Tag Archives: movimiento

Cuando la lectura suena y se mueve.

21 Feb

Los niños aprenden experimentando, haciendo, tocando…

El movimiento es indispensable para el descubrimiento, y por eso saltan, ruedan, patalean, corren…

Necesitan hacer ruido para formar imágenes y nombrar, y por eso pitan, gruñen, susurran, traquetean…

Buscan manipular objetos para construir ideas y por eso amasan, recortan, construyen, pintan…

Le ponemos el ojo a esos libros que al leerlos nos conducen al movimiento y al sonido, para terminar reproduciendo escenas con el cuerpo, poniéndonos en acción con los verbos y llegando hasta los personajes a través de los sonidos.

Lo comprobarás de inmediato con los libros que hemos elegido para esta ocasión.


Comenzamos por un clásico:

Vamos a cazar un oso, de Michel Rosen, ilustrado por Helen Oxenbury y editado por Ekaré.

Esta historia hace las delicias de los domingos en la cama o de algunos ratos en el patio del recreo. Se trata de imaginar que juntos vamos a la caza de un oso grande y peligroso.

Lo buscamos por todas partes y no tenemos ningún miedo:

pasamos por un campo con la hierba muy alta que tendremos que ir apartando al paso con los brazos (suish, suash, suish, suash), o por una zona llena de barro que se nos pega a los zapatos (poch, pich, poch, pich), y nos cae una tormenta de viento y nieve en el camino (fiuuu, suuuuu, uuuuu, fiuuuu, suuuu), hasta que llegamos a la cueva donde se encuentra el oso…¡ay, qué susto!, ¡y corremos de vuelta por el camino andado! (fiuuuu, siuuuu, poch, pich, suish, suash…), hasta llegar a casa, subir a la habitación y meternos de nuevo en la cama todos juntos. Calentitos y salvados.

Es un viaje de ida y vuelta muy divertido. Muy movido y ruidoso.

Tita Maya compuso esta canción basada en el libro. Refleja muy bien la participación de los niños en la historia, los momentos de expectación y de alegría en esta aventura.


La sorpresa de Nandi y La noche de Nandi, de Eileen Browne, editados por Ekaré, estimulan la acción y el sonido entre el asombro y el misterio.

En La sorpresa de Nandi, la niña lleva en la cabeza una gran cesta con siete frutos que lleva a su amiga Tindi. En el camino los animales le van quitando una a una las frutas sin que ella se dé cuenta. El mono, la cebra, el elefante, la jirafa… En este caminar por la sabana africana no te quedará más remedio que imitar a los animales y el sonido al zamparse la guayaba, el mango, la naranja, el aguacate… Misteriosamente la cesta llegará llena de frutas a su destino.

¿Sabrías reconocer las frutas que lleva Nandi? y ¿sabrías andar con un objeto en la cabeza sin que se caiga al suelo?

En La noche de Nandi de nuevo nos adentramos en el entorno africano y pasaremos la noche en una preciosa choza de la familia de Tindi. Pero los ruidos constantes no dejan dormir a Nandi: ronquidos, cuchicheos, sonajas, chirridos…

¿Sabrán realmente de dónde proceden esos ruidos? Las contracubiertas del libro te ayudarán a descubrirlo.


Jugar a viajar es muy divertido si imaginas que vas en un tren, en un avión, en una bicicleta o en un submarino. Así de bien lo pasamos con este libro:

De viaje, de NiñoCactus y Raúl Ortiz, editado por Narval.

Jugamos con los sonidos, con el movimiento y con la rima.

Gallina y mofeta montadas en bicicleta (ring, ring, ring…)

El búho y el alimoche viajan de noche en coche (bruuum, bruuum, bruuum…)

Por último el langostino conduce su submarino (glup, glup, glup…)

¡Y lo mejor, es que todos van a una fiesta a bailar y a cantar! (y aquí todos bailamos con música)


Estamos disfrutando de lo lindo con Esto y Aquello de Tomi Ungerer, publicado por la editorial Kalandraka.

No hay una página en que no nos provoque una mueca, un gesto o un movimiento acompañado de sonidos y ruidos. Es un catálogo de verbos que hacen referencia a los sentidos, a las emociones y a acciones cotidianas acompañadas de ilustraciones llenas de expresividad.

¿Serías capaz de hacer sonar estas acciones?


Un libro muy divertido es

¿Qué está pasando allá arriba? de Jazmín Villagrán, editado por Ekaré.

Las protagonistas son tres ranas muy gamberras que desde un tejado animan a un cerdo a saltar y saltar hasta llegar a las nubes. Allí se queda atascado y será una experiencia increíble para él.

¿Qué harán las ranas para bajarle de allí?, ¿será esto el inicio de una amistad?

Mientras leemos la historia, que se presenta de manera original abriendo el libro hacia arriba y no hacia la izquierda, imitamos los saltos, cada vez más altos, cada vez mayor impulso… ¡¡boing, boing, boing!!, para luego caer sobre un charco de agua y lodo en el que chapotear ¡¡chof, chof, chof!!


FLIS FLAS, de Alex Nogués e Ina Hristova, publicado por la editorial A buen paso

Durante días no hemos hecho otra cosa que caminar como si estuviésemos patinando sobre hielo por la casa, por el pasillo del cole, por el recreo, por el parque…

Y es que el ¡¡flis, flas, flis, flas, flis, flas!! es tremendamente pegadizo si pones las manos en la espalda y te balanceas avanzado hacia la derecha y la izquierda.

Y si te atreves a hacer piruetas ya es la locura de divertido.

¡Ah!: ¿seremos capaces de frenar?


Y por último, como si fuese un cuento de buenas noches no puedes perderte

El cuento del otro día, de Roberto Aliaga, ilustrado por Noemí Villamuza y editado por Kalandraka.

Es una ternura de historia, una conversación entre un papá y su hijo antes de dormir, en la que van convirtiéndose cada día en animales mientras hacen lo cotidiano de sus vida: ir al cole, comer, jugar, bañarse… con una delicada complicidad y cariño.

Me gusta cuando lo leemos muy cerquita porque saltamos como canguros, nos hacemos cosquillas como las ardillas, nadamos como las ballenas… pero sobre todo, nos sentimos felices de estar juntos.


Os deseamos una buena semana repleta de…

fiuuuu, siuuuu, poch, pich, suish, suash…

ring, ring, ring…bruuum, bruuum, bruuum…glup, glup, glup…

¡¡boing, boing, boing!!¡¡chof, chof, chof!!

y …¡¡flis, flas, flis, flas, flis, flas!!

A %d blogueros les gusta esto: