¿Sales a jugar?. María Pascual

30 May

Este libro… bajo el brazo y sin perderlo de vista.

Es una invitación al juego y al tiempo de los juegos.

Encontramos seis propuestas de juegos con reglas que te llevarán a tu infancia, seis juegos a los que seguro les echaste más de una tarde con tus amigos del bloque, del barrio o de la panda, ocupando la acera, el paseo del parque o el rellano del portal: el pañuelo, pollito inglés, !churro va!, la cuerda, balón prisionero y, policías y ladrones.

Pero además de la nostalgia y las ganas de ponerlos en marcha de nuevo en el patio del cole, el libro nos ha hecho pensar sobre el protagonismo que le damos al juego en la infancia.

Para jugar bien hay que gastar poco o nada, estar en compañía y tener tiempo. Ahora los niños apenas tienen tiempo libre en el que buscar amigos y jugar con ellos. Las jornadas escolares, los deberes y tareas extraescolares ocupan la mayor parte del tiempo diario.

El juego para ser juego, debe ser libre, sin control del adulto, con otros niños y en lugares libres y accesibles.

Y una reflexión más: si está demostrado que el juego es un hecho de vital importancia en el desarrollo y crecimiento del ser humano,¿por qué aún se considera el juego algo con poca seriedad en la práctica real educativa?

Nos rendimos a la propuesta del libro: ¿Sales a jugar?

– !Allá vamos!

https://biblioabrazo.files.wordpress.com/2015/05/8fb4d-sales2ba2bjugar2b4.jpg?w=481&h=326

¿Sales a jugar ?

María Pascual

Editorial Narval, 2015

María Pascual rescata seis juegos tradicionales que hicieron las delicias de muchas horas de juegos de la infancia y que seguramente están en riesgo de extinción.

En un formato rectangular y apaisado, con una técnica mixta sobre tablitas de madera, dibujos a lápiz, gouache, papeles pegados y trocitos de tela, nos encanta el trabajo gráfico que lleno de guiños al lector nos cuenta la diversión y el entretenimiento durante el juego en grupo. Nos cuenta tantas cosas en cada escena…

Son juegos que tienen unas reglas y en las que hay que esforzarse por lograr un objetivo que todos entienden.Todos se sienten responsables y ponen todas sus fuerzas en tirar de la cuerda, correr el que más, salvar a los atrapados o atinar con el balón. Somos un equipo.

Pero cada uno es único y su modo de ser se desvela claramente en sus gestos y acciones: algunos quieren ganar a toda costa y con trampillas, otros siempre son quienes organizan, hay quienes terminan llorando, otros siempre andan despistados y nunca faltan los que hacen bromas. Pero todos quieren jugar y ser del grupo.

Siempre hay ganadores y perdedores en la resolución de esta aventura. Están en juego los aplausos y reconocimientos de tus amigos o ser el último cuando se seleccionan los equipos. La mayoría de las veces el juego termina en risas y todos saben que ahí, en el juego, quedan estas ganancias o pérdidas, porque cuando no ha sido así, cuando el juego se pone calentito y las rivalidades salen del juego, deberán solucionarse con habilidades afectivas y sociales, y seguramente con la mirada y ayuda de un adulto.

La puesta en marcha del juego desarrolla conquistas cognitivas, afectivas, sociales y  siempre llenas de motivación. Es cierto que se pone en juego la autoestima, la responsabilidad, la integración, la coeducación, la competitividad y sociabilidad, el respeto a las normas… pero también en ocasiones se despierta la agresividad y el sexismo.

Aunque el adulto no deba intervenir en los juegos libres y es importante que los niños tengan oportunidades de descubrimientos, de riesgos y resolución de conflictos por ellos mismos, también es cierto que a través de la observación del comportamiento y de la escucha tras los juegos, podremos reconducir conductas no deseadas que supongan una tristeza constante para alguno de ellos.

 

Jugando el tiempo pasa muy rápido. Enseguida llega la hora de ir a casa, del timbre del fin del recreo… No hay duda: uno está muy sano cuando tiene ganas de jugar.

El derecho al Juego es el artículo 31 de la Convención de los Derechos del Niño y debe tener la dignidad, respeto y consideración que merece. Debemos repensar qué espacios, tiempos y materiales estamos dando a los niños para jugar.

El juego es una experiencia vital de la infancia: a través de él se aprende y se practica la realidad de la vida.

A todos nos gusta jugar.

¿ Jugamos ?

3 comentarios to “¿Sales a jugar?. María Pascual”

  1. VICTORIA RODRIGUEZ (@VictroiaRodrig) mayo 30, 2015 a 10:57 am #

    Me gusta. Es interesante. Hoy en día los niños pasan mucho tiempo en la tele y el ordenador. Esto crea aislamiento, falta de comunicación y socialización primaria sobre todo en la infancia. El juego favorece la socialización(Cooperación, participación, líder, normas, etc.

    Me gusta

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Sales a jugar?. María Pascual | ... - junio 5, 2015

    […] Este libro… bajo el brazo y sin perderlo de vista. Es una invitación al juego y al tiempo de los juegos. Encontramos seis propuestas de juegos con reglas que te llevarán a tu infancia, seis juego…  […]

    Me gusta

  2. Novedades de junio | Pajaritas de Papel - julio 3, 2015

    […] “En este libro encontramos seis propuestas de juegos con reglas que te llevarán a tu infancia, seis juegos a los que seguro les echaste más de una tarde con tus amigos del bloque, del barrio o de la panda, ocupando la acera, el paseo del parque o el rellano del portal: el pañuelo, pollito inglés, !churro va!, la cuerda, balón prisionero y, policías y ladrones“. https://biblioabrazo.wordpress.com […]

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: