Archivo | Biblioteca escolar RSS feed for this section

El libro de los hechizos.

30 Oct

En estos días de abrir la puerta a los miedos, un buen libro de hechizos nos puede ayudar a pasar delante de ellos con un poco más de sosiego.

Cecilia Pisos, autora de estos hechizos publicados por Anaya en 2008 e ilustrados por Noemí Villamuza, nos cuenta que escribió este libro porque le hacía mucha falta.

Porque, por ejemplo, si lo estoy pasando bien, necesito que el tiempo se alargue, o al revés, cuando tengo un mal rato, que se acorte cuanto antes. O transformarme en princesa cuando me canso de tender las camas y de preparar la comida. Ojalá se me hubiese ocurrido a los ocho años. Con este libro y una varita a mano…¿qué más hubiese necesitado para no aburrirme durante la siesta?

Lo cierto es que al terminar la lectura de los hechizos, entran ganas de crear nuestros propios conjuros. Casi todos los hechizos tienen estos pasos:

– Saber para qué los vas a necesitar.

– Ingredientes necesarios.

– Cómo aplicarlo, a quién, cuándo y en qué lugar.

– Palabras mágicas necesarias o rimas mágicas para que haga el efecto deseado.

¿Nos animamos a hacer un libro de hechizos?

Precisamente esta tarde hay unos amigos en casa tomando café con buñuelos, y no sé si tendré que aplicarles algún hechizo especial. De momento, están siendo bastante formales, pero la verdad es que no me fío nada de ellos…

¿Quieres invitarles tú también a que pasen un ratito contigo?

El fantasma estará encantado de visitarte.

A Frankestein   le encantan las castañas.

La bruja te barrerá las migas del bizcocho.

El vampiro se pirra por un colacao calentito.

Y la calabaza ya ha empezado a sacar buenas notas.

  • Encontré este hechizo de brujas muy divertido, de Meg and Mog.

VII Jornadas sobre Bibliotecas Escolares de Extremadura

27 Oct

Ya se ha abierto el plazo de inscripción para asistir a las VII Jornadas sobre Bibliotecas Escolares de Extremadura,  que se celebran el 30 de noviembre en el Complejo Cultural San Francisco de Cáceres.

No te pierdas el programa, que es muy interesante, desde aquí.

Como todos los años, además de las ponencias y experiencias para profesores, habrá actividades y encuentros con autor por la mañana para los alumnos.

Toda la información en Bibliotecas Escolares Educarex.

Ronda de libros

25 Oct

Esta actividad lectora se la hemos leído a Mariano Coronas, que siempre está lleno de buenas propuestas. A partir de su idea, hemos hecho alguna variación.

Seleccionamos un buen libro, mejor de lectura corta.

Dentro de una carpeta, de una cajita decorada o un estuche, el libro va acompañado de un cuaderno en blanco y un bolígrafo. En la primera página del cuaderno, que puede estar confeccionado por nosotros con hojas encuadernadas y la imagen del libro en la cubierta, escribimos algunos datos del libro y algunos aspectos sobre los que cada lector podrá escribir en una página del cuaderno.

La carpeta con el libro y el cuaderno, pasa de niño en niño, de casa en casa, para leerlo y escribir las sensaciones, descubrimientos, recuerdos, ideas… que la lectura le haya aportado.

Nos gusta sugerirles algunas ideas para pensar y escribir sobre lo leído: si le ha gustado la historia, qué es lo que más le ha sorprendido, qué le sucede al protagonista, si cambiaría algo de lo escrito, qué título le pondría al libro…

Y un dibujo para el final.

Cuando todos los niños terminan la lectura del libro, se hace una tertulia, un  libro forum, un intercambio de opiniones entre todos, en la biblioteca escolar.

En este encuentro conversamos sobre lo que hemos escrito y siempre surgen nuevas ideas sobre la historia, los personajes, el final, si nos hemos identificado, lo que no hemos comprendido, aceptado o decepcionado, diferenciar si es real o fantástico, los temas, las emociones…

Para esta ocasión elegimos un libro estupendo sobre el que siempre surgen conversaciones muy interesantes: Oliver Button es una nena, de Tomie de Paola.

¿Y si escribimos después al autor para contarle nuestra experiencia?

Día de la biblioteca: 24 de octubre

21 Oct

El 24 de octubre celebramos el Día de la Biblioteca.

Dentro del marco del Mes de las bibliotecas escolares, en que nuestras bibliotecas encienden sus motores, es en este día cuando además es habitual realizar alguna actividad especial para difundir a toda la Comunidad la importancia que le damos a este Proyecto en el Centro: jornada de puertas abiertas a las familias, entrega de carnés a los nuevos y más pequeños lectores, lecturas en común…

  • Este año desde la Consejería de Educación y Cultura de Extremadura, nos animan a la lectura de un texto que Pilar López Ávila ha escrito para esta celebración.

Tortugas gigantes de biblioteca: puedes leer el texto desde aquí .

Cada año editan un cartel para la conmemoración. En esta ocasión está ilustrado por Elena Odriozola y el texto es del escritor Patxi Zubizarreta.

  • En Galicia, la Consejería de Educación, difunde un cartel por todos los centros educativos de la ilustradora Emma Ríos y con el lema “Biblioteca escolar, última xeración“.

Un lema y un cartel para todo el curso escolar que representa la polivalencia de lecturas y lectores desde la biblioteca escolar.

==============================================================================

Y como cada año, nuestro consejo:

Leer lo que tenemos en nuestras bibliotecas escolares para sentir la necesidad de leer a nuestros alumnos, para hablarles de lecturas, para llenar nuestras clases de libros preciosos de todas las materias, para despertar curiosidades sobre lo que nos rodea y buscar respuestas en las palabras de los otros, de los libros, de las pantallas…

Felices lecturas. Felices bibliotecas.

El hombre que plantaba árboles. Jean Giono

15 Oct

El hombre que plantaba árboles, de Jean Giono con ilustraciones de Joëlle Jolivet y editado en Duomo.

Para que el carácter de un ser humano desvele cualidades verdaderamente excepcionales, hay que tener la fortuna de poder observar su actuación durante largos años. Si dicha actuación está despojada de todo egoísmo, si la idea que la rige es de una generosidad sin par, si es absolutamente cierto que no ha buscado ninguna recompensa y que, además, ha dejado huellas visibles en el mundo, entonces nos hallamos, sin duda alguna, ante un carácter inolvidable.

!Qué historia tan intensa y bonita encontramos en este libro!. Precisamente la de un hombre, Elzéard Bouffier, que fue capaz de cambiar, en silencio y soledad, el paisaje de una vieja región de los Alpes que penetra en la Provenza y en la que no había más que llanuras desnudas y monótonas pobladas de lavandas silvestres.

En más de treinta años logró hacer crecer bosques de abedules, robles, hayas y encinas; y rebrotaron arroyos de aguas olvidadas que trajeron con ellas sauces, juncos y prados.

La edición del libro es muy amable y en él incluyen dos pop-ups que nos muestran el antes y el después de un lugar en el que habitaba un hombre extraordinario.

Pero… ¿fué real esta historia?. La respuesta que calmará tu curiosidad la encontrarás aquí.

Cerca de casa están creciendo unos arces preciosos que van marcando un largo paseo. El color de las hojas de estos árboles en otoño es espectacular: la variedad de tonos rojos en las copas sorpende a todos los que pasean cerca de ellos.

Y como tenemos debilidad por las hojas, hemos cogido algunas para hacer unas guirnaldas de otoño. Tan sencillas, que no hacen falta las palabras.

Y ahora, ya puedes colgar la guirnalda en la puerta de casa, en el rincón de la naturaleza que tengas en el cole o si quieres, como un bonito collar.

Tenemos preparadas más actividades con las hojas de árboles como protagonistas, gracias a las ideas que hemos encontrado en blogs llenos de creatividad y a los que os enlazamos. ¿Te animas?

  • Hojas de papel. Desde aquí.

  • Simetría en la naturaleza. Desde aquí.

  • Hojas con sentimientos. Desde aquí.

Secretos en el bosque.

12 Oct

Nos gusta el otoño.

Poco a poco va anunciando su llegada con el baile de las hojas por el suelo.

Y cada año lo comentamos con libros y actividades en el blog: sólo tienes que escribir Otoño en el buscador de Biblioabrazo, y accederás a muchas ideas que os hemos propuesto.

Este otoño tenemos otras muchas, que nos vendrán de maravilla para acompañar a algunas lecturas que os recomendamos.

  • Secretos en el bosque, de Jimmy Liao. Editorial Barbara Fiore, 2008.

Éste fue el primer libro publicado de Jimmy Liao. Un genial ilustrador y creador de historias sugerentes que ahondan en el sentimiento humano.

Sus libros son para todos los públicos y como los buenos libros, esconden muchos niveles de lecturas en los que el lector se acomoda en uno de ellos cada vez que lo aborda, pues en cada visita al interior de sus páginas, encontrarás nuevas ideas.

Todo comienza con una suave brisa que entra por la ventana, invitando a adentrarse en el bosque mientras nuestra protagonista duerme. Y como Alicia, tras un conejo que sale de una trompeta junto a una melodía, nuestra niña salta sobre escalones flotantes entre los árboles del bosque.

Un paseo por lo sueños y secretos que sólo pueden darse en completa soledad y de la mano de la imaginación .

El bosque es una continua metáfora en la vida. Y aunque cada año nos cuente una y otra vez en cualquiera de las estaciones muchos de sus secretos, siempre sigue guardando sueños llenos de vida.

Nos encanta que al hilo de las lecturas se disparen ideas para hacer, de modo que las historias sigan presentes a través de nuestras creaciones.

Pues aquí tenemos algunas preciosas para completar las lecturas de otoño. Ideas tomadas de otros blogs estupendos a los que os enlazamos en cada inicio.


  • Navegar en otoño. Desde aquí.

  • Coronas con hojas. Desde aquí.

  • Animales con hojas. Desde aquí.

  • Y para quien le guste el punto, ¿no son un encanto estos animales del bosque? Desde aquí.

Cuentos redondos. Asociación LitOral.

7 Oct

Desde la Asociación Litoral, Asociación para la difusión de la literatura oral, nos enseñan una propuesta buenísima  en torno a la lectura y que puede darnos mucho juego durante el curso escolar.

Cuentos redondos.

Los cuentos populares acumulativos y su aplicación en la comprensión lectora.

La idea parte del origen de los cuentos acumulativos populares, creados, según algunos especialistas, en los corros de modistas e hilanderas que, al tiempo que realizaban su trabajo, también iban hilvanando estas historias mediante la acumulación de acciones o personajes. Una práctica que también podría haberse desarrollado en otras tareas colectivas y que puede extrapolarse sin dificultad al medio escolar.

Sirviéndose de cierta estructura rítmica, los trabalenguas, las canciones acumulativas y los cuentos de fórmula (por poner tres claros ejemplos) favorecen la memoria y el lenguaje oral, habilidades que tanta importancia tienen en el proceso de aprendizaje.

=====================================================

Con la intención de reforzar estas habilidades en Educación Infantil, Primer Ciclo de Primaria y especialmente con alumnado con dificultades de aprendizaje y de expresión, desde la Asociación LitOral hemos desarrollado una propuesta de creación de formatos gráficos que, mediante sencillas manipulaciones por parte de niños y niñas, les permite recordar sin dificultad las secuencias narrativas de los textos acumulativos de tradición oral, motivando la comprensión y la expresión oral y, como consecuencia, el gusto y la afición por la lectoescritura.

En la web encontramos no sólo las explicaciones y justificación del uso de los cuentos acumulativos en la escuela, también y de manera impecable, tenemos a disposición 8 cuentos con todos los materiales y las explicaciones para hacer el montaje móvil y preparar una sesión preciosa de narración de historias.

==============================================

       

No faltan las Sugerencias para preparar las sesiones y la buena realización de actividades previas y posteriores.

Además, incluyen un Repertorio de otros juegos, cuentecillos y canciones de todo tipo.

========================================================

Puedes ver algunos cuentos que te van a encantar:

Lo mejor es que dedicar un tiempo con tranquilidad a explorar esta experiencia tan completa desde su espacio web.

Ya estamos preparando un cuento redondo para algún acontecimiento especial, pero no queríamos tardar en contar esta experiencia por si os animáis cuanto antes.

Agradecemos a la Asociación LitOral su esfuerzo y generosidad en la creación de estos materiales y nuestro deseo de reconocimiento en la continuidad de su trabajo, que tanto nos ha aportado.

Un bosque, un cuento.

2 Oct

Qué bonita la idea de que el bosque es un sólo ser, un ente único.

Sus innumerables habitantes: árboles, insectos, aves, frutos y hojas, mamíferos y reptiles, piedras, setas… y en algunos casos hasta duendes, se entrelazan de tal manera, que son capaces de convertirse todos, en uno. Un pacto de vida.

El pacto del bosque.

Gustavo Martín Garzo y Beatriz Martín Vidal.

Ed. El jinete azul,2010.


A veces se produce la magia en un libro. Especialmente esto ocurre cuando escritor e ilustrador forman una coreografía perfecta para hacer de una historia, una huella en el lector.

Un texto riquísimo, lleno se sensibilidad y de ritmo, de la mano del reconocido escritor Gustavo Martín Garzo, y las impresionantes ilustraciones de Beatriz Martín, que quedarán en la retina para reconocer siempre sus trazos y ambientes.

Un libro que deja huella y ocupa un lugar en la biblioteca para ser leído y mirado una y otra vez.

La madre que cuenta, ya caída la tarde, una preciosa historia a Paula y Gonzalo sobre un pacto de amor en el bosque que nació de dos conejos, Orejitas y Lametón, y una loba gris. 

Un pacto en el que los lobos dejaron de perseguir a los conejos, pues pensaban que en su saliva había algo mágico que tenía el poder de curar.

Lametón era aún era demasiado pequeño para saber lo que eran las tristezas y penas de la vida, pero vio aquellas hermosas lágrimas brotando de los ojos de la gran loba gris y no pudo resisitir el impulso de acercarse a ella para lamérselas.

=================================================================

Parece que en el otoño el bosque refuerza su presencia con sus colores y sonidos y aumenta aún más la magia y la atracción que siempre provoca en nosotros. Es protagonista en cientos de historias en el tiempo de contar o leer.

En el silencio del bosque, de Cristina Pérez Navarro.

Editorial A buen paso, 2010.

La historia es más que simpática. 

Una niña corre tras su pelota que se adentra en un bosque. El silencio y las sombras provocan algo de miedo e inquietud, pero el encuentro con un oso que deseaba compartir el día con alguien, y con un petirrojo, le descubrirán un bosque con alegrías y juegos.

Pero habrá sorpresa final que te hará dudar de lo que realmente ha ocurrido en esta historia, para hacer de nuevo un viaje por sus páginas.

Todo esto contado sin una sola palabra y con una edición impecable.

En la página derecha encontramos las ilustraciones llenas de expresividad, y en la izquierda, sólo color, con el que nos baña del estado de ánimo de cada momento.

Una delicia de libro para construir la lectura juntos y encender muchas preguntas.

================================================================

De manera explícita o más silenciosa, estas historias nos hacen sensibles a la importancia de los bosques para la personas y para el equilibrio de la vida en la Tierra. La literatura infantil también nace del compromiso de contar las cosas importantes con palabras bellas, profundas y sencillas.

De cómo nació la memoria de El Bosque, de Rocío Martínez.

Editorial FCE, 2007

Hubo una vez un Leñador que vivía de El Bosque.

El Leñador lo sentía como suyo porque había jugado en él, había amado en él y sus ramas le habían protegido de la lluvia y el calor.

El Leñador era hijo y nieto de leñadores y de ellos aprendió que un solo hombre puede hacer desaparecer un bosque. Por eso cuando llegó el momento, tal como hicieron sus antepasados, plantó Un Árbol y, al doblar éste su estatura, dejó el oficio.

En memoria de lo que había sido, cortó El Árbol, serró la madera y construyó una sencilla Mesa.

Un leñador construye una mesa con el último árbol que planta. Después de vivir con él durante mucho tiempo, la mesa pasará por la vida de otras personas hasta volver al bosque en el que nació.

La narración está inspirada en el modo de contar en la Edad Media y de manera encadenada, las ilustraciones van conformando la historia. Así lo explica Rocío Martínez:

El tono del cuento se hizo tan legendario y simbólico que decidí aprovecharme de él en las ilustraciones. Fascinada por la capacidad expresiva y narrativa, en su esquematismo, del arte románico, fui trasladando las vivencias de la mesa a la composición, las formas, los colores que usaran los artistas medievales. El paso del tiempo, de la vida, de la vejez, de la muerte, del amor, del desamor, del egoísmo, de la codicia (que de todo ello hay en esta historia) se representan muy bien con la simbología románica.

Obra ganadora de X Premio de Álbum Ilustrado A la Orilla del Viento.

================================================================

Conocemos más bosques inquietantes, alegres, centenarios… guardados en libros, que contaremos otro día.

================================================================

El Panal del saber.

28 Sep

Tiene la editorial Everest una colección de cuentos, El Panal del saber, muy interesantes.

Varias razones para recomendarlos:

  • Son doce cuentos tradicionales de doce culturas diferentes: árabe, judía, persa, italiana, derviche, siria, española, celta, sufí, himalaya, china y bengalí.
  • Las historias escogidas tienen mucha chispa y mucha chicha, con las que sacamos en la lectura más de una idea interesante.
  • La narración es breve, clara y directa. En cada página hay un texto corto con una letra hermosa a la que acompañan ilustraciones llenas de color que transmiten bastante la esencia visual de esa cultura.
  • El formato de cada libro es cuadrado y pequeño lo que permite un buen manejo en manos pequeñas, aunque sin duda, serán también del agrado de los mayores.

Un ejemplo, El robo del olor de los guisos.

Es un cuento sufí, adaptado por Silvia Dubovoy e ilustrado por Sylvia Vivanco, que nos ha dejado con una buena sonrisa y un guiño.

Un cocinero demanda a un estudiante ante un juez y solicita que le pague por sus agravios.

La razón es que el estudiante pobre, para calmar su estómago hambriento, roba los olores que desprenden los excelentes guisos del cocinero, desde la calle.

La decisión que toma el juez para zanjar la cuestión fue muy clara:

le dijo al estudiante que hiciera sonar tres monedas junto al oído del cocinero, y con esto, bien pagado quedaría el ofendido.

¿Alguien dudaba de la sabiduría que se transmite en los cuentos tradicionales de cualquier parte del mundo?

Son historias estupendas no sólo para leer a solas, también para hacer una lectura en voz alta o para dramatizarlas entre los compañeros, en donde se pondrán a prueba la memoria, la dicción, la ambientación y la soltura ante un público.

Estaba pensando que sería una buena idea tener en el aula un pequeño escenario para desarrollar el lenguaje oral a través de dramatizaciones, poemas memorizados, contar sucesos, explicar lo aprendido, aclarar situaciones…. y entonces he visto en la web Decopeques, en donde pueden encontrarse estéticas preciosas para el cole, un escenario chulo que puede ser una chispa para desarrollar la idea a nuestra manera.

Niñas y niños.

24 Sep

Pronto, en la clase, en la oficina, en el claustro… percibimos cuántas niñas y niños, o mujeres y hombres hay. A veces, hasta una llamativa descompensanción en cantidades provoca comentarios sobre el tema.

Nuestra condición sexual nos distingue. A lo largo de la vida escolar, esta condición sexual despertará complicidades en los juegos o en los lugares de asiento, y habrá épocas en que los del mismo sexo tiendan a no separarse y otras, en que se busque al que es diferente.

¿Qué hacen las niñas?, de Nikolaus Heidelbach y editado por Libros del Zorro Rojo, obtuvo el Premio Bologna Ragazzi Ficción en 1995.
…………..
Ante un aparente dibujo inocente y colorido agradable de mirar, el autor nos cuenta las cosas cotidianas que hacen veintiséis niñas.
Jugando con el abecedario, aparecen las niñas por el orden de cada letra: Amaya, Bartola, Cornelia… Con pocas palabras lees en una página lo que la niña hace: Pastora cuida de su hermano; y en la siguiente, un dibujo ilustra el texto.
Parece sencillo… pero no.
…………………………………..
Precisamente en la ilustración de Heidelbach, es donde aparece la inquietud y perturbación del álbum.
Pastora pasea de la mano a su hermano, pero éste va en volandas y ante el esfuerzo aparente de la niña para seguir caminando, el hermano parece dormido y tranquilo.
¿Qué imaginar e interpretar?, ¿tal vez la responsabilidad que se suele atribuir a los hermanos mayores?…
Ante este lenguaje de silencios, hay muchos mensajes para el lector.
Precisamente esa libertad de lectura que da el libro, hace disparar las posibles interpretaciones que nos conducen a hablar de lo que a veces no nos gusta y callamos, y que son sentimientos vividos: los celos,  el narcisimo, el egoísmo, el miedo, la violencia, la vergüenza…
………………
Heidelbach no iba  a contar una historia de niñas en donde éstas hacen las tópicas o típicas cosas que se les atribuyen socialmente.
El también autor de La Reina Gisela, siempre va más allá de lo aparente y le gusta plantear asuntos desde perspectivas muy abiertas y críticas.

Unos años después, Heidelbach también tuvo para los niños.
¿Qué hacen los niños?Premio Bologna Ragazzi Ficción en 1999, sigue el mismo esquema.

Consigue para el lector un sentimiento extraño que hace volver sobre la ilustración y buscar atentos los detalles porque estamos ante un autor que le gusta andar en esa línea de lo no nombrado, de lo oculto pero vivido, de lo difícil de los sentimientos y los comportamientos.

Son dos álbumes muy sutiles que a veces muerden. Muerden con ganas de provocar reflexiones, preguntas, comentarios… para ir descubriendo el diccionario de las emociones, de los sentimientos, de lo que nos va pasando.
………………………….
«Me gusta observar a los niños. Son conmovedores y al mismo tiempo capaces de las más terribles diabluras y vilezas. Un estado del que disfrutamos todos en cierto momento, pero que perdemos muy pronto.» Nikolaus Heidelbach.
Lo que hacen las niñas y los niños nos hace pensar a todos.
Y en esta condición sexual, ¿hasta dónde nuestros comportamientos están intervenidos culturalmente?, o ¿hasta dónde la biología influye en nuestras acciones?.
…………………………
A mí me gusta que a las niñas les gusten todos los juegos, se vistan de todos los colores, sean dulces y valientes…
A mí me gusta que a los niños les gusten todos los juegos, se vistan de todos los colores, sean dulces y valientes…
………………………………

Booklandia

21 Sep

A veces entro en Booklandia, un blog sobre libros que recoge fotografías, dibujos e ilustraciones de la red, en las que la lectura siempre anda rondando.

Darse un baño de miradas con estas imágenes es un gusto y podrán arrancarte una sonrisa, un placer, una idea, una inquietud…  mil sensaciones.


Éstas son algunas imágenes, pero lo mejor es darse un paseo y tener la dirección a mano.

Booklandia

Pinocho. Carlo Collodi y Roberto Innocenti.

18 Sep

Cuando comienza el cole y pensamos en una historia de las de siempre, Pinocho aparece como protagonista.

Y si además te gusta tener a los clásicos en buenas ediciones, la editorial  Kalandraka ha mimado esta edición, que es todo un tesoro.

Carlo Collodi, italiano cuyo verdadero nombre era Carlo Lorenzini, publicó en 1881 por entregas para una revista de cuentos infantiles Las Aventuras de Pinocho, que es considerada hoy como una obra clásica de la literatura infantil.

Todos tenemos referencias de esta inolvidable historia y os animamos a leerla porque realmente es muy entretenida, divertida, conmovedora y con muchos mensajes que no han perdido interés para niños y mayores, a pesar de los más de 100 años que nos separan.

Esta edición se hace muy especial porque el ilustrador es Roberto Innocenti, uno de los grandes grandísimos, también italiano y ganador del premio Hans Christian Andersen en 2008.

Poder contar con los ojos y la mano de Innocenti en cualquier historia, es hacerla crecer aún más.

Sus ilustraciones están repletas de asombrosos detalles fruto de un serio trabajo de documentación histórica, de manera que podremos apreciar el ambiente, la cultura, objetos y personajes de la época en que se ideó la narración.

Roberto Innocenti nos permite disfrutar de las callejuelas y viejos edificios, de los atuendos y actividades de las personas, con la habilidad de colocarte como espectador desde diferentes ópticas: un picado, un contrapicado, un primer plano, una panorámica…

Había una vez…

“Un rey”, dirán enseguida mis pequeños lectores.

Pues no, niños; estáis equivocados. Había una vez un trozo de madera que no tenía ningún valor. Era sólo un trozo de leña, de los que echan en las estufas…

… Apareció en el taller de maese Antonio, conocido como maese Cereza, por su nariz colorada. Al desbastarla con su hacha, la madera habló: “No me pegues muy fuerte “.

Así comienza esta potente historia de un trozo de leña, que en manos de un carpintero, Gepetto, al que llamaban Panocha por su peluca amarilla como el maíz, convirtió en un muñeco de madera y que corrió la aventura de transformarse en un niño de verdad.

Desde el inicio, Collodi narra las aventuras dirigiéndose personalmente al lector, o lectores, porque no quiere que perdamos la atención sobre lo que le ocurrió a Pinocho, no sólo para hacernos palpitar en sus vivencias, también porque su experiencia supondrá para todos una lección de vida.

Pinocho es un muñeco de madera insolente y sin educar. Tiene poca voluntad y se arrepiente constantemente de lo que hace. No será fácil el camino de la educación; nunca lo ha sido.

Cuando siente el cariño de Geppetto, se llena de promesas: portarse mejor, ir a la escuela, aprender un oficio o ayudar a su padre… pero !son tan difíciles de cumplir!, ¿cómo resistirse a las tentaciones que le rodean?

Pinocho tampoco comprende a los adultos que en muchas ocasiones son hostiles con él:

Los niños tenemos muy mala suerte. Todo el mundo nos riñe, todo el mundo nos regaña, todo el mundo nos da consejos. Todos hablan como si fueran nuestro padre o nuestra madre…


Tiene Pinocho mucha dosis de ingenuidad e inocencia que le harán confiar en cualquier estafador que se acerque a él. De modo que en estas situaciones, Collodi hace una mezcla perfecta entre el humor y el drama, acercándose con habilidad a la realidad de la vida.

Cuando Zorro y Gato quieren apoderarse de las monedas de oro que Pinocho tiene, le comentan que:

En el País de los tontos hay un lugar: el Campo de los Milagros. Allí escarbas un hoyo pequeño y pones dentro las monedas. Lo riegas, echas una pizca de sal y al día siguiente ha crecido un árbol lleno de monedas.

¿Y qué pensáis que hizo el muñeco de madera? Pues sembró sus monedas de oro, con tristes consecuencias.



Si hay un mentiroso famoso en el mundo mundial, éste es Pinocho. Llegó a mentir tanto, que la nariz le crecía muchísimo, de modo que no podía girarse hacia ningún lado en una habitación, porque la nariz le llegaba al extremo de la pared.

Las mentiras se descubren enseguida, pues sólo las hay de dos tipos: las que tienen las piernas muy cortas y las que tienen las narices muy largas.

En el intenso viaje de Pinocho, un viaje por muchos lugares y un viaje de crecimiento personal, las aventuras y desventuras se suceden sin respiro y le acompañarán variopintos personajes, con los que aprenderá a base de sustos, de llantos o de cariños, la complejidad de las relaciones con los demás.

Conoceremos a un enorme Titiritero cubierto de pelo con un buen corazón, a un Grillo parlante, a un malvado Gato y una perversa Zorra, al Hada de los cabellos azules, a Mecha en el País de los juguetes donde son vacaciones todo el año, las fauces de un Tiburón gigante…

Y también viviremos las transformaciones del muñeco que marcarán etapas de su vida. LLega a convertirse en el perro guardián de un campesino, en un burro con enormes orejas y largo rabo al que solo le salen fuertes rebuznos, en un escolar aplicado hasta que aparecen las malas compañías…

Hay una clara intención educativa en todas sus aventuras, que salpicadas de exageraciones, humor y desdichas sin edulcorar, nos recuerdan las palabras del Grillo parlante:

! Ay de los niños que se rebelan contra sus padres y se escapan de casa! Nunca llegarán a nada en la vida y tarde o temprano se arrepentirán amargamente!.

Es Geppeto quien moldea el leño parlante y asume su paternidad. Es muy muy pobre y siempre está dispuesto a darlo todo por su hijo. Me encanta este párrafo lleno de ternura:

Geppetto que era pobre y no tenía un céntimo en su bolsillo, le hizo a la marioneta un trajecito de papel de flores, un par de zapatos de corteza de árbol y un sombrero de miga de pan.

Y también este otro, lleno de humor, cuando le pregunta el titiritero a Pinocho sobre la profesión de su padre:

¿Cuál es el oficio de tu padre?

Es pobre, gana lo necesario para no tener nunca un céntimo en el bolsillo.

Geppetto está empeñado en conseguir que su hijo sea una persona buena y con voluntad y saldrá en su busca durante largo tiempo hasta que en un naufragio, cae en el abismo de la boca del tiburón gigante (¿pensabas que era una ballena?).

En su barriga estuvo viviendo durante dos años, hasta que Pinocho le rescató.

Una mañana todo cambió y Pinocho se convirtió en un niño de verdad.

Fué un largo y duro aprendizaje para un muñeco que tuvo que aprender a vivir desde el corazón de los demás.

Cuando los niños que han sido malos se vuelven buenos, tienen la virtud de hacer felices a sus familias.

Para saber más:

Roberto Innocenti en Imaginaria .

Las aventuras de Pinocho en Cuatrogatos .

Roberto Innocenti en Biblioabrazo desde aquí y aquí .

Un cole de cuento.

10 Sep

Leí este verano en la web En marcha con las TIC, una experiencia preciosa e intensa que en este momento de inicio de curso, en el que buscamos buenas ideas para poner marcha, será interesante compartir.

El autor de la experiencia es Óscar Alonso Martínez.

Desarrolla su trabajo como monitor de las Actividades Formativas y Complementarias (AFC) en el CEIP Nuestra Sra. de Fuentesanta  de Zorita, Cáceres, y con el apoyo de sus compañeros monitores, el equipo directivo, profesores y padres, ha logrado motivar a todos con esta experiencia educativa.

Un cole de cuento  es un proyecto que surge del interés por aunar lectura y nuevas tecnologías en una actividad donde también se da rienda suelta a la creatividad y la imaginación de los alumnos.

A partir de la lectura de los cuentos clásicos y del desarrollo de tareas sobre la lectura, los niños imaginan una escena representativa de la historia para realizarla después con un programa de diseño digital.

El resultado es la creación y edición de una fotografía por cuento en donde los niños son los protagonistas de las historias de la infancia.

Las fotografías se han revelado en gran formato y lucen en los pasillos del centro. !Son preciosas!

Además, cada cuento tiene una guía de actividades muy útil con diferentes tipos de ejercicios para desarrollar la comprensión lectora, la escritura, expresión artística y oral, que pueden darnos pistas para crear también nosotros otras nuevas.

Lo mejor es que entres y te des un paseo tranquilamente por la excelente web creada.

Seguro que te gustará y llegarás a la conclusión, de que no sólo importa el qué enseñamos, especialmente el cómo lo hacemos es en donde se encuentra el secreto para lograr conocimientos vivos.

Enhorabuena Óscar por tu experiencia y a todos los que te han apoyado… y gracias por compartirla con todos.

Ángel Domínguez, ilustrador.

3 Sep

El trabajo de ilustrador de libros, tal y como lo concibe Ángel Domínguez, es puro arte y sin duda consecuencia de muchos años de intenso trabajo:

Un libro es una obra de arte, por lo que su diseño, el de cada milímetro cuadrado, es esencial.

 

Ángel Domínguez es vasco y actualmente vive en Laredo. Es uno de los grandes ilustradores reconocidos internacionalmente. Dibujante autodidacta que comenzó en su juventud con el género del cómic y terminó rendido a la ilustración:

  
 
 
… podría ser pintor, escultor, director de cine, actor, fotógrafo… pero acabé como ilustrador de libros. Nunca me atrajo el ser pintor de grandes cuadros al óleo.
 
En el 2010 recibió el premio CCEI (Comisión Católica Española para la Infancia), un premio sin dotación económica, por El libro de la selva editado en Juventud.
 
 
  

 

Le encanta coleccionar libros raros de niños y especialmente los de Arthur Rackham  , por quien tiene una admiración especial, al igual que por la ilustración inglesa de la época victoriana. Y se aprecia esta pasión en muchos de sus trabajos.

Ángel Domínguez trabaja mucho para editoriales extranjeras en EEUU, Inglaterra y Japón. Le gusta mucho el trato que recibe como ilustrador especialmente en Inglaterra, en donde se valora de otro modo el quehacer de este oficio.

Algunas publicaciones :

 
En New York: Alicia en el país de las Maravillas.
En Inglaterra: Diario de un ratón Victoriano, Doce días de Navidad, Historias clásicas de animales , El regalo del rey. Éste se lo encargó la Reina Rania de Jordania.
En Japón: El Príncipe Feliz

 
 
 
En España es la editorial  Juventud con la que tiene varios libros publicados, entre ellos:
Mitología griega,  Buscadores de Tesoros, Las mil y una noches, El libro de la Selva, Precisamente así. Con éste último, en 1999, obtuvo el Pemio al mejor libro del año de la Generalitat de Catalunya.

 

Su calidad es extraordinaria en todas las obras y no es un artista con un solo trazo o color, sino que podremos disfrutar en sus ilustraciones de una paleta muy diversa de colores y de estilos estéticos muy variados, cuidando siempre mucho los personajes y los escenarios.

El turbante del sultan, editorial Juventud.

 

Es un amante de la naturaleza y un ilustrador excepcional de estos temas. No pierde ocasión para hacer ver al lector la belleza de un bosque, del desierto, de animales grandes y pequeños y de valorar el trabajo de quienes se esfuerzan por su protección y conservación.

Puedes leer las buenas entrevistas a las que te enlazamos y en donde hemos sabido más cosas de él: La roca del consejo y el Narrador.
 

Sherlock Holmes y el caso de la joya azul.

29 Ago

Sherlock Holmes es de esos personajes de ficción que pueden hacer dudar si de verdad no fue alguien de carne y hueso. Es fácil imaginarlo con su sombrero de cazador de gamos a cuadros, cubierto con su peculiar capa y fumando en pipa. Pero además, gracias a él tenemos la sensación de haber caminado por una calle de Londres con bastante frío e intentado descubrir qué hay un poco más allá si la niebla nos deja ver, aunque jamás hayas estado en la ciudad.

Sherlock Holmes y el caso de la joya azul, es una adaptación de Rosa Moya del clásico de Arthur Conan Doyle, ilustrado por Roger Olmos  y editado por Lumen.

Este detective, que tiene una gran capacidad de observación y de deducción al servicio de una inteligencia fuera de lo normal, es capaz de hacer el perfil físico y personal del dueño de un sombrero, sin conocer a éste y tan solo con examinar su peculiar prenda.

Y así comienza esta historia: tras el robo del sombrero y una oca que llevaba un señor en una oscura noche y que pudo rescatar el recadero Peterson, Sherlock Holmes  será capaz de descubrir, siguiendo pistas como si de un juego matemático deductivo se tratara, al ladrón de la joya azul de la condesa que se hospeda en el hotel Cosmopolitan.

Es una adaptación muy cercana al original y sin duda una manera excelente, a través de este álbum con las buenísimas ilustraciones de Roger Olmos, de acercar al lector infantil a un personaje mítico literario lleno de peculiaridades y envuelto en tramas ingeniosas.  Y cómo no, acompañado de su inseparable Watson, que habitualmente es el narrador de las historias, y que actúa de ayudante en su vida personal y profesional.

Sir Arthur Conan Doyle  nació en Edimburgo, Escocia, en 1859 y murió en Inglaterra en 1930. Ejerció la medicina y parece ser que comenzó  a escribir para no aburrirse mientras esperaba a los pocos pacientes que iban a visitarle a su consulta. Terminó viviendo holgadamente de la profesión de escritor gracias a su personaje, el detective más famoso del mundo.

En el número 221 B de Baker Street de Londres podrás visitar su museo.

Se trató en un principio de un número ficticio que escogió Sir Arthur Conan Doyle en donde se ubicaba el domicilio del detective. En el momento en que se escribieron las novelas y relatos de Sherlock Holmes, la calle de Baker Street sólo alcanzaba el número 85.

En el año 1930, la calle se renumeró y se amplió de forma significativa. En ese momento el edificio que ocupaba varios números de la calle , del 215 al 229  incluyendo el 221, fue asignado al edificio de la Abbey Road Building Society.

A partir de ese momento empezaron a recibir cartas de todo el mundo para Sherlock Holmes, enviadas al 221 B de Baker Street. Fue tal la cantidad de cartas recibidas que crearon un secretario para hacerse cargo de todas estas cartas. En el año 1999 la Abbey National patrocinó una estatua de bronce de Sherlock Holmes que en la actualidad se puede ver a la salida de la estación de metro de Baker Street.

En la actualidad el número 221,  es propiedad de la Sociedad Internacional de Sherlock Holmes y ha sido catalogada como monumento arquitectónico e histórico.

Por supuesto que esta dirección aparece en nuestro libro recomendado y con el que pasarás un rato muy agradable y entretenido. ¿Te animarás a leer alguna de las historias originales de Sherlock Holmes?

Si quieres saber todo sobre el personaje y su autor, hay una edición estupenda de la editorial Akal, Sherlock Holmes anotado.

 

El prodigioso viaje de Edward Tulane. Kate DiCamillo

27 Ago

¿Por qué dolerá querer?, ¿acaso siempre el amor te muestra de manera inevitable este sentimiento amargo que es la tristeza?, ¿duele menos el amor cuando te haces mayor?, ¿merece la pena  tener abierto siempre el corazón?

 

El prodigioso viaje de Edward Tulane, escrito por la norteamericana Kate DiCamilo, nos narra las desventuras de un conejo de porcelana, que incapaz de sentir amor, es castigado por la anciana que mandó crearlo como regalo de cumpleaños para su nieta Abilene.

Una historia que deja un extraño sabor, pues aunque nos conduce hacia el sentimiento del amor como la razón más fuerte para vivir, también nos descubre los caminos más amargos que conlleva este sentimiento: el miedo, la soledad, la nostalgia…

El protagonista, Edward Tulane, es un conejo de porcelana. Y todo juguete tiene su historia y su personalidad, como El soldadito de plomo, el Cascanueces o Pinocho.

Edward es un conejo vanidoso y egocéntrico; viste ropas de seda y lleva un pequeño reloj de bolsillo de oro. No le falta el enorme cariño de una niña: Abilene Tulane. Su comportamiento es el de un muñeco sin más, y esta falta de sentimientos despertará el enfado de la anciana Pellegrina.

La vida entre algodones que disfruta no le despierta ningun sentimiento y tras caer por la borda del trasatlántico Queen Mary, comenzará una vida llena de avatares pasando de mano en mano: un pescador, un vagabundo, un niño huérfano, y hasta será un espantapájaros.

Todo muy lejos de las riquezas y comodidad a que acostumbraba, pero siempre con la suerte de ser querido. 

Su primera emoción será el miedo y después, la alegría de estar vivo. Descubrirá que puede escuchar y en ese momento su corazón se abre de par en par.

Todo pasa demasiado deprisa y no hay nadie que sea feliz para siempre.

Con esta idea, la autora nos empuja de un lugar a otro para despertar los sentimientos de Edward y descubrir que hay que atreverse a tener abierto el corazón sin tener miedo a sentir con toda su plenitud. ¿Has sentido alguna vez este vértigo ?

He aprendido a amar. Y es espantoso. Estoy roto. Mi corazón está roto. Ayúdame.

Estas son las palabras de Edward cuando siente el dolor del amor, el dolor de la pérdida de una amiga querida.

Observa, escucha y se estremece cuando recibe una caricia… está más vivo que nunca.

Es una historia con un corte muy clásico, directo y efectivo que recuerda un poco al camino que tuvo que hacer Pinocho para llegar a ser un niño de verdad.

En el caso de Edward Tulane, no tiene nada que ver con este final porque en ningún momento dejará de ser un muñeco, pero sus sentimientos sí darán un fuerte cambio y sentirás su mirada preguntándote… ¿tienes abierto tu corazón o acaso tienes miedo a querer?

El prodigioso viaje de Edward Tulane editado por Noguer en 2006, es de un formato muy cuadrado y amable. Las páginas son en color crema con amplios márgenes y un tipo de letra grande y bonita que se agradece mucho a lo largo de la lectura.

Las ilustraciones de Bagram Ibatoulline  son una maravilla. Lo mejor del libro, al menos para mí, que no veo mas que la parte positiva del amor y me gustan poco los dramatismos. Cada capítulo comienza con una pequeña ilustración en sepia y todo el libro está salpicado con imágenes a todo color cargadas de realismo y expresividad que evocan la época de Andrew Wyeth y  Howard Pyle.

 

Correo de cartas ilustradas.

23 Ago

He terminado de escribir las cartas ilustradas y ya han tomado su camino hacia Madrid, Chiloeches, Cáceres, el Mar de las Pampas…

Me lo he pasado pipa haciéndolas y espero que tengan el efecto buscado cuando lleguen a su destino.

 

 

Y justo en estos días de cartas, una novedad de uno de nuestros escritores favoritos: Janosch.

 

Kalandraka edita esta historia llena del encanto a que nos tienen acostumbrados Oso y Tigre.

Sabiendo que el pequeño Tigre se siente solo y echa mucho de menos a Oso cuando no está en casa, el pequeño Oso echó en el bote de pesca tinta azul, papel y sobre para escribir a su amigo.

El correo en el bosque siempre ha sido lento y entre todos los animales amigos logran no sólo que los mensajes entre ellos lleguen con la mayor rapidez, sino que la casa de Oso y Tigre se convierta en una auténtica central de comunicación.

Janosch fabula sobre cómo los protagonistas de esta curiosa historia inventaron el correo postal, el correo aéreo y el teléfono, con los mismos toques de amistad, ternura y simpatía que suele pincelar sus historias.

Janosch es habitual en nuestro blog y también las cartas como protagonistas de historias en esta selección de libros.

 

 

Todos los años en el cole dedicamos algunos días a escribir cartas a la familia, entre nosotros… un año lo hicimos con niños que vivían en un circo y con su maestra, y tenemos pendiente el correo con un colegio de México que retomaremos este curso. Lo tengo apuntado 😉

Es un ejercicio de comunicación redondo.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: