Archivo | Literatura infantil y juvenil RSS feed for this section

Libros del Arte de la Pintura para los Niños

29 Ago

El Arte de la Pintura nos atrapa la mirada y nos invita a ser curiosos, a indagar, a disfrutar con la belleza o a sufrir con las escenas. Nos permite mirar al pasado, a lo que nos rodea y a nuestro interior.

Quiero hacer protagonista a la mirada en el Arte, a la importancia de dar tiempo a la contemplación de una pintura, a perderse entre las luces y sombras, entre los pliegues de una tela o por los recovecos de un jardín.

Imagen de Wear and Where

 

Miramos la pintura en los museos y en los libros.

A los niños les encanta mirar, señalar, preguntar y comentar sobre todo lo que ven. Tener la oportunidad de visitar un museo o pasar las páginas de un buen libro de arte provoca un remolino de preguntas y de observaciones muy directas sobre lo que tienen delante.

pintura-2-7

Este es el momento de saltar sobre la imagen a lo Mary Poppins; darnos la mano para meternos en el cuadro y ver qué es lo que está sucediendo allí.

Sigue leyendo

Ojos. Animales extraordinarios

7 Jul

Mira qué ojitos. ¿Crees que este tarsero, este pequeño primate arborícola ve lo mismo que tú?. Los colores del mundo dependen del ojo que los mira.

Un tema sugerente, un asunto de actualidad o singularidades de la naturaleza siempre presentadas con buenas ilustraciones y fotografías, textos claros y objetivos: son señas de identidad de los libros informativos.

Persiguen despertar la curiosidad hacia el mundo que nos rodea y conducirnos hacia el conocimiento que nos hace capaces de ver el mundo con variadas perspectivas, más respeto, mayor sorpresa, y siempre el hallazgo de todo lo que nos queda por conocer.

Un excelente biólogo amante de la naturaleza, y un experimentado ilustrador divulgativo, nos descubren las peculiares ópticas de muchos animales que a lo largo de millones de años de evolución les han permitido sobrevivir.

Sigue leyendo

Ronda de libros

25 Oct

Esta actividad lectora se la hemos leído a Mariano Coronas, que siempre está lleno de buenas propuestas. A partir de su idea, hemos hecho alguna variación.

Seleccionamos un buen libro, mejor de lectura corta.

Dentro de una carpeta, de una cajita decorada o un estuche, el libro va acompañado de un cuaderno en blanco y un bolígrafo. En la primera página del cuaderno, que puede estar confeccionado por nosotros con hojas encuadernadas y la imagen del libro en la cubierta, escribimos algunos datos del libro y algunos aspectos sobre los que cada lector podrá escribir en una página del cuaderno.

La carpeta con el libro y el cuaderno, pasa de niño en niño, de casa en casa, para leerlo y escribir las sensaciones, descubrimientos, recuerdos, ideas… que la lectura le haya aportado.

Nos gusta sugerirles algunas ideas para pensar y escribir sobre lo leído: si le ha gustado la historia, qué es lo que más le ha sorprendido, qué le sucede al protagonista, si cambiaría algo de lo escrito, qué título le pondría al libro…

Y un dibujo para el final.

Cuando todos los niños terminan la lectura del libro, se hace una tertulia, un  libro forum, un intercambio de opiniones entre todos, en la biblioteca escolar.

En este encuentro conversamos sobre lo que hemos escrito y siempre surgen nuevas ideas sobre la historia, los personajes, el final, si nos hemos identificado, lo que no hemos comprendido, aceptado o decepcionado, diferenciar si es real o fantástico, los temas, las emociones…

Para esta ocasión elegimos un libro estupendo sobre el que siempre surgen conversaciones muy interesantes: Oliver Button es una nena, de Tomie de Paola.

¿Y si escribimos después al autor para contarle nuestra experiencia?

El hombre que plantaba árboles. Jean Giono

15 Oct

El hombre que plantaba árboles, de Jean Giono con ilustraciones de Joëlle Jolivet y editado en Duomo.

Para que el carácter de un ser humano desvele cualidades verdaderamente excepcionales, hay que tener la fortuna de poder observar su actuación durante largos años. Si dicha actuación está despojada de todo egoísmo, si la idea que la rige es de una generosidad sin par, si es absolutamente cierto que no ha buscado ninguna recompensa y que, además, ha dejado huellas visibles en el mundo, entonces nos hallamos, sin duda alguna, ante un carácter inolvidable.

!Qué historia tan intensa y bonita encontramos en este libro!. Precisamente la de un hombre, Elzéard Bouffier, que fue capaz de cambiar, en silencio y soledad, el paisaje de una vieja región de los Alpes que penetra en la Provenza y en la que no había más que llanuras desnudas y monótonas pobladas de lavandas silvestres.

En más de treinta años logró hacer crecer bosques de abedules, robles, hayas y encinas; y rebrotaron arroyos de aguas olvidadas que trajeron con ellas sauces, juncos y prados.

La edición del libro es muy amable y en él incluyen dos pop-ups que nos muestran el antes y el después de un lugar en el que habitaba un hombre extraordinario.

Pero… ¿fué real esta historia?. La respuesta que calmará tu curiosidad la encontrarás aquí.

Cerca de casa están creciendo unos arces preciosos que van marcando un largo paseo. El color de las hojas de estos árboles en otoño es espectacular: la variedad de tonos rojos en las copas sorpende a todos los que pasean cerca de ellos.

Y como tenemos debilidad por las hojas, hemos cogido algunas para hacer unas guirnaldas de otoño. Tan sencillas, que no hacen falta las palabras.

Y ahora, ya puedes colgar la guirnalda en la puerta de casa, en el rincón de la naturaleza que tengas en el cole o si quieres, como un bonito collar.

Tenemos preparadas más actividades con las hojas de árboles como protagonistas, gracias a las ideas que hemos encontrado en blogs llenos de creatividad y a los que os enlazamos. ¿Te animas?

  • Hojas de papel. Desde aquí.

  • Simetría en la naturaleza. Desde aquí.

  • Hojas con sentimientos. Desde aquí.

Secretos en el bosque.

12 Oct

Nos gusta el otoño.

Poco a poco va anunciando su llegada con el baile de las hojas por el suelo.

Y cada año lo comentamos con libros y actividades en el blog: sólo tienes que escribir Otoño en el buscador de Biblioabrazo, y accederás a muchas ideas que os hemos propuesto.

Este otoño tenemos otras muchas, que nos vendrán de maravilla para acompañar a algunas lecturas que os recomendamos.

  • Secretos en el bosque, de Jimmy Liao. Editorial Barbara Fiore, 2008.

Éste fue el primer libro publicado de Jimmy Liao. Un genial ilustrador y creador de historias sugerentes que ahondan en el sentimiento humano.

Sus libros son para todos los públicos y como los buenos libros, esconden muchos niveles de lecturas en los que el lector se acomoda en uno de ellos cada vez que lo aborda, pues en cada visita al interior de sus páginas, encontrarás nuevas ideas.

Todo comienza con una suave brisa que entra por la ventana, invitando a adentrarse en el bosque mientras nuestra protagonista duerme. Y como Alicia, tras un conejo que sale de una trompeta junto a una melodía, nuestra niña salta sobre escalones flotantes entre los árboles del bosque.

Un paseo por lo sueños y secretos que sólo pueden darse en completa soledad y de la mano de la imaginación .

El bosque es una continua metáfora en la vida. Y aunque cada año nos cuente una y otra vez en cualquiera de las estaciones muchos de sus secretos, siempre sigue guardando sueños llenos de vida.

Nos encanta que al hilo de las lecturas se disparen ideas para hacer, de modo que las historias sigan presentes a través de nuestras creaciones.

Pues aquí tenemos algunas preciosas para completar las lecturas de otoño. Ideas tomadas de otros blogs estupendos a los que os enlazamos en cada inicio.


  • Navegar en otoño. Desde aquí.

  • Coronas con hojas. Desde aquí.

  • Animales con hojas. Desde aquí.

  • Y para quien le guste el punto, ¿no son un encanto estos animales del bosque? Desde aquí.

Niñas y niños.

24 Sep

Pronto, en la clase, en la oficina, en el claustro… percibimos cuántas niñas y niños, o mujeres y hombres hay. A veces, hasta una llamativa descompensanción en cantidades provoca comentarios sobre el tema.

Nuestra condición sexual nos distingue. A lo largo de la vida escolar, esta condición sexual despertará complicidades en los juegos o en los lugares de asiento, y habrá épocas en que los del mismo sexo tiendan a no separarse y otras, en que se busque al que es diferente.

¿Qué hacen las niñas?, de Nikolaus Heidelbach y editado por Libros del Zorro Rojo, obtuvo el Premio Bologna Ragazzi Ficción en 1995.
…………..
Ante un aparente dibujo inocente y colorido agradable de mirar, el autor nos cuenta las cosas cotidianas que hacen veintiséis niñas.
Jugando con el abecedario, aparecen las niñas por el orden de cada letra: Amaya, Bartola, Cornelia… Con pocas palabras lees en una página lo que la niña hace: Pastora cuida de su hermano; y en la siguiente, un dibujo ilustra el texto.
Parece sencillo… pero no.
…………………………………..
Precisamente en la ilustración de Heidelbach, es donde aparece la inquietud y perturbación del álbum.
Pastora pasea de la mano a su hermano, pero éste va en volandas y ante el esfuerzo aparente de la niña para seguir caminando, el hermano parece dormido y tranquilo.
¿Qué imaginar e interpretar?, ¿tal vez la responsabilidad que se suele atribuir a los hermanos mayores?…
Ante este lenguaje de silencios, hay muchos mensajes para el lector.
Precisamente esa libertad de lectura que da el libro, hace disparar las posibles interpretaciones que nos conducen a hablar de lo que a veces no nos gusta y callamos, y que son sentimientos vividos: los celos,  el narcisimo, el egoísmo, el miedo, la violencia, la vergüenza…
………………
Heidelbach no iba  a contar una historia de niñas en donde éstas hacen las tópicas o típicas cosas que se les atribuyen socialmente.
El también autor de La Reina Gisela, siempre va más allá de lo aparente y le gusta plantear asuntos desde perspectivas muy abiertas y críticas.

Unos años después, Heidelbach también tuvo para los niños.
¿Qué hacen los niños?Premio Bologna Ragazzi Ficción en 1999, sigue el mismo esquema.

Consigue para el lector un sentimiento extraño que hace volver sobre la ilustración y buscar atentos los detalles porque estamos ante un autor que le gusta andar en esa línea de lo no nombrado, de lo oculto pero vivido, de lo difícil de los sentimientos y los comportamientos.

Son dos álbumes muy sutiles que a veces muerden. Muerden con ganas de provocar reflexiones, preguntas, comentarios… para ir descubriendo el diccionario de las emociones, de los sentimientos, de lo que nos va pasando.
………………………….
«Me gusta observar a los niños. Son conmovedores y al mismo tiempo capaces de las más terribles diabluras y vilezas. Un estado del que disfrutamos todos en cierto momento, pero que perdemos muy pronto.» Nikolaus Heidelbach.
Lo que hacen las niñas y los niños nos hace pensar a todos.
Y en esta condición sexual, ¿hasta dónde nuestros comportamientos están intervenidos culturalmente?, o ¿hasta dónde la biología influye en nuestras acciones?.
…………………………
A mí me gusta que a las niñas les gusten todos los juegos, se vistan de todos los colores, sean dulces y valientes…
A mí me gusta que a los niños les gusten todos los juegos, se vistan de todos los colores, sean dulces y valientes…
………………………………

Pinocho. Carlo Collodi y Roberto Innocenti.

18 Sep

Cuando comienza el cole y pensamos en una historia de las de siempre, Pinocho aparece como protagonista.

Y si además te gusta tener a los clásicos en buenas ediciones, la editorial  Kalandraka ha mimado esta edición, que es todo un tesoro.

Carlo Collodi, italiano cuyo verdadero nombre era Carlo Lorenzini, publicó en 1881 por entregas para una revista de cuentos infantiles Las Aventuras de Pinocho, que es considerada hoy como una obra clásica de la literatura infantil.

Todos tenemos referencias de esta inolvidable historia y os animamos a leerla porque realmente es muy entretenida, divertida, conmovedora y con muchos mensajes que no han perdido interés para niños y mayores, a pesar de los más de 100 años que nos separan.

Esta edición se hace muy especial porque el ilustrador es Roberto Innocenti, uno de los grandes grandísimos, también italiano y ganador del premio Hans Christian Andersen en 2008.

Poder contar con los ojos y la mano de Innocenti en cualquier historia, es hacerla crecer aún más.

Sus ilustraciones están repletas de asombrosos detalles fruto de un serio trabajo de documentación histórica, de manera que podremos apreciar el ambiente, la cultura, objetos y personajes de la época en que se ideó la narración.

Roberto Innocenti nos permite disfrutar de las callejuelas y viejos edificios, de los atuendos y actividades de las personas, con la habilidad de colocarte como espectador desde diferentes ópticas: un picado, un contrapicado, un primer plano, una panorámica…

Había una vez…

“Un rey”, dirán enseguida mis pequeños lectores.

Pues no, niños; estáis equivocados. Había una vez un trozo de madera que no tenía ningún valor. Era sólo un trozo de leña, de los que echan en las estufas…

… Apareció en el taller de maese Antonio, conocido como maese Cereza, por su nariz colorada. Al desbastarla con su hacha, la madera habló: “No me pegues muy fuerte “.

Así comienza esta potente historia de un trozo de leña, que en manos de un carpintero, Gepetto, al que llamaban Panocha por su peluca amarilla como el maíz, convirtió en un muñeco de madera y que corrió la aventura de transformarse en un niño de verdad.

Desde el inicio, Collodi narra las aventuras dirigiéndose personalmente al lector, o lectores, porque no quiere que perdamos la atención sobre lo que le ocurrió a Pinocho, no sólo para hacernos palpitar en sus vivencias, también porque su experiencia supondrá para todos una lección de vida.

Pinocho es un muñeco de madera insolente y sin educar. Tiene poca voluntad y se arrepiente constantemente de lo que hace. No será fácil el camino de la educación; nunca lo ha sido.

Cuando siente el cariño de Geppetto, se llena de promesas: portarse mejor, ir a la escuela, aprender un oficio o ayudar a su padre… pero !son tan difíciles de cumplir!, ¿cómo resistirse a las tentaciones que le rodean?

Pinocho tampoco comprende a los adultos que en muchas ocasiones son hostiles con él:

Los niños tenemos muy mala suerte. Todo el mundo nos riñe, todo el mundo nos regaña, todo el mundo nos da consejos. Todos hablan como si fueran nuestro padre o nuestra madre…


Tiene Pinocho mucha dosis de ingenuidad e inocencia que le harán confiar en cualquier estafador que se acerque a él. De modo que en estas situaciones, Collodi hace una mezcla perfecta entre el humor y el drama, acercándose con habilidad a la realidad de la vida.

Cuando Zorro y Gato quieren apoderarse de las monedas de oro que Pinocho tiene, le comentan que:

En el País de los tontos hay un lugar: el Campo de los Milagros. Allí escarbas un hoyo pequeño y pones dentro las monedas. Lo riegas, echas una pizca de sal y al día siguiente ha crecido un árbol lleno de monedas.

¿Y qué pensáis que hizo el muñeco de madera? Pues sembró sus monedas de oro, con tristes consecuencias.



Si hay un mentiroso famoso en el mundo mundial, éste es Pinocho. Llegó a mentir tanto, que la nariz le crecía muchísimo, de modo que no podía girarse hacia ningún lado en una habitación, porque la nariz le llegaba al extremo de la pared.

Las mentiras se descubren enseguida, pues sólo las hay de dos tipos: las que tienen las piernas muy cortas y las que tienen las narices muy largas.

En el intenso viaje de Pinocho, un viaje por muchos lugares y un viaje de crecimiento personal, las aventuras y desventuras se suceden sin respiro y le acompañarán variopintos personajes, con los que aprenderá a base de sustos, de llantos o de cariños, la complejidad de las relaciones con los demás.

Conoceremos a un enorme Titiritero cubierto de pelo con un buen corazón, a un Grillo parlante, a un malvado Gato y una perversa Zorra, al Hada de los cabellos azules, a Mecha en el País de los juguetes donde son vacaciones todo el año, las fauces de un Tiburón gigante…

Y también viviremos las transformaciones del muñeco que marcarán etapas de su vida. LLega a convertirse en el perro guardián de un campesino, en un burro con enormes orejas y largo rabo al que solo le salen fuertes rebuznos, en un escolar aplicado hasta que aparecen las malas compañías…

Hay una clara intención educativa en todas sus aventuras, que salpicadas de exageraciones, humor y desdichas sin edulcorar, nos recuerdan las palabras del Grillo parlante:

! Ay de los niños que se rebelan contra sus padres y se escapan de casa! Nunca llegarán a nada en la vida y tarde o temprano se arrepentirán amargamente!.

Es Geppeto quien moldea el leño parlante y asume su paternidad. Es muy muy pobre y siempre está dispuesto a darlo todo por su hijo. Me encanta este párrafo lleno de ternura:

Geppetto que era pobre y no tenía un céntimo en su bolsillo, le hizo a la marioneta un trajecito de papel de flores, un par de zapatos de corteza de árbol y un sombrero de miga de pan.

Y también este otro, lleno de humor, cuando le pregunta el titiritero a Pinocho sobre la profesión de su padre:

¿Cuál es el oficio de tu padre?

Es pobre, gana lo necesario para no tener nunca un céntimo en el bolsillo.

Geppetto está empeñado en conseguir que su hijo sea una persona buena y con voluntad y saldrá en su busca durante largo tiempo hasta que en un naufragio, cae en el abismo de la boca del tiburón gigante (¿pensabas que era una ballena?).

En su barriga estuvo viviendo durante dos años, hasta que Pinocho le rescató.

Una mañana todo cambió y Pinocho se convirtió en un niño de verdad.

Fué un largo y duro aprendizaje para un muñeco que tuvo que aprender a vivir desde el corazón de los demás.

Cuando los niños que han sido malos se vuelven buenos, tienen la virtud de hacer felices a sus familias.

Para saber más:

Roberto Innocenti en Imaginaria .

Las aventuras de Pinocho en Cuatrogatos .

Roberto Innocenti en Biblioabrazo desde aquí y aquí .

Un cole de cuento.

10 Sep

Leí este verano en la web En marcha con las TIC, una experiencia preciosa e intensa que en este momento de inicio de curso, en el que buscamos buenas ideas para poner marcha, será interesante compartir.

El autor de la experiencia es Óscar Alonso Martínez.

Desarrolla su trabajo como monitor de las Actividades Formativas y Complementarias (AFC) en el CEIP Nuestra Sra. de Fuentesanta  de Zorita, Cáceres, y con el apoyo de sus compañeros monitores, el equipo directivo, profesores y padres, ha logrado motivar a todos con esta experiencia educativa.

Un cole de cuento  es un proyecto que surge del interés por aunar lectura y nuevas tecnologías en una actividad donde también se da rienda suelta a la creatividad y la imaginación de los alumnos.

A partir de la lectura de los cuentos clásicos y del desarrollo de tareas sobre la lectura, los niños imaginan una escena representativa de la historia para realizarla después con un programa de diseño digital.

El resultado es la creación y edición de una fotografía por cuento en donde los niños son los protagonistas de las historias de la infancia.

Las fotografías se han revelado en gran formato y lucen en los pasillos del centro. !Son preciosas!

Además, cada cuento tiene una guía de actividades muy útil con diferentes tipos de ejercicios para desarrollar la comprensión lectora, la escritura, expresión artística y oral, que pueden darnos pistas para crear también nosotros otras nuevas.

Lo mejor es que entres y te des un paseo tranquilamente por la excelente web creada.

Seguro que te gustará y llegarás a la conclusión, de que no sólo importa el qué enseñamos, especialmente el cómo lo hacemos es en donde se encuentra el secreto para lograr conocimientos vivos.

Enhorabuena Óscar por tu experiencia y a todos los que te han apoyado… y gracias por compartirla con todos.

Ángel Domínguez, ilustrador.

3 Sep

El trabajo de ilustrador de libros, tal y como lo concibe Ángel Domínguez, es puro arte y sin duda consecuencia de muchos años de intenso trabajo:

Un libro es una obra de arte, por lo que su diseño, el de cada milímetro cuadrado, es esencial.

 

Ángel Domínguez es vasco y actualmente vive en Laredo. Es uno de los grandes ilustradores reconocidos internacionalmente. Dibujante autodidacta que comenzó en su juventud con el género del cómic y terminó rendido a la ilustración:

  
 
 
… podría ser pintor, escultor, director de cine, actor, fotógrafo… pero acabé como ilustrador de libros. Nunca me atrajo el ser pintor de grandes cuadros al óleo.
 
En el 2010 recibió el premio CCEI (Comisión Católica Española para la Infancia), un premio sin dotación económica, por El libro de la selva editado en Juventud.
 
 
  

 

Le encanta coleccionar libros raros de niños y especialmente los de Arthur Rackham  , por quien tiene una admiración especial, al igual que por la ilustración inglesa de la época victoriana. Y se aprecia esta pasión en muchos de sus trabajos.

Ángel Domínguez trabaja mucho para editoriales extranjeras en EEUU, Inglaterra y Japón. Le gusta mucho el trato que recibe como ilustrador especialmente en Inglaterra, en donde se valora de otro modo el quehacer de este oficio.

Algunas publicaciones :

 
En New York: Alicia en el país de las Maravillas.
En Inglaterra: Diario de un ratón Victoriano, Doce días de Navidad, Historias clásicas de animales , El regalo del rey. Éste se lo encargó la Reina Rania de Jordania.
En Japón: El Príncipe Feliz

 
 
 
En España es la editorial  Juventud con la que tiene varios libros publicados, entre ellos:
Mitología griega,  Buscadores de Tesoros, Las mil y una noches, El libro de la Selva, Precisamente así. Con éste último, en 1999, obtuvo el Pemio al mejor libro del año de la Generalitat de Catalunya.

 

Su calidad es extraordinaria en todas las obras y no es un artista con un solo trazo o color, sino que podremos disfrutar en sus ilustraciones de una paleta muy diversa de colores y de estilos estéticos muy variados, cuidando siempre mucho los personajes y los escenarios.

El turbante del sultan, editorial Juventud.

 

Es un amante de la naturaleza y un ilustrador excepcional de estos temas. No pierde ocasión para hacer ver al lector la belleza de un bosque, del desierto, de animales grandes y pequeños y de valorar el trabajo de quienes se esfuerzan por su protección y conservación.

Puedes leer las buenas entrevistas a las que te enlazamos y en donde hemos sabido más cosas de él: La roca del consejo y el Narrador.
 

Sherlock Holmes y el caso de la joya azul.

29 Ago

Sherlock Holmes es de esos personajes de ficción que pueden hacer dudar si de verdad no fue alguien de carne y hueso. Es fácil imaginarlo con su sombrero de cazador de gamos a cuadros, cubierto con su peculiar capa y fumando en pipa. Pero además, gracias a él tenemos la sensación de haber caminado por una calle de Londres con bastante frío e intentado descubrir qué hay un poco más allá si la niebla nos deja ver, aunque jamás hayas estado en la ciudad.

Sherlock Holmes y el caso de la joya azul, es una adaptación de Rosa Moya del clásico de Arthur Conan Doyle, ilustrado por Roger Olmos  y editado por Lumen.

Este detective, que tiene una gran capacidad de observación y de deducción al servicio de una inteligencia fuera de lo normal, es capaz de hacer el perfil físico y personal del dueño de un sombrero, sin conocer a éste y tan solo con examinar su peculiar prenda.

Y así comienza esta historia: tras el robo del sombrero y una oca que llevaba un señor en una oscura noche y que pudo rescatar el recadero Peterson, Sherlock Holmes  será capaz de descubrir, siguiendo pistas como si de un juego matemático deductivo se tratara, al ladrón de la joya azul de la condesa que se hospeda en el hotel Cosmopolitan.

Es una adaptación muy cercana al original y sin duda una manera excelente, a través de este álbum con las buenísimas ilustraciones de Roger Olmos, de acercar al lector infantil a un personaje mítico literario lleno de peculiaridades y envuelto en tramas ingeniosas.  Y cómo no, acompañado de su inseparable Watson, que habitualmente es el narrador de las historias, y que actúa de ayudante en su vida personal y profesional.

Sir Arthur Conan Doyle  nació en Edimburgo, Escocia, en 1859 y murió en Inglaterra en 1930. Ejerció la medicina y parece ser que comenzó  a escribir para no aburrirse mientras esperaba a los pocos pacientes que iban a visitarle a su consulta. Terminó viviendo holgadamente de la profesión de escritor gracias a su personaje, el detective más famoso del mundo.

En el número 221 B de Baker Street de Londres podrás visitar su museo.

Se trató en un principio de un número ficticio que escogió Sir Arthur Conan Doyle en donde se ubicaba el domicilio del detective. En el momento en que se escribieron las novelas y relatos de Sherlock Holmes, la calle de Baker Street sólo alcanzaba el número 85.

En el año 1930, la calle se renumeró y se amplió de forma significativa. En ese momento el edificio que ocupaba varios números de la calle , del 215 al 229  incluyendo el 221, fue asignado al edificio de la Abbey Road Building Society.

A partir de ese momento empezaron a recibir cartas de todo el mundo para Sherlock Holmes, enviadas al 221 B de Baker Street. Fue tal la cantidad de cartas recibidas que crearon un secretario para hacerse cargo de todas estas cartas. En el año 1999 la Abbey National patrocinó una estatua de bronce de Sherlock Holmes que en la actualidad se puede ver a la salida de la estación de metro de Baker Street.

En la actualidad el número 221,  es propiedad de la Sociedad Internacional de Sherlock Holmes y ha sido catalogada como monumento arquitectónico e histórico.

Por supuesto que esta dirección aparece en nuestro libro recomendado y con el que pasarás un rato muy agradable y entretenido. ¿Te animarás a leer alguna de las historias originales de Sherlock Holmes?

Si quieres saber todo sobre el personaje y su autor, hay una edición estupenda de la editorial Akal, Sherlock Holmes anotado.

 

El prodigioso viaje de Edward Tulane. Kate DiCamillo

27 Ago

¿Por qué dolerá querer?, ¿acaso siempre el amor te muestra de manera inevitable este sentimiento amargo que es la tristeza?, ¿duele menos el amor cuando te haces mayor?, ¿merece la pena  tener abierto siempre el corazón?

 

El prodigioso viaje de Edward Tulane, escrito por la norteamericana Kate DiCamilo, nos narra las desventuras de un conejo de porcelana, que incapaz de sentir amor, es castigado por la anciana que mandó crearlo como regalo de cumpleaños para su nieta Abilene.

Una historia que deja un extraño sabor, pues aunque nos conduce hacia el sentimiento del amor como la razón más fuerte para vivir, también nos descubre los caminos más amargos que conlleva este sentimiento: el miedo, la soledad, la nostalgia…

El protagonista, Edward Tulane, es un conejo de porcelana. Y todo juguete tiene su historia y su personalidad, como El soldadito de plomo, el Cascanueces o Pinocho.

Edward es un conejo vanidoso y egocéntrico; viste ropas de seda y lleva un pequeño reloj de bolsillo de oro. No le falta el enorme cariño de una niña: Abilene Tulane. Su comportamiento es el de un muñeco sin más, y esta falta de sentimientos despertará el enfado de la anciana Pellegrina.

La vida entre algodones que disfruta no le despierta ningun sentimiento y tras caer por la borda del trasatlántico Queen Mary, comenzará una vida llena de avatares pasando de mano en mano: un pescador, un vagabundo, un niño huérfano, y hasta será un espantapájaros.

Todo muy lejos de las riquezas y comodidad a que acostumbraba, pero siempre con la suerte de ser querido. 

Su primera emoción será el miedo y después, la alegría de estar vivo. Descubrirá que puede escuchar y en ese momento su corazón se abre de par en par.

Todo pasa demasiado deprisa y no hay nadie que sea feliz para siempre.

Con esta idea, la autora nos empuja de un lugar a otro para despertar los sentimientos de Edward y descubrir que hay que atreverse a tener abierto el corazón sin tener miedo a sentir con toda su plenitud. ¿Has sentido alguna vez este vértigo ?

He aprendido a amar. Y es espantoso. Estoy roto. Mi corazón está roto. Ayúdame.

Estas son las palabras de Edward cuando siente el dolor del amor, el dolor de la pérdida de una amiga querida.

Observa, escucha y se estremece cuando recibe una caricia… está más vivo que nunca.

Es una historia con un corte muy clásico, directo y efectivo que recuerda un poco al camino que tuvo que hacer Pinocho para llegar a ser un niño de verdad.

En el caso de Edward Tulane, no tiene nada que ver con este final porque en ningún momento dejará de ser un muñeco, pero sus sentimientos sí darán un fuerte cambio y sentirás su mirada preguntándote… ¿tienes abierto tu corazón o acaso tienes miedo a querer?

El prodigioso viaje de Edward Tulane editado por Noguer en 2006, es de un formato muy cuadrado y amable. Las páginas son en color crema con amplios márgenes y un tipo de letra grande y bonita que se agradece mucho a lo largo de la lectura.

Las ilustraciones de Bagram Ibatoulline  son una maravilla. Lo mejor del libro, al menos para mí, que no veo mas que la parte positiva del amor y me gustan poco los dramatismos. Cada capítulo comienza con una pequeña ilustración en sepia y todo el libro está salpicado con imágenes a todo color cargadas de realismo y expresividad que evocan la época de Andrew Wyeth y  Howard Pyle.

 

El viento en los sauces. Kenneth Grahame

21 Ago

 

El viento en los sauces. Kenneth Grahame.

Ilustraciones de Elena Odriozola. Editorial Anaya,2006.

Todo comienza cuando el Topo, harto de la limpieza general de primavera en su casa, decide dejar la profunda tierra. Desde arriba algo le llama imperiosamente y subiendo por túneles, sale al exterior al brillo del sol y la brisa suave que le empujan a pasear guiado por sensaciones, olores, brillos…

Y algo… como parecido a una estrella, asoma desde un agujero… ! es la Rata de Agua!

Para el liberado Topo este fue solo el primero de muchos días felices, cada uno más largo y más lleno de interés según avanzaba el verano. Aprendió a nadar, a remar y se metió en la alegría de las corrientes y con el oído en los tallos de los juncos, escuchaba a veces algo de lo que el viento susurraba sin cesar entre ellos.

! Qué delicia de libro !

Pasará el verano y el invierno, y llegarán otros veranos para seguir con los animales que viven en la Orilla del Río, o un poco más allá, en el Bosque Salvaje, pero sin pasar hasta el Ancho Mundo que no tiene ningún interés para ellos.

Es una historia tranquila en la que lo cotidiano es la propia aventura. No pretende descubrirte paraísos lejanos, porque para los protagonistas que viven en la Orilla del Río, el paraíso lo tienen al ladito y les ofrece aventuras suficientes para colmar su existencia. Es su mundo, y no quieren conocer ningún otro.

Topo descubre este lugar de la mano de una amiga maravillosa: la Rata de Agua. Ella siempre devuelve el buen ánimo con su alegre charla y sus divertidas anécdotas. Con tacto, le enseña los pequeños misterios para vivir contento y salvar peligros:

Señas, contraseñas, signos y dichos que tienen poder y efecto, y plantas que se llevan en el bolsillo y versos que hay que repetir y trucos y trampas que se pueden practicar; todo muy sencillo cuando lo sabes, pero que hay que saberlo.

Aunque ninguno de los protagonistas tiene familia, forman un grupo de amigos muy unidos que se llenan de cariño y protección.

Tejón vive en el corazón de Bosque Salvaje: es el más fuerte, sensato y respetado. No le gusta nada la vida social, pero sí escuchar y ayudar a sus queridos amigos: había mucho que hablar en esos cortos días de inviernos cuando se reunían alrededor del fuego y era decidido a la hora de sacar de un buen lío a cualquiera de sus amigos.

 

Pero no todo es una balsa de aceite en este lugar. Para ponerlo todo patas arriba, tenemos al Señor Sapo. Es engreído, fanfarrón, cabezota y muy muy divertido. Su pasión por los automóviles le lleva a cometer excesos y locuras, que aún sabiendo que le conducirán al desastre, no puede dejar de vivir la maravilla de hacer lo que desea en cada momento.

Es un contador de historias como pocos. Indudablemente, mucho de lo que contaba pertenecía más a la categoría de lo-que-pudiera-haber-pasado-si-lo-hubiera-pensado-a-tiempo-en-lugar-de-diez-minutos-después. Esas son siempre las mejores y más picantes aventuras, ¿y por qué han de ser realmente menos nuestras que los hechos inadecuados que de verdad tienen lugar?

 

 

Kenneth Grahame , escritor escocés, creó esta historia para su hijo cuando tenía cuatro años, siguiendo el hilo de los cuentos que le narraba en la cama y que procuraban el refugio perfecto para un niño con problemas físicos y personales.

La vida del autor siempre estuvo llena de problemas desde la infancia, pues pronto se quedó sin madre y su padre que era alcohólico le dejó en manos de una abuela poco afectuosa . Tampoco encontró el amor en su pareja y su hijo Alastair, con problemas, terminó arrollado por un tren cuando tenía veinte años. Una mala pata tras otra, la verdad.

Pero sin embargo a través de sus historias, estuvo tocado por la varita mágica del lenguaje. Una forma de escribir tranquila y sin embargo cargada de vibraciones, capaz de hacerte sentir que la nieve es una alfombra de cuento de hadas, que la nostalgia puede curarse garabateando poemas, o que sin saberlo, puedes llevar un enorme cargamento de recuerdos en el olfato o en el oído que pueden despertar emociones en cualquier rincón del bosque, de la orilla del río o en una esquina de tu casa.

En esta edición de Anaya además, el texto viene de la mano de las ilustraciones de Elena Odriozolallenas serenidad y elegancia.

Un clásico de la literatura infantil y juvenil que merece la pena disfrutar y que muy bien responde a esa definición que dice, que la literatura infantil es aquélla que también leen los niños.

 

Poesías que caben en una caja.

19 Ago

Enredando (una cosa entretenidísima, por cierto) en la tienda Imaginarium, encontré este tesorito que me hizo emocionar. Es una pequeña caja que contiene seis pequeños libritos de poesías, a cuál más linda.

Ya véis el tamaño, que cabe en la palma de la mano. Me parece una idea preciosa y que no pude resistir comprarla. Seguramente este curso nos sirva para hacer algo especial inspirándonos en ellas…

La selección de los poemas es todo un acierto :

  • Margarita. Rubén Darío e ilustraciones de Elena Odriozola.

  • La canción del pirata. José de Esproceda e ilustraciones de Lluís Cadafalch.

  • Cyrano de Bergerac. Adaptación de Fernando Lalana e ilustraciones de Sebastiá Serra

  • abc animal. Bruno Barrachina. Maria Carrasco y Ricard Robres.

  • La mona Simona. Carmen Gil e ilustraciones de Xan López.

  • La pobre viejecitaRafael Pombo e ilustraciones de Daniel Sesé.

Me encanta encontrar estos tesoritos que se han hecho con tanto esmero y sensibilidad.

El maravilloso viaje del pequeño Nils. Selma Lagerlöf

9 Ago

El maravilloso viaje del pequeño Nils.
Selma Lagerlöf. Ediciones Gaviota. Ilustraciones de L & LGE

Hay deseos que anidan desde siempre en la condición humana y especialmente en los niños que crecen, de cualquier lugar y tiempo.

En cuanto los leas, tal vez reconozcas que también son o han sido tuyos: poder volar, escapar de casa y decidir sobre tu vida, tener un amigo que te comprenda, viajar a lugares lejanos, confiar en alguien sabio, tener poderes para castigar a los necios y ayudar a los honestos, ser útil y que te valoren…

En el viaje que hacemos con este clásico de la literatura infantil y juvenil, no falta ni uno solo de estos deseos. ¿Nos acompañas?

Selma Lagerlöf   es la autora de esta historia. Nació en Marbacka, Suecia, en 1858 y murió con ochenta y dos años.

La infancia de Selma y su juventud se desarrollan en una granja, en un ambiente sencillo y familiar. Después de las tareas y junto al fuego, se relatan en la casa cuentos y leyendas, especialmente en boca de su abuela y su padre, que tanto gustaban a Selma y de las que tanto aprendió: historias de gigantes, de dioses, de genios y duendes, castillos encantados, caballeros y héroes…

Con 23 años, decide realizar los estudios de Magisterio en Estocolmo y cuatro años después ya está trabajando como maestra en una escuela al sur del país. Pronto comienza a escribir novelas que tuvieron una gran aceptación.

En 1909 recibe el Nobel de Literatura y es la primera mujer en obtenerlo. Con el dinero que gana, compra la casa de Marbacka en donde nació y que fue una de las pérdidas de la familia en su ruina económica. Desde entonces, se dedica a la vida de la granja y a la escritura.

En 1906 publicó El maravilloso viaje de Nils Holgersson a través de Suecia, su libro más conocido.

Fue un encargo que le hicieron las autoridades escolares de Suecia para  que en todas las escuelas los niños conocieran su país. Haciendo una perfecta combinación con la fantasía y la realidad, Selma narra el viaje que el pequeño Nils hace por su patria, aprendiendo todas las costumbres de sus conciudadanos y la geografía del país.

En Escania un niño ha sido transformado por un duende y le ha hecho tan pequeño como una ardilla. Después, se ha marchado a Laponia con un pato doméstico.

Ésta es la chispa de la historia. Nils Holgersson es un chico de unos trece años. Dormir y comer eran sus ocupaciones favoritas y hasta en los juegos, mostraba sus malos instintos, con mayores, pequeños y animales de la granja.

Un día, cuando estaba solo en casa, un duende decide castigarle y le convierte en un niño de tamaño reducido, como un duende. Justo en ese momento descubre que entiende el lenguaje de los animales y mientras una bandada de patos silvestres cruza el cielo de la granja, un pato blanco doméstico, Martín, decide unirse al vuelo con ellos. Es entonces cuando Nils se agarra a su cuello para impedir que el pato escape, pero enseguida se encuentra a lomos del pato volando por Suecia en compañía de los patos silvestres y guiados por la vieja pata Okka.

Podéis imaginar los paisajes de este viaje: bosques tupidos, montañas extensas, praderas y sembrados, grandes lagos, islas, costas y humedales…

Selma Lagerlöf tenía pasión por la naturaleza y no pierde ocasión para hacer una defensa del medio ambiente y contarnos su belleza, tantas veces despreciada por los hombres.

Los animales se convierten en compañeros del muchacho, al que llaman Pulgarcito. Ciervos, osos, raposas, abejarucos, cigüeñas, ardillas, liebres, cisnes, águilas… y otros muchos animales de granja, serán sus maestros en este viaje al que Nils no quiere renunciar y en el que experimentará un cambio radical en su personalidad.

La lectura está llena de lugares suecos. Ya sabéis esta extraña costumbre que tienen algunas lenguas de formar palabras llenas de consonantes: Huskvarna, Sköldinge, Blacksta, Vasdsbro, Björkviks, Kebnekajse, Muntsjö… !!los latinos terminamos con la lengua hecha un nudo!!

Es una historia con una prosa muy clásica salpicada constantemente por leyendas de la tradición popular, historias que se transmiten de padres a hijos, y que son lecciones de vida repletas de enseñanzas y de valores.

El viaje comienza un domingo 20 de marzo y termina el 9 de noviembre, y en todo este tiempo, Nils Holgersson encuentra la oportunidad de cambiar su vida, de ser valiente y honesto, de inspirar confianza y dar apoyo.

Un duro viaje lleno de aventuras y peligros en el que el protagonista, a pesar de tener el tamaño de un duende, crece para hacerse un chico estupendo.

Selma Lagerlöf  ha sido una mujer muy valorada y querida en su país.

Mira qué bonitas las 20 coronas suecas, en las que aparece también Nils Holgersson.

  • Selma Lagerlöf pintada por su compatriota Carl Larsson.

Niñerías

19 Jul

Rosario Luego Rivera y Juan M. Merchán Pagador, juegan al alimón con las palabras en este pequeño y divertido libro que ilustra el emeritense Mikelo y que publica De la Luna Libros en su colección de literatura infantil La República de Selene.

Niñerías es una compilación de greguerías para niños. Son pensamientos, ocurrencias, garabatos mentales, sabrosos destrabalenguas, minipoesías, chistes gramaticales, trampas de palabrería…

Estas niñerías están en todas partes y los autores han atesorado unas cuantas que, según afirman en el prólogo, sin la herencia de Ramón Gómez de la Serna, el libro tendría mucho menos sentido.

Algunas Niñerías:

Avisaron del incendio con señales de humo.

¿Enamorado? !Qué va!, sólo es un atracón de hormigas.

En Viena los besos suenan “Klimt”

La mortadela es la merienda favorita de Filemón.

 
 
Cuando cierran el zoo los animales hablan de las personas.

Los poetas se despachan con sabrosos estrofados.

Del miedo hay que saber que la mitad es de cartón.

Mi abuela tiene una fórmula secreta del gazpacho que le quiso comprar Coca-Cola.

Y así de ingeniosas y con chispa, leerás muchas más Niñerías.

Guridi

6 Jul

Nos gustan las ilustraciones de Guridi.

Raúl Nieto Guridi, es sevillano y compagina su trabajo de profesor de Dibujo en Secundaria, con el de ilustrador.

El mundo de los niños se convirtió en un referente para él por muchos motivos: su sinceridad, su imaginación, su dulzura y su sencillez le cautivaron.

Nos comenta Guridi: Mi forma de trabajar una ilustración es como si fuese definitiva como si tuviera vida propia y una historia detrás de cada personaje. Déspues surge la historia en textos.

Mira qué manojito de ilustraciones…interpretando a los clásicos : Caperucita, Alicia, la Princesa del guisante, el Gato con botas, Cyrano…

~~00~~

~~00~~

~~00~~

~~00~~

Muchas de sus ilustraciones te arrancan una sonrisa que cuesta borrar: están marcadas con pinceladas de humor, sutiles y tiernas. Hablan a un lector inteligente que sabe leer miradas, posturas y pequeños comentarios cargados de pícaros y entrañables mensajes.

 

~~00~~

~~00~~

~~00~~

 

Sus ilustraciones recuerdan a esas miradas en las que no hace falta decir absolutamente nada… detrás hay toda una historia. Y Guridi sabe contarlo tan bien con sus trazos y colores…

Esperamos que siga llenando nuestras miradas con sus ilustraciones durante mucho tiempo.

En septiembre u octubre veremos su primera publicación: A lo bestia, con Mar Benegas y de la editorial República Kukudrulu. Y también para finales de este año, Don Galindo y el Tornado, en Buenos Aires con AH Pípala.

Y ya podemos prepararnos, porque tiene mucho en el tintero!!

  • Entrevista en el Blog de ilustrarte desde aquí.

 

 

  • Disfruta de sus creaciones desde su blog: GURIDI

 

 

Ven a buscarme. Javier Marías

4 Jul

 

Ven a buscarme, de Javier Marías con ilustraciones de Marina Seoane.

Nos gusta esta apuesta de la editorial Alfaguara por animar a escritores ya consagrados en el campo de la literatura para adultos, a crear historias para todos los lectores.

 Javier Marías  nos lleva de la mano de un niño de ocho años, Héctor, hacia una sugerente y bonita historia de amor. Durante las vacaciones en el pueblo de los abuelos, Héctor encuentra una vieja lata de galletas enterrada en el bosque. Dentro, la fotografía de una niña de otra época llamada Celia y una breve carta pidiendo ayuda. Deseoso de ayudarla, el niño no parará hasta encontrarla, desvelando así un misterio que le llevará a descubrir su primer amor.

 

 

El bosque, los abuelos, lo prohibido, un tesoro, el enigma y la búsqueda, conforman los ingredientes de esta inquietante narración que mantiene la tensión hasta el final. Y acompañada de las coloridas ilustraciones de Marina Seoane, llenan de sensibilidad la trama.

 

A %d blogueros les gusta esto: