Archivo | 9:35 pm

Ajubel y su particular Robinson

22 Mar

“Nadie es una isla, completo en sí mismo; cada hombre es un pedazo del continente, una parte de la Tierra […] La muerte de cualquier hombre me disminuye, porque estoy ligado a la humanidad; por consiguiente nunca hagas preguntar por quién doblan las campañas: doblan por ti.”  John Donne

Esta cita impresionante aparece anotada en los comentarios que Leonardo Padura escribe en las páginas finales de esta novela gráfica llena de belleza.

Es una versión de Robinson Crusoe de Daniel Defoe en manos del artista cubano Ajubel, compuesta por 77 cuadros que no dejan de lado el miedo, la soledad, los sueños, la aventura, la exploración, la naturaleza o la comunicación.

La obra recibió en 2009 el prestigioso premio Bologna Ragazzi Award 2009 en la categoría de Ficción. El Jurado argumentó sobre la obra del autor que había «puesto en entredicho, de una manera valiente, el tradicional vínculo entre texto e imagen, elevándolo a un nuevo y superior nivel.»

 

 

Ajubel transmite en su obra la enorme tensión entre paisaje y hombre.

El paisaje es amenaza y también refugio para el protagonista.

El hombre sobrevive en la conquista de cada rincón del paisaje.

 

Robinson Crusoe comienza su diario el 30 de septiembre de 1659 en la más absoluta soledad de una isla perdida cerca de la desembocadura del río Orinoco.

La lectura como conexión con el mundo y con el pensamiento.

 

 

Resultado de imagen de ajubel, robinson

Robinson Crusoe

Una novela en imágenes inspirada en la obra de Daniel Defoe

Ajubel

Editorial Media Vaca, 2009

 

Semanas antes de este aislamiento coronavirus hemos estado inmersos en casa con la lectura de Robinson Crusoe, en diferentes ediciones y propuestas de géneros, porque es un clásico que queríamos disfrutar y conocer.

Y la vida siempre nos sorprende con estas ocurrentes coincidencias: hoy estamos aislados desplegando nuestro ingenio y los recursos que nos rodean para vivir esta novedosa situación. Escenario muy lejos, afortunadamente, del que vivió el protagonista de la novela, pero sí cabe poner en juego una metáfora en esta experiencia, aún no finalizada. ¿Cuánto hay de cautiverio y cuánto de liberación de otras muchas cosas? ¿Cómo nos vemos en esta nueva tesitura y cómo es lo que nos rodea? ¿En quiénes pensamos en esta isla? ¿Cuánto es el deseo de salir de ella? ¿Con quién nos comunicamos?

Resultado de imagen de ajubel, robinson crusoe

Algunas ideas y curiosidades:

La historia de Robinson Crusoe está basada en los hechos reales vividos por Alejandro Selkirk, escocés que se escapa de casa con deseos de aventuras y conocer mundo. Es abandonado en la isla de Juan Fernández  en la que vivirá durante cuatro años.

Pasó allí todo tipo de calamidades y privaciones. Construyó cabañas, domesticó animales, cultivó la tierra, combatió la soledad con sus exploraciones y se dedicó a la lectura de la Biblia.

En 1707 aparecieron varios buques británicos por la isla y Selkirk se embarcó en uno de ellos. Se había convertido en un hombre medio salvaje.

Posteriormente hizo una gran expedición en la que ganó gran cantidad de dinero y pudo volver a Londres.

Defoe llegó a conocer la historia de este marinero y en 1719 preparó el material escrito y lo llevó a la editorial. Ese mismo año salió a la luz con el título ” Vidas y extrañas y sorprendentes aventuras de Robinson Crusoe, de York, marinero”.

============000===========

Resultado de imagen de ajubel, robinson crusoe

Robinson es la conquista de la civilización en una frondosa isla a partir de la más absoluta soledad.

Robinson es la conciencia, la libertad, la esclavitud, la voluntad, la valentía,  la religiosidad y el pragmatismo.

Resultado de imagen de ajubel, robinson crusoe

 

============000===========

Para disfrutar plenamente de los hilos de Robinson Crusoe en cualquiera de las obras entorno al personaje, lo mejor es que leas la versión íntegra y original de la obra. No te conformes con rápidas adaptaciones porque te perderás muchos pasajes increíbles que no suelen aparecer.

Y precisamente la obra de Ajubel se goza sabiendo la historia de este naúfrago desde sus páginas originales, sintiendo de nuevo su vida en la isla, entre la libertad y la soledad, la fuerza de la naturaleza y la sabiduría del hombre, la esclavitud y la dominación. Sigues la continuidad de la obra gráfica con muchas más riquezas.

Una de las cosas más bellas de esta obra es que hay un absoluto silencio y solo las imágenes llenan tu cabeza de sonidos, pensamientos y aventuras.

Resultado de imagen de Robinson Crusoe, Ajubel, editorial Media Vaca

 

A %d blogueros les gusta esto: