El gato de Matilda. Emily Gravett

17 Feb

El gato de Matilda

Las primeras experiencias de lectura se viven antes de saber leer y acompañados por un adulto que lee en voz alta, que anima a señalar en las páginas con el dedo, que pregunta, que modula la voz y gesticula… Esta magia provoca lazos afectivos entre quienes miran el mismo libro, y un lazo afectivo hacia el libro.

Merece la pena que el libro que comparten niño y adulto tenga una buena historia, buenos personajes y un final redondo que invite a volver a él una y otra vez.

Aquí traemos uno con todos los ingredientes.

¿Qué será lo que le gusta al gato de Matilda?

El gato de Matilda

Emily Gravett

Editorial Picarona, Barcelona, 2014

Emily Gravett es una escritora e ilustradora inglesa que pone mucha ternura en todas sus páginas, un toque de humor en los personajes, un poco de travesuras en las acciones y una  sorpresa final que deja muy buen sabor de boca.

Sus libros son ideales para los más pequeños. Éste de hoy, nos gusta mucho para compartir.

Matilda tiene un gato que no se separa de ella. Matilda juega y se divierte de mil maneras pero… ¿será esto lo que le gusta hacer a su gato? A este minino no parecen convencerle demasiado las propuestas de la niña y sus expresiones son todo un poema.

Matilda nos cuenta que a su gato le gusta jugar con los ovillos de lana, con cajas, le gustan las merendolas, subirse a los árboles, leer cuentos antes de dormir, montar en triciclo… desde luego, ella se lo pasa bomba haciendo todo esto. ¿Pero para qué sirve una mascota si no quiere jugar?

Con simpáticas y limpias ilustraciones hechas con acuarelas, ceras y lápices de color, vamos recorriendo cada una de las acciones que Matilda hace y en las que el gato no pone buena cara. Las ilustraciones de ete álbum son geniales y tan llenas de comunicación visual que el pequeño lector podrá leer en ellas acciones y emociones al detalle.

Lo que Matilda hace y le divierte, no es del agrado del gato. Y para que aún quede más claro, la autora juega con las tipografías del texto que van tachándose en cuanto el gato rechaza esa acción.

Hemos aprovechado este curioso y eficaz recurso para jugar con la memoria e ir recordando en cada página lo que Matilda ha hecho; un juego acumulativo de acciones que dan pie a que el niño las nombre en el orden en que aparecen. Y además, para compremeternos aún más en la historia, una oportunidad perfecta para reconocer cosas que nos gustan hacer a lo largo del día.

matilda-gato-1

Bueno, pero… ¿!y qué le gusta al gato de Matilda!?

!Cómo me gustaría contártelo! !Ando mordiéndome la lengua!

Pero éste es un regalo final de la autora, tan redondo y entrañable, que debo dejar que sea ella quien te lo cuente.

En cuanto leas esta historia con tu hijo o tu grupo de alumnos, querrán leer de nuevo ellos solos el libro y aunque aún no sepan leer, lo harán de maravilla.

Tiene un lugar merecido en nuestra biblioteca.

 62420_600

4 comentarios to “El gato de Matilda. Emily Gravett”

  1. Margarita febrero 17, 2015 a 12:10 pm #

    Gracias por el envío! Me encantan las ilustraciones sobre fondo neutro…
    Y… es cierto eso de cuán cabalmente respetamos a las mascotas en sus gustos? Ellas no son juguetes, son ‘personitas animales’.
    Un saludo desde Buenos Aires
    Margarita

    Me gusta

  2. universodepalabras febrero 17, 2015 a 2:25 pm #

    Aprovecho vuestro biblioabrazo para comentaros que me aporta tan buenos momentos!!!La página es tan tierna, dulce, sutil!! las recomendaciones tan acertadas!!!

    Anoche recibí una petición vuestra para seguirme en twitter y me hice un lío con el ipad, creo que rechacé la petición y no era mi intención!!!Por si la vuelves a realizar Gracias y un bibliobrazo!!

    Rosa

    Date: Tue, 17 Feb 2015 10:16:24 +0000 To: rocuadrado@hotmail.com

    Me gusta

  3. Kike Gómez febrero 24, 2015 a 1:04 pm #

    Tiene una pinta estupenda! me encantan las ilustraciones con esos colores tan delicados:) Muchas gracias por compartirlo! una nueva editorial que conocer;)

    Me gusta

Trackbacks/Pingbacks

  1. El gato de Matilda. Emily Gravett | SABER LLEGI... - febrero 17, 2015

    […] Las primeras experiencias de lectura se viven antes de saber leer y acompañados por un adulto que lee en voz alta, que anima a señalar en las páginas con el dedo, que pregunta, que modula la voz y …  […]

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: