Archivo | 8:35 pm

Día Mundial del Teatro 2012: leemos a Shakespeare.

26 Mar

Shakespeare está considerado como el mayor dramaturgo de todos los tiempos. Sus obras se han traducido a muchas lenguas y siguen representándose por todo el mundo.

Este estupendo libro, que tiene su lugar ganado en el espacio del teatro en la biblioteca escolar, nos acercará a las obras de este poeta, actor y dramaturgo inglés.

Las obras de William Shakespeare, presentadas e ilustradas por Marcia Willians y de la editorial Acanto.

Querido espectador:

Imagina que te transportan a la Inglaterra de William Shakespeare. A orillas del río Támesis se encuentra el teatro Globe, el edificio de madera donde se van a interpretar las siete obras de este libro.

Por una moneda puedes quedarte de pie en el patio, entre el populacho, y ver la obra (!cuidado con los carteristas!)

Por una moneda más, te podrás sentar entre la gente rica en uno de los palcos del teatro.

Hay tres partes en cada obra: las palabras que Shakespeare escribió son las que dicen los actores; la historia o el argumento se explica debajo de las imágenes, y los espectadores – que destacan por lo ruidosos y maleducados que son- pueden verse y oírse en torno al escenario.

Si pulsas sobre las imágenes, podrás verlas con mayor resolución y hacerte una idea más precisa de cómo se estructura y se presentan las obras en el libro.

Las versiones de las obras están presentadas en formato cómic y nos acercan muy bien al argumento de cada drama y al ambiente en el que se desarrollan.

Los actores siempre eran hombres, aunque los personajes fuesen femeninos, y su técnica se basaba esencialmente en la sobreinterpretación y gesticulación.

Uno de los aspectos más curiosos del libro, es la muestra de cómo eran los teatros de la época, en muchas ocasiones auténticos gallineros, y las situaciones y comentarios de los espectadores, tanto a lo que sucede en la obra como a quienes les rodean, poniendo un buen toque de humor. En el teatro Globe, podían caber hasta 2000 personas.

Lo trágico, lo cómico, lo poético, lo terrenal y lo sobrenatural, lo real y lo fantástico se entremezclan en las obras de Shakespeare. Las transiciones entre lo melancólico y lo activo son rápidas y frecuentemente se manifiestan a través de duelos y peleas en escena que debían de constituir una animada coreografía muy del gusto de la época.

Buen Día Mundial del Teatro 2012.

=

=

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: