El bandido del colt de oro. Simon Roussin

27 Abr

 

Intuyo que pocos niños de ahora conocen bien las historias del Oeste americano y muchos menos juegan ya a indios y vaqueros. Cuando la pasión por los wéstern parece que va desvaneciéndose en la memoria colectiva, surgen historias puntuales en el cine como Django de Tarantino que provocan volver al mundo de los bandidos, los tramperos, vendedores ambulantes de licores, galopes de caballos, polvo hasta en las pestañas… y disparos vengadores, traidores y hasta justos. Así de apasionadas son estas historias, y así surge también de manera extraordinaria en este libro.

El bandido del colt de oro es una historia del Oeste. Hoy la hacemos protagonista porque nos ha llevado a las tardes de verano en que devorábamos a nuestro admirado Teniente Blueberry, sin duda de lo mejor que pueda haberse hecho en papel sobre el Oeste americano.

Y cuando una historia lleva a otra gran historia, merece que le eches un ojo.

¿Te apuntas a una de bandidos y vaqueros?

El bandido del colt de oro

Simon Roussin

Editorial Libros del Zorro Rojo, 2014

 

Las historias del Lejano Oeste siempre han tenido una gran intensidad. Fue el principal destino de los emigrantes del Viejo Mundo y aquello fue un trajín lleno de violencia con la ocupación de tierras y la organización de una nueva sociedad. Hay que colocar las historias en su tiempo, aunque las novelas del Oeste no pretendieron ser un referente histórico, sino ser pura ficción y leyendas en un lugar y una época reales.

Y todo en un paisaje duro, rojo y amarillo, con montañas y cañones escarpados, tormentas de arena como en los desiertos y manantiales de agua a los que se llegaba casi exhaustos de fuerzas y de sed: una naturaleza hostil e imprevisible.

Podríamos hacer un diccionario curioso con palabras de este género literario: diligencia, ferrocarril, ranchos, caballería, indios, sheriff, revólver, sombreros, forajidos, cantina, trampero, tiroteos, caravana, recompensa, forasteros…

El bandido del colt de oro concentra en una trágica historia casi todos los ingredientes de este género y contiene casi al completo este diccionario de vaqueros. De manera acertada transmite el perfil psicológico de los hermanos  protagonistas que ante la dramática pérdida de los padres en un asalto de bandoleros a su rancho, crecieron solos y buscaron de manera desesperada salir adelante sin nada.

El destino los separa y cada uno crece con valores diferentes: el mayor se convertirá en el bandido más temido del lugar sin reparos para usar en asaltos y robos el colt de oro heredado de su padre con un oscuro pasado ; y el hermano menor, recogido por un pacífico y solitario trampero, se convertirá en un muchacho bueno y valiente con un gran respeto por la naturaleza y la vida.

El encuentro entre ambos tras años de vidas separadas será uno de los momentos más impactantes y sorprendentes de la historia que te dejará pensando en ella irremediablemente.

Parecen muy claras en estas historias la identidad del bueno y del malo, pero en el desencadenamiento de los sucesos enseguida comienzan a introducirse matices que hacen pensar al lector que ni los malos son siempre tan malos, ni los buenos tan inquebrantables. Si bien es verdad que siempre hay malos malísimos que desde que aparecen sabes que tarde o temprano caerán, lo mismo les sucede en estas historias a los buenos requetebuenos: pocos se salvan.

Los autores siempre han sido propensos a crear bandidos y rebeldes con un potente atractivo que tocan o rebasan las líneas de lo permitido y lo prohibido y que terminan cautivando a quien está al otro lado de la pantalla o del libro.

Casi siempre nos encontraremos en este género con estos sentimientos encontrados y siempre, siempre, con un potente cruce de tiros y hombres desplomados en las tierras del Oeste americano.

Héroes, indios, solitarios vaqueros y bandidos, convertidos en leyendas que cautivan la curiosidad de quien sigue el hilo de la historia.

 

Simon Roussin es escritor de cómics y de historias ilustradas. Los colores fuertes y planos predominan en sus dibujos y en este caso, nos sorprende con una caja de rotuladores de intensos colores que deslumbran al lector e iluminan paisajes y escenas llenas de movilidad y acción.

El bandido del colt de oro, siendo una pequeña historia actual y estupenda para quien quiera saborear por primera vez algo de las novelas del Oeste, me gusta porque nos devuelve a este género en desuso que guarda historias y personajes muy potentes e interesantes.

En esta vuelta, podemos refrescar, recomendar y sacar de nuevo las historias de El Teniente Blueberry, de los franceses Charlier y Giraud.

La unión de estos dos talentazos, Charlier con una narrativa de leyenda del oeste escrupulosamente estudiada hasta en las auténticas expresiones que ni siquiera se tradujeron y Giraud, más tarde Moebius, con un impresionante dibujo repleto de detalles en paisajes, atuendos y objetos de la realidad americana, que crearon la más fascinante e impresionante serie del lejano Oeste en novela gráfica.

 

 

Y cómo no rescatar también al vaquero solitario del belga  Morris, Lucky Luke, más rápido que su sombra,  y su leal y sabio caballo Jolly Jumper, que juntos luchan contra el crimen y la injusticia. Luke no busca el juicio de los demás, tan solo cuando termina de hacer su trabajo parte hacia la puesta de sol tocando una melodía con su armónica y cantando : Soy un pobre vaquero solitario y la ancha pradera es mi hogar.

Con humor y sátira el autor juega con las ideas preconcebidas del lector acerca del comportamiento y aspecto de los vaqueros, los bandidos, bancos y peleas del wéstern.

Hay muchas más referencias a novelas gráficas de vaqueros en Europa y América, pero estas dos son las que más recuerdo y con las que volvería a pasar de nuevo una tarde de lectura perdida entre bandidos y vaqueros.

El bandido del colt de oro nos llevó al Oeste, nos impactó con sus colores, nos dejó tocados con la trágica historia de los dos hermanos, esquivamos más de un tiro y sobre todo, nos devolvió el recuerdo de las grandísimas historias de los wéstern.

Anuncios

3 comentarios to “El bandido del colt de oro. Simon Roussin”

  1. norahge mayo 1, 2015 a 8:44 am #

    Hola Ana, te sigo hace poco.
    Me encantó ésta reseña, ya quiero leerlo y que quede en casa para mis niñas.
    Pero además, te cuento que estoy creando un librería y tus post me ayudarán seguro, a elegir buenos libros.
    ¿Conoces algún blog sobre libros juveniles y adolescentes?
    Felicidades por tu blog, y gracias 🙂

    Me gusta

    • Ana Nebreda mayo 1, 2015 a 9:25 am #

      Estupendo serte útil!!
      Entra en El Templo de las mil puertas: un lugar con muchas propuestas lectoras para jóvenes.
      Un abrazo

      Me gusta

Trackbacks/Pingbacks

  1. El bandido del colt de oro. Simon Roussin | SAB... - abril 29, 2015

    […] Intuyo que pocos niños de ahora conocen bien las historias del Oeste americano y muchos menos juegan ya a indios y vaqueros. Cuando la pasión por los wéstern parece que va desvaneciéndose en…  […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: