Leer con las ganas. Mari Carmen Díez Navarro

31 Mar

Leer con las ganas no es un libro, aunque debiera serlo, y espero que Mari Carmen Díez Navarro se anime a darle forma de libro a todo lo que nos ha contado y enseñado sobre la lectura y la escritura en la infancia.

Su criterio, tan coherente, tan vivido y tan alegre, es y debe ser un referente para quienes andamos inmersos en los procesos del aprendizaje de la lectura y la escritura, despertando siempre la curiosidad y el gusto por las palabras.

Ella ya lleva 17 libros publicados relacionados con la educación, la pedagogía y la escuela, y este tema debe ser protagonista en lo próximo que publique.

Mari Carmen Díez Navarro, es maestra especialista en Educación Infantil, psicopedagoga, asesora a docentes, coordinadora de la Escuela Infantil Aire Libre de Alicante durante treinta y tres años. Es ex miembro del Consejo de Redacción de la revista In-fàn-ci-a, de la Asociación de Maestros Rosa Sensat de Barcelona. Miembro de ASMI, Asociación por la Salud Mental Infantil desde la Gestación. Es además escritora de libros pedagógicos y poéticos.

=

Leer con las ganas da título a un curso de formación para profesores en el que queríamos enmarcar la lectura y la escritura en la dinámica cotidiana de la escuela infantil, rodeando el aprendizaje de juego, tanteos investigadores y autonomía.

No queríamos olvidar la influencia de las implicaciones afectivas en el aprendizaje de la lectura y la escritura. Y además, buscábamos el modo de preparar un ambiente rico en comunicación, palabras, cultura y propuestas abiertas y cercanas a los intereses de los niños.

Y Mari Carmen Díez nos iluminó. Así escribe lo que les sucede a los niños ante el proceso lecto-escritor:

Las “rosas” del maíz.
=
“Se me está haciendo presente el empeño que tienen mis alumnos de leer hace ya unos meses. Están queriendo leer: saber: poder, y se lanzan a ello como en una explosión.
Rompen a leer como las “rosas” del maíz, cuando las echas en la sartén.
Chisporroteando, con alboroto, con lío, aunque, eso, sí, cada una a su tiempo. Según les dé el fuego, según si están solas o amontonadas, según si están más o menos maduras, según las ganas que tienen de reventar y de ser otra cosa…
También como las “rosas” del maíz, cada cual con su ruido particular, con su grado de apertura, con su colorcito, o su chamuscamiento.
Y cómo no, como en cualquier rotura, la inseguridad, las carreras hacia atrás, el miedo ante lo nuevo, el temor a equivocarse, a salirse del sitio, o a “pasarse de rosca”.
Es un momento tan lleno de curiosidad, como de incertidumbre, un momento muy personal, que me encanta poder ver.”

 

 

Han sido cuatro días de formación muy intensos y dejo anotadas algunas ideas y experiencias que no quiero olvidar y compartir:

 
– Aprender a leer es buscar las ganas de leer todo el rato.
– Ante tanto envoltorio de pantallas, ¿cómo armarte como maestra para despertar el deseo de leer?
– El lenguaje del niño es jugar y siempre hay que tener en cuenta que aprende jugando.
– Aparcar nuestros órdenes y atender al orden de los niños. No importa comenzar por la letra m o por la s. Esto viene dado por el interés que surge en el grupo y la escucha atenta de la maestra para aprovechar las oportunidades.
– No hay un método. La mezcla de varios es muy rica pues las estrategias se encuentran y abren oportunidades a las diferentes maneras de descubrir y aprender.
– Aprender a leer no es cuestión de método, sino de sentido.” Sentir el deseo de leer, la cercanía de las palabras; sentir la entidad y el valor del propio nombre, y el de los compañeros; sentirse uno con el grupo social que acoge, que espera.”
– La lectura debe ser un proceso de descubrimiento placentero y no impuesto.
– Es un error: dar prioridad al orden del método ignorando el proceso del niño (historia personal, su recorrido, entorno…)
– Es un error: desdeñar las deducciones de los niños y sus errores.( Una seño les pide palabras con la letra B. El niño dice Nube y no la da por válida, pues no comienza por B)
-Es un error: minusvalorar lo afectivo en el aprendizaje.
– La poesía, los cuentos, las cartas, el teatro… son un puente para el aprendizaje  de la lectura. Los niños deducen, sienten curiosidad y aprenden a través de ellos, sin necesidad de dictarles al oído las leyes del lenguaje.

– Las palabras en estos formatos son un potente recurso, un imprescindible recurso. A veces se cree que es más serio la lectura en cartillas y se considera que los cuentos son un folclore. La literatura abre el deseo de leer.

– Reuniones periódicas con los padres para explicarles todo-todo-todo. Cómo planteamos nuestra forma de trabajo y mostrar los resultados. Buscando un frente común con las familias.

 

Mari Carmen Díez Navarro siempre cuenta a partir de las anécdotas, situaciones, discusiones y hechos que suceden entre los niños. Lo cuenta con mucha gracia y cariño y enseguida nos pone la sonrisa en la cara.

Parte de que los niños son inteligentes, piensan, deducen… no son cabezas a la que llenar con contenidos concretos ya establecidos en un orden exacto.
A partir de aquí se arma de argumentos y de experiencias para exponer su manera de proceder en los procesos de enseñanza y aprendizaje.
=
Su camino en la lectura siempre tiene en cuenta el piso de arriba (el del cerebro) y el piso de abajo ( el de las emociones). Y nos presenta un descubrimiento de la lectura marcado por la afectividad:
=
– Cada niño y niña es padrino o madrina de una letra del alfabeto.
– Las familias elaboran el libro de esa letra y lo presentan en el grupo.
– Coleccionan palabras que pegan en la puerta de clase.
– Cajas con objetos- palabras para inventar historias.
– Notas escritas por los niños a las familia.
– La ciudad escrita: fotografías de palabras que aparecen en la ciudad (Supercor, stop, calle, rebajas…)
– Los nombres de los niños como palabras referentes.
– La libreta libre.
=
En definitiva se trata de poner en juego todos los elementos imprescidibles para aprender: el deseo, la maduración previa, el trabajo en grupo, el sentimiento de apoyo de la familia y la escuela, y el placer de ir consiguiéndolo.
=
Mari Carmen recomendó estas lecturas básicas para los docentes:
=
Estrategias par la lectura, de Isabel Solé. Editorial Graó

10 ideas para la lectura, de Juan Mata. Editorial Graó

 ===============0000==================
Te dejamos una buena selección de libros sobre abecedarios y alfabetos  para jugar y crear que no deben faltar en la biblioteca escolar
 
 
=
===============0000=========
 
Y como me siento muy afortunada por conocer, escuchar y tener el cariño de Mari Carmen, pues nada, aquí una fotico de las dos.

 

Anuncios

4 comentarios to “Leer con las ganas. Mari Carmen Díez Navarro”

  1. Mari Carmen Díez / Tomasetti marzo 31, 2017 a 10:03 pm #

    Qué bonito lo que dices de mi y de mi trabajo, Ana. Gracias mil. Espero que estés muy bien. Un beso

    Enviado desde mi iPhone

    Me gusta

  2. María abril 1, 2017 a 10:26 pm #

    Comparto todo lo dicho. Es una cuestión de sentido común, respetar ritmos y tiempos y hacer una mezcolanza de formas y metodologías.
    Y me alegra ver entre las recomendaciones, el libro de Juan Mata. Es un amigo de mi tierra con el que he compartido momentos muy interesantes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: