Catherine. Patrick Modiano y Sempé

6 Abr

catherine-3_g

La literatura infantil siempre juega con la provocación de hacer un viaje a la infancia cuando son adultos los ojos que leen. Volver a esa infancia donde todo se mira con curiosidad, cuando no se sabe ni se entiende todo pero se adivinan y se intuyen cosas que solo el tiempo sabrá ponerle palabras. Si además, cerca hay un adulto cómplice que le hace un guiño a las ilusiones y a las incertidumbres del niño, entonces… señora Vida, a vernos las caras.

Patrick Modiano, Nobel de Literatura en 2014, ha construido una deliciosa historia en la que cualquier aspecto en el que repares es realmente fantástico. Acompañada además con las magníficas ilustraciones de Sempé, se convierte en una de nuestras lecturas favoritas. Te contamos por qué.

catherine2

Catherine

Patrick Modiano

Ilustraciones de Sempé

Editorial Blackie Books, Barcelona 2014

Con gafas no se hace ballet. Recuerdo que en la época de Madame Dismailova me pasaba el día entero haciendo prácticas de no llevar gafas. Los contornos de las personas y de las cosas perdían por completo su definición, todo se volvía borroso y hasta los mismos sonidos se hacían cada vez más apagados. El mundo, cuando lo veía sin gafas, ya no tenía asperezas, era tan suave y tan acariciante como una gran almohada de plumón en la que apoyara mi mejilla, y acababa por dormirme.

-¿En qué sueñas, Catherine?- me preguntaba papá-. Deberías ponerte las gafas.

Yo le obedecía y todo recuperaba su dureza y su precisión habituales. Con mis gafas veía el mundo tal como es. Ya no podía soñar.

Catherine Certitude y su padre viven en el distrito 10 de París. Su madre vive en Estados Unidos y es una increíble bailarina: justo lo que quiere ser Catherine. El señor Certitude tiene una empresa que se dedica a extraños negocios de compra y venta de mercancías, junto a su socio, el señor Casterade, un relamido, estirado y engreído personaje que despierta pocas simpatías.

Pero esto fue hace muchos años. Quien nos narra la historia de esta época en París es una mujer ya madura que vive en Nueva York y tiene una academia de ballet. Una mañana de invierno, al observar cómo una pequeña alumna se quitaba las gafas para hacer puntas y entrechats, viajó hasta su infancia en París, cuando ella también se quitaba las gafas para bailar bajo las indicaciones de Madame Dismailova mientras decía con acento:

– Serrrchichud…. Fondú…Tandú… Abrrrrir a la segunda… Serrrar a la quinta…Etandé…

catherine1

Cuando era pequeño, Patrick Modiano (Boulogne-Billancourt, 1945), Premio Nobel de Literatura en 2014, paseaba solo a menudo por las calles de París. Lo hacía como cualquier niño que deambula a solas por una gran ciudad, con una mezcla de miedo y de curiosidad, según ha relatado en ocasiones. En esa época vivía con sus padres. Su padre, judío, tuvo que vivir en la clandestinidad y adoptar una identidad falsa durante la ocupación nazi de Francia. Se dedicaba a negocios más bien turbios. Su madre, de origen belga, llegó a París con el propósito de triunfar como actriz, pero no lo consiguió. Lo que vio Patrick Modiano en esos paseos infantiles y el mundo inestable y oscuro en el que se movían sus padres, o mejor el recuerdo borroso de esas primeras impresiones, están en el corazón mismo de sus libros. También en Catherine, publicada en 1988.

Los personajes de la historia son brillantes. Una variedad de singulares personalidades que nos descubren el juego de las apariencias y de las vanidades aliñadas con muchos toques de humor.

Nos gusta ese padre cómplice que se burla de las estupideces de su socio, que se enternece con las mentiras de la profesora rusa de ballet, que vuelve con el amor de su vida y siempre está al lado de su hija.

Los escenarios son también variados y sugerentes, no solo por los paseos en los parques de París, por Montmatre, el bulevar Rochechouart o el invierno en la calle 59 de NY; también las pequeñas historias que suceden en ellos, en el almacén de la empresa,  en las clases de ballet o en la lujosa casa de su amiga Odile, que hasta tenía institutriz. Pequeñas historias en las que en apariencia no es tan importante lo que sucede, sino que son los personajes, niños y adultos, que con sus pensamientos, intuiciones y gestos construyen atmósferas de historias muy intensas.

Una lectura que no dura más de una hora, pero que recordarás sin dificultad. Modiano, como tan a menudo hace en sus obras para adultos, vuelve a su pasado y a través de los ojos de Catherine, que habiéndose convertido en una neoyorquina más, sin nada especial que contar, vuelve a su niñez donde realmente entonces, todo era extraordinario.

catherine4

Jean-Jacques Sempé, Burdeos 1932, o sencillamente Sempé, es el ilustrador francés más importante de su generación. Sus ilustraciones son esa mirada a través de un objetivo capaz de hacerte oler, oír y estar en el mismo lugar donde ha puesto sus lápices y acuarelas.

Me encantan estas ilustraciones salpicadas por las páginas del libro que te permiten adentrarte aún más en la historia e imaginar con la mente de quien dibuja.

   catherine5Curiosamente mientras leía una obra de Patrick Modiano en el Club de lectura de adultos en el que participo, llegó a través de la editorial Catherine a mis manos. Una de estas coincidencias mágicas en la vida porque no había leído nada de este autor hasta entonces. Me sucedió que la obra escrita para adultos no me gustó especialmente. Sin embargo, la lectura de Catherine me pareció tan deliciosa, sugerente, divertida, tierna, bien escrita y construida, que el último día la presenté. Era una recomendación para ellos y especialmente para sus alumnos. La lectura de un corto párrafo fue casi suficiente para que el libro ya esté en algunas manos lectoras.

Anuncios

5 comentarios to “Catherine. Patrick Modiano y Sempé”

  1. Fernanda Medina abril 7, 2015 a 3:34 pm #

    Mil gracias Ana. Me gustó tantísimo este libro… Un abrazo!

    Me gusta

  2. Ángela abril 14, 2015 a 4:46 pm #

    ¡Hola! Te he dejado un premio en mi blog. Un besote 🙂
    http://rincondeunamaestra.blogspot.com.es/
    PD: Tengo este libro desde esta Navidad… ¡es una maravilla!

    Me gusta

  3. Pilar Fernández Bravo abril 21, 2015 a 6:59 pm #

    Dicho y hecho, lo compré directamente a la editorial. El mismo día que me llegó, lo leí de una sentada. Una delicia. Me quedé con ganas de más. Qué maravilla. Gracias Ana 🙂 Un biblioabrazo para ti.

    Me gusta

Trackbacks/Pingbacks

  1. Catherine. Patrick Modiano y Sempé | SAB... - abril 14, 2015

    […] La literatura infantil siempre juega con la provocación de hacer un viaje a la infancia cuando son adultos los ojos que leen. Volver a esa infancia donde todo se mira con curiosidad, cuando no se s…  […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: