Tag Archives: valores humanistas

Annelise Heurtier o el compromiso social en la escritura para jóvenes.

30 Oct

 

He descubierto hace poco a Annelise Heurtier, escritora francesa que vivió algunos años en Tahití y actualmente reside en Francia. Las dos lecturas que hoy os recomiendo de ella me han impactado, me han dejado un tiempo para pensar y se han reforzado algunas ideas.

No son lecturas banales: conmueven al lector, le hacen tomar posiciones y reflexionar sobre valores humanos, analizan contextos históricos y conducen a una convivencia pacífica.

Son lecturas que dejan huella.

 

Resultado de imagen de Sweet Sixteen Annelise Heurtier Editorial Milenio

 

Sweet Sixteen

Annelise Heurtier

Editorial Milenio, 2017

Sweet Sixteen es la fiesta que se hace en el decimosexto cumpleaños de un adolescente en EEUU, como entrada a otra etapa de la vida.

En la América de los años cincuenta, la segregación está a la orden del día. En las revistas, las dependencias públicas, los transportes colectivos, los parques… todo está cuidadosamente pensado para que los blancos no tengan que soportar la presencia de los negros. Considerados como seres inferiores, se les califica de sucios, primitivos y transmisores de toda clase de enfermedades. Para la mayoría de los blancos, resulta inconcebible bañarse en las mismas piscinas, usar los mismos baños, entrar por la misma puerta o ser enterrados en el mismo cementerio que ellos. (del Prefacio del libro)

Sin duda la segregación es uno de los hechos históricos sociales más dolorosos y vergonzosos de la Humanidad. Pero ha sido y es totalmente real. Y no por suceder en otro continente o país lejano es un tema al que no mirar, no pensar o del que no hablar.

Nos encantan las historias basadas en hechos reales: se amplía el conocimiento de un espacio geográfico, del contexto social, económico y político de ese lugar, y lo relacionamos en el tiempo con el resto del mundo.

La historia que nos cuentan en este libro está basada en un hecho real sucedido en Arkansas, USA.

En mayo de 1954, el Tribunal Supremo de EEUU toma una de las decisiones más importantes de la historia social y declara insconstitucional la segregación racial en las escuelas públicas. La doctrina “separados pero iguales” ya no tiene cabida en la educación. Mientras que en el Norte del país la decisión es bien acogida, no es lo mismo en el Sur.

El pretigioso Instituto Central de Little Rock (Arkansas), en el sur del país,  decide sumarse al proceso de integración y permite el acceso a nueve estudiantes negros, seleccionados por su comportamiento y expediente académico. Nueve adolescentes negros, entre catorce y diecisiete años, que tendrán que estudiar entre dos mil quinientos blancos.

Expuestos los nuevos estudiantes a un peligro real, acosados y humillados, permanecerán en el instituto un curso escolar marcado por la violencia y la intolerancia, no solo de los compañeros sino también de madres y padres, de profesores y de políticos. En el siguiente curso no se continuó con la integración y se cerraron los cuatro institutos públicos de la ciudad. Volvieron a abrirse en 1960, pero con pocos cambios por lo que los estudiantes negros continuaron sus estudios por correspondencia y llegaron a graduarse, como Melba Patillo, que es una conocida periodista.

En 1999 los nueve estudiantes recibieron la medalla de oro del Congreso y en 2008 fueron invitados por Obama a asistir a su investidura como Presidente. Son reconocidos como actores decisivos de la lucha del movimiento por los derechos civiles.

Os va a encantar la novela y a vuestros alumnos también. Se lee fenomenal, tiene episodios muy emocionantes, te hace sentir mucha rabia y asombro ante los sucesos y necesitarás hablar de ello con los que estén cerca de ti. La justicia, la lucha contra los prejuicios, la amistad y los derechos civiles serán temas de conversación.

Curiosamente en nuestro Club de lectura de profesores, acabamos de terminar un clásico, Matar a un ruiseñor de Harper Lee, escrito a finales de los sesenta, y en el que también el racismo es el tema protagonista, poniendo en su jugo al desafío de vivir en paz con gente que es diferente.

Y no nos queda todo esto tan lejos: el color, el género, la riqueza, la religión y hasta las ideas, tienen su historia. Merece la pena hablar de todo ello, plantear dudas, reflexionar sobre nuestros comportamientos, exponer opiniones y adquirir compromisos.

===========000==========

 

Resultado de imagen de ¿Cuánta tierra necesita un hombre?

¿Cuánta tierra necesita un hombre?

Annelise Heurtier

Ilustraciones de Raphaeël Urwiller

Editorial Ekaré, 2016

Basado en el cuento del novelista ruso Tolstói,  con el mismo título Annelise hace una versión de la historia destinada a lectores más jóvenes, acompañada de las intensas ilustraciones de Urwiller, que nos trasladarán al oeste siberiano donde el calor también sabe apretar.

La historia está llena de tensión y tiene como protagonista a Pahom, un campesino ruso que sin ser rico, su familia no carece de nada.

“Si solo tuviera más tierra” suspira mirando por encima de la cerca “podría ser completamente feliz”.

Y comienza el conflicto.

 

Imagen relacionada

Un extranjero que llega desde las orillas del Volga, le cuenta que allí la tierra es fértil y el grano crece haciendo rico a quien lo siembra.  Pahom entonces lo vende todo y marcha con su familia hacia la tierra donde crece la felicidad. Allí compra tierras, ganado, trabajan para él… pero sigue sin estar satisfecho.

Un día un mercader le explica que viene de Baskiria, en donde la gente es estúpida y venden las tierras por unas migas de pan. Y Pahom se marcha hacia allá.

 

Imagen relacionada

Cuando Pahom llega al campamento nómada de los baskires, el jefe le ofrece toda la tierra que pueda recorrer en un día a cambio tan solo de mil rublos. La unica condición es que al atardecer esté en el punto de partida. Si no es así, perderá todo su dinero.

Poco antes del alba, desde la cima de la colina, Pahom se dispone a caminar, seguido de un baskir montado a caballo para delimitar su recorrido.

Pahom camina sin descanso bajo el sol que muerde y animado por la idea de que por fin será rico y feliz. Y mientras camina, el sol también continúa su recorrido.

Y hasta aquí os voy a contar.

¿Cuánta tierra crees que ganó Pahom?

Imagen relacionada

El cuento tiene un final muy impactante y sobre todo, nos hace pensar. ¿Cuánto necesitamos para ser felices?, ¿hasta dónde seremos capaces de emplearnos por tener cosas materiales?, ¿cuanto más tenemos, más necesitamos?, ¿está bien querer tener más?, ¿cambia el comportamiento cuando tenemos más bienes?. Es interesante hacernos preguntas, reflexionar y opinar sin prejuicios ¡Estamos filosofando!

La ambición y la codicia son los temas centrales del cuento. También lo es el consumo con respeto y el cuidado de la tierra.

Y desde luego, no podrás dejar de viajar a tierras rusas a través del texto y de las ilustraciones. Lugares como Siberia o el río Volga,  el olor a remolacha del borsch o de la masa de la vatrushka, la belleza de los sombreros y caftanes rusos, el valor de los rublos o el sonido de las balalaikas.

 

Imagen relacionada

El texto, la tipografía, la ilustración, el formato del libro, el tipo de papel…todo tiene una cuidada y pensada edición.

==========000=======

Si quieres leer este cuento en versión original, encontrarás ediciones actuales de la editorial Nórdica con ilustraciones de Elena Odriozola, y también otra de la editorial Edelvives con ilustraciones de Miguel Ángel Díaz .

Hay una versión en cómic de Martin Veyron publicado por editorial Norma.

 

Resultado de imagen de ¿Cuánta tierra necesita un hombre?

¿CUÁNTA TIERRA NECESITA UN HOMBRE?

Resultado de imagen de ¿Cuánta tierra necesita un hombre?

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: