Archivo | 8:33 am

Emilio Urberuaga: felicidades.

8 Nov

Emilio Urberuaga lleva desde 1982 ilustrando libros infantiles.

La pasada semana fue galardonado con el Premio Nacional de Ilustración que concede el Ministerio de Cultura a la trayectoria de un artista en el ámbito del libro y de las letras españolas.

Seguro que has tenido en tus manos en más de una ocasión algunos de sus trabajos. El más popular, Manolito Gafotas que nos ha arrancado sonrisas no sólo por el texto de su autora: la caracterización de los personajes en el dibujo y sus extraordinarias expresiones, le daban aún más sal y pimienta a la historia.

Pero por el cole corren sus ilustraciones por todas las aulas. Coco es un personaje entrañable y adorable que los más pequeños persiguen; Óscar es un oso que nos ayuda a entendernos un poco mejor; Olivia es una niña que nos descubre nuestros sentimientos más escondidos y con Cúper el perro, todo es más divertido.

Aunque también es autor de textos, como en La selva de Sara, Pluma y Tapón,  Una cosa negra o ¿Quién anda ahí?, ha dibujado para muchos textos de otros autores y ha publicado en casi todas las editoriales.

Sus ilustraciones se caracterizan por un inteligente sentido del humor acompañado habitualmente con un enorme toque de ternura. Capaz de transmitir emociones tanto con una paleta de color intensa, como en blanco y negro; y emociones en el trazo de niños, adultos y animales.

Sus dibujos nos transmiten muchas cosas que a veces es difícil hacerlo con palabras y sólo una buena ilustración da ese impacto. A los niños les encantan sus ilustraciones y las interpretan con facilidad. Sólo es posible esto cuando el trabajo se hace con un enorme respeto hacia ellos y adentrándose en sus mundos con complicidad.

Creo que este premio es un chispazo para que la gente se acuerde de que hay un mundo infantil que es prioritario, el futuro, afirma el autor. El niño que ahora lee estos libros, en 15 años es un adulto que irá a comprar o descargarse otros. Hay que crear el hábito para que después lean. Trato que mi trabajo sirva para hacer mejores humanos, o lo intento por lo menos.

Estas imágenes son del Banco de recursos de SOL, y puedes ver más desde aquí.

A %d blogueros les gusta esto: