Ottoline va al Colegio. Chris Riddell

16 Sep

No perdáis la pista a Chris Riddell.

Este verano ha recibido la Medalla Chidren’s Laureate : un premio concedido en Reino Unido cada dos años por los niños, y con el que se reconoce el trabajo de un autor o ilustrador de literatura infantil.

El premiado hace de embajador, promotor y defensor de la literatura para niños. Las nominaciones provienen de diferentes organizaciones que representan a bibliotecarios, escritores, libreros, estudiosos de la LIJ y por supuesto, a los niños. Cada laureado además, y esto es lo que más nos gusta, se compromete e implica en un proyecto relacionado con la lectura para los niños, difundiéndolo en sus muchos encuentros con los lectores y a través de los medios de comunicación.

Y justo este verano, con estos azares que tiene la vida lectora, nos sumergimos en tardes de siesta entre las páginas de Ottoline: una protagonista a la que no olvidaremos por ser divertida, original, ocurrente, disparatada, simpática… con la que los lectores, desde temprana edad, lo pasan bomba.

Pero además, para el lector adulto y ávido en la búsqueda de buenas lecturas infantiles, descubre que Chris  Riddell tiene la inteligente habilidad de narrar no solo con textos claros y cortos, sino que acompaña la historia con ingeniosas ilustraciones que potencian la historia. Pone sobre todas las páginas un verdadero y maravilloso despliegue de medios para contar,  que en pocas ocasiones vamos a encontrar.

ottoline7

Y contamos con aventura en el cole, que es época.

Ottoline va al Colegio

Texto e ilustraciones de Chris Riddell

Editorial Edelvives, Zaragoza,2008

Ottoline va al colegio es el segundo de tres títulos escritos e ilustrados por Chris Riddell. Son historias que combinan a la perfección las técnicas narrativas, con las técnicas del álbum ilustrado, y en especial las del cómic.
Y es que Riddell, que se cuenta entre los pocos escritores que además de construir los textos de sus libros también los ilustra,  viene del mundo de la ilustración.
Este artista británico afincado en Brighton es muy conocido como caricaturista político del periódico The Observer. Pero desde que comenzó a ilustrar libros para niños, ha disfrutado de un gran éxito entre el público infantil. Su trabajo está reconocido con varios premios como las dos medallas Kate Greenaway,  que es el premio anual de los bibliotecarios británicos al libro infantil mejor ilustrado, en 2001 por El Diario de Jake Carpenter,  y en 2004 por  Gulliver de Jonathan Swift.

Los libros de Ottoline son superventas, y no es de extrañar. Estos anglosajones son capaces de crear personajes divertidos, inteligentes y con mucha chispa, que conectan sutilmente con las agudas mentes infantiles.

¿Pero cómo es Ottoline?, te preguntarás… si aún no la conoces.

ottoline1

Ottoline vivía en el apartamento 243 de la Torre P.W. Huffledinck, conocida por todos como el Molinillo de Pimienta de la Gran Ciudad; y vivía sola: sus padres, que eran coleccionistas, estaban siempre viajando por el mundo. Vivir sin padres es como vivir solo, aunque tengas como Ottoline todas las habituales necesidades de comida, ropa, limpieza, transporte… y todas las pijadas que puedas imaginar, satisfechas por múltiples personas.

Ottoline tiene un carácter increíble y no parece que tenga traumas por nada de esto. Tiene un compañero inseparable, el Sr. Munroe, que es un extraño e indefinible personaje, al que no le falta ni un solo sentimiento. Lo encontraron sus padres en un pantano de Noruega y lo llevaron a vivir a casa.

ottoline2

Ottoline conoce en el Parque Pettigrew a Cecilia Forbes-Lawrence: una sofisticada, rica y refinada niña que cuenta historias increíbles capaz de poner en alerta a los oídos cercanos. Esta amistad le llevará hasta el Colegio Alice B. Smith para Niños con un Talento Especial, en el que pasará un curso con nuevos y curiosos amigos, en busca de su Talento y que finalmente, adentrándose en misteriosas aventuras, encontrará.

El lector corretea intrigado y curioso por las páginas, y descubre cómo Chris Riddell ha creado un universo muy particular en torno a Ottoline en donde mezcla la alegre e independiente personalidad de la protagonista, con la extravagancia y hasta el surrealismo de otros compañeros de páginas, poniendo en evidencia siempre desde el humor, la frenética vida del adulto occidental.

ottoline6

Pero lo que más nos ha sorprendido y por lo que estos libros se posicionan en libros recomendables, es por la ingeniosa habilidad del escritor e ilustrador, de contar con sus dibujos mucho, mucho más de lo que las palabras cuentan.

Sus libros permiten al lector aprender a descodificar textos impresos con diferentes tipos de letras y familiarizarse con la diversidad de formatos de la lengua escrita que encontramos en nuestra vida diaria: diálogos, cartas, recortes de periódico, rótulos en la calle, mapas, esquemas, catálogos…

ottoline4

Todo ello mostrado con mucha sutileza, con gran humor, cierta ironía y gran dosis de imaginación. Sin olvidar las referencias culturales salpicadas por las páginas: personajes como Frakenstein, pinturas como El grito, referencias históricas a Egipto, esculturas griegas, arquitecturas de ciudades conocidas…

Coloca al lector en una posición activa con la capacidad de descifrar muchos mensajes y dar luz a pequeñas historias sin  que vengan expresamente escritas.

ottoline3

Chris Riddell es un dibujante excepcional. Sus ilustraciones están llenas de detalles en los elementos y en los gestos. Sus trazos vienen en tinta negra y en los que únicamente destaca un pequeño elemento coloreado en un tono que curiosamente en cada libro es de un color especial: rojo en el primero, azul en éste que hoy hablamos, y verde en el tercero.
Ha comentado el autor , tras la entrega de la Medalla de los Niños, que planea protagonizar en esta labor la alfabetización visual.
=
“Quiero poner la alegría de la creatividad, de dibujar todos los días, de sorprender por lo que se puede lograr con sólo un lápiz y una idea en el corazón. Quiero asegurar que las personas tienen diversión, sin dejar de abordar las cuestiones fundamentales que me importan apasionadamente “.
=
Y nos alegra mucho que en su discurso, destacara además la importancia de las bibliotecas escolares:
“Corremos el peligro de caer en la complacencia y creer que no es necesario preocuparse por ellas. Los bibliotecarios escolares juegan un papel enorme en llevar a los niños hasta los libros que van a disfrutar. Cuando esto funciona es una alquimia mágica.
ottoline5
 Ya decimos: no perdáis la pista a Chris Riddell
=
  • Desde este enlace puedes saber algo más sobre los premiados con la Medalla Chidren’s Laureate  anteriormente.

3 comentarios to “Ottoline va al Colegio. Chris Riddell”

  1. Mariana Silvina octubre 18, 2015 a 1:27 am #

    Suelo hacer una breve reseña de lo que leo. esta me quedó de la lectura de Ottoline va al colegio. quizás un poco divergente de la presentada por ustedes: Tiene forma de novela ¿es una novela? Tapas duras y tamaño “Robin Hood”. En su interior, se priorizan las ilustraciones, que son realmente muy buenas y humorísticas.Su autor es a la vez ilustrador, nació en 1962 en Sudáfrica. Es, por otra parte, humorista político.En algunos casos sus ilustraciones dialogan con el texto y en otros aportan información divergente.

    Me molestó la ideología del texto. Y me llama la atención que el padre de su autor hubiera sido un luchador contra el apartheid, ya que aquí aparece una feliz aceptación y confirmación de statu quo. Hay una naturalización de la división de clases, los signos del poder, etc. que alarma. Al igual que en Harry Potter, un colegio que promete la diferencia y confirma los esquemas sociales hasta el hartazgo.

    Le di a leer este libro a Paloma(10 años). Lo leyó en 1 hora y le gustó mucho. Dijo que era divertido, y que las ilustraciones estaban buenas. ¡Y que quería leer otro de esta serie!! Efecto Coca Cola.

    Las relaciones familiares me parecieron aberrantes. Palo también notó que era “raro” que a la chica la dejaran sola tanto tiempo los papás. Si bien aparece cierto nivel de crítica a este tema en el planteo del personaje de Cecilia, pareciera que esto podría solucionarse con algunas cartitas semanales. Muuy británico.

    Me gusta

    • Ana Nebreda octubre 18, 2015 a 10:40 am #

      Hola, Mariana: Gracias por tu comentario y crítica sobre esta lectura. Coincidimos plenamente en la genialidad de este ilustrador: sus dibujos son increíbles, capaces de comunicar multitud de ideas y sentimientos sin necesidad de usar apenas palabras.Su trazo es una auténtica pluma en el papel.
      Y sobre los perfiles de los personajes y del escenario, también hemos visto lo mismo. Creo que es una evidencia y así lo hace saber al lector el autor con dosis de humor e ironía, tal y como lo suelen hacer algunos escritores británicos. Estoy segura que lector lo percibe y lee entre líneas esa crítica y la evidencia en que coloca a los personajes el autor: padres sin tiempo para los hijos (¿viste las notas que sacaron?), niñas caprichosas y divinas, pero tristes por la falta de afecto, escuelas que no fomentan los talentos personales… Pero no es una crítica directa, está asomando continuamente y tú (aún siendo niño) lo percibes. Y justo es ésto lo que me gusta de este autor: esta manera de contar otras familias, otros niños, que se alejan de la aparente convencionalidad, que son raritos, que les suceden cosas que a veces forman parte de los sueños de muchos (!vivir sin el control de los adultos!) y que en ese plano imaginario, puedes calibrar muchas ventajas y muchos inconvenientes con los que no habías contado (¿y mi beso de buenas noches?).
      Bueno, tampoco creo que el autor se haya empeñado en hacer un profundo tratado de valores para padres e hijos, aunque sí creo que ha aportado su granito de opinión (el Sr. Munroc es todo un catálogo de emociones, y el poni de Cecilia llora por ella).
      Creo que ha tratado de divertirse con la historia como si fuese niño, imaginando situaciones deseadas, a veces un tanto frívolas, y llenas de divertimento y humor.
      Los chicos le han nombrado autor del año y creen que sus libros son realmente divertidos. Y creo que llegan a las mismas o parecidas conclusiones que nosotras, con mucho sentido del humor y sensibilidad.

      Seguimos en contacto 😉
      Un abrazo, Mariana
      Ana Nebreda

      Me gusta

Trackbacks/Pingbacks

  1. Ottoline va al Colegio. Chris Riddell | Bibliot... - septiembre 28, 2015

    […] No perdáis la pista a Chris Riddell. Este verano ha recibido la Medalla Chidren’s Laureate : un premio concedido en Reino Unido cada dos años por los niños, y con el que se reconoce el trabajo de un autor o ilustrador de literatura infantil.  […]

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: