Finales de noviembre. Tove Jansson

28 Nov

978-84-9841-796-8_g

Tove Jansson es una escritora muy singular por la que tengo debilidad. Siguen sorprendiéndome sus personajes, sus tramas, sus ambientes y su escritura, bastante alejada del boom de los dibujos animados que tanta fama han dado a la familia Mumintroll y a Finlandia.

Tove Jansson (1914-2001) obtuvo el premio Hans Christian Andersen, considerado el Nobel de la literatura infantil, en 1996 y este año, 2014, es un año emblemático, ya que se celebra el nacimiento hace 100 cien años de la escritora, ilustradora, historietista y pintora.

Compartimos hoy esta lectura, en pleno otoño, a finales de noviembre, y cuando una curiosa y casual necesidad empuja a los amigos de la familia Mumin a abandonar sus hogares y viajar hasta la casa en el Valle Mumin. noviembre2-1

Finales de noviembre, editado por Siruela en 2012, es el último de los libros de los Mumin, 1970,  y sin duda su lectura se hará más viable si ya has leído las primeras historias y estás familiarizado con sus nombres, personalidades, genialidades y aventuras.

El primer libro escrito de Tove Jansson y editado este año en España por Siruela es La gran inundación; le siguieron, ya editados en España, La llegada del cometa, El sombrero del mago, Memorias de papa Mumin, Una loca noche de San Juan, Los Mumin en invierno, La niña invisible, Papá Mumin y el mar, Finales de noviembre.

Además, la autora dió vida a la familia Mumin con tiras cómicas en la prensa que ahora Coco Books publica en su totalidad como un cómic, escribió también obras de teatro y novelas para adultos, como La hija del escultor y El libro del verano.

4-500ok

Si quieres saber detalles sobre el mundo literario y las curiosidades de la familia Mumin y su mundo, desde Biblioabrazo  ya hablamos de la lectura de La llegada del cometa y también  El sombrero del mago.

Pero continuémos con Finales de noviembre.

noviembre2-2

Como contábamos, con la llegada del otoño, los amigos deciden ir al Valle de los Mumin a ver a la familia Mumin.

Tove Jansson describe con abundacia y recreación los paisajes boscosos, los ríos y montañas invadidos por la estación otoñal y sus fenómenos ventosos, lluviosos y tormentosos que provocan sonidos, colores y luces que salpican los estados emocionales de los seres.

Los vecinos y amigos son personajes muy pintorescos que protagonizarán en este libro sucesos extraños y divertidos. Acuden a casa de los Mumin, quienes siempre les acogen con alegría mostrándose tan curiosos, alocados, juguetones, sensibles, ingenuos y atrevidos como ellos saben ser. Aunque en esta ocasión, encontrarán la casa vacía. Se han marchado.

No faltan las pinceladas filosóficas que acostumbramos a encontrar en los pensamientos de los personajes, pero sin embargo un ambiente un tanto tristón, tal vez contagiado por la luz del otoño y por la reciente muerte de la madre de Tove Jansson, envuelve la atmósfera del libro.

Todos llegan a la casa de los Mumin por un impulso inexplicable que ha crecido en ellos justo cuando el otoño arropa el Valle y a su llegada, la ausencia de la familia y en especial de Papá y Mamá Mumin, provoca la extraña sensación de la desolación, el miedo y el vacío.

Entre todos intentan rehacer la vida en la casa y entenderse entre ellos aunque no estén los Mumin. Pero será difícil. Serán unos días de convivencia muy intensos que culmirán con una gran limpieza general en la casa. Como lectora, todo me resulta bastante metafórico.

Nada mejor que conozcáis la personalidad de algunos protagonistas en el modo en que reciben al otoño, leyendo las palabras de la autora.

 noviembre-1

Snusmumrik es independiente, solitario, nómada, entra y sale de la vida de todos con misterio y sin avisar.

Una mañana temprano en el Valle de los Mumin, el Snusmumrik se despertó en su tienda de campaña y notó que el aire olía a otoño y a partida.

!Las partidas aparecen de la nada! De repente todo cambia y el que se marcha no quiere perder ni un minuto, arranca las piquetas y apaga rapidamente las ascuas antes de que nadie le pregunte algo o se interponga en su camino, se da prisa mientras se carga la mochila a la espalda y por fin se pone en marcha. De pronto se siente tranquilo como un árbol errante que tiene todas las hojas en calma.

noviembre-2

La Filifjonka es un personaje femenino obsesionado con la limpieza, el orden y con el deseo de recibir palabras bonitas de los demás.

La Filifjonka sabía que había llegado el otoño y lo había clausurado todo a su alrededor. Su casa daba la impresión de estar cerrada a cal y canto  y completamente vacía. Pero ella estaba ahí dentro, en el corazón de la vivienda, detrás de las paredes altas e impenetrables y del muro de abetos que tapaba las ventanas.

La tranquila transición del otoño al invierno no es una mala época. Es una época de recogimiento y de asesurarse una despensa tan grande como sea posible. Es agradable recoger todo lo que tienes y ponértelo muy cerquita, guardar el calor y los pensamientos y meterse en una madriguera segura bien adentro, un núcleo acogedor donde defender las cosas que son importantes y valiosas para tí. Después, el frío, las tormentas y la oscuridad pueden venir cuando les apetezca. Se suben por las paredes buscando un agujero por donde colarse, pero no pueden porque todo está cerrado y dentro está el que ha sido previsor riéndose calentito en su soledad.

Los hay que se quedan y los hay que se van, siempre ha sido así. Cada uno elige lo que quiere, pero hay que elegir a tiempo y no rendirse nunca.

noviembre-3

El hemul vive solo, como casi todos los amigos de los Mumin; le encanta el mar y abordar grandes proyectos.

El Hemul se fue despertando poco a poco, se reconoció a sí mismo y deseó haber sido un desconocido. Estaba aún más cansado que cuando se fue a dormir y ahora tenía por delante un nuevo día que se alargaría hasta la noche, y luego vendría otro y luego otro igual, con las mismas cosas que tienen todos los días cuando los llena un hemul.

Intentó ser un hemul que le gustaba a todo el mundo e intentó ser un hemul que no le gustaba a nadie. Pero era y seguiría siendo un simple hemul que hacía las cosas lo mejor que podía sin que terminaran de salirle del todo bien. Al final se levantó y se puso los pantalones.

noviembre-4

Onkelskrutt, (ya lees que los nombres son complicados), es muy anciano, testarudo y detesta a sus familiares.

Era tremendamente viejo y tenía facilidad para olvidarse de las cosas. Una mañana oscura  de verano se  despertó sin acordarse de su nombre. Olvidarte del nombre de los demás es un poco melancólico, pero olvidarte del tuyo propio sólo es agradable.

No se molestó en levantarse de la cama, se pasó el día dejando que las imágenes y pensamientos pasaran por la cabeza como quisieran. A ratos dormía un poco y luego se despertaba sin tener la menor idea de quién era. Fue un día tranquilo y muy interesante.

Por la tarde intentó encontrar un nombre para levantarse.

Yo soy el Onkelskrutt, susurró decidido. Y ahora me levanto y me olvido de todas las familias del mundo entero.

 noviembre-5

La Mymla es alegre, dormilona, está a gusto en cualquier lugar y tiene una hermana bastante irascible y tan pequeña que cabe en un costurero.

La Mymla iba andando bosque a través mientras pensaba:

Qué bien ser una mymla. Me siento genial de la cabeza a los pies.

Le gustaban sus piernas largas y sus botas rojas. En la cabeza llevaba un orgullosso peinado mymla, brillante y tirante, amarillo rojizo como una pequeña cebolla. Rodeó pantanos, cruzó montañas y se metió por las grandes cavidades que la lluvia había convertido en paisajes verdes subacuáticos. Caminaba deprisa y a veces corría para sentir lo ligera y delgada que era.

 

Puedes hacerte una idea de lo pintorescos que son todos, a veces se ven envueltos en conversaciones, en sueños o pensamientos totalmente disparatados pero continuamente te recuerdan a alguien conocido e incluso a tí mismo, porque no dejan de ser un reflejo de los miedos, inquietudes, deseos y soluciones del ser humano.

978-84-9841-796-8i6

Hay muchos párrafos que me han llevado a personas y lugares conocidos y que darán pie a la conversación o a la risa. Tal vez a vosotros también:

¿Quién fregará los platos? El homsa me está ayudando en el jardín. La Filifjonka y la Mymla son las que tienen que encargarse de las tareas de la casa porque son chicas, ¿eh? ¿Verdad que tengo razón? Yo preparo el café y hago que todo sea más acogedor. (Comentó el hemul)

::::::::::::::::::::::::::

Le gustaba poner orden en los estantes de la despensa y colocar las latas y las bolsitas en líneas bonitas, le gustaba inventarse nuevas maneras de ocultar restos de comida en púdines o croquetas sin que nadie lo notara. Le encantaba hacer la comida ahorrando al máximo y sabiendo que no se desperdiciaba ni un granito de sémola. ( Sobre la Filifjonka)

 ::::::::::::::::::::::::::

La cocina estaba envuelta en unos convincentes y relajantes aromas, la cocina se había convertido en cocina, un espacio de seguridad y cuidados, el corazón secreto  de la casa y el núcleo más acogedor.

 ::::::::::::::::::::::::::

Es difícil cumplir todas las tradiciones que deben tener lugar en una vida digna. Me niego a celebrar el día del padre, explicó el Onkelskrutt. El día del padre, el día de la madre y el día de los buenos homsas, !no me gustan los parientes! ¿No podríamos celebrar el día de todos los grandes pescados?

::::::::::::::::::::::::::

No quiero tener amigos que sean amables pero que no se preocupen por mí, ni tampoco a nadie que sea amable solo porque no quiera sentirse antipático. Ni nadie que sea miedoso. Quiero a alguien que nunca tenga miedo y que se preocupe por mí, !quiero una madre!.(Deseó el homsa Toft)

::::::::::::::::::::::::::

Con estos párrafos, espero haber despertado la curiosidad por leer los libros de esta autora tan singular y comprobar que en la literatura infantil y juvenil hay miles de modos de narrar, de contar historias, de acercarse al ser humano y que lo mejor es zambullirse en su lectura y desprenderse de tópicos y prejuicios.

tove100_logo

TOVE 100

Este año se cumplen 100 años del nacimiento de la autora.

Ella es todo un personaje en Finlandia y sus libros se conocen en todo el mundo. Bueno, especialmente sus personajes que a través de la televisión lograron una difusión increíble.

Comenzó a escribir y a dibujar a los Mumin a principios de la Segunda Guerra Mundial, casi como una terapia y con el deseo de buscar un mundo paralelo menos sórdido, más alegre, pero al que nunca le faltó una gran carga ideológica.

La amistad, la convivencia, la curiosidad, la familia, el respeto por la naturaleza, la aceptación de las diferencias personales, la consideración de la infancia con todos sus derechos, aparecen claramente en la personalidad de sus personajes y el modo en que se relacionan y toman decisiones. Todo ello, mezclado con un sinfín de aventuras.

Moominland Tales: The Life of Tove Jansson

Tove Jansson era muy feliz con sus padres, quien públicamente identificó a Papá y Mamá Mumin con sus padres, y el propio Mumintroll es una representación de la autora.

El valle donde viven los Mumin se asemeja a las pequeñas islas donde Jansson pasó los veranos durante su infancia junto con sus abuelos, en el archipiélago de Estocolmo. El lugarste “es un valle donde uno se siente completamente seguro, explicó el troll. Se es feliz al despertar y también al acostarse. Es fácil quedarse dormido…” y la vida allí se muestra verdaderamente confortable, relajada y amigable.

Sus ilustraciones fueron revolucionarias en su época y logró crear con ellas un mundo imaginario, un universo autónomo muy particular. Los personajes son dibujos en blanco y negro con un trazo fino y sutil, esquemático para delinear las figuras de los personajes y más detallado para los fondos y los objetos. Luego aparecerían ilustrados a todo color.

En Biblioabrazo:

La llegada del cometa

El sombrero del mago

 

moominprint1

2 comentarios to “Finales de noviembre. Tove Jansson”

  1. Ela Alcántara noviembre 28, 2014 a 3:11 pm #

    Luego de leer tu blog, espero, deseo! Poder encontrar alguno de los libros de Tove, son muy interesantes, y creo que serán entrañables. Gracias por la recomendación!😘

    Me gusta

  2. Vidaanna noviembre 30, 2014 a 3:56 pm #

    A mi también me gusta mucho … una sensibilidad como… muy sutil… y bello… y lleno de fantasía…

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: