio.

    Me gusta

    • Ana Nebreda. Biblioabrazo octubre 4, 2011 a 9:42 pm #

      Gracias, Puerto.
      Ánimo con vuestra biblioteca y con vuestro blog, que es un medio estupendo para compartir inquietudes.
      Abrazos
      Ana

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: