Archivo | 9:43 am

Nicoletta Costa

23 Feb

Me encanta Nicoletta Costa, incuso antes de saber quién era.

Había varios libros en la biblioteca llenos de dibujos bonitos y muy claros. No me parecieron difíciles de copiar y los escogí para decorar una de las paredes de la biblioteca. Quedó preciosa y alegre.

Y luego, cuando ví más y más libros con sus dibujos, conocí y reconocí a Nicoletta Costa. Ya es de las mías.

Nicoletta Costa  nació en 1953 en Trieste, donde vive y trabaja. Graduada en Arquitectura en la universidad de Venecia en 1978, ha dedicado su vida a escribir e ilustrar libros infantiles.

Con sólo doce años, demostró en un concurso su talento en el mundo de la ilustración con un estilo sencillo que estimula el aprendizaje de los más pequeños.

Ha ganado numerosos premios, entre los que destacan la Pluma de Oro de Belgrado en el año 1988 y el premio Andersen en 1994 al mejor ilustrador.

A lo largo del tiempo y de su trabajo, ha creado personajes ya muy conocidos que verás por sus libros: La oca Caterina, el conejo Julio que pronto será protagonista de una serie de dibujos animados, Olga la nube, el gato de Nicoletta, la maestra Margarita, el árbol Juan o la bruja Teodora.

Nicoletta transmite en sus ilustraciones un enorme amor a la naturaleza: campos verdes, aires limpios, aguas azules y pequeñas casas que desprenden un  ambiente nada contaminado.

Del mismo modo, sus personajes no tienen prisas, resuelven los asuntos con calma, pero llenos de entusiasmo por la vida y con mucha creatividad.

Me gustan sus dibujos porque son bonitos y limpios. Son sencillos y sigues sus líneas sin perderte. Nos enseñan a mirar el trazo y el contorno de las cosas, que tantas dificultades tenemos para dibujarlos.

Y justo esto es lo que les sucede a los niños y por eso los miran con atención durante largo tiempo. Porque les permiten fijar su mirada con claridad, asunto que les cuesta bastante con pocos años y porque ven la posibilidad, con algunos añitos más, de poder hacer algo similar, de imitarlos en un papel con lápiz y colores.

Son impecables y por eso hoy los traigo hasta aquí. Para compartirlos con vosotros porque puedes trasladarlos a cualquier parte: a una pared, a una camiseta, una sábana o un carpeta.

También porque hace poco he visto la biblioteca de mi cole, que hacía tiempo que no iba desde que estoy con otras ocupaciones educativas, y que está cada año más bonita porque la viven con muchas ganas.

=
=
=
=

=
=
=
=

=
=
=
=

=
=
=
=


=

=

=

=
=
=
=

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: