Diarios de lecturas: personales y colectivos

31 Oct
Frances Wolfe-donde-yo-vivo054

Ilustración de Frances Wolfe

 

Acciones sencillas y llevadas a la práctica de manera continuada, conducen a formar lectores ilusionados por volver a la lectura una y otra vez.

Como mediadores de lecturas, dar con frecuencia la ocasión de hablar sobre lo que hemos leído, e interesarnos por los gustos lectores de los niños, es dar presencia a la lectura en nuestra práctica docente.

Una de estas sencillas actividades lectoras es anotar algunos detalles sobre el libro leído que den pie a recordar, hablar, reflexionar y a escribir, resaltando y reorganizando el mapa de la lectura.

Cuando esta actividad se realiza de manera habitual, nos gusta que no sea un ejercicio complicado (ya habrá otras actividades que pretendan esto), sino más bien unos apuntes, pinceladas, que sean recordatorio del contenido del libro. No se trata de una batería de ejercicios, ni mucho menos objeto de evaluación, ni aún menos, motivo de de competición entre lectores.

En años recientes, al impartir cursos, conocí a dos maestros, ambos ya cercanos a retirarse, que habían escrito diarios de lecturas desde que eran adolescentes. Cada uno podía abrir sus cuadernos en cualquier página, señalar una entrada y de inmediato recordaba todo tipo de cosas, no solo sobre el libro en sí, sino sobre dónde estaba en ese tiempo, qué hacía, con quién estaba. Quienes vimos cómo lo hacían, los envidiamos. Un recurso simple había enriquecido sus vidas de una manera que el resto de nosotros no podía compartir. Como resultado, empecé a llevar mi propio diario de lecturas, algo que hoy me da mucho gusto. En lo que a lecturas se refiere, nunca es demasiado tarde.

Aidan Chambers. El ambiente de la lectura

Y hemos descubierto que hay muchas maneras de hacerlo. Te contamos las que hemos puesto en práctica.

Alicia Varelacomplices

Ilustración de Alicia Varela

  • Diario personal de lecturas.

El diario de lecturas es un pequeño cuadernillo en el que el lector va anotando los libros leídos.

En él escribe los datos de la autoría del libro: escritor, ilustrador, título y editorial.

También puede detallar algunos aspectos del libro que le ayudarán a recordarlo: los personajes, lo que ha sentido, cosas que haya descubierto, ideas que le hayan gustado…

A muchos niños les gusta hacer un dibujo relacionado con la historia, que puede estar inspirado en alguna ilustración que aparezca en el libro o que sea un dibujo inventado.

Podemos destinar un cuaderno para nuestro diario, o que el centro educativo elabore un diario de lecturas, y destine algunos recursos económicos para su impresión y el reparto a los lectores, con el fin de dar notoriedad a la actividad dentro del Plan de lectura del centro.

En el Colegio Público María LLuch de Torrecillas de la Tiesa, Cáceres, elaboramos en el 2.001, un modelo de Diario de lecturas inspirado en otros que nos gustaron:

diario1 diario2

Algunas páginas de los Diarios de lecturas de alumnos del C.P. Gabriel y Galán de Cáceres donde también llevamos a la práctica esta actividad:

diarios

diario3-(2)

diario4

diario5

diario7

  • Puedes descargarte los modelos para imprimir: desde aquí la portada, y desde aquí el modelo, que puedes modificar a tu gusto.

=

 El Gusano lector.

Para los lectores más pequeños, proponemos un sencillo diario que le hará recordar sus lecturas. Esta idea la leímos en las lecciones para usar la Biblioteca CRA de Chile y la modificamos un poco.

Le damos a cada niño la cabeza del gusano hecha en cartulina. Podemos pincharlas en la pared cerca de la biblioteca de aula si queremos exponerlas o si no, que cada niño la guarde en una bolsita de plástico en  su mesa o mochila. Cada vez que los niños terminan la lectura de un libro, escriben en  un círculo de color el nombre del autor, el título, la editorial y el día que terminaron la lectura.

Cada círculo forma parte del cuerpo del gusano; se irá uniendo al cuerpo con cinta adhesiva por lo que procura que al diseñar el círculo, éste tenga una pestaña en uno de sus bordes que sirva de unión con siguiente.

A medida que aumentan las lecturas, el gusano va alargándose con los círculos de colores de cada libro.

gusano

Hoy en día es necesario que los niños lleven sus propios diarios de lecturas, de modo que tanto ellos como sus padres y maestros puedan seguirles la pista. Es otro simple ritual que se les puede enseñar a los niños tan pronto como son capaces de leer y escribir.

Es igualmente necesario que los niños lleven sus diarios año tras año, clase tras clase y escuela tras escuela. Y para prevenir, en caso de que se encuentren un maestro incompetente o que se niegue a aceptar que es necesario, o al que simplemente no le interesa, debemos dar a entender a los niños desde el inicio, lo valiosos que son sus diarios y lo importante que es mantenerlos al día, sin importar lo que opine su maestro del momento.

Aidan Chambers. El ambiente de la lectura

Club de lectura juvenil (ilustración de Aurelie Blard-Quintard)

Ilustración de Aurelie Blard-Quintard

=

=

  • Diarios de lecturas colectivos.

Os proponemos poner en práctica los Diarios de lecturas colectivos. Tienen un carácter más puntual con objetivos variados. No deja de ser una motivación para la lectura y una tarea de grupo que siempre finaliza con la tertulia y reflexión acerca de lo leído, que es lo que nos interesa especialmente.

¿Qué hemos leído?

Con nuestros pequeños lectores queremos hacer un recopilatorio de los libros leídos de manera personal o colectiva, para conocer y  nombrar los títulos de los libros.

Solo tenemos que fotocopiar la portada del libro para colorear al finalizar la lectura. Añadimos la portada coloreada a la carpeta de lecturas de la clase procurando que las hojas no estén sueltas, unidas con cualquier sistema que nos permita añadir todas las que queramos.

Este recopilatorio pasará a formar parte de los libros de la biblioteca de aula y lo utilizamos como una selección de lecturas recomendadas para un determinado nivel, pero sobre todo para reconocer los títulos leídos y recordarlos.

guialectura

 

Cuéntame un libro

Este Diario surge de la necesidad de las maestras de conocer buenos libros, de llevar a las clases lecturas que habían  funcionado con otros niños. Es un trabajo realizado por niños y maestros de diferentes cursos.

Un archivador bien decorado será el contenedor de las lecturas que irán añadiéndose a medida que se lean en clase y aplaudidas por los niños.

La lectura se identifica por el dibujo de la portada decorada por los niños, y por un comentario escrito, realizado por el lector adulto que ha leído el libro con los niños. A veces incluso el maestro añade al comentario algunas sugerencias o actividades a partir de esa lectura.

Este archivador se convierte en una referencia lectora para los maestros de un ciclo o de un nivel.

ranalibro

cuentame1

cuentame2

=

Ronda de libros

Nuestro propósito es que un grupo realice la lectura de un mismo libro y que escriban sus impresiones.

Seleccionamos un buen libro, si es posible para esta actividad mejor de lectura corta.

Dentro de una carpeta, de una caja o un estuche, el libro va acompañado de un cuaderno en blanco y un bolígrafo. En la primera página del cuaderno, que puede estar confeccionado por nosotros con hojas grapadas, imprimimos la imagen del libro en la cubierta, anotamos algunas ideas sobre las que cada lector podrá escribir en una página del cuaderno. Además del título, autor y editorial, escriben acerca de si les ha gustado, lo que le sucede al protagonista, lo que más le ha sorprendido, si cambiaría algo de la historia, un título que les suene bien…

La carpeta con el libro y el cuaderno, pasa de niño en niño que se lo llevarán a casa, para leer y escribir las sensaciones, descubrimientos, recuerdos, ideas… que la lectura le haya aportado.

Puedes leer con más detalles esta actividad desde aquí.

ronda1

ronda3 =

 

 

Lecturas temáticas

En ocasiones queremos protagonizar un tema, un autor o un ilustrador. Hay un grupo de lecturas comunes, pero no todos los lectores tienen que leer el mismo libro.

En este caso, escribimos en el diario colectivo las historias que hemos leído, que suelen ser libros que hemos escogido de la biblioteca escolar con una temática común y que se encuentran en nuestra biblioteca de aula durante un determinado tiempo.

Cada lector anota en una página del cuaderno colectivo los datos del libro leído: título, autor, ilustrador y editorial. En la parte superior de la hoja pegamos  la fotocopia del libro en un tamaño pequeño. Y no olvidaremos escribir las ideas de la historia, o la descripción de un personaje, o un párrafo del libro que nos haya gustado especialmente.

Puedes leer más sobre esta experiencia desde aquí.

 

paz-010 paz-013

Pero nuestra historia de lectura es mucho más que un mero listado de libros que hemos leído. Está complejamente ligada con la historia de cómo llegamos a pensar como lo hacemos y cómo llegamos a ser lo que somos y qué deseamos ser.

Si leer no afecta nuestras vidas, no nos cambia o influye en nuestro comportamiento, entonces no es más que un pasatiempo que difícilmente vale toda la atención que le dedicamos. Pero si la lectura afecta nuestra vida emocional, intelectual, éticamente -y en otras mil formas-, como creo que lo hace, entonces sí importa qué libros ponemos en nuestra cabeza. Y si es importante lo que ponemos en nuestra cabeza, entonces vale la pena recordar qué libros fueron.

Aidan Chambers. El ambiente de la lectura.

e Catalina Somolinos-Catilustre)

Ilustración de Catalina Somolinos

alhilode2

A los pocos días de publicar esta entrada, Ana Luisa Ramírez nos invitó a leer una experiencia de Diarios de lectura en su blog El hilo rojo.

Es una experiencia tan bonita que queremos compartirla y difundirla también desde aquí.

Entra en el Lecturero.

Imagen de Ana Luisa Ramírez

 

Anuncios

6 comentarios to “Diarios de lecturas: personales y colectivos”

  1. rosa elena colorado garcía. octubre 31, 2015 a 5:26 pm #

    mil gracias por sus correos y su pagina y por todo mil y mil abrazos!

    Me gusta

  2. Carmen Díaz Marín noviembre 1, 2015 a 12:23 pm #

    Muy buenas las propuestas para no perder la costumbre. Es el momento ideal para comenzar un diario de lecturas. Un biblioabrazo otoñal.

    Me gusta

  3. Ana-Luisa noviembre 4, 2015 a 1:45 pm #

    Hola, Ana. En relación a este tema, aquí te dejo esta interesante experiencia.
    http://analuisa-elhilorojo.blogspot.com.es/2015/10/el-lecturero-animacion-la-lectura.html

    Me gusta

    • Ana Nebreda noviembre 4, 2015 a 7:15 pm #

      Ana Luisa, qué belleza! Qué experiencia tan bonita e intensa. Permíteme que comparta tu lecturero, no ya desde los comentarios, sino también desde la misma entrada que tendrá aún mayor difusión.
      Gracias por compartir. Me encanta todo lo que haces 🙂
      Un abrazo
      Ana Nebreda

      Me gusta

      • Ana-Luisa noviembre 4, 2015 a 8:15 pm #

        Gracias, Ana. Encantada de que compartas. Un abrazo

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: