Archivo | septiembre, 2020

La Hormiguita colorá. Mari Carmen Díez Navarro.

21 Sep

Uno de mis referentes educativos más potentes es Mari Carmen Díez Navarro.

Siempre encuentro en ella palabras alentadoras, coherentes, alegres, pedagógicas y cariñosas que dibujan un escenario educativo alentador (¡y cómo lo necesitamos ahora!)

Su manera de entender la Educación, de mirar, hablar y escuchar a todos los que nos sentimos implicados en esta tarea (familia, profesorado, niños y niñas) es tan , tan, tan bonita y útil, que para mí es una voz indispensable y necesaria en nuestra Formación como Comunidad Educativa.

Siento la escuela como un lugar de encuentros, de descubrimientos, de inventos y aprendizajes.

Un lugar donde caben las emociones y los conocimientos, lo de cada uno y lo de los otros, lo sencillo y lo complejo.

Un lugar donde se da y se recibe, se habla y se escucha, se mira y se es mirado.

Siento la escuela como lugar de estancia, de acomodo, de salud, de placidez , de afecto.

Y en este contexto escolar, igual se puede ver teatro, que bailar una polca, dibujar a un amigo o ver una película buena.

Si no se nublan ni el tiempo, ni los ánimos, que a ratos también pasa.

Los pendientes de la maestra. Mari Carmen Díez Navarro. Ed. GRAÓ

Mari Carmen Díez Navarro tiene libros pedagógicos extraordinarios y también escribe poemas que le brotan de su cercanía con los niños y niñas.

La Poesía en la Infancia siempre viene acompañada de juegos y ritmos; de palabras sonoras, menudas y sencillas; de movimiento, saltos y muecas; y de risas entre brazos seguros.

A mí me encantaría entrar en la Escuela y que mi seño nos mirara a todos, así puestos en círculo, rimando estos versos, señalando, acariciando:

ZU

Zu, zu, zu

azú, azú

que a esta niña la mimas tú

zu, zu, zu

azú, azú

que a esta niña la besas tú

zu, zu, zu

azú, azú

que a esta niña la quieres tú.

Zu, zu, zu

azú, azú

que a este niño lo mimas tú

zu, zu, zu

azú, azú

que a este niño lo besas tú

zu, zu, zu

azú, azú

que a este niño lo quieres tú.

Si fuese niña, también me gustaría jugar con mis compañeros haciendo coros en los poemas, mientras a uno de nosotros la seño le va tocando las partes del cuerpo nombradas:

Me gustaría jugar a inventar rimas, pareados sencillos que al dar con la clave fuera como si hubiésemos descubierto un secreto. Y si lo hacemos por parejas, mucho mejor.

Me gustaría hacer un libro de poemas entre todos los de clase con nuestros dibujos. Lo encuadernaríamos bonito, se lo presentaríamos a los de la otra clase, lo pondríamos en la biblioteca escolar…

Y le diría a mi seño que les regalara a todas las familias de mi clase estos dos poemas para que en casa las abuelas y los abuelos

nos los leyeran,

nos los cantaran,

nos los abrazaran.

¡Así que vamos!:

Vamos a hacer una Escuela de afectos, de encuentros, de conocimientos.

Vamos a hacer una Escuela Poeta.

La hormiguita colorá y otros versos

Mari Carmen Díez Navarro

Ilustraciones de los alumnos de la Escuela Infantil Aire Libre

Edita: Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert

Lecturas de verano

7 Sep

Cosas buenas de los últimos días verano: tomates de Miajadas, higos de Acebo y lecturas.

A %d blogueros les gusta esto: