Archivo | 11:58 am

Recomendar lecturas con tarjetas postales

21 Abr

“Si leer no afecta nuestras vidas, no nos cambia o influye en nuestro comportamiento, entonces no es más que un pasatiempo que difícilmente vale toda la atención que le dedicamos. Pero si la lectura afecta nuestra vida emocional, intelectual, éticamente – y en otras mil formas-, como creo que lo hace, entonces sí importa qué libros ponemos en nuestra cabeza. Y si es importante lo que ponemos en nuestra cabeza, entonces vale la pena recordar qué libros fueron”

Aidan Chambers. El ambiente de la lectura

 

Esta idea es luminosa, como todos los argumentos de Aidan Chambers, incuestionable referente educativo y de insdispensable lectura.

Las recomendaciones de lectura bajo diferentes y diversas estrategias, son motivadoras, despiertan curiosidades muy concretas, dan protagonismo visual a los libros que se nos han prendido y provocan conversaciones.

Comparto una experiencia muy bonita que hemos realizado en los dos Círculos de lectura, en Trujillo y en Cáceres.

Se trata de recomendar un libro a través de una Tarjeta Postal.

 

Esta tarjeta postal realizada por nosotros, recoge por una parte un dibujo relacionado con el libro y por la parte posterior, un pequeño texto de las páginas o una anotación nuestra, además del título, autor, ilustrador y editorial.

Cuando ya hemos hecho la tarjeta, la metemos en el sobre, escribimos la dirección del destinatario y la echamos al buzón de Correos.

(Hace mucho tiempo que no hacemos esto, y nos gusta retomar esta acción epistolar)

En este reparto hemos puesto un poco de juego pues en la anterior sesión del Círculo de Lectura, cada participante escribió su dirección postal en un trozo de papel, lo dobló e introdujo en una bolsa. Posteriormente cada participante  cogió un papel con una dirección que será la de su destinatario para la recomendación de lectura.

¡¡Todo en absoluto secreto!!

 

En la siguiente sesión todo el mundo ha recibido su tarjeta postal y uno a uno vamos mostrando qué lectura es la que nos han recomendado. Descubrimos también quién nos ha enviado la tarjeta y escuchamos por qué ha elegido ese libro.

Como podéis deducir es una actividad llena de posibilidades: lectura, libro, escritura, comunicación, sociabilización, simpatía, oralidad…

 

Os dejo muestras de algunas recomendaciones lectoras:

 

===========000============

 

===========000============

 

===========000============

 

===========000============

 

===========000============

 

===========000============

===========000============

===========000============

===========000============

===========000============

Ya hablamos de esta actividad hace tiempo en Biblioabrazo desde aquí.

 

Nosotros la hemos disfrutado mucho. Seguramente que nuestros alumnos estarán también encantados en recomendar sus lecturas favoritas.

¿Te animas a proponérselo?

Cuéntanoslo 😉

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: