Archivo | 10:34 am

Como una novela. Daniel Pennac. Referentes de lectura.

21 Nov

como una novela (15ª ed.)-daniel pennac-9788433913678

Como una novela

Daniel Pennac

Editorial Anagrama, 2005

 

Escuché hablar de este libro a una compañera hace años  en unas Jornadas de Fuenlabrada, en uno de esos momentos tan apreciables de conversaciones en los descansos.

Hablaba con tanto interés y pasión de lo que se decía en sus páginas que en cuanto lo localicé a mi vuelta me puse con él.

Hace días he vuelto a leerlo. Lo he releído ya varias veces, lo tengo señalado, subrayado y anotado casi por todos lados y siempre encuentro en él ideas brillantes y un profundo amor por la lectura y los libros que me conmueve, me hace reflexionar y despertar el deseo de leer todavía más.

Sin duda es para mi un referente de lectura. Sé que volveré a él en más ocasiones.

Pennac hace un recorrido por el camino de la lectura desde la infancia, en el que el niño, el libro y el adulto casi forman una Trinidad perfecta y en donde el apetido lector se abre formidablemente hasta llegar a la adolescencia, momento en el que se encierra en su cuarto y los libros tienen demasiado vocabulario, demasiadas páginas, demasiado tiempo…

 Y en este recorrido el autor va desgranando prácticas para despertar el deseo de leer que se aviva cuando algo es placentero y estimulante sin poner prisa en conseguirlo.

Anoto algunas ideas inspiradoras:

  • No es el vocabulario y la sintaxis como comienza a seducirnos la literatura. Es cómo las letras se introducen en nuestra vida.
  • El profesor comparte su dicha de leer.
  • Habitualmente la enseñanza de la literatura se mantiene a una distancia respetuosa de los libros.
  • Privarse de libros es privarse de respuestas y con el tiempo, privarse de preguntas.
  • Liberarse de prejuicios: leerles, leer en voz alta nos eleva a la altura del libro a cualquier edad.
  • Leer. En voz alta. Gratuitamente. Sus historias preferidas.
  • Leer y contar. Al contar, los libros saltan de los estantes a las manos del lector.

20191121_102406

Son ya muy conocidos los Derechos del lector declarados por Daniel Pennac y que tanto bien han hecho a muchos lectores y a escenarios de lecturas.

Hoy me ha gustado releer esto:

“Así pues, hay “buenas” y “malas” novelas.

Las más de las veces comenzamos a tropezarnos en nuestro camino con las segundas.

Y, caramba, tengo la sensación de haberlo pasado “formidablemnete bien” cuando me tocó pasar por ellas. Tuve mucha suerte: nadie se burló de mí, ni pusieron los ojos en blanco, ni me trataron de cretino. Se limitaron a colocar a mi paso alguans “buenas ” novelas cuidándose muy bien de prohibirme las demás.

A eso le llamo sabiduría.

[…]

Una de las grandes alegrías del “pedagogo” es -siempre que esté autorizada cualquier lectura- ver cómo un alumno cierra por su cuenta de un portazo la puerta de la fábrica best-seller para subir a respirar a casa del amigo Balzac.”

 

 

A %d blogueros les gusta esto: