Una tarde de tormenta. Georgette Ménard y Antón Grifá

19 Nov

 PICOGORDO2

Los papás del pequeño gorrión construyeron el nido en la rama más alta del castaño. Un nido de pelusa, hierba seca y hebras de hilo viejo. Como en las últimas primaveras, construyeron el nido.

Aquella tarde la tormenta volvió a oscurecer el cielo. El cielo se cubrió de nubes. Las nubes ocultaron el sol. Días antes había nacido el pequeño gorrión.

El rayo se adelantó al estallido del trueno. Después comenzó a llover. El viento inclinaba la lluvia, arrastraba el humo de las chimeneas, sacudía las ramas de los árboles.

Hacia el final de la calle corrían tres niños empapados. La anciana perdió el paraguas, se sujetaba el sombrero con la mano. El viento quebró la rama del castaño.

El pequeño gorrión cayó al jardín de la casa.

Así comienza esta historia tan bonita para leer con los niños.

El texto es muy visual: enseguida imaginas la escena que relata y eso favorece la comprensión del texto. Un texto rico en vocabulario, con frases cortas, sencillas y bien construídas.

Y a medida que continúas con la lectura, descubres que guarda un planteamiento muy original, singular y poco habitual.

Esta misma escena que acabas de leer la están viviendo varios protagonistas, y los lectores verán la historia desde diferentes perspectivas, un mismo acontecimiento desde distintos ojos con propósitos diferentes.

Este momento de estallido de tormenta en que un pequeño gorrión cae desde la rama de un castaño, justo este momento, lo contemplan al unísono un gato, una niña y los papás del gorrión.

¿Serías capaz de contar el mismo instante desde varias miradas?

 

 

Una tarde de tormenta

One stormy afternoon

Georgette Ménard

Dibujos de Antón Grifá

Coloreados a mano por Juan Ángel Marín

Editorial Cuentos del Picogordo, 2013

Esta dulce y entrañable historia la protagonizan cuatro personajes y para cada uno de ellos está destinado un capítulo.

En cada capítulo el acontecimiento es el mismo, pero cada personaje actuará según su interés y lo vivirá de manera muy diferente. Y aunque sus decisiones son muy distintas, el comportamiento de cada uno influirá en el desarrollo global de la historia, poniendo de manifiesto la invisible comunicación que enlaza a los protagonistas en los sucesos cotidianos.

El pequeño gorrión; Ulises, el gato de los Ponchet; Eloise Marie, la niña que vivia en la casa; y los papás del pajarillo, nos conducirán a una sencilla y curiosa historia que culminará en un final abierto que los niños resolverán muy bien.

 

Mama and Papa sparrow had stopped looking for food.

They were waiting without know that they waited, until the window opened.

The little girl put the shoe box out and left it on the window ledge.

The little sparrow peeped on seeing the sun.

Cada página tiene el texto escrito en español, y debajo, el mismo párrafo en inglés.

Ya has visto que los textos son muy claros, con frases sencillas sin dejar de ser expresivas y literarias, por lo que son muy adecuadas para su lectura, traducción, la construcción de pequeños textos y la ampliación de vocabulario en otra lengua como el inglés.

Puedes leer las primeras páginas de Una tarde de tormenta desde aquí.

Una de las peculiaridades de las ediciones de Cuentos del Picogordo, es que el formato de sus libros está compuesto por páginas sueltas, sin coser, guardadas en una carpeta a modo de tríptico. Todas las páginas están numeradas, por lo que no hay problemas para seguir la historia o recomponerla si las páginas se han repartido.

Esta característica física de la edición, nos permite muchas posibilidades de lectura con los chicos: repartir las páginas para leer en el orden establecido, hacer una pequeña historia solo con algunas de las páginas, leer una página e imaginar cómo continuará el relato… En definitiva, dar la ocasión de crear, de dar caminos distintos a la lectura, de hacer partícipes a los lectores con el texto.

PICOGORDO1

Y por último, queremos destacar la limpieza y belleza de las ilustraciones realizadas en una sola tinta, sencillas y comunicativas, que terminan algunas partes coloreadas a mano con acuarelas por una sola persona, miembro del Taller Ocupacional de ASPRODIQ (Asociación Pro Personas con Discapacidad de Quintanar de la Orden y Comarca). Incluso los niños pueden terminar de dar color a las ilustraciones si lo desean.

Una tarde de tormenta es una propuesta de lectura diferente, preciosa, llena de contenido y con muchas posibilidades de generar otros momentos para idear, escribir, dibujar y comunicarse incluso en otra lengua.

No te pierdas las publicaciones de los Cuentos de Picogordo. Te alegrarás de haberlos encontrado.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: