Archivo | abril, 2017

Las alas del Avecedario. Antonio Rubio y Rebeca Luciani

30 Abr

Resultado de imagen de Las alas del Avecedario. Antonio Rubio

Con esta primavera hasta se escucha trinar a los pájaros de los libros.

Y las aves de Antonio Rubio son poéticas, musicales y maravillosas, pues las ilustraciones de Rebeca Luciani son una explosión de color y de preciosos detalles.

Es un cuaderno de campo muy poético, muy cuidado por la editorial: todo un tesoro para quienes amen las aves, o para quienes quieran saber mucho más sobre ellas.

 

Las alas del AVECEDARIO

Antonio Rubio

Ilustraciones de Rebeca Luciani

Editorial Faktoría K de libros, 2017

 

 

Dice Antonio Rubio en una entrevista:

Como soy un buen contemplador de aves y un afanoso versificador, supongo que en algún momento, hace siete u ocho años, empecé a garabatear un poema sobre la golondrina o el gorrión… Después me plantearía continuar haciéndoles versos a todos mis pájaros familiares y cercanos. Por último, pensaría que el abecedario es un buen bosque, o una buena pajarera. Y en el abecedario empecé a irles colocando. Pero no encerrados, claro, que me cuidé muy mucho de potenciarles canto, color y alas para volar.

Y os aseguro que estas aves tienes unas alas fuertes y alegres.

Vuelan de la A a la Z ( avestruz, búho, cuco, dodo, estornino, frailecillo, gorrión, herrerillo, ibis, jilguero, kiwi, loro, mirlo, negrón, ñacurutú, oropéndola, petirrojo, quetzal, ruiseñor, sisón, tórtola, urraca, vencejo, wilsonia, xanthogastra, yerbero y zorzal); vuelan para que las conozcas bien, pues el poeta expone sobre cada ave mucha información entremezclada con los ritmos y rima; vuelan para hacerte disfrutar del juego de la poesía; y también vuelan a veces sobre muchos versos, para hacerte reír.

Vuelan y vuelan tanto, que no solo puedes escucharlas desde tu libro, también vuelan hasta el encuentro con los niños.

Antonio Rubio se llevó su abecedario, su baúl de aves y su maleta de juegos de madera hasta el Colegio El Vivero de Cáceres, donde le esperaban muchos niños y niñas en la biblioteca escolar.

Y por allí voló el mirlo, trinó el ruiseñor, rimó el dodo…

 

MIRLO (TURDUS MERULA)

En mitad del jardín cantaba un mirlo,

y al instante me pongo a describirlo:

traje negro con brillo,

lindo pico amarillo,

saltitos de claqué…¡Hay que aplaudirlo!

=

(Y el mirlo,

mirlibustero,

enlutado y pinturero,

casi se quita el sombrero.)

=

 

BÚHO (BUBO-BUBO)

Noche de búho.

Auditorio de estrellas.

Cantante oculto.

=

¡Uh,uh!

=

Ulula, ulula

el buhó solitario.

Calla la luna.

=

¡Uh, uh!

=

Ojos de sabio

relumbran en lo oscuro.

Búho sagrado.

=

FRAILECILLO (FRATERCULA ARCTICA)

Frailecillo, frailecillo,

payasito colorido,

hermano de los pingüinos.

=

Frailecillo, frailecillo,

pesca animales marinos

con tu repintado pico.

=

Frailecillo, frailecillo,

con tan grande colorido

en tu cara y tu vestido

van a nombrarte muy pronto

el Rey de Carnalavito,

o el Miró de los pingüinos.

 

Nos encanta que las bibliotecas escolares se llenen de buenos libros, de buenos autores, y de maestros y niños lectores.

 

En la Feria del Libro

23 Abr

Hoy es un día precioso para salir a la Feria del Libro de tu ciudad, pasear, ver, tocar y comprar un libro para regalar.

Resultado de imagen de día del libro 2017

E incluso, escuchar y saludar a un autor que te guste especialmente, y no perder la oportunidad de tener su libro firmado y dedicado.

¡Mira qué buen plan en la Feria del libro de Cáceres!

Escuchar a Care Santos en la presentación de su último libro, Media vida. Puedes leer la reseña del libro en De lector a lector  .

Resultado de imagen de care santos, Media vida

Nos contó Care Santos que la documentación siempre es el inico de sus novelas: un trabajo que para ella es el paraíso. “Si me quieren ver feliz, dénme una biblioteca y tiempo para hurgar en ella”.

Está convencida que entre los 40 y los 60, es una edad óptima para un novelista, porque es un momento en que no solo se tiene oficio, también se tiene ya la experiencia y musculatura para contar buenas historias.

En esta historia, Premio Nadal 2017, rinde homenaje a la generación de su madre que nació en 1938. Eran mujeres que se modernizaron a trancas y barrancas porque sus hijas ya lo eran de forma natural.

 

Me encantan los escritores que como Care Santos, se declara dual:

Soy autora juvenil e infantil y escribo para los adultos. Lo hago en catalán y en castellano. Suelo traducirme. Soy narradora y madre. Vivo esa dualidad todos los días.

Visitar las librerías en las ferias es una gozada pues este modelo tenderete con todo expuesto, invita a curiosear de lo lindo las páginas de los libros. Está comprobado que venden de manera especial en estos días.

Librería Eguiluz

Librería Cervantes

 

Librería Babayaga

¡Hay muchas propuestas en la Feria para disfrutar de la lectura!

 

~~~~~~0000~~~~~~

Desde este enlace puedes leer el mensaje de la Sra. Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, con motivo del Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, 23 de abril de 2017.

 

“El Día Mundial del Libro y Derecho de Autor es una oportunidad para poner de relieve el poder de los libros para promover nuestra visión de las sociedades del conocimiento integradoras, plurales, equitativas, abiertas y participativas para todos los ciudadanos. Se dice que el grado de humanidad de una sociedad se mide según la forma en que trata a los más vulnerables de sus miembros.

 

Si aplicamos esta máxima a los libros y sobre todo los que están disponibles para las personas con discapacidad visual o con discapacidades físicas o de aprendizaje (por diversas causas), constatamos que existe en este campo una “hambruna”. […]

 

 

Día Internacional del Libro 2017

23 Abr

 

Resultado de imagen de Cartel del Día del Libro, junta de extremadura

Cartel del Plan de Fomento de la lectura de la Junta de Extremadura, para el Día Internacional del Libro, 23 de abril de 2017.

Texto de Diego Doncel.

“Malasaña, el barrio en el que vivo en Madrid, es un libro ilustrado por grafiteros, modernos de la última modernidad, gastronomía cosmopolita, tiendas de ropa alternativa con un leve aire londinense y bares diseñados según los cánones de los folletos turísticos. Malasaña es un gran centro comercial, pero donde se ejerce el derecho de admisión. Por eso no hay viejos, ni niños, ni gente de barrio. Su pasado de movidas, de música de los 80, de calles heroinómanas, es solo un souvenir. La rebeldía ahora, la transgresión se hace según las estrictas leyes del mercado. La cultura solo consiste en llegar a un determinado nivel de éxito. Porque en Malasaña, lo que no es comercio no existe, no tiene realidad. Tal vez sea el signo de nuestra época.

 

Estoy sentado en un bar de la plaza del Dos de Mayo. En un rincón donde
vengo a curarme de mis naufragios diarios y de las heridas de este tiempo. Es mi sitio favorito para pensar, para pensar entre la gente, no aislado de ella. Para escribir algunas cosas sobre la vida y sobre la literatura, los dos destinos, las dos pasiones a las que irremediablemente estoy condenado”.[…]

 

=

Puedes leer todo el texto de D. Diego Doncel, escritor y autor del elogio del libro: El libro en la era del consumo.

Fábulas y torrijas.

18 Abr

Siempre hay cerca del desayuno algún librillo de lectura rápida,  sabiendo que no me va a enredar demasiado tiempo la concentración (la cocina a esta hora está muy visitada). Me gusta así la lectura en este tiempo del café, porque además, tengo la oportunidad de contar enseguida a quien esté cerca lo que acabo de leer.

 

En estos días me apetecía leer fábulas y recordarlas. Algunas tenía en mi memoria, pero en realidad la mayoría estaban rondando sin que pudiera desenredarlas claramente hasta el final.

También como podéis ver, he tenido torrijas. Éstas han sido las últimas. Riquísimas. Hechas por mi cuñado. Y he descubierto con las torrijas cómo es posible querer y odiar al mismo tiempo a una misma cosa: no puedes resistirte a comer una más, jurándote que será la última y sabiendo que será una trola de las gordas.

 

El libro de oro de las fábulas

Selección y versiones de Verónica Uribe

Ilustraciones de Constanza Bravo

Editorial Ekaré, 2014

Yo me decanto por las fábulas de animales. Me gustan especialmente, aunque también se consideren fábulas aquéllas en que aparecen personas, dioses o elementos de la naturaleza como árboles, el sol o el viento. Tendemos a personificar a los animales con más facilidad y atribuimos con frecuencia a personas algunas características de los animales. Pronto entras en el juego.

Las fábulas son fáciles de aprender si te lo propones, pues son relatos cortos, austeros y libres de descripciones. Enseguida van al grano. Por tratarse de relatos morales han sido muy populares a lo largo de los siglos y  desde las primeras fábulas de las que se tiene noticia procedentes de Mesopotamia, se transmitieron de modo oral.
Estoy segura que ya estás haciendo recuento de las fábulas que te sabes. En este libro encontrarás 20 fábulas; 15 de ellas pueden atribuirse a Esopo y las otras cinco de Babrio, Fedro, Samaniego y de La Fontaine.

Las fábulas de Esopo no llevaban moraleja ya que se suponía que la enseñanza fluía de forma natural del relato; pero otros consideraron necesario hacer explícito el sentido moral de la historia, agregando un verso o una frase al final del relato. Prácticamente han quedado todas con esta coletilla tan característica en este género, convirtiéndose en muchas ocasiones en dichos populares.

 

Esopo no fue el primer fabulista, pero sí el más popular y el que dió a este género su forma clásica. Sus fábulas se usaron en la Grecia antigua para ejercicios de retórica y gramática y se escribieron por primera vez en el año 300 a.C., por Demetrio de Falero, en griego y en prosa.
El manuscrito del monje Máximo Planudes del siglo XIV en que reunía 150 fábulas atribuidas a Esopo y titulado Vida de Esopo, fue uno de los primeros libros publicados en el año 1475 con la invención de la imprenta.

Desde entonces hasta nuestra época las fábulas esópicas han sido traducidas y versionadas en todas las lenguas y forman parte de la cultura cotidiana de muchos pueblos.

Y aquí están en casa, siendo protagonistas desde temprano.

Leer una fábula es un pildorazo. Sucede que el relato es intenso, tiene ingenio y hace reflexionar sobre la tolerancia, la prudencia o la generosidad y se critican, entre otras cosas, la avaricia, el abuso de los poderosos y la ingratitud.

Pero también es cierto que a veces, una fábula es como tragarte un sapo. Me quedo un poco recelosa tras la lectura pensando en que debemos desconfiar de los demás, que siempre habrá algún listo que nos quiera engañar o que soñar, como la lechera, nos conduzca irremediablemente a la catástofre.

¡Ay! Que a veces con las fábulas me pasa como con las torrijas: las quiero y las odio al mismo tiempo.

  • Puedes leer desde este enlace, otra entrada sobre las bonitas fábulas de Félix de Samaniego en Biblioabrazo.

 

Cuentos para mi hijo Manolillo. Miguel Hernández.

17 Abr

https://i1.wp.com/nordicalibros.com/upload/42334d09ef9a6d86112bf40e5c81e9af.jpg

 

Háblame de mi hijo.

Me haces casi feliz con lo que me dices de él.

Miguel Hernández en carta a su mujer Josefina Manresa.

Sigue leyendo

Defensora de la imaginación infantil

7 Abr

En el Diario HOY, el periodista Juan López Lago escribe una sección  sobre mujeres, Extremadura en femenino.

Después de una conversación sobre el cuidado y el acento de la lectura en la infancia, y en todo lo que nos atañe a los adultos para hacer valer este tesoro, ha publicado este artículo que traigo hasta este espacio, en donde no podía faltar.

Ana Nebreda pasa muchas horas en las bibliotecas. :: Lorenzo Cordero

Gracias a Juan López Lago por considerar este tema importante, hacerlo protagonista y haber ordenado tan bien mis palabras.

Puedes leer el artículo desde aquí.

 

Rebrotando cuentos. Extremacuentos

6 Abr

Rebrotando Cuentos, ha sido este año el nombre de este encuentro literario. Guarda sin duda la metáfora de que los cuentos y las historias  renazcan con la fuerza que se merecen como legado cultural de una sociedad.

No hay texto alternativo automático disponible.

Extremacuentos celebró su primera edición en 2008. Ha estado algunos años sin celebrarse y de nuevo este año, 2017, ha regresado a la Sierra de Gata,  a Hoyos, un lugar precioso de Extremadura.

No pretendo hacer una crónica, pero no quiero dejar de poner en valor estos acontecimientos que tienen un valor cultural y humano enormes y sobre todo, que son capaces de reunir a gente, niños y mayores, para contar, para escuchar, cantar, comer, reír…

Sentir a los otros, ver lo diversos que somos, oír historias de lugares lejanos, de personas cercanas y ser capaces de regalar palabras de cuentos.

Sigue leyendo

La falda de los cuentos y las poesías, de Mari Carmen Díez Navarro

5 Abr

La lectura es una de las actividades humanas que más justifica la materialidad de lo imaginario. No se lee a partir de nada; las ideas se visten con letras y con ellas se arropan, se tapan. Hay que interpretarlas, desnudarlas, conocerlas, penetrarlas.

La capacidad de leer se conquista, efectivamente, y lleva consigo un cierto trabajo. Pero sin duda, desear leer, emprender el proceso con ganas, y desarrollarlo placenteramente, favorece mucho la tarea.

Lograr que el niño perciba la vida palpitando en las palabras es muy importante para todo maestro que persiga una pedagogía abierta, próxima y vital.

 

Mari Carmen Díez Navarro

 

Sigue leyendo

Abraza a un libro, abraza a un amigo.

2 Abr

Como cada año, la editorial Anaya prepara un cartel con motivo de la celebración del Día Internacional del Libro Infantil, el 2 de abril.

Este año, la frase escogida es “Abraza un libro, abraza a un amigo”, inspirada en la ilustración que realizó Isol en el Abecedario ilustrado (Carles Cano).

Puedes descargarlo en alta resolución pinchando en la imagen, o en este enlace.

 

Puedes los bonitos carteles de ediciones anteriores desde aquí.

 

Día Internacional del Libro Infantil. 2017

2 Abr

img_oepli

El IBBY  (International Board on Books for Young People) promueve desde 1967 la celebración del Día Internacional del Libro Infantil el 2 de abril, para homenajear y conmemorar el día del nacimiento de Hans Christian Andersen.

Con tal motivo cada año una sección del IBBY elabora un cartel y un mensaje.

Este año le corresponde a la sección de Rusia, que difunde el mensaje del poeta Sergey Makhotin, y el cartel del ilustrador Mikhail Fedorov.

Puedes leer a continuación el texto completo traducido por Yana Svedova: ¡Crezcamos con los libros!

En mi más tierna infancia me gustaba construir casitas con bloques y todo tipo de juguetes, solía usar como tejado libros infantiles ilustrados; en sueños, subía hasta el interior la casa, me acostaba en la cama hecha con cajas de cerillas y contemplaba las nubes o el cielo estrellado, todo dependía de la imagen que más me gustase.

Instintivamente, seguí la ley de vida de todo niño que busca inventarse un ambiente cómodo y seguro, para conseguirlo, un libro infantil fue de auténtica ayuda.

Después me hice mayor y aprendí a leer, en mi imaginación, un libro comenzó a parecerse más una mariposa o incluso un pájaro, que a un tejado. Las páginas del libro eran como alas y susurros. Era como si el libro situado en el alféizar saliera volando inesperadamente por la ventana abierta hacia espacios desconocidos. Lo cogí, lo empecé a leer y el libro se tranquilizó. Después lo seguí a través de otros mundos y parajes, mientras mi universo imaginario se iba extendiendo.

¡Qué alegría tener un nuevo libro en mis manos! Al principio no sabes de qué trata, te resistes a la tentación de abrirlo por la última página, ¡y qué bien huele! No es posible descomponer su olor: tinta, pegamento… no, no lo es. Tiene un aroma especial a libro, uno excitante y único. Las puntas de algunas páginas se pegaban como si el libro no se hubiera despertado aún, se despierta cuando lo empiezas a leer.

A medida que vas creciendo el mundo de alrededor se va complicando. Te enfrentas a cuestiones que incluso un adulto es incapaz de resolver. Sin embargo, es conveniente poder compartir las dudas y los secretos con alguien, por tanto aquí es cuando el libro viene en tu ayuda. Probablemente muchos de nosotros nos hemos planteado: ¡yo he escrito este libro! Y el personaje favorito de pronto parece ser como tú. Vive los mismos problemas y los trata con dignidad; otro personaje no se parece a ti en nada pero quieres que sea como tu ideal, pretendes ser tan valiente y capaz como él.

Me hace reír cuando un chico o una chica dice “no me gusta leer”, no les creo, seguro que toman helado, juegan y ven películas muy interesantes. En otras palabras, les gusta divertirse. La lectura, frente el desarrollo de los sentimientos y la personalidad, no es una tarea tan agotadora, si bien, ante todo, es un gran placer.

¡Precisamente, esta es la intención de los autores que escriben libros para niños!

 

Fuente: OEPLI

A %d blogueros les gusta esto: