La leyenda de Sleepy Hollow. Washington Irving y Arthur Rackham

30 Ago

Trasteando en una curiosa librería en donde venden libros usados y antiguos con ese saborcillo de andar al encuentro de algún tesorito, me decido por este libro debido a tres razones: una, el autor ; dos, el ilustrador; tres, el título.

Me gusta cómo suena el título. Conozco al autor, sé que es un gran escritor. Me encanta el ilustrador, es un clásico al que siempre hay que mirar.

La leyenda de Sleepy Hollow, de Washington Irving, ilustrado por Arthur Rackham y de Ediciones Libertarias.

Y quedo encantada con la lectura. Por eso lo comparto aquí.

Washington Irving, neoyorkino nacido en 1783 y hombre lleno de curiosidad que se dedicó a la abogacía, a la diplomacia y especialmente a la escritura, fué además un gran viajero que conoció muy bien culturas diferentes, entre ellas la española.

Capta en su escritura el espíritu romántico americano creando ambientes fantásticos como en la Leyenda de Sleepy Hollow: una narración breve que corta la respiración.

Irving fue de los primeros escritores norteamericanos que escribió cuentos cortos y también de los pioneros en el uso del humor y la sátira como ingrediente literario.

¿Sabes dónde está enterrado Washington Irving?

En el cementerio de Sleepy Hollow, en Nueva York.

Las noches de verano se prestan a la tertulia y a compartir narraciones. Nunca faltan las leyendas y los cuentos de miedo que tanto nos gusta escuchar y que luego pasan factura cuando te encuentras solo y tienes que levantarte para marcharte… ¿te suena esto?.

Pues de esto tiene mucho la Leyenda de Sleepy Hollow.

Sleepy Hollow ( Vaguada Soñolienta), es un pequeño y tranquilo valle en el Estado de Nueva York habitado por descendencientes holandeses. Son dadas estas gentes a toda especie de creencias maravillosas y propensos a visiones, especialmente a la aparición de una figura a caballo desprovista de cabeza. A este espectro se le conoce en los hogares de todo el valle como el Jinete Decapitado.

Vive allí un personaje singular: Ichabod Crane. Es el maestro del valle: serio, firme y justo en su profesión; pobre pero elegante decadencia en el vestir; poco agraciado físicamente pero que hábilmente logra las atenciones de los lugareños pues se prodiga en favores y en el buen trato con hombres y mujeres. Es culto, le gusta el canto y narrar leyendas tradicionales con gracia y embrujo.

Una de sus alumnas de canto es Katrina, hija del viejo y rico labrador holandés Baltus Van Tassel. Y el maestro, queda enamorado de esta lozana muchachita, rolliza como una perdiz, tan en sazón y tan sonrosada como uno de los melocotones de su padre y universalmente afamada no ya por su belleza, sino por sus inmensas expectativas.

Pero el pedagogo tiene un rival en el amor nada fácil: Brom Van Brunt, conocido com Brom el Huesos. Un hombre corpulento, fanfarrón, fuerte, audaz, festivo, arrogante y lleno buen humor.

El desenlace de esta disputa de amores llegará una noche oscura y llena de sombras, tras una fiesta en la finca del rico padre holandés y en la que no faltaron, ya entrada la noche, las narraciones de leyendas sobre cortejos fúnebres, lamentos en los bosques, apariciones de mujeres perecidas y cómo no, sobre el fantasma predilecto de Sleepy Hollow, el Jinete sin Cabeza, que ataba por las noches su caballo en las sepulturas del cementerio de la parroquia.

No contaremos mucho más porque será mejor que se te erice el pelo leyendo la historia y termines con una sonrisa dibujada en la cara;  sólo añadir que lo que le sucedió a Ichabod, el maestro, forma ya parte de las historias predilectas que se cuentan en la vecindad en las largas veladas alrededor del fuego.

Una de las sorpresas en esta lectura es el estilo y el tono de la narración.

Irving se prodiga en descripciones detalladas tanto de paisajes, personajes como de elementos secundarios, aderezadas con un rico vocabulario que en ocasiones ralentiza la lectura para ganar profundidad en la intensidad del ambiente.

El narrador logra un nivel de complicidad importante con el lector utilizando el humor y la ironía que no dejan de provocar constantes sonrisas.

Una lectura desbordante de calidad en la escritura y la ilustración.

Arthur Rackham, nació en 1867 en Londres y trabajó como dibujante en el Westminster Budget, lo que le permitió su total dedicación al arte durante más de cincuenta años.

Ilustró revistas, relatos de Shakespeare y obras tradicionales como Peter Pan en los jardines de Kesington, Alicia en el País de las Maravillas o los Cuentos de Hadas de Hans Andersen.

Sus ilustraciones son inconfundibles por sus ambientes mágicos, tocados de un halo misterioso e inquietante y una sobrada habilidad en el dibujo.

Descubrir esta lectura ha sido un placer.

Al buscar información sobre esta historia encuentro que ha sido objeto de algunas adaptaciones al cine y que no está mal saber de ellas, aunque nunca nada como sumergirse en la lectur original. Esto no lo dudes.

  • Disney hizo esta animación para niños. Me parece que es simpática.

  • Tim Burton, al que le encantan las historias misteriosas, también hizo una adaptación al parecer bastante alejada de la historia original y a la que tituló con el mismo nombre: La leyenda de Sleepy Hollow.

6 comentarios to “La leyenda de Sleepy Hollow. Washington Irving y Arthur Rackham”

  1. Loreto Delgado Prada agosto 30, 2012 a 11:35 am #

    Lo has narrado tan, pero tan bien… que necesito leerlo pero ya.

    Me gusta

  2. Isabel agosto 30, 2012 a 12:10 pm #

    GENIAL!! (como siempre!!), continuas sorprendiendome!! GRACIAS

    Me gusta

  3. AMARILYS septiembre 2, 2012 a 1:42 am #

    Me encantó tu reseña , por cierto uno de los escritores preferidos por mí.Gracias.

    Me gusta

  4. janis noviembre 30, 2012 a 5:38 pm #

    necesito saber como se relaciona el jinete sin cabeza con ichabod crane por favor gracias

    Me gusta

  5. Peña noviembre 1, 2013 a 4:33 pm #

    Felicidades, buena adquisición, ¡excelentes ilustraciones!.

    Me gusta

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cuestión de pilotos (I) | Vengo a hablar de mi tele - septiembre 29, 2013

    […] al carro de las series sobre clásicos de fantasía recuperando el relato del jinete sin cabeza escrito por Washington Irving y llevado al cine por Tim Burton. Como en el obvio referente de “Érase una vez”, la fantasía […]

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: