Archivo | julio, 2012

Guías de viajes con niños

24 Jul

Y hablando de viajes, comentábamos la otra tarde entre amigos sobre lo que nuestros hijos recordaban de los viajes que hicimos cuando eran pequeños. Coincidíamos en que a veces apenas tienen recuerdos de lo que suponíamos que iba a ser inolvidable y nos reíamos del fracaso de la inversión en algunas ocasiones, al comprobar su total amnesia.

Contamos que los recuerdos son más vivos si sucede algo muy especial en esos días, si los recordamos después en conversaciones con ellos o si montamos el álbum de fotos del viaje y que desde que tenemos las cámaras digitales se quedan almacenados en el ordenador perdiendo la vivencia de sobetear las fotos.

Ilustración de Vladimir Gvozdarik

Mi pasión por los libros se dejó notar y recordé las muchas ediciones que hay sobre Guías de viajes para niños que pueden acompañar a una escapada en manos de niños y adultos. Desde la estantería de su habitación siempre desplegarán constantes recuerdos.

Os anoto algunas muy interesantes para usar antes, durante y después del viaje. Todas están llenas de datos curiosos, personajes relevantes, historias fascinantes, fotos, mapas, ilustraciones y contenidos didácticos para los pequeños lectores.

  • Me mola viajar.

=

La editorial Gaesa tiene unas estupendas guías de viaje para niños y niñas de entre 8 y 12 años.

Son una ventana para la aventura de conocer ocho ciudades del mundo:París, Roma, Londres, Barcelona, Madrid, Lisboa, Nueva York y Amsterdam.

=

=

=

=

=

  • Mi primera Lonely Planet    

=

=

Para conocer relatos curiosos y hechos fascinantes de la gente, los lugares, la historia y la cultura de Londres, Nueva York, París y Roma.

Llena de fotos, mapas e ilustraciones y contado en un tono desenfadado para niños de 8 a 12 años. Mas información desde aquí.    

=

=

  • Soñando ciudades

=

=

=

La editorial Nórdica  publica esta colección de ciudades para niños.

Londres, Barcelona y Madrid son de momento los tres destinos a descubrir con ilustraciones de artistas y desplegables.

=

=

=

=

=

  • Mi viaje a…
=
=
Una colección de guías de viaje amenas, informativas y con muchas actividades.
Los libros incluyen pasatiempos variados así como las palabras y frases más importantes en el idioma del país destino: Berlín, Londres y París.
=
=
=
=
=
=
=
=
=
=
  • Madrid oculto para niños
=
=
Marco Besas, autor del libro, ya había escrito Madrid Oculto para adultos y probó más allá la experiencia hacia los niños.
Un libro lleno de curiosidades, misterios y secretos de la ciudad con ocho itinerarios: el entorno del Palacio Real, la Puerta del Sol, la calle Mayor y aledaños, las Cortes, el Retiro, Atocha y el Rastro.
A lo largo del libro se proponen juegos y acertijos relacionados con cada episodio.
Ediciones La Librería.
=
=
  • Guías infantiles
=
=
=
La editorial Susaeta nos propone cuatro ciudades:
Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla, para conocer su historia, sus calles y su cultura.
=
=
=
=
=
=
=
=
=
  • Los viajes de Valentina
Una manera divertida y fácil de conocer monumentos, otras costumbres y gastronomías, e incluso idiomas nuevos. Las aventuras de Valentina son libros de aventuras y una primera guía de viajes.
=
Me gusta lo que comenta la autora:
=
Los cuentos de Valentina no son guías de viaje aunque incluyen una guía al final con recomendaciones para ellos: parques, juguetes, comida, vocabulario…
Nacieron, precisamente, cuando al viajar con nuestros hijos me di cuenta de que si les sonaba algo (un parque, un edificio…) luego tenían interés en conocerlo. Incluso en reconocerlo y volver (El Big Ben, La Torre de Londres). Creo, además, que todo tiene varias lecturas. Que de niño ves una parte de las cosas que luego, cuando maduras,  tiendes a menospreciar (o eres incapaz de ver).”
=
=
! Buen viaje lleno de recuerdos !
Ilustración de Eugenia Nobatti
=
=
Anuncios

Un mapa para viajar.

20 Jul

Es tiempo de viajes.

Aunque ya muchos se han entregado a los GPS, el encanto de los mapas guarda el logro de la interpretación y el trazado personal de cada ruta siguiendo el caminito con el dedo.

Nos encantan estos mapas de usar  y achuchar que la empresa italiana Palomar  ha creado.

Se llaman los Crumpled Maps, los Mapas arrugados.

Están hechos de un tejido especial, ligero, impermeable y muy resistente. ¿Recuerdas el esfuerzo de volver a doblar el mapa exactamente del mismo modo en que lo abriste? !Una tortura!

Pues con éstos  !sólo tienes que arrugarlos y meterlos en el bolso una vez utilizados !

Hay una versión para niños, y otra para más mayores. En ambas nos proporcionan detalles de la ciudad: calles, monumentos, museos, galerías de arte, visitas turísticas y mucho más.

Ponerse delante de un mapa es todo un reto y una experiencia que debemos ofrecer a los niños: localizar un lugar, hacer una ruta, interpretar las señales, reconocer espacios… una actividad intensa y preciosa. Me encantan las paredes con algún mapa.

Actualmente hay mapas de 31 ciudades publicadas:

Ámsterdam, Barcelona, Berlín, Chicago, Copenhague, Edimburgo, Estocolmo, Florecia, Hamburgo, Helsinki, Hong Kong, Lisboa, Londres, Madrid, Melbourne, Milán, Moscú, Múnich, Nueva York, Nueva Zelanda (Auckland, Wellington, Queenstown), Oslo, París, Roma, San Francisco, San Petersburgo, Sídney, Tokio, Toronto, Venecia, Viena y Zúrich.

¿Cuál te pides ?

Dulces siestas de verano

19 Jul

Me encanta esta foto que me ha pasado Juan.

Recuerdo esas siestas silenciosas de verano llenas de lecturas…

=

El cuento del carpintero. Iban Barrenetxea

12 Jul

El cuento del carpintero. Iban Barrenetxea. Editorial A buen paso.

=

Había una vez un laborioso carpintero que se llamaba Firmín.

Fabricaba unas ruedas de tal perfección, que el impulso de una mirada bastaba para echarlas a rodar. Rodaban y rodaban hasta perderse tras el horizonte y sólo uno o dos años después volvían a aparecer por el lado opuesto tras haber recorrido el mundo entero.

=

Con mucha, muchísima razón, los libreros le han otorgado a este libro el Premio Libro Kirico 2011.

Iban Barrenetxea es autor e ilustrador de la historia, y la calidad en ambos campos es magnífica.

Un texto cuidado para todos los lectores, personajes singulares con matices definidos y una cadena de sucesos con sorpresa final que te arranca una sonrisa y un pensamiento. !Bingo!

Es muy curioso, porque cuando el texto está tan bien escrito y la historia discurre como un cascabel, te apetece releerla y aprenderla para contársela a otros. Aquí hay materia para un buen narrador que sabrá hacer con su voz y gestos, un regalo para los oídos de quien escucha.

” !Qué enorme calamidad! – explicó el Médico a Firmín -. Liderando a sus hombres en una audaz carga contra el enemigo, !el Barón von Bombus ha perdido su brazo derecho! “

En el fragor de la batalla no lo habían podido encontrar, así que el carpintero debía fabricar uno de madera que ocupase su lugar.

Firmín pensó que aquél era el encargo más extraño que le habían hecho en su vida, pero sin acobardarse ante el desafío volvió a su taller, rebuscó hasta encontrar el pedazo de madera apropiado y se puso manos a la obra con su lápiz, su serrucho, su martillo y su formón.

Durante dos días con sus noches Firmín midió, trazó, serró, clavó, lijó y barnizó hasta que, al fin, al tercer día el brazo quedó terminado y listo para llevarlo al palacio.

Las ilustraciones son meticulosas, se aprecia un enorme trabajo en las texturas y en los detalles de los personajes y del atrezzo.

Las figuras tienen un aire muy personal, extremadamente estilizadas o ensanchadas, con un cierto hieratismo. Apetece mucho remirar las escenas y los objetos con calma.

He decidido aprenderme la historia de este prodigioso carpintero empeñado en hacer cosas bellas y este barón beligerante que sigue el camino inverso de Pinocho, para contarla con amigos en una de estas noches de verano.

Y en ello estoy.


40 años con ojos de niño. FRATO

9 Jul

No es fácil presentar a Francesco Tonucci después de tantos años de estudio, compromiso y trabajo en favor del respeto a los niños. O tal vez sí, si lo hacemos sin tanta retórica adulta (necesaria en muchas ocasiones pero seguramente prescindible desde aquí), e intentamos hacerlo con ojos de niño:

Es un señor de pelo y barba blanca, italiano, que dibuja y escribe contando lo que los niños piensan y quieren, frente a lo que los adultos creen que necesitan.

Con el nombre de FRATO ha firmado otro modo de comunicarse y de transmitir ideas sobre la educación. Con dibujos y pocas palabras, es capaz de contagiar reflexiones pedagógicas innovadoras.

Sus aparentes dibujos inocentes no dejan indiferente a nadie pues aportan una mirada cargada habitualmente de una reflexión muy lejana al conformismo y muy cercana a la crítica.

Una crítica que llega a la familia, la escuela, la política… denunciando errores educativos, de posturas tradicionales y progresistas, que a veces soportan con dificutad esta dosis de sátira mordaz.

Escribe Loris Malaguzzi que Frato es como un aguafiestas, un Robin Hood que agita las conciencias tranquilas y apoltronadas, un militante de la provocación infalible.

Los niños a los que defiende a capa y espada son víctimas habituales de la arrogancia de las leyes, de las normas, de las costumbres, de las retóricas, de las didácticas plastificadas, de los falsos pudores que los mayores inventan en la familia, en la calle, en los medios de comunicación, en la escuela …

Sus viñetas van envueltas en humor. Ese humor que tan bien usan los inteligentes como un buen pan que acompaña a un bocado algo amargo y que te hace pasar mejor el trago.

Y es que desde el mundo adulto con qué facilidad perdemos los ojos de niño, tan necesarios para acompañar a la infancia sin cargarles con todos los prejuicios que hemos acumulado en el camino.

Hay que esforzarse y mucho, y tener la honradez de verte reflejado en muchas ocasiones en sus páginas y poder reírte de tí mismo. Seguramente se acerque mucho al saber pensar y saber leer.

Francesco Tonucci es muy grande. Pasaríamos horas de alta inversión escuchando sus conferencias que tenemos a mano en Internet.

Compartió este enorme respeto por los niños con Gianni Rodari y curiosamente el libro que hoy es protagonista, comienza con un texto que me gusta recordar con frecuencia: Un señor maduro con una oreja verde. Una oreja de niño pegada a un mayor que le sirve para oír cosas que un adulto nunca se para a sentir y para escuchar las cosas que los niños cuentan.

Pues con esta oreja que nos contó Rodari, y con los ojos de niño que nos dibuja Frato, podríamos hacer una escuela, una calle, una ciudad, una casa, una familia… cada vez mejor.

Pippi Calzaslargas. Astrid Lindgren

1 Jul

=

En los confines de una pequeña ciudad sueca había un huerto exuberante, y en él una casita de campo. En esta casita vivía Pippi Calzaslargas, una niña de nueve años que estaba completamente sola en el mundo. No tenía padre ni madre, lo cual era una ventaja, pues así nadie la mandaba a la cama precisamente cuando más se estaba divirtiendo, ni la obligaba a tomar aceite de hígado de bacalao cuando le apetecían caramelos de menta.

Me parece que es una opción estupenda empezar el verano con este clásico. Seguro que con estas ganas locas de libertad, vagancia y pocas normas, te divertirás y comprenderás mucho mejor a esta Peter Pan con trenzas.

Ilustración de Richard Kennedy

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: