Archivo | 10:16 am

Otoño: a la caza de tesoros.1

26 Nov

No quiero que pase el otoño sin hacer protagonista a esta estación, como así ha sido cada año.

Del otoño nos gusta todo: los colores del campo y del bosque, recoger nuevos tesoros del suelo, usar las botas de agua en los paseos…

… el cambio de ropa, una mañana de setas, encender la chimenea o pisar el suelo lleno de hojas.

Hace tiempo que tenemos una actividad guardada y con ganas de usarla. Éste es el momento.

Creo que os gustará y tomé la idea de un artículo de Kireii que puedes ver desde aquí.

Se trata de una caza de tesoros que podemos hacer desde casa o el cole, con muchas posibilidades didácticas para aprender de la naturaleza y de los libros. Así estamos viviendo y preparando esta idea.

  • En uno de los habituales paseos no muy lejos de casa, los mayores fuimos recogiendo esas pequeñas cosas que la naturaleza deja y que son como tesoros: erizos de castañas, hojas de árboles, semillas de palmeras, plumas de pájaros, bolas de falsos plataneros, almendras, castañas y hasta la concha de un caracol.

  • En casa fotografiamos nuestra cosecha y en este momento los niños también pueden participar con la cámara o el móvil. Tratamos las imágenes en el ordenador y las imprimimos. Ya teníamos claro en este momento que nos íbamos a centrar en los árboles: reconocerlos por sus elementos.

Estos son algunos de los tesoros que recogimos y fotografiamos; pertenecen a árboles de nuestro entorno: ¿sabrías decir sus nombres ?

Comprobarás que no es tan fácil nombrarlos. Vamos a reconocer e identificar algunos árboles porque nos parece un conocimiento muy interesante.

Con las imágenes que tenemos, hemos decidido seleccionar seis árboles para investigar.

  • Recortamos las imágenes para poner sobre una caja que tengamos a mano por casa. Hemos elegido una de pañuelos de papel y pegado las imágenes en una cartulina adosada con papel celo a la parte superior de la caja.

  • Ahora el juego consiste en que los niños salgan a buscar con su caja los objetos que aparecen en las imágenes y guardarlos en ella. Es un reto muy divertido que también podemos hacerlo en compañía para fomentar la cooperación.
  • Cuando hayamos conseguido todos los objetos, los observamos, describimos y tal vez sepamos el nombre de alguno de los elementos, pero casi con seguridad, que tendremos que buscar información.

Y aquí aparecen los libros informativos.

Como nuestro objetivo va a ser conocer el nombre de algunos árboles cercanos, distinguir sus hojas, tronco y semillas,  y descubrir algunas características de los árboles, vamos a trabajar especialmente con los libros que os mostraremos más adelante.

Ahora estamos en la fase de buscar los tesoros de nuestra misión.

Os contaremos cómo avanza este proyecto y cómo lo vamos a presentar y comunicar.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: