Los cinco desastres. Beatrice Alemagna

19 Oct

LosCincoDesastres_PrimeraDeCub

Nunca había visto en un libro infantil explicar tan bien y tan claro, lo que es la estupidez.

Estúpido: necio, falto de inteligencia.

Un tipo guapo, listo, perfecto y con una preciosa melena, frente a cinco desastres que jamás en la vida habían logrado hacer nada, puede desvelarse como un perfecto estúpido.

¿Qué hacemos con las diferencias, cuando alguien no es exactamente como se tiene establecido que debiera ser?

Es posible permitirse las dudas, pero… ¿y la arrogancia?

471733393_1280x720

Los cinco desastres son cinco personajes divertidos y entrañables cuando les conoces un poco más. No son perfectos, está muy claro, y tienen serias dificultades para mantener el orden, seguir un plan o terminar algo.

Es que uno tiene agujeros por donde todo se escapa, otro pasa el día dormido, una vive patas arriba, el cuarto está plegado como un papel y el último, éste si es que un desastre absoluto, es una calamidad llena de rarezas.

malfatti-canape

Beatrice Alemagna, autora e ilustradora, pone poco texto en el libro pero mucho lenguaje visual en las imágenes. Éstas parecen un desastre, como sus protagonistas: perspectivas deformadas, líneas imposibles, variedad en las técnicas, coloreado poco uniforme… que transmiten precisamente que no todo es lineal, cuadrado, milimetrado y proporcionado; que la vida está llena de imperfecciones que no siempre hay por qué corregir.

Y aquí llega nuestro protagonista el bello, el perfecto, ése que todo el día corrije para que nada se salga de la línea, para que todo y todos cumplan un patrón perfectamente planeado y acordado. Quien salpicado de arrogancia, les considera un cero a la izquierda.

Claro, con este plan, es imposible poder apreciar las singularidades de cada uno fuera de ese marco, disfrutar de las cosas buenas que aparecen tras esta apariencia desastrosa. Y como recompensa a esta actitud, ganará una desoladora  soledad.

desastres

Pues sí señores, estos Cinco Desastres y este Don Perfecto, nos darán un buen pellizco en el pensamiento y se dispararán las preguntas interiores sobre lo que hacemos cuando las diferencias, las rarezas, están tan cerca de nosotros.

La editorial A buen paso ha hecho una edición generosa en el tamaño del libro, en donde los protagonistas ocupan bien el espacio de las páginas, con letras en mayúsculas y sobre todo, bien grande la oportunidad para dejar de ser estúpidos, si acaso en algún momento lo fuimos.

=

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: