Disfrutar de los clásicos desde pequeños

30 Ago

 

Ilustración de Pablo Amargo

=

Vamos descubriendo desde edades tempranas las historias clásicas que dejan huella en nuestro patrimonio cultural y que aunque imaginadas, contadas y escritas desde hace siglos, continúan conectando con lo actual. Hablan de la esencia de lo humano, de los sueños, las pasiones, las virtudes y debilidades que seguimos reconociendo hoy entre hombres y mujeres.

Al abordar estas historias con los pequeños, seguramente no podremos ahondar en muchos aspectos psicológicos y lingüísticos, pero sí en la historia, en el suceso, en el personaje que se aventura y en gran parte de su universo. Son historias apasionantes que los niños disfrutan al escuchar o leer y que con facilidad se dibujan en la imaginación sin poder olvidarlos jamás por su gran fuerza estética.

Vamos a recurrir para la lectura a adaptaciones de los textos originales.

Sí, este es un tema que suscita mucho debate.

Ilustración de André Letria

 

=

Para lectores más avanzados y expertos, sea cual sea su edad, no puedo estar más de acuerdo con Italo Calvino en Por qué leer a los clásicos

“La lectura de un clásico debe depararnos cierta sorpresa en relación con la imagen que de él teníamos. Por eso nunca se recomendará bastante la lectura directa de los textos originales evitando en lo posible bibliografía crítica, comentarios, interpretaciones. La escuela y la universidad deberían servir para hacernos entender que ningún libro que hable de un libro dice más que el libro en cuestión; en cambio hacen todo lo posible para que se crea lo contrario. Por una inversión de valores muy difundida, la introducción, el aparato crítico, la bibliografía hacen las veces de una cortina de humo para esconder lo que el texto tiene que decir y que sólo puede decir si se lo deja hablar sin intermediarios que pretendan saber más que él.”
=
Pero también reconozco que me encuentro en una contradicción, pues la complejidad de los textos originales de los clásicos antiguos para muchos lectores escolares es una realidad, y sin embargo, queremos conocer algunas historias y sus personajes.
El adulto o mediador, conocedor y apasionado por la historia, podrá seleccionar un texto adaptado que facilite el acceso a la obra y además acompañe en la lectura para avivar la curiosidad cuando haya que ir más allá del texto, del autor, del lugar, de las costumbres, del suceso…
También reconozco que será difícil encontrar una buena adaptación de un clásico cuando has leído y disfrutado la obra en versión original. Lo constato; pero no olvidemos que nuestra pretensión en este momento es la historia y el personaje utilizando la palabra y la ilustración de modo que acomoden con respeto el original para despuntar su universo a nuestros lectores. Las obras pictóricas que tanto se han inspirado en los clásicos y en especial en la mitología, pueden ser sin duda también un camino para llegar a estas historias.
=
Por otra parte, en nuestra experiencia de lecturas acompañadas o de círculos de lectura, comprobamos cada día cómo cuando la lectura se hace en compañía, ésta fluye más comprensible y llega, a través del diálogo, aún más lejos de lo que el lector ha interpretado.
Compartiendo lectura. Enamorados? (ilustración de Manon De Jong )
Ilustración de Manon De Jong
=
=
Nosotros hemos disfrutado con estos clásicos adaptados que os recomendamos tras unas vacaciones muy lectoras.
Resultado de imagen de Dédalo y perdiz.Lemniscates
Lemniscates está haciendo unas adaptaciones muy cercanas sobre las narraciones mitológicas (originarias en verso) que hace ya más de dos mil años escribió Ovidio en su libro Metamorfosis.
 
Dédalo y Perdiz es la segunda publicación y sigue el mismo estilo en el que el texto, la ilustración y el pequeño tamaño del libro, conforman una edición muy amable, curiosa y sencilla.
Así se cuenta la conocida historia de Dédalo y la no tan conocida de Perdiz en esta adaptación:
Dédalo es muy apreciado en la corte por sus inventos, pero termina junto a su hijo Ícaro encerrado en una aislada torrre en el mar por haber participado en la creación del minotauro, monstruo al que tuvo que confinar en un complejo laberinto. Ingenia en su encierro un modo de escapar de la torre creando unas alas con las plumas de las aves y la cera de las abejas. En el vuelo de la huída, Ícaro desobedece a su padre acercándose tanto al sol que sus alas se descomponen y cae fatídicamente al mar.
Perdiz, sobrino de Dédalo y del que era aprendiz, tenía también grandes dotes para los inventos. A diferencia de su tío, era humilde y no aspiraba ni a satisfacer a reyes ni a despertar admiración. Sus ingenios estaban relacionados con lo cotidiano y la practicidad en la vida de cualquiera: la invención de la sierra, el compás o el torno. Cayó el pobre muchacho desde una torre con la fortuna de que los dioses le cubrieron de plumas convirtiéndose en una perdiz al llegar al suelo. Sus inventos siguen siendo hoy una suerte para todos.
Dédalo y Perdiz
=
La rebeldía del joven Ícaro, el castigo del Rey a Dédalo, la aparición de un personaje como el minotauro, la contraposición de la humildad de Perdiz, frente a la vanidad de Dédalo, ya apuntan la fuerza que tienen las historias de la mitología.
Pero podéis seguir descubriendo en profundidad toda la historia si calibráis que los lectores demandan más.
=
Puedes leer algunas páginas del libro desde aquí.
También Filemón y Baucis, ya comentada desde aquí.
Puedes leer el texto original en Cervantes Virtual desde aquí
~~~~~~~~~~~~~~000~~~~~~~~~~~~
Resultado de imagen de Las aventuras de Ulises de Rosemary Sutcliff

Las aventuras de Ulises. La historia de la Odisea

 Rosemary Sutcliff

Ilustrado por Alan Lee

Traducido por José Luis López Muñoz

Editorial Vicens Vives, 1998

 

Esta es la historia de Ulises y de las muchas aventuras que, de regreso a Ítaca, vivió durante su largo viaje por mar.

La fuerza del personaje de Ulises, de sus historias y los muchos personajes humanos, deidades y seres mitológicos son tan tremendos, que son revividos una y otra vez a lo largo de la humanidad.

No es hijo de ningún dios o diosa, sino de Laertes, rey de la pequeña isla Ítaca, cuyo trono ha dejado Ulises en manos de su fiel esposa Penélope y de su hijo Telémaco. Allí quiere regresar, con su botín de guerra y sus doce naves, apenas concluye el largo asedio y destrucción de Troya. Pero le costará nada menos que diez azarosos años regresar a casa.

La Odisea es el poema de Odiseo (Ulises es el nombre que dieron al personaje los latinos) y en él, Homero ensalza al guerrero y al aventurero marino que se enfrenta a monstruos y  peligros inspirados no solo de las escenas épicas, sino también de los cuentos folclóricos de misterios y maravillas. Ulises sale vencedor del cíclope Polifemo, de la maga Circe, del vaje a Hades, del embrujo de Calipso… Tiene astucia para disfrazarse y engañar, para narrar mágicas aventuras y además, cuenta con la protección de la diosa Atenea. Todo ello en un mar Mediterráneo plagado de  criaturas extrañas, de Sirenas con cantos infinitos y de tempestades y remolinos endiablados.

El libro guarda un maravilloso universo que será imposible no compatirlo mientras es leído. En esta edición, las ilustraciones de Alan Lee, ilustrador también del El Señor de los Anillos, son muy evocadoras y sugerentes.

Con este libro hemos hecho una lectura en voz alta dedicándole un par de capítulos cada día.

Puedes escuchar la reseña de la booktouber Meow Readers desde aquí.

 

Puedes leer la versión original de La Odisea desde aquí.

~~~~~~~~~~~~~~000~~~~~~~~~~~~

 Resultado de imagen de El Lazarillo contado a los niños

El Lazarillo contado a los niños

Rosa Navarro Durán

Ilustraciones de Francesc Rovira

Editorial Edebé,

 

Por último en esta entrada, os recomendamos esta increíble obra de nuestra literatura española del siglo XVI.

Lázaro de Tormes narra las peripecias y adversidades de su vida pasando de amo en amo desde niño y que ninguno de ellos, ni el ciego, ni el clérigo, ni el buldero, ni el escudero, ni el fraile, ni el arcipreste, son compasivos y generosos con él. Las humillaciones, burlas y vejaciones por las que pasa le convierten poco a poco en un avispado y cínico personaje.

En realidad la obra es una crítica severa a todos los personajes religiosos y a la sociedad de la época, por lo que fue censurada por la Inquisición y no pudo publicarse completa hasta el siglo XIX.

La catedrática e investigadora literaria Rosa Navarro ha hecho una adaptación de la obra para niños, así como otras muchas de los clásicos universales, en la que refleja muy bien los pasajes y personajes de la historia, sin perder esa mezcla de tristeza y comicidad que la embarga.

He visto cómo a los niños les gusta mucho esta historia, se divierten, se asombran y preguntan. Las ilustraciones de Rovira son un plus con mucha armonía.

La lectura acompañada de El Lazarillo será un tiempo compartido lleno de emociones.

Puedes ver desde aquí la lectura de parte del texto por Rosa Navarro y sus ideas sobre los clásicos para niños.

La obra original y completa en Cervantes Virtual desde aquí.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: