Archivo | 10:05 am

La casa. Roberto Innocenti y Patrick Lewis

29 Nov

Imagino que J. PatricK Lewis, destacado escritor norteamericano, supo al ver las ilustraciones de Roberto Innocenti, que su nombre quedaría en segundo lugar en este libro porque la fuerza y virtuosismo de la mano del ilustrador es impactante.

La casa, editado por  Kalandraka en 2010 es una joya álbum ilustrado.

Ahora, en este lado del planeta en que el frío arrecia y la casa se convierte en un nido único y al calor de una tarde casera que nos promete algunas horas de ocio, nos perdemos entre las páginas de este libro viviendo las muchas vidas que pasaron por La casa.

En una vieja colina, cercana a la aldea, se alza la casa.

Se construyó en 1656, según consta en el dintel de su puerta.

Durante sus primeros dos siglos de existencia pasó por muchas peripecias: sobrevivió a una peste, albergó a varias generaciones, se le fueron añadiendo innumerables piedras. La casa se convirtió en leyenda, y después fue abandonada. Pero, en el inicio del siglo veinte, fue descubierta otra vez y renació. Durante las diez décadas siguientes, la guerra destrozó la ladera de la colina, las costumbres antiguas cambiaron debido a las nuevas tecnologías, y una nueva familia la habitó.

La casa lo presenció todo, pero ¿será capaz de sobrevivir a otro abandono?.

La casa es fiel testigo de la historia y sus cambios: las costumbres sociales, las familias, los trabajos, la economía, la paz y la guerra…

Hay en el trabajo de ilustración de Roberto Innocenti una profunda documentación histórica que nos desvela en cada página el modo de vivir a través de los personajes, sus ropas, los acontecimientos alegres o tristes, los objetos que les rodean y las actividades que realizan.

Las ilustraciones hiperrrealistas que ocupan por entero las dobles páginas del libro, están llenas de detalles sobre la transformación del paisaje provocados por los cambios de estaciones, por los avances tecnológicos o bien por la ocupación o abandono  de los habitantes del lugar.

La vista se pierde en mil rincones insospechados en cada ilustración. Te apetece acercarte tanto, que el uso de una lupa seguro que no sobra.

Es cierto que el álbum respira melancolía, tal vez provocada por esa mirada atrás que tiene la historia y que los autores, escritor e ilustrador, han querido hacernos sentir.

Aunque la escena es aparentemente siempre la misma, todo es distinto en cada una de ellas. Por ellas pasan generaciones de una familia y la vida misma.

La casa, es un libro que hace puente entre las historias de ficción y la divulgación. Muy hábilmente entremezcla estos dos aspectos acercándonos a la historia sin renunciar a las emociones.

Si quieres saber más sobre Roberto Innocenti:

  • Entrevista en el blog Literahartura desde aquí.
  • Pinocho, de Collodi e Innocenti en Biblioabrazo.
  • Cuento de Navidad de Dickens e Innocenti en Biblioabrazo.
  • El cascanueces, de Hoffman e Innocenti en Biblioabrazo.
A %d blogueros les gusta esto: