ROBINSON. Peter Sis

2 Feb

 

A veces los libros salen a tu encuentro de manera insospechada y mágica, tal vez sabiendo que sigues el hilo de un autor, de un tema o de una idea anidada en el último viaje de tu lectura.

Y así me ha sucedido.

La isla de Abel sigue latiendo en mi memoria mientras navego por otras lecturas entre las que saboreo ahora de manera especial la relectura de ROBINSON, álbum ilustrado en el que encuentro nuevos pensamientos e inquietudes.

¿Cuánto cuesta ser uno mismo? ¿A qué estás dispuesto a enfrentarte para lograrlo? ¿Seguirán a mi lado quienes quiero, si soy como deseo ser?…

La soledad, las preguntas y el crecimiento personal de Abel y de ROBINSON, están latentes en el lector. Solo hay que navegar un poco más allá de lo evidente y entrar en el juego de las metáforas que nos ofrece la literatura.

¿Cómo podré sobrevivir solo?

Los protagonistas de estos dos libros no solo hacen un viaje con las coordenadas espacio y tiempo superando dificultades reales; también hay un viaje interior en el que el tiempo y el espacio entran en una dimensión un tanto ensoñadora propia del pensamiento.

En estas experiencias hay la necesidad de soledad para reflexionar, pensar, preguntar…

… naufragar… aislarse…

… para encontrar y aceptar a quien eres, ser tú mismo, llenar de seguridad la mirada hacia el mundo que te rodea.

A Abel y a Robinson (que no es otro que Peter Sis de niño),  la soledad y el aislamiento le ganan la partida a lo que pudiera ser un desafortunado naufragio.

Cómo recuerdo ahora a una amiga cuando me decía que la lectura le había salvado de muchos naufragios. Y es que la lectura también es una forma de refugio y pensamiento.

Este cambio de coordenadas desde lo real a lo imaginario lo apreciarás también si te fijas, en las ilustraciones del autor: pasan de ser nítidas y perfiladas propias de un plano de realidad,  a un dibujo más subido de color, difuso en sus líneas, más denso en sus formas y disperso en la situación de objetos y paisajes, que te adentrarán en una dimensión más ensoñadora.

ROBINSON

Peter Sis

Ediciones Ekaré, 2018

 

Un grupo de buenos amigos se divierten con sus juegos y en especial con las aventuras de piratas. Se anuncia una fiesta de disfraces en el cole y todos deciden ir vestidos de piratas, pero cuando nuestro protagonista llega a casa y se lo propone a su madre, ésta le da una idea aún mejor: disfrazarse de Robinson Crusoe, su héroe favorito.

Cuando llega al colegio con su fantástico disfraz, todos se burlan de él por su aspecto: no saben quién es Robinson.

Entonces él solo quiere huir, esconderse, volver a casa. En su habitación y solo en su cama, emprende un viaje a través del mar hasta que naufraga en una isla en donde deberá reconstruir su vida en total soledad.

Pero a estas islas, tarde o temprano, alguien llega a descubrirnos y a acompañarnos.

 

Esta foto que véis un poco más abajo es Peter Sis cuando era niño disfrazado de Robinson Crusoe.

Peter Sis acostumbra a escribir las historias que le narraban su abuelo y su padre, las vividas por sus hijos e incluso las que le han sucedido a él, como ocurre en este libro.

Me encanta cuando escribe sobre este suceso en las últimas páginas de ROBINSON:

” Pero lo que me ocurrió durante esos solitarios días de mi naufragio me hizo más fuerte. La soledad me ayudó a convertirme en el amo de mi propia vida. Y recuperé la confianza en mí mismo. Así que, cuando mis amigos vinieron a visitarme, fui capaz de perdonar, olvidar y seguir adelante. Todos querían escuchar las historias de Robinson Crusoe, y es posible incluso, que leyéramos el libro, juntos.”

 

Apunta ya en tu lista de clásicos imperdibles:

Robinson Crusoe de Daniel Defoe.

 

PS_photo2017_04

Sobre Peter Sis, Medalla Hans Christian Andersen como ilustrador infantil en 2012.

“Peter Sís es un romántico, uno de los últimos sobrevivientes de una raza casi extinta: la de los autores que se detienen a contar una historia, que entiende el viaje como el principal motor y base fundamental de la literatura infantil.

Con el viaje como excusa, la obra de Sís recorre el mundo. Frente a eso nos preguntamos, ¿qué puede aportarnos un libro de viajes en la era de la hiperconexión? Los grandes viajes, la época de los descubrimientos en el mundo terminó, está extinta, y Sís parece ser el último representante de esa raza que desapareció junto con los viajes exploratorios. Al leer con detención Robinson y Madlenka nos queda la idea de la necesidad irrenunciable del viaje. Para el pequeño Peter, viajar es un refugio y un aprendizaje. Para la pequeña Madlenka, una manera de convivir con el extranjero, y con su propia condición de extranjera. Ya quisiera el lector, como Madlenka, bajar las escaleras y encontrarse con alguien en la fuente de Neptuno, o en algún rincón de la inmensa República Popular China, o en una playita medio escondida, medio paradisiaca, como Choroní.”

“Peter Sis pertenece a esa categoría de artistas – artistas en su totalidad- que se toma muy en serio su trabajo y que, a sus cualidades artísticas indiscutibles, se une un peculiar carácter entre cuyas virtudes se encuentra la búsqueda de la perfección. Y es que Sis, además de ilustrador, escribe y además, hace cine y en cada proyecto invierte todo su potencial creativo para obtener justamente aquello que desea, no importa si no es comercial o está fuera de modas”

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: