Tag Archives: guerras

Colores y lecturas para la PAZ

29 Ene

HAYPEQUENNN

Me doy cuenta que el deseo de una buena convivencia se manifiesta de muchos modos en los entornos educativos y esforzarse por tener un cole bonito y alegre es sin duda un síntoma de ello.

Las inicitivas  ‘Pinta la paz y siembra la vida’ y ‘Mil colores para mi pueblo’ en Colombia, buscan promover el cuidado al medio ambiente y el desarrollo de las comunidades, utilizando el color como el principal protagonista.

Así lo hacen también en muchos coles de nuestro país.

Se acerca final de enero y la celebración del día de la Paz no puede hacerse invisible, aunque sea un tema constante en nuestra vida diaria.

Tenemos nuevas lecturas que nos gustan mucho, todas relacionadas con la convivencia, los tiempos de guerra, la tolerancia, la amistad…

Te recomendamos estos álbumes ilustrados que consideramos especiales por su temática, su singular manera de desarrollar la historia y la calidad de sus ilustraciones:

Resultado de imagen de Inseparables. mar Pavón

Es un álbum ilustrado precioso y emocionante. Deja huella y un nudo en la garganta. Contado desde la voz de un par de zapatos, las secuelas de una guerra se pasean por estas páginas desnudando lo incomprensible y lo injusto de la violencia.

Inseparables

Mar Pavón

Ilustraciones de María Girón

Editorial Tramuntana, 2015

~~~~~~~~

Resultado de imagen de ¿Somos Amigos? Anabel Fernández Rey Editorial Kalandraka

La amistad es cosa de dos. Un niño y un oso polar se ayudan, se divierten y comparten juntos los momentos alegres y tristes. Cada uno da al otro lo que mejor sabe hacer cuando el amigo lo necesita.

Nuestros primeros lectores tocarán, pensarán, hablarán y preguntarán sobre lo que sucede en este libro.

¿Somos Amigos?

Anabel Fernández Rey

Editorial Kalandraka, 2016

~~~~~~~~

Resultado de imagen de La casa de los erizos Ángel Domingo Ilustraciones de Mercé López Editorial A buen paso

La familia Erizo se muda de casa. Por fin encuentran un hogar muy original: una construcción metálica, amplia y abandonada. El amigo caracol les cuenta que es una vieja casa rodante hecha por los humanos. Papá Erizo, movido por la curiosidad, partirá al norte para ver con sus propios ojos cómo usan los humanos estas casas rodantes y lo que verá le dejará muy asustado: echaban fuego por las chimeneas y destruían las casas de los pueblos.

Preciosas las ilustraciones y un lenguaje gráfico muy intenso.

La casa de los erizos

Ángel Domingo

Ilustraciones de Mercé López

Editorial A buen paso, 2016

~~~~~~~~

Resultado de imagen de Narices Jose Antonio Ramírez Lozano Ilustraciones de Marta Balmaseda Editorial Narval

Me ha recordado mucho esta historia a Rodari en el humor y el disparate. Cuentan que las narices de la gente de un pueblo, cansadas del mal trato que recibían, decidieron desprenderse de sus caras e instalarse todas, con sus estornudos, debajo del puente. Ahora que todos están sin narices, reparan en la poca atención y cuidado que les tenían. ¿Llegarán a un acuerdo? ¿Conseguirán las narices hacer un buen pacto para volver a instalarse en sus caras?

Narices

Jose Antonio Ramírez Lozano

Ilustraciones de Marta Balmaseda

Editorial Narval, 2016

~~~~~~~~

Resultado de imagen de paso a paso, ediciones Ekaré

Un álbum ilustrado donde se denuncian las minas antipersonas. Mali, la pequeña elefanta que con tanto amor cuida Luk, se ve sorprendida con el estallido de una mina mientras cogía unos plátanos. Los monjes budistas que viven muy cerca, cantan y la bendicen para que pronto se recupere. Luk no se separa de ella en su convalescencia. Una pata ortopédica le devolverá la movilidad y la vuelta a sus paseos por la jungla.

La mayoría de las minas antipersonas se encuentran en el sudeste de Asia. Cientos de personas mueren o resultan heridas por estas minas, y también los animales que ayudan en los trabajos agrícolas, especialmente los elefantes. El objetivo es lograr convertir en seguras estas tierras e impedir que sigan colocando estas minas.

Paso a paso

Jane Jolly

Ilustraciones de Sally Heinrich

Editorial Ekaré, 2016

~~~~~~~~

Resultado de imagen de Emilio, Tomi Ungerer

Una amistad encantadora se entabla entre un buzo y un pulpo, cuando éste le salva la vida de las fauces de un tiburón. El capitán Samofar, que así se llama el buzo, le invita a su casa y le complace con multitud de atenciones. La vida con los humanos no está nada mal y en su empleo de socorrista de playa, Emilio, el pulpo, no para de hacer hazañas: salvar vidas, detener ladrones o enseñar a nadar. Pero la vida en el fondo del mar es la que está hecha para el pulpo.

Una historia para los más pequeños muy divertida, en la que la amistad, la valentía y el agradecimiento impregnan sus páginas.

Emilio

Tomi Ungerer

Editorial Kalandraka, 2016

~~~~~~~~

Puedes consultar más lecturas sobre la Paz en esta selección de Biblioabrazo.

Anuncios

Tristes guerras…

27 Ene

La biblioteca escolar está llena de libros con valores para la paz. La mayoría de los libros llevan implícitos mensajes de amistad, tolerancia, diversidad, respeto… y lo mismo sucede en la zona infantil y juvenil de las bibliotecas públicas, a las que también nos gusta visitar.

Para los más pequeños hay muchos títulos preciosos e historias en positivo sobre la paz. Pero hoy vamos a hablar de otro tipo de lecturas.

Os contamos algunos libros que tratan el tema de las guerras y de algunas de sus consecuencias. Lecturas para lectores avanzados. Algunas lecturas que no tienen finales cerrados y que la intuición nos hace suponer a veces lo peor. Algunas lecturas un poco duras. Es que estamos hablando de guerras…

 

  • Rosa Blanca, de Roberto Innocenti y editado por Lóguez.

Esta historia es ya un clásico de la literatura y premiada en varias ocasiones. Un álbum ilustrado que nos acerca a una pequeña ciudad alemana en la ocupación nazi a través de los ojos de una niña, Rosa Blanca.

Soldados, tanques y camiones que iban y venían con prisas, sin saber nadie qué llevaban.

Rosa Blanca decide averiguar el lugar al que van y descubre a unos niños tras una alambrada, inmóviles y con hambre.

 Rosa Blanca tiene un gran corazón y cada día les lleva comida. Un día todos tienen que marchar de la ciudad. Rosa Blanca corre hacia los barracones. No quedaba nada. En el lugar sólo había soldados y disparos.

Rosa Blanca fue el nombre de un grupo de la resistencia alemana durante la Segunda Guerra Mundial, algunos de cuyos componentes fueron ejecutados por los nazis.

Hoy, 27 de enero, es el Memorial de las víctimas del holocausto.

 

  • Ziba vino en un barco, de Liz Lofthouse e ilustrado por Robert Ingpen. Editorial Lóguez.

Mientras Ziba y su familia navegan en un bote abarrotado de gente por un mar sin fin, su pensamiento se escapa hasta su hogar: a las risas de sus primas, los balidos de las ovejas, las especias de la comida, los poemas de su padre…

 

Tras la huida de los gritos y disparos de la guerra, la incertidumbre de una nueva tierra y de la libertad se extiende sobre el mar.

 

Pudiera ser que para un niño, la vida en una sociedad en donde hay una dictadura, la vida es normal y él apenas se entere de nada: sus juegos, amigos, la escuela… A veces suceden cosas extrañas, como el arresto del padre de un buen amigo, los soldados con metralletas en las calles, las escuchas en silencio de la radio por la noche en el salón de casa, o como aquel día…

 

… en que un militar llegó al colegio y les ordenó a los niños que escribiesen una composición, una redacción sobre lo que hacían sus familias en casa.

Pedro, el niño protagonista, recibe un premio por su composición.

 

Un relato desgarrador en el que la muerte, con aspecto de niña, le muestra al soldado las mentiras de las guerras y los intereses de los poderosos en fomentarlas.

 Te dijeron que luchabas por algo y vas a morir por nada. Te dijeron que era tu deber y ahora te han arrebatado cuanto tienes. Te contaron que yo era horrible y soy dulce. Te han mentido soldado.

 

Esta historia va destinada a lectores más pequeños y es más tierna, pero trata del mismo tema que las anteriores incluso con matices similares.

Dos reyes enfrentados empujan a sus pueblos a la guerra contra los otros, sin querer ceder a pesar de los días tan tristes.

Sólo los niños serán capaces de salvar las diferencias y un tablero de ajedrez será el campo de batalla de los reyes.

 

  • Y pocas palabras tan acertadas sobre las guerras, como las de nuestro poeta Miguel Hernández.

Tristes guerras

si no es amor la empresa.

Tristes, tristes.

Tristes armas

si no son las palabras.

Tristes, tristes.

Tristes hombres

si no mueren de amores.

Tristes, tristes.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: