Los Gansos. Jose Antonio Ruiz y David Pintor

17 Nov

Desde el comienzo de este relato nos meteremos dentro del abrigo de su protagonista, un hombre de fuerte personalidad para consigo mismo, de ese tipo de personas que son tan introvertidos que no quieren dejar de serlo, por lo que desde fuera no podríamos distinguirlo de ningún otro. Y no nos quedará más remedio que meternos en su pellejo porque las primeras páginas son un travelling en zoom in sobre Kosonen, personaje al que parece incomodar todo lo que hay fuera de su nido interior.

Así  de cinematográfica es esta corta historia y por eso la descripción de la ciudad y de las personas que la habitan, y que inevitablemente se relacionan con este malhumorado conductor de tranvía, no son a primera vista amables, aunque sea precioso el mercado de Helsinki o adorable la viejita pasajera que le habla.

Pero algo extraño sucede en la normalidad, algo que nunca pensó nadie que podría suceder. De pronto comienza la sorpresa, la fantasía y la literatura…

No te pierdas la reseña sobre esta historia para lectores avanzados que nuestro colaborador Juan Muro nos regala.

LOS GANSOS

Jose Antonio Ruiz

Ilustraciones de David Pintor

Editorial la Guarida, 2016

=

Un precioso libro ha venido volando desde Salamanca como traído por una bandada de gansos. Nunca podremos dejar de agradecer a editoriales como La Guarida que publiquen joyas de este nivel, y que además, nos las regalen para tener la ocasión de hablaros de ella.

El libro se titula LOS GANSOS y ha sido escrito por Jose Antonio Ruiz Rubio, un madrileño afincado en Finlandia, e ilustrado por David Pintor, un gallego que nos alegra la vista desde hace ya muchos años con los libros ilustrados o las webs que dibuja.

Este relato es una de esas maravillas, nada que ver con la literatura infantil tal como la concebíamos, o quizá debería decir que una de las mejores cosas que podamos encontrar de literatura infantil, que así es como se concibe hoy a través de colecciones como la Tres Puntos de la moderna editorial La Guarida.

La pasta dura que Fernando y Egido han elegido en su encuadernación, para que Lope haga este producto manual tan excelente, da un empaque a esta obra que la aparta de lo que podría ser un libro para niños, y desde el principio veremos que se parece más por cómo está escrito a un relato de adultos sin concesiones para el lector, que a un relato guiado para niños, un cuento fantástico de literatura europea, contado desde la intimidad del personaje narrador pero tan visual que podría ser una historia de película.

No es un relato al uso en España, por más que sus autores, editores, maquetadores e impresores lo sean, ni tampoco es una obra habitual en la literatura infantil, casi nunca poblada por protagonistas tan serios y callados, tan vulgares en las ciudades modernas, que nos hacen impensable un desenlace fantástico como el de este cuento. Pero no se trata aquí de hacer una crítica literaria y contaros que nada que ver con Hannu Mäkelä y los miedos de su Mr. Boo, si lo que esperamos es un libro finlandés, o que es más cercano a los libros de Rohal Dahl y a los dibujos de Quentin Blake, y hasta a los personajes íntimos de Heinrich Bhöll y a la manera de narrar de los escritores de más arriba de Alemania, si es que alguien pudiera encontrar alguna característica común entre quienes escriben desde el frío.

 

Desde el comienzo de este relato nos meteremos dentro del abrigo de su protagonista, un hombre de fuerte personalidad para consigo mismo, de ese tipo de personas que son tan introvertidos que no quieren dejar de serlo, por lo que desde fuera no podríamos distinguirlo de ningún otro. Y no nos quedará más remedio que meternos en su pellejo porque las primeras páginas son un travelling en zoom in sobre Kosonen, personaje al que parece incomodar todo lo que hay fuera de su nido interior. Así  de cinematográfica es esta corta historia y por eso la descripción de la ciudad y de las personas que la habitan, y que inevitablemente se relacionan con este malhumorado conductor de tranvía, no son a primera vista amables, aunque sea precioso el mercado de Helsinki o adorable la viejita pasajera que le habla.

Pero algo extraño sucede en la normalidad, algo que nunca pensó nadie que podría suceder. De pronto comienza la sorpresa, la fantasía y la literatura. Y es entonces cuando la magia de la lectura nos permite asomarnos auténticamente al mundo interior de Kosonen, entonces es cuando los dibujos de David Pintor nos resultan tan imprescindibles como adorables y toman la importancia capital que desde el principio del relato les hemos dado sin ser conscientes de ello.

Un libro precioso, una joya que recomendar a quien, por su edad, quiera dejar de ser viejo.

2 comentarios to “Los Gansos. Jose Antonio Ruiz y David Pintor”

  1. Norah García noviembre 19, 2016 a 8:54 pm #

    Ana, cómo siempre sembrando la semillita, ya no de las ganas de leer cada libro que reseñas, sino la de la necesidad de leerlos. Cada vez que termino una de tus reseñas, voy a la web de mi distribuidora, y pido el libro. Son para mí invaluables tus recomendaciones, ayudándome a traer maravillosos libros que yo por la lejanía, no podría conocer o encontrar. Así que ¡¡¡GRACIAS!!!

    Me gusta

    • Ana Nebreda noviembre 20, 2016 a 10:25 am #

      Gracias, Norah. Es un placer encontrar a personas como tú. Me encanta tu proyecto y seguro que desde Alemania pones una estrella más en la LIJ. Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: