Archivo | 11:11 am

Pippi Calzaslargas. Astrid Lindgren

1 Jul

=

En los confines de una pequeña ciudad sueca había un huerto exuberante, y en él una casita de campo. En esta casita vivía Pippi Calzaslargas, una niña de nueve años que estaba completamente sola en el mundo. No tenía padre ni madre, lo cual era una ventaja, pues así nadie la mandaba a la cama precisamente cuando más se estaba divirtiendo, ni la obligaba a tomar aceite de hígado de bacalao cuando le apetecían caramelos de menta.

Me parece que es una opción estupenda empezar el verano con este clásico. Seguro que con estas ganas locas de libertad, vagancia y pocas normas, te divertirás y comprenderás mucho mejor a esta Peter Pan con trenzas.

Ilustración de Richard Kennedy

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: