Archivo | noviembre, 2012

La casa. Roberto Innocenti y Patrick Lewis

29 Nov

Imagino que J. PatricK Lewis, destacado escritor norteamericano, supo al ver las ilustraciones de Roberto Innocenti, que su nombre quedaría en segundo lugar en este libro porque la fuerza y virtuosismo de la mano del ilustrador es impactante.

La casa, editado por  Kalandraka en 2010 es una joya álbum ilustrado.

Ahora, en este lado del planeta en que el frío arrecia y la casa se convierte en un nido único y al calor de una tarde casera que nos promete algunas horas de ocio, nos perdemos entre las páginas de este libro viviendo las muchas vidas que pasaron por La casa.

En una vieja colina, cercana a la aldea, se alza la casa.

Se construyó en 1656, según consta en el dintel de su puerta.

Durante sus primeros dos siglos de existencia pasó por muchas peripecias: sobrevivió a una peste, albergó a varias generaciones, se le fueron añadiendo innumerables piedras. La casa se convirtió en leyenda, y después fue abandonada. Pero, en el inicio del siglo veinte, fue descubierta otra vez y renació. Durante las diez décadas siguientes, la guerra destrozó la ladera de la colina, las costumbres antiguas cambiaron debido a las nuevas tecnologías, y una nueva familia la habitó.

La casa lo presenció todo, pero ¿será capaz de sobrevivir a otro abandono?.

La casa es fiel testigo de la historia y sus cambios: las costumbres sociales, las familias, los trabajos, la economía, la paz y la guerra…

Hay en el trabajo de ilustración de Roberto Innocenti una profunda documentación histórica que nos desvela en cada página el modo de vivir a través de los personajes, sus ropas, los acontecimientos alegres o tristes, los objetos que les rodean y las actividades que realizan.

Las ilustraciones hiperrrealistas que ocupan por entero las dobles páginas del libro, están llenas de detalles sobre la transformación del paisaje provocados por los cambios de estaciones, por los avances tecnológicos o bien por la ocupación o abandono  de los habitantes del lugar.

La vista se pierde en mil rincones insospechados en cada ilustración. Te apetece acercarte tanto, que el uso de una lupa seguro que no sobra.

Es cierto que el álbum respira melancolía, tal vez provocada por esa mirada atrás que tiene la historia y que los autores, escritor e ilustrador, han querido hacernos sentir.

Aunque la escena es aparentemente siempre la misma, todo es distinto en cada una de ellas. Por ellas pasan generaciones de una familia y la vida misma.

La casa, es un libro que hace puente entre las historias de ficción y la divulgación. Muy hábilmente entremezcla estos dos aspectos acercándonos a la historia sin renunciar a las emociones.

Si quieres saber más sobre Roberto Innocenti:

  • Entrevista en el blog Literahartura desde aquí.
  • Pinocho, de Collodi e Innocenti en Biblioabrazo.
  • Cuento de Navidad de Dickens e Innocenti en Biblioabrazo.
  • El cascanueces, de Hoffman e Innocenti en Biblioabrazo.

Otoño: a la caza de tesoros.1

26 Nov

No quiero que pase el otoño sin hacer protagonista a esta estación, como así ha sido cada año.

Del otoño nos gusta todo: los colores del campo y del bosque, recoger nuevos tesoros del suelo, usar las botas de agua en los paseos…

… el cambio de ropa, una mañana de setas, encender la chimenea o pisar el suelo lleno de hojas.

Hace tiempo que tenemos una actividad guardada y con ganas de usarla. Éste es el momento.

Creo que os gustará y tomé la idea de un artículo de Kireii que puedes ver desde aquí.

Se trata de una caza de tesoros que podemos hacer desde casa o el cole, con muchas posibilidades didácticas para aprender de la naturaleza y de los libros. Así estamos viviendo y preparando esta idea.

  • En uno de los habituales paseos no muy lejos de casa, los mayores fuimos recogiendo esas pequeñas cosas que la naturaleza deja y que son como tesoros: erizos de castañas, hojas de árboles, semillas de palmeras, plumas de pájaros, bolas de falsos plataneros, almendras, castañas y hasta la concha de un caracol.

  • En casa fotografiamos nuestra cosecha y en este momento los niños también pueden participar con la cámara o el móvil. Tratamos las imágenes en el ordenador y las imprimimos. Ya teníamos claro en este momento que nos íbamos a centrar en los árboles: reconocerlos por sus elementos.

Estos son algunos de los tesoros que recogimos y fotografiamos; pertenecen a árboles de nuestro entorno: ¿sabrías decir sus nombres ?

Comprobarás que no es tan fácil nombrarlos. Vamos a reconocer e identificar algunos árboles porque nos parece un conocimiento muy interesante.

Con las imágenes que tenemos, hemos decidido seleccionar seis árboles para investigar.

  • Recortamos las imágenes para poner sobre una caja que tengamos a mano por casa. Hemos elegido una de pañuelos de papel y pegado las imágenes en una cartulina adosada con papel celo a la parte superior de la caja.

  • Ahora el juego consiste en que los niños salgan a buscar con su caja los objetos que aparecen en las imágenes y guardarlos en ella. Es un reto muy divertido que también podemos hacerlo en compañía para fomentar la cooperación.
  • Cuando hayamos conseguido todos los objetos, los observamos, describimos y tal vez sepamos el nombre de alguno de los elementos, pero casi con seguridad, que tendremos que buscar información.

Y aquí aparecen los libros informativos.

Como nuestro objetivo va a ser conocer el nombre de algunos árboles cercanos, distinguir sus hojas, tronco y semillas,  y descubrir algunas características de los árboles, vamos a trabajar especialmente con los libros que os mostraremos más adelante.

Ahora estamos en la fase de buscar los tesoros de nuestra misión.

Os contaremos cómo avanza este proyecto y cómo lo vamos a presentar y comunicar.

El horrible monstruo al que le encantaba leer.

22 Nov

Erase una vez un horrible monstruo feo, sucio y malvado que vivía en un inmenso bosque en el que a veces se adentraban los humanos. Su trabajo consistía en ahuyentar a los instrusos con un terrible alarido.

Éste es el monstruo que Lili Chartrand ha escrito, Rogé ha ilustrado y publicado la editorial Silabario.

Leer es tremendamente monstruoso, de verdad.

A nuestro protagonista un día le sorprende que una niña, inmersa en el bosque y en la lectura de un libro, no escucha su alarido y tiene que gritar DOS veces con todas sus fuerzas, hasta que logra asustarla.

Cuando descubre con la ayuda de la abuela dragona lo que guardan los libros, toda la vida del bosque cambiará un poquito para todos los que allí habitan y para los que se acercan a pasear.

Es un libro muy divertido y a partir de esta lectura hemos hecho nuestro libro de los monstruos. Os cuento quién nos ha dado esta estupenda idea.

Se llama Sabela Gago. Es gallega, actriz y mediadora de historias, porque participa en campañas de lectura en los colegios y en muchos cursos de formación del profesorado.

Este año ha estado en las Jornadas de Bibliotecas de Extremadura. Una gozada escucharla, aprender de ella y participar en todo lo que nos propuso.

Entre las ideas que guardé, sabía que ésta que os cuento hoy, enseguida se haría libro.

Libro de monstruos

Nuestra cubierta y contracubierta tiene la cara del monstruo protagonista pintada con pintura de dedos. Hemos utilizado una carpeta de cartulina portafolios ya usada.

Cada partipante del libro ha escrito una pequeña historia en una página de color en la que se daban las pautas tanto en ideas como en espacio. Había que completar siete propuestas para hablar de nuestro monstruo:

En…

Vivía un monstruo…

Su cuerpo era…

Le gustaba…

Y nunca quería…

Lo que mejor hacía…

El monstruo se llamaba…

Más monstruos del libro:

Una vez que hemos creado nuestro monstruo, recortamos con tijeras las líneas horizontales de la página sin llegar hasta el final.

Unimos todas las páginas y grapamos con las cubiertas.

Puedes leer cada monstruo de su color…

=

O puedes pasar una cartulina por las diferentes tiras para leer monstruos combinados con las ideas de diferentes escritos:

=

De este modo, nuestro libro de monstruos puede tener miles de monstruos guardados, pues las combinaciones son muchísimas.

!!! Esta es una idea MONSTRUOSA!!!

Javier Fonseca: sacar jugo a las palabras.

17 Nov

¿Quién mejor que un escritor de historias para niños, podría darnos buenas pistas para fomentar la escritura entre nuestros alumnos?

Javier Fonseca se dedica con pasión al oficio de escribir historias para niños.

El primer libro que leímos de este autor e hicimos referencia en Biblioabrazo, fué:

  • !!Qle Sardina!!.Una historia enclavada en un barrio muy andaluz y flamenco, y en la que los personajes protagonistas, unos gatos con mucho arte, nos muestran valores de integración y confianza.

  • Después leímos El mago Bruno, editado en Macmillan y que además de gustarnos, generó muchas ideas para hacer después de leer.

Bruno es un niño aprendiz de mago. Quiere ser Animago y convertir cosas en animales: !su casa corre el peligro de convertirse en un circo!. Menos mal que a sus padres se les ocurre la mejor idea para detener sus locos hechizos.

Nos han gustado las rimas en los hechizos y los animales llenos de humor que es capaz de inventar.

=

  • Este año Javier Fonseca ha publicado en la editorial Algar la historia Tras los pasos de un zapato.

Don Cruz, un bibliotecario entregado a su oficio, es víctima del robo de uno de sus zapatos en la biblioteca y con la ayuda del ratón Cleo, que tiene alma de detective, seguirán las pistas del enigma.

=

  • Seguramente conozcas la colección de Clara Secret, publicada en la editorial Macmillan.

Clara es una niña de nueve años que quiere ser detective. Y desde luego encuentra casos sobre los que investigar con Uan, un peluche que habla inglés y que colabora con ella formando un equipo de detectives muy singular.

Hasta el momento hay publicados seis títulos de la colección.

En el verano leímos el último: El caso del reloj de 1812. En esta historia conocemos a la familia de Clara y a los vecinos que habitan en el mismo edificio. Aparecen muchas referencias históricas a la Pepa, la Constitución de 1812, dentro del caso que quieren investigar y que aporta un ingrediente más de interés al conjunto de la trama.

Además, escribimos a Clara y recibimos el carné de detective, pegatinas y una carta muy bonita escrita por ella.

Este es el trabajo de escritor de Javier Fonseca, con el que hemos podido disfrutar de una tarde intensa de formación en el Centro de Profesores de Cáceres.
Ha venido con la intención de compartir estrategias de lectura y escritura para niños y nosotros hemos disfrutado de este encuentro con autor.
=
Dice Javier que todos podemos hacer magia con las palabras.
Las palabras tienen un poder especial y con solo poner atención e imaginación, pueden encontrar las historias que hay a nuestro alrededor: en una mancha, en la nevera, en un prospecto de paracetamol e incluso en una señal de tráfico.
Claro que para conseguirlo no puede pasar ni un día que no inventemos algo sin parar de buscar con algunos de sus trucos:
  • Celebrar cada día un acontecimiento.
  • Variar el objetivo o uso cotidiano de lo que conocemos.
  • Hacer algo no habitual cada semana.
  • Provocar extrañamientos.
Se trata de hacer un entrenamiento para la creatividad, en el que poder saltar a otra dimensión del pensamiento abriendo nuevos caminos y maneras de mirar con otros ojos.
Esta idea es preciosa y sobre ella nos guió para lograr una actitud que posibilitara la creación de historias.
Y aquí utilizó su exprimidor de historias con el que fuimos componiendo:
  • A partir de una anécdota: Un hombre llega a su casa, coge una caja de lata, la pone encima de una mesa, se sienta y no deja de mirarla…o… Alguien que camina por el metro de una ciudad y pisa un chicle recién masticado que hay en el suelo y que quiere viajar…
  • Otorgando una característica muy especial al personaje: Un hombre de madera, un perro de hielo, una mujer de pan…
  • Detallar un manual de instrucciones sobre acciones habituales: cómo beber de un vaso, sentarse en una silla…
  • Jugar con los nombres propios: haciendo acrósticos para formar historias, cambiando una letra del nombre…
  • O historias que siguen la ruta de preguntas sobre el personaje, el lugar, el conflicto, los secundarios, los diálogos y el final.

=

Javier Fonseca nos enseñó muchas ideas llenas de fantasía y de lógica, de lógica fantástica, que no debe faltar en la escuela entre maestros y niños, y corriendo por las líneas de los cuadernos.
Gracias, Javier.

Tarjetas de lectura

11 Nov

Desde la editorial Almadraba me enviaron unas tarjetas la mar de monas, en las que se publicitaban lecturas.

Me pareció una buena idea, que centrifugada y adaptada podría convertirse en una actividad interesante para recomendar lecturas a amigos lectores.

Y así ha sido.

  • Escogemos libros que nos hayan gustado especialmente.
  • Recortamos papel cartón fuerte (hemos reciclado la contracubierta de un calendario) del tamaño de las tarjetas postales.

  • Dibujamos y coloreamos con los materiales que queramos una imagen significativa de la historia y escribimos el título del libro.
  • Por la parte trasera, dividimos en dos partes la postal, de modo que en la parte derecha podamos escribir la dirección y pegar el sello.

  • En la parte izquierda, escribimos una frase del libro que nos guste y si te queda espacio, escribes el autor, el ilustrador y la editorial.
  • Sólo nos queda poner el sello, echar la tarjeta en el buzón de correos (!qué novedad!) y esperar a que llegue a nuestro destinatario. Que se pondrá muy feliz .

Desde Biblioabrazo ya van de camino unas tarjetas de lectura para algunos amigos lectores 😉

Con Ana Garralón.

8 Nov

Ana Garralón lleva mucho tiempo investigando sobre la literatura infantil y las ediciones para niños.

Adentrarse en su Historia portátil de la literatura infantil, editado por Anaya en 2001, es un paseo intenso sobre los pasos que esta literatura ha dado desde 1800 hasta principios de este siglo. El libro es muy interesante, no sólo por reconocer muchas lecturas y construir una línea histórica con sentido, también para dar coherencia a muchas corrientes literarias y pedagógicas que tanto influyeron en las publicaciones infantiles.

Ana Garralón ha vivido en otros países de Europa y de Latinoamérica y esto le ha dejado en su voz un acento difícil de ubicar en un lugar concreto, pero sobre todo, le ha dejado experiencias lectoras en otras coordenadas que no pueden más que enriquecer la visión, el conocimiento y la opinión sobre sus investigaciones.

Ha realizado trabajos de traducción, selección y recopilación en publicaciones de libros que hemos leído:

  • Cuentos y leyendas hispanoamericanos, de la editorial Anaya.
  • Si ves un monte de espumas y otros poemas, de la editorial Anaya.
  • El gran libro de la Navidad, de la editorial Anaya
  • Cervantes: guía para jóvenes, de la editorial Lóguez.

Ana ha pasado una tarde en el Centro de Profesores y Recursos de Cáceres, con un grupo de cincuenta maestras y maestros, hablándonos sobre el libro informativo, tema  sobre el que pronto publicará sus investigaciones y trabajos.

Hay interés por conocer este tipo de ediciones, pues queremos considerarlos recursos necesarios que ocupen un importante lugar en nuestras bibliotecas escolares y en las habituales prácticas de enseñanza y aprendizaje en la escuela.

Tenemos que formar a un lector activo, capaz de enfrentarse a un texto sobre conceptos abstractos, que sepa buscar y encontrar lo que necesita, que tenga curiosidad y que sea capaz de relacionar ideas, de discutir sus puntos de vista y de escuchar opiniones diferentes.”

Ana Garralón en su blog anatarambana literatura infantil.

Llegó cargada con un cajón de libros informativos que circularon entre los participantes para analizar los aspectos sobre los que nos había orientado previamente acerca de la presentación de estos libros: las divulgaciones narradas, las visuales-narrativas, visual-documental o divulgación tridimensional.

Analizamos otros aspectos muy interesantes y propios de estas publicaciones como el vocabulario, las imágenes, tipografías, temas, uso de dobles páginas, niveles de lectura… Elementos importantes que caracterizan estas ediciones y que debemos saber valorar en la labor de selección.

La actitud del docente pasará de ser alguien que habla y plantea preguntas, a ser un intermediario interesado en textos con diferentes niveles de lectura, que lee previamente los textos para detectar las dificultades del vocabulario, que evita la respuesta única, fomenta el diálogo entre alumnos, los alienta a participar y les ayuda con exploraciones compartidas a comprender lo que es un texto de información y cómo utilizar todos los elementos que aparecen en un libro (recursos visuales, índices, glosario, enfoque del tema, estructura general). Ana Garralón

Algunas ideas para no olvidar:

-Un libro informativo debe ser un libro abierto que dé la oportunidad al lector para responder a sus preguntas y le empuje a continuar con la inquietud de saber más.

– Ser mediadores activos e incluir en la hora del cuento o en los momentos de lectura en comunidad, los libros informativos.

– Los niños deben ampliar su forma de leer y esto necesita de un entrenamiento específico en la lectura de textos informativos que la escuela debe promover.

Muchas gracias, Ana.

Nos dejaste palabras e ideas llenas de contenido que seguramente germinarán en nuestra práctica docente.

Abecedarios en la Naturaleza

4 Nov

Con el Alfabeto como protagonista, tenemos hoy tres propuestas de lectura llenas de creatividad y que pueden ser capaces de motivarnos para crear nuestros propios Abecedarios.

Jugamos con las palabras: ésta es una manera de aprender redonda.

Acompañados por los profesores Nemo Calypso y Nautilus Cousteau, conoceremos animales muy originales de la mano del abecedario: bebés ballena que bucean buscando biberones, conejos carteros, delfines dentudos, elegantes elefantes o felices focas finlandesas, entre otros muchos.

¿Descubriste el truco?

Todo es posible, la única regla la dicta el orden del abecedario.

Además, en cada ilustración puedes buscar otros animales u objetos que empiecen por la letra correspondiente y que no se citen en el texto.

Este juego es muy divertido y en el que seguramente tendrás que usar el diccionario si quieres practicar y hacer uno parecido. Ya llenó nuestra caja de ideas para algo que tenemos previsto 😉

=

  • El AbeZOOdario, de Javier Caboblanco. Editorial Ledoria.

Esta es una propuesta preciosa.

Javier Caboblanco es una maleta de ideas y un genio de la papiroflexia.

Siguiendo sus instrucciones, con papeles de color y un poco de habilidad, podremos hacer nuestro abecedario de papel en el que cada letra corresponde a un animal.

Puedes verlo en estos videos:

¿ Nos animamos a hacer nuestro abecedario de papiroflexia e inventar y escribir un texto para cada animal?

Javier tiene un canal de youtube en donde comparte muchas ideas para hacer con los chicos y encontrarás muchas pistas. Está fenomenal. Puedes disfrutarlo desde AQUÍ.
=
=

El abecedario también se acerca a otros elementos de la Naturaleza.

  • Discovering Nature´s Alphabet

El descubrimiento del alfabeto en la naturaleza es un libro para niños escrito por Brian Boyl en colaboración con su esposa, Krystina Castella, y publicado por Heyday Books de Berkeley California.

Lo conforman una colección de fotografías tomadas de la naturaleza, en las que sutilmente encontramos las letras del alfabeto.

Brian Boyl y Castella Krystina son excursionistas, mochileros ávidos y fotógrafos. En el año 2000 se propusieron un desafío:

¿podrían en sus viajes fotografíar todas las letras del alfabeto?

Imágenes tomadas desde aquí

Todo el libro es un acto de la naturaleza, pues los autores tuvieron una regla muy estricta a la hora de fotografiar:  las imágenes no podían de ninguna manera ser intervenidas por la mano del hombre.

A continuación puedes acceder a un pase de imágenes en donde verás algunas increíbles de un Abecedario muy Natural. ¿Serás capaz de reconocerlas? ¿ Salimos con la cámara a fotografiar?

Pasarán una a una con calma, disfruta de un momento de relax.

Pulsa AQUÍ

=

  • Más Abecedarios en Biblioabrazo desde aquí.
  • =
  • =

Leer Abecedarios

3 Nov

Es debilidad por los abecedarios.

Cada vez que un libro con este tema cae en nuestras manos, las ideas se disparan para inventar, crear, componer…

Hoy traemos algunos libros, más o menos novedosos que tomamos prestados de la Biblioteca Pública, en los que el abecedario es protagonista.

Estos libros son la bomba si les enciendes la mecha.

Comenta Raúl en su blog:

Abecé diario propone jugar con las letras y con las palabras, pero también encender o avivar el interés y el gusto por la poesía. Para ello es importante perderle el miedo y convertirla en un instrumento de aprendizaje y en un método de descubrimiento de las cosas.

=

En cada poema encontramos juegos de palabras, ritmos, risas y guiños a juegos de niños, romances o estructuras poéticas.

=

Más cosas interesantes para leer este libro:

El libro está concebido para el trabajo en el aula. El profesor se encargará de explorar su interior, de revelar algunos trucos ocultos, de comentar con sus alumnos las sensaciones que le ofrece cada texto y de invitar a los niños y niñas a que jueguen a imitar determinadas estructuras.
Uno de los objetivos del libro es poner en relieve la importancia del juego con las palabras, pero también propiciar la lectura en voz alta y hacer hincapié en la musicalidad del lenguaje.

Perfecto. No se podía explicar mejor y dar más pistas acertadas sobre la lectura de la poesía en la escuela y el papel del mediador, el profesor, entre el libro y el lector.

=

  • El abecedario de Don Hilario, de Gloria Fuertes e ilustraciones de Helena Rosa. Editorial Susaeta, 1996

 

Podéis leer algunas letras de este abecedario, como muestra de la grandeza de la escritura de Gloria Fuertes. Sus rimas están llenas de recursos literarios, de información y de opinión.

Don Hilario,

leía cuentos a diario.

Don Hilario, sonriendo,

se pasa la vida leyendo…

… Don Hilario,

me enseñó a escribir

este abecedario.

=

=

  • Poesía… una al día. Poesía Iberoamericana de varios autores. Editorial Alfaguara, 2001

En este libro de rimas, encuentro un poema de Charo Ruano jugando con el abecedario.

Siempre con rimas, el juego primero del abecedario es la búsqueda de palabras que comienzan por esa letra.

Me ha gustado encontar este poema porque la poesía también es para memorizar. Y un día, escuché a Estrella Ortiz recitar este largo poema mientras nos mostraba un precioso libro de abecedario en pop-up.

¿Hace mucho que no memorizas un poema?

Ponte a prueba. A los niños les encanta escuchar cómo recitamos de memoria, y también les gusta hilar con las palabras, memorizar.

  • Si escribes la palabra Abecedario en el buscador que se encuentra en la parte superior de la pantalla de inicio del blog, podrás leer todos los artículos publicados sobre este tema.

=

=

A %d blogueros les gusta esto: