Olga de papel. Elisabetta Gnome

20 Ene

¡¡ Romped las cadenas,

encended el espíritu,

transformáos en estrellas

y dad vida al Magnífico Espectáculo!!

 

Comenzamos un Nuevo Año con estas palabras inspiradoras, así como en el inicio de un especial acontecimiento, y leídas en las páginas de Olga de Papel.

Queremos compartirlas y que sean aliento para continuar, mejorar o cambiar en ocasiones el rumbo de nuestro timón.

Resultado de imagen de Olga de papel. Elisabetta Gnone

Olga de papel. El viaje extraodinario

Elisabetta Gnone

Creaciones en papel de Linda Toigo

Editorial Duomo, 2017

 

Esta es una historia de viajes: viajes reales en los que recorrer mundo, y viajes interiores en los que conocerse a uno mismo. Estos son los dos viajes permanentes que nos plantea siempre la literatura y en los que el lector termina también sacando pasaje.

Olga de papel es un viaje en busca de la identidad personal. Un viaje tal y como lo hacían los héroes clásicos en donde superaban pruebas, arriesgaban su vida, reconocían de dónde venían y quiénes eran realmente para finalmente regresar a casa fortalecidos.

Y este viaje es narrado por una niña de 11 años, Olga Tindal, que era una chiquilla fina como una ramita, comía como un pajarito, cogía poco aire al respirar y su existencia, casi siempre, apenas hacía ruido, tan solo un leve rumor, como la hoja de un libro movida por el viento.

La niña tenía la maravillosa habilidad de ensimismar a todos los que la escuchaban en el pueblo de Balicó, porque era una virtuosa narradora.

… cuando Olga Tindal empezaba a contar, quienes estaban cerca aguzaban el oído, las ventanas se entreabrían, en los patios las voces cesaban, rostros de curiosidad asomaban entre la ropa tendida y quienes estaban en casa salían arrastrando consigo una silla.

Y eso le venía ya de su bisabuela Ida, que adoraba tanto las historias que hasta escribió una carta al párroco, en la que le rogaba que sustituyera la estatua del Santo Patrón por un momumento a los cuentacuentos.

En estas narraciones orales escuchadas ya desde muy pequeña la madre de Olga…

…Recordaba todas las poesías que había aprendido y se las había enseñado a su hija. De verso en verso, Olga había adquirido conocimientos de rimas y estaciones, sobre todo las de la vida, de métrica y amores incontestables, de acento y dichas excelsas, de estrofas y guerras, de héroes, de tierras y de animales que iban y venían…

Esta historia es también un homenaje a lo oral y lo narrado.

Olga Tindal narra el extraordinario viaje de Olga de papel, que es de verdad una niña de papel.

De modo que en la obra cohabitan dos escenarios e historias: el real en el que habita Tindal la narradora, y el imaginario ocupado por la niña de papel. Hay guiños en las páginas a obras tan conocidas con El mago de Oz, Alicia en el país de las maravillas o Pinocho, y a cuentos clásicos como Blancanieves.

Un frío día de invierno, en el nevoso pueblo de Montetabá, nació una niña de papel. El excepcional acontecimieto llamó la atención de la gente, pero, como cosas parecidas habían ocurrido ya en las altas montañas de aquella región remota, las murmuraciones se acallaron muy pronto.

Olga de papel emprenderá un viaje en busca de la maga Auselia para convertirse en una niña de verdad.

En este viaje hay dos asuntos que nos han apasionado.

Por un lado el encuentro con personajes muy variopintos, humanos y animales, que constituyen relatos dentro de la gran historia, y en los que con cada uno de ellos se produce ese momento ante lo desconocido, ante la incertidumbre del recién llegado que debe elegir si confiar o no en quien acaba de conocer.

Y esta decisión que provoca vértigo y sensación de aventura, tendrá consecuencias en los acontecimientos. Un tejón que hablaba, un vendedor de sendas, el globo del señor Melo, el viaje en barca con Ik que vivía en la tierra del hielo, la gran familia del carromato, la princesa del flamenco…

Y por otro lado, nos ha encantado la presencia de la naturaleza viva y salvaje en toda la historia: animales, árboles, paisajes y estaciones recorren todas las páginas con una fuerza brutal y maravillosa.

Durante el camino, Olga vio una pareja de halcones volando en círculos sobre el valle y tres palomas huyendo, descubrió la cola de una culebra, oyó a abejas y grillos, se detuvo a admirar una bandada de estorninos que cambiaba de forma en el cielo y, cuando el sol estaba a punto de ponerse detrás de la ladera, vio lo que deseaba ver más que cualquier otra cosa: árboles. Muchos árboles.

Resultado de imagen de Olga de papel. Elisabetta Gnone

Lo cierto es que el libro guarda muchas escenas escritas que provocan en el lector escenarios imaginados de una gran belleza.

¿Puedes ver a una funámbula andar de puntillas, armoniosa y con sumo cuidado justo sobre el filo del horizonte de una bahía al atardecer?

La historia contada, la imaginaria, la de Olga de papel está llena de belleza. Es también muy divertida, muy aventurera, llena de preguntas existenciales que sin duda empujarán a los lectores a pensar y a conversar sobre los matices de cada personaje y de cada situación.

La historia real, la de la narradora, la de Olga Tindal, te saca del escenario inventado para reconocer a personajes más cercanos que viven experiencias familiares conectadas con lo actual, que tienen amigos especiales y a veces molestos compañeros de clase, o que los vecinos hablan con palabras del lugar:

-¿Dedón reviés, libérbula, dón estíes si afora llieve?

Y siempre, de manera inevitable, haremos viajes de ida y vuelta entre lo real y lo imaginario, haremos conexiones y paralelismos entre lo escrito y lo vivido, le pondremos palabras a cosas albergadas en la intuición y seguramente, daremos un poco más de sentido a los avatares de la vida.

Será un placer cuando la protagonista vuelva a casa, pero no dejarás de pensar en todo lo que le sucedió y a todos los que encontró en su viaje.

 

Elisabetta Gnome es la autora. Escritora, periodista y guionista italiana, es conocida por haber escrito la serie W.I.T.C.H., y las cinco brujas adolescentes dieron paso a programa de cómics, revistas, novelas, DVDs y una serie de televisión. Dirigió para Disney algunas publicaciones como Bambi o Winnie the Pooh. Después escribió la famosa trilogía del mundo mágico de Fairy Oak.

La historia de Olga de papel viene acompañada por unas ilustraciones hechas en papel que no quiero que dejes de mirar y apreciar porque son muy especiales.

Las ha realizado Linda Toigo con la técnica ‘papercut’, que consiste en recortar el papel con un cúter para componer escenas y personajes.

LIBRERIA

Una serie de 12 ilustraciones en papel que realizó siguiendo este proceso: primero  las dibujó en una fina hoja de papel en blanco, después se pegaron con cinta adhesiva en una tarjeta negra y por último las cortó cuidadosamente con una cuchilla afilada.

Mi diseño se inspira en la técnica del siglo XIX de retratos de silueta: los personajes se describen con líneas simples, enriquecidos por decoraciones y definidos por sus prendas y objetos favoritos – Comenta la artista.

Me encantaba ver a los personajes saliendo del papel mientras cortaba el material.

 

Buen viaje para todos

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: