Ruido. Pablo Albo y Guridi

30 Jul

0037-ruido

Ahora que el verano abre las puertas y ventanas de la casa para cazar una ráfaga de aire que alivie el calor, se cuelan por los pasillos los ruidos que habitualmente quedan en el umbral en otras épocas del año. Y es que cada estación tiene su soniquete.

Sin duda, el verano nos trae la música de la radio puesta en el jardín del vecino, los coches que pasan por la puerta, el acelerón de la moto a medianoche, el arreglo del baño del de arriba, las tertulias en la acera antes de entrar en casa y hasta el pitido de la olla o el runrun de la batidora de la cocina que pega con nuestra pared. !Un mundo de ruidos estivales!

 978-84-942228-2-5i5

De la mano de Pablo Albo y de Guridi, la editorial Narval publica en marzo de 2014 esta divertida historia en donde los ruidos son protagonistas y que a modo de orquesta, van uniéndose uno a uno hasta formar un alboroto monumental en un silencioso y tranquilo pueblo.

Todo comienza una mañana con la radio de Patricia que a todo volumen dispara un cha-cha-chá que provoca los golpes en la pared del vecino, que desata las tracas del conserje de las fiestas, precipita el desfile del circo ambulante, da rienda suelta a los rugidos de los animales salvajes, al griterío de la gente, abre camino a las sirenas de policía…

!Una ensalada de ruidos que pondrá a este pueblo en auténtica erupción!

 

Dibujo2

Es un divertido libro para leer juntos, hacer los ruidos que aparecen en él y descubrir el camino desde el más apacible silencio, hasta el guirigai más estruendoso.

Una historia perfecta para narrar, de esas que comienzas a contar en un grupo de niños y poco a poco vas haciendo intervenir a los escuchantes hasta que en un momento todos se ven inmersos en los acontecimientos, como protagonistas de los sucesos, finalizando con aguas calmadas y sonrisas en los rostros.

alhilode2

Pues eso, vamos a preparar nuestra historia de ruidos para descubrir infinidad de onomatopeyas y orquestar un buen jaleo.

  • Lo primero que hemos hecho ha sido buscar ruidos, sonidos, onomatopeyas de diversa índole: humanas, de animales o artificiales. En un principio de manera espontánea recordamos muchas, pero luego, hemos preguntado y buscado en Internet, y hemos confeccionado una larga lista que hemos escrito, anotando el ruido y la procedencia.

Onomatopeya: imitación de sonidos reales por medio del lenguaje.

ruidos-004

  • Desde hace tiempo tenía ganas de hacer y utilizar unos simpáticos muñecotes hechos con tapones de corcho y globos que había visto en el estupendo blog Reciclando en la escuela. Y ésta va a ser la ocasión oportuna.

Cada muñecote representará un ruido que llevará pegado en su base una tira de papel de color con el ruido escrito.

ruidos-002

  • Todos juntos, formarán nuestro pueblo de ruidos, de onomatopeyas, que dormirán en una caja y les haremos despertar en cada ocasión que queramos jugar.

En el momento del juego, las posibilidades para ejercitar con onomatopeyas son muchísismas. Anoto algunas pero que podrás imaginar muchas más:

ruidos-006

  • Abrimos la caja y cada uno coge un Ruido que lo mira y lo lee.
  • Por turno, cada uno hace el ruido y los demás adivinan de qué se trata.
  • Cada uno describe la procedencia del ruido y los demás hacen la onomatopeya.

ruidos-005

  • El mediador del juego irá contando una historia en la que según vayan apareciendo las situaciones en que se produce un ruido, el que lo tenga deberá ponerse de pie y hacer la onomatopeya: Cuando Darío escuchó la sirena de policía (Nino-nino-nino), estornudó fuertemente (Atchíííísss!) y corrió a beber un vaso de agua (Glu-glu-glu); entonces llamaron a la puerta (toc-toc-toc), y tronó una carcajada ( Ja-ja-ja-ja!)…

ruidos-007  ruidos-003

Nos encantan estos libros que nos abren oportunidades para seguir con ellos a través de otras actividades y continuar aprendiendo sobre lo que nos hablan.

Sólo hay que estar atento a las ondas que en el agua provoca la piedra que cae en el estanque 😉

5 comentarios to “Ruido. Pablo Albo y Guridi”

  1. José Miguel de la Rosa Sanchez julio 30, 2014 a 12:31 pm #

    Genial!!!, yo tengo una gran cantidad de corchos y no sabía en qué usarlos, me has dado una idea muy buena para darle un fin didáctico.
    Un biblioabrazo

    Me gusta

  2. Lala Albertini julio 30, 2014 a 4:46 pm #

    COMO TODO LO QUE PUBLICAS, HOY ME ABRISTE UNA NUEVA VENTANA PARA DISFRUTAR DE LA LECTURA Y OFRECER A LOS NIÑOS ALGO CREATIVO, PROVECHOSO Y DIVERTIDO. MUCHAS GRACIAS.

    Me gusta

  3. Susana Jiménez agosto 2, 2014 a 7:51 pm #

    Me ha encantado la idea! genial, como genial es el cuento! Un saludo

    Me gusta

  4. Vero diciembre 2, 2014 a 3:59 pm #

    gracias por compartir! Siempre habrá alguien que buscando novedades de las buenas, los encuentre y lo lleve a sus clases( yo) .Desde Argentina saludos y gracias!

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: