Cuadros de una exposición. Modest Mussorgsky

7 Dic

Hay libros exquisitos. Y este libro, es uno de ellos.

Cuadros de una exposición es una propuesta lectora singular que pone al lector en el camino de la sensibilidad musical, de la belleza pictórica, la espectacularidad de la arquitectura, y del sencillo placer de vivir una aventura llena de arte.

El libro es un homenaje a la obra musical del ruso Modest Mussorgsky que compuso para su amigo el pintor y arquitecto Hartmann, un año después de muerte.

Es una lectura llena de posibilidades culturales que no puede quedarse en el pasar de las páginas: el libro es la punta de un iceberg. Se necesita tiempo para disfrutarlo en su plenitud y de manos adultas expertas que sepan conducir su lectura por los pasillos del Museo de San Petersburgo, por las notas de Mussorgsky y los colores de los cuadros de Hartmann.

Estamos en el camino para adentrarnos en las Bellas Artes.

Os proponemos un tranquilo paseo por Cuadros de una exposición.

=

Xosé Cobas

Cuadros de una exposición.

Modest Mussorgsky

Texto de Jose Antonio Abad

Ilustraciones de Xosé Cobas

Música interpretada por Giuseppe Sinoppolo

Editorial Kalandraka, 2015

=

La propuesta lectora de esta edición es la visita junto a una oca, Ocazul, que se despista de sus hermanas y se adentra en el Museo de San Petesburgo hasta llegar a la Sala de Exposiciones en la que encontrará los cuadros del pintor y arquitecto Hartmann.

=

Un grupo de ocas pasaba todos los días

por delante del Museo de San Petersburgo

camino de los prados donde solían pastar.

Graznando, se pavoneaban ante la presencia

de los numerosos visitantes.

Una de las más jóvenes era Ocazul.

Había nacido aquel mismo año.

y andaba todavía lago despistada.

=

Lógicamente el libro viene acompañado por un CD con la suite compuesta por Mussorgsky, Cuadros de una exposición, que deberás escuchar al tiempo que contemplas el libro. La obra está interpretada por la Filarmónica de Nueva York bajo la dirección de Giuseppe Sinopoli.

Es un proyecto muy completo de lectura que la editorial Kalandraka publica no solo para contemplar y escuchar, también sobre el que debemos investigar para apreciar y gozar de la música y de la pintura.

Descubriremos cómo la música también tiene una narrativa y guarda entre sus notas historias sorprendentes.

Nos ha llevado algún tiempo (precioso y curioso como siempre que un libro nos lleva al conocimiento), conocer y saber sobre muchos asuntos relacionados con Cuadros de una exposición

Os contamos lo que hemos aprendido a raíz de este libro. Es un paseo largo y muy dichoso, porque con él hemos aprendido a escuchar, ver y sentir con más intensidad.

Xosé Cobas

=

¿Quiénes intervienen y qué sucede en este libro?

  • Modest Mussorgsky

Nación en Rusia en 1839. Pronto comenzó las clases de música con su madre y llegó a interpretar con solo siete años piezas del compositor Liszt. Continuó sus estudios de piano en San Petersburgo. En la escuela militar conoció a Borodin, otro compositor ruso con el que años más tarde, ya con con 22 años, formaría parte del grupo de “Los Cinco” junto a Balakirev, Cui y Rimsky-Korsakov.

El grupo de músicos trató de crear una nueva música rusa despegada de las influencias occidentales. Lo consiguieron tomando como punto de partida el espíritu genuino del folclore ruso, dotando a su música de una vitalidad y colorido nuevos.
Mussorgsky fue el más auténtico y nacional de todos los compositores rusos pues su música reflejaba mejor que ninguna las preocupaciones sociales y filosóficas.
Desde muy joven sufrió crisis nerviosas que le sumergieron en profundos conflictos personales que resolvía con litros de alcohol.

Murió en 1881 con 42 años.

  • Viktor Hartmann

Nace en 1834 en San Petersburgo, Rusia. Quedó huérfano de pequeño y creció en la casa de su tío: un conocido arquitecto de San Petersburgo. Estudió en la Academia Imperial de las Artes en San Petersburgo y comenzó a trabajar ilustrando libros. Hartmann fue uno de los primeros artistas en incluir motivos rusos tradicionales en su trabajo. Estos motivos eran en gran parte elaboraciones imaginarias a partir de elementos orientales, pero su impacto fue tal que dio lugar a todo un estilo arquitectónico que hoy consideramos como genuinamente ruso.

En 1873 fallece y un año después, a modo de homenaje se realiza una exposición de sus dibujos y maquetas, que sugiere a Mussorgsky la composición de Cuadros de una exposición,  en la que intenta evocar a partir de la música, los cuadros contemplados y las sensaciones percibidas en el museo.

La mayoría de los trabajos de esta colección están ahora perdidos.

 

  • Cuadros de una exposición

Es una obra compuesta en 1874 por el músico ruso Modest Mussorgsky.

En 1873 se produce la muerte repentina del artista y arquitecto Viktor Hartmann, con 39 años, apreciado amigo de Mussorgsky. Un año más tarde, a modo de homenaje, se realiza una exposición en la Academia de Bellas Artes de San Petersburgo en la que se recogían más de 400 dibujos, acuarelas, apuntes de vestuarios, ilustraciones y otras obras del artista fallecido. Mussorgsky asiste a dicho evento y siguiendo la propuesta del reputado crítico Vladimir Stasov, uno de los organizadores, decide rendirle un homenaje musical intentando plasmar con sonidos algunas de las imágenes allí representadas.

La composición es un ejemplo de música programática, un tipo de música que busca contar con las notas musicales las ideas, sensaciones y evocaciones que el autor percibe ante una situación, un momento o un objeto. Tiene un carácter descriptivo y de reinterpretación personal, que tuvo su momento de mayor esplendor en el romanticismo.

En apenas tres semanas Mussorgsky escribió la obra musical para piano.

Curiosamente siendo una suite para piano, es una de las piezas más veces orquestada, destacando especialmente la realizada por Maurice Ravel. Y es que Mussorgsky ha sido muy reconocido como músico en el siglo XX, pero cuando vivió y compuso, era un músico amateur que no podía hacerse cargo de la orquestación de una obra. La orquestación de la mayoría de sus composiciones ha corrido a cargo de otros músicos, en especial  de Rimsky Korsakov.

Xosé Cobas

  • ¿Qué guarda esta obra musical?

La obra está compuesta como una suite de quince piezas y de estas quince piezas diez tienen relación con algún cuadro de la exposición de Hartamnn, las otras cinco son una variación de la primera: Promenade (Paseo) que va repitiéndose entre algunos cuadros con dieferentes versiones.

En la actualidad gran parte de los dibujos de Hartmann se han perdido por lo que sólo se conocen, con certeza seis de las imágenes que inspiraron la suite.
Las piezas musicales de la obra, relacionadas con los cuadros de la exposición son los siguientes:
 

– Gnomo.

-El viejo castillo.

-Bydlo.

Tullerías.

-Ballet de polluelos en su cascarón.

-Dos judíos polacos, Samuel Goldenberg y Schmuyle.

-El mercado de Limoges.

-Catacumbas.

-La cabaña sobre patas de gallina.

-La Gran Puerta de Kiev.

  • Comencemos nuestro paseo por la exposición
Daremos un paseo por Cuadros de una exposición tal y como nos lo proponen en el libro publicado por la editorial Kalandraka, con los textos de Jose Antonio Abad y siguiendo las ilustraciones que Xosé Cobas ha realizado.
Acompañaremos a la interpretación pictórica del ilustrador del libro, las imágenes originales que se conservan de Hartmann y la pieza de la suite de cada cuadro.

Xosé Cobas

=
=
1. Paseo. Promenade
=

Ésta es la pieza que abre la suite y con la que Mussorgsky nos sugiere, es el deambular del visitante por la exposición antes de reposar ante la contemplación de un cuadro. Por ello la misma pieza, aunque variada, aparece en distintas ocasiones enlazando diferentes cuadros.

Mientras escuchamos esta pieza, vemos en el libro cómo Ocazul se sorprende ante la majestuosidad del Museo y contemplamos de entradaen el libro los diez cuadros de Hartmann,  reinterpretados por Xosé Cobas, sobre los que nos detendremos posteriormente uno a uno.

Xosé Cobas

 

cuadros1

=

Cuando escuches Promenade, seguro que lo reconoces enseguida.

 

 

2. Gnomus.

A partir del dibujo que Hartmann hizo sobre un cascanueces que con sus dientes partía el fruto, un juguete de niños para colgar en el árbol de Navidad,  el músico hace una interpretación propia de lo que le sugirió al verlo y representa musicalmente un gnomo inquietante, siniestro, que a través de los instrumentos de viento corre por el bosque torpemente, grotesco y desconfiado con las patas torcidas, que intenta acercarse a nosotros y termina escondido entre la maleza.

El cuadro original se ha perdido

Xosé Cobas

=
Puedes escuchar esta pieza ahora.
=
Ocazul graznó con fuerza y al oírla, el gnomo dio una cabriola grotesca y desapareció entre la maleza.
=
=
Antes de encontarnos con el siguiente cuadro, volvemos a pasear por la galería y escuchamos las notas musicales de  Promenade.
=
 

3. El viejo castillo 

Esta melodía que evoca la imagen de un castillo medieval italiano en el que a sus puertas canta un trovador canciones de amor con voz melancólica.

Ravel plasma la voz del trovador en el sonido del saxofón.

Xosé Cobas

=
El Viejo Castillo era una acuarela que nose conserva, pero siempre que se hace refencia a este cuadro, nos muestran a  El castillo de Tschernomor, destinado a la escena de la ópera Ruslan y Lyudmila de Glinka, con la sombra de un hombre al pie del castillo, que parece que debiera tener una gran similitud con el original de Hartmann.
=
Podemos escuchar esta pieza al piano sin orquestación, que transmite un profundo sentimiento.
=
=
Y de nuevo Promenade, antes de llegar a los jardines.
=
4. Las Tullerías
=
Nos trasladamos a París al parque de las Tullerías donde escuchamos cómo juegan los niños y alborotan con su actividad y alegría.
La algarabía creada por los pequeños se describe perfectamente con los instrumentos de viento madera.
La acuarela de Hartmann de Las Tullerías, tampoco se conserva.
Ésta es una interpretación de Xosé Cobas en el libro.
cuadros2
Pieza para escuchar e imaginar a continuación.
=
=
 
5. Bydlo
 
Directamente llegamos al siguiente cuadro que nos lleva hasta la estepa rusa.
Bydlo es una palabra polaca que significa ganado.
El dibujo original presentaba dos grandes bueyes arrastrando un pesado carro campesino con enormes ruedas. Con la música de Mussorgsky distinguimos el camino de la carreta y los bueyes, cómo se acercan hasta nosotros y pasan de largo hasta alejarse, interpretado a modo de una melodía popular.

Xosé Cobas

=

 Puedes escuchar a continuación. Cierra los ojos. Tiene mucha fuerza.
=
=
Caminamos de nuevo por la exposición con un Promenade más tranquilo y delicado hasta llegar al nuevo cuadro.
=
6. Ballet de los dos polluelos del cascarón.
=
Éste es uno de los diez dibujos de Hartmann ilustrados musicalmente por Mussorgsky que aún se conservan. Se trata de una tinta china realizada para la puesta en escena del ballet Trilb estrenado en el Teatro Bolshoi de Moscú en 1870, con coreografía de M.Petipa y música de Y. Gerber.
Las flautas son las protagonistas de este número tan alegre, acompañadas de maderas y cuerdas en esta imitación de unos polluelos picoteando su cascarón y librándose de él.
=
=
=
7. Samuel Goldenberg y Schmuyle
=

Son los retratos de dos judíos polacos, uno rico y otro pobre.

El músico Ravel al orquestar la obra, otorga al arrogante rico Goldenberg la voz de toda la orquesta con una presencia altiva y potente, y será la trompeta, más suplicante y humilde, la voz del pobre Schmuÿle.

Un diálogo musical lleno de tensión y dramatismo, en el que el judío rico intenta apartar al suplicante pobre de su presencia.

Los originales se conservan en la actualidad.
=
Puedes escuchar a continuación a los dos judíos.
=
=
=
Ocazul pronto olvidó aquella escena,
porque escuchó graznidos de gansos.
Llegaban desde un pequeño mercado
en el que se ofrecían toda clases de viandas.
=
=
8. El mercado de Limoges
=
El mercado de Limoges en Francia, es un trasiego de gentes, de mujeres y comerciantes haciendo tratos en la plaza del mercado, niños correteando y tenderetes por todas partes. Una escena de gran animación popular para la que Mussorgsky había imaginado multitud de conversaciones entre los campesinos y los compradores allí reunidos.
cuadros3
La orquestación de Ravel arranca con las trompas que en combinación con los violines, la sección de madera y la percusión representan perfectamente el bullicio.
=
=
=
9. Catacumbas: sepulcro romano – cum mortuis in lingua mortua
=
Se trata de una pintura en la que se aprecia al propio Hartmann acompañado por el arquitecto Kenel y un guía con una linterna, explorando las catacumbas de París.
Me resulta muy curiosa esta referencia a Francia tan frecuente en el pintor, cuando en esta época histórica de Rusia, el zar estaba tan alejado de Europa occidental. Me pregunto si habría realizado algún viaje al país galo o si sus ideas se encontraabn en la oposición al totalitarismo zarista y añoraba a los revolucionarios franceses…
La pieza musical presenta dos secciones. Una primera solemne que evoca la soledad, la grandeza y oscuridad de las catacumbas, y una segunda más fantasmagórica.
=
 
=
=
10.  La cabaña sobre las patas de gallina (Baba-Yaga)
 =
La bruja Baba-Yaga es la más temida por los niños rusos porque se los come si se pierden en el bosque. Uno de los cuadros que se conservan de la exposición de Hartmann, corresponde a la choza de la bruja.  La cabaña de la bruja podía desplazarse a donde quisiera gracias a sus patas de gallina.

Xosé Cobas

=
Hartmann representó la cabaña de la bruja con forma de reloj de bronce.
 =
Ahora puedes escuchar esta pieza de la suite. Es muy narrativa.
=
 =
 
=
=
11. La gran puerta de Kiev
=
El último cuadro de Hartmann es el dibujo arquitectónico que realizó como proyecto para la construcción de una puerta en la ciudad de Kiev y conmemorar con ella que el zar Alejandro II había sobrevivido a un intento de asesinato en 1866.

Xosé Cobas

La puerta de estilo ruso con cúpula en forma de casco eslavo nunca se construyó, aunque sí se conserva el dibujo original del pintor.
=

La pieza musical termina fundiéndose con la Promenade, un paseo que parece permitirnos atravesar bajo los espectaculares arcos del monumento bajo el repicar enérgico de las campanas.

La audición es totalmente majestuosa.

=
 
=

Y hasta aquí, hemos llegado al final.

Os dejamos ahora la obra completa para escucharla en dos versiones:

una solo para piano, tal y como la compuso y escribió Modest Mussorgsky e interpretada por Sviatoslav Richter.

y dos, la versión orquestada por Ravel, interpretada por la Orquesta de RTVE

=

=

Esperamos haber despetado vuestra curiosidad y desvelar todo lo que un libro puede hacerte descubrir, como nos ha sucedido con éste.

Han sido muy clarificadoras las guías que hemos leído y que están publicadas en los enlaces que anotamos, a los que agradecemos su trabajo.

  • Fuentes:

-Música para niños. Cuentos en boca de Ana Zugasti. Desde aquí

-Cuadros de una exposición. Guía didáctica de Ana Sanchiz. Desde aquí.

-Pintando sonidos. Guía didáctica de Cuadros de una exposición de Carlos Enrique Pérez y Jesús Vicente Monzó. Desde aquí.

-Wikipedia

Youtube

 

Xosé Cobas

 

 

Anuncios

8 comentarios to “Cuadros de una exposición. Modest Mussorgsky”

  1. ana zugasti diciembre 7, 2015 a 4:35 pm #

    Muchísimas gracias por citarnos. Me alegra muchísimo que te haya servido nuestro trabajo más viniendo de biblioabrazo, el blog que tantas maravillas me ha descubierto.

    Un fuerte abrazo

    Ana Zugasti

    Me gusta

    • Ana Nebreda diciembre 7, 2015 a 4:48 pm #

      Gracias a tí, Ana. Sin tu trabajo y los que citamos, no hubiésemos descubierto tanto sobre Cuadros de una exposición
      Un abrazo
      Ana Nebreda

      Me gusta

  2. Dinorah Polakof diciembre 9, 2015 a 1:35 am #

    Todo lo que muestras Ana, me parece de una frescura y originalidad, que llevan a la motivación e interés. Gracias.

    Me gusta

  3. Juan Muro diciembre 9, 2015 a 12:27 pm #

    Un trabajo excelente el que nos muestras hoy en Biblioabrazo, Ana, muchas gracias.
    Creo que la última obra que muestras del pintor Hartmann nos da idea de su excelente calidad, y también creo que no se puede dudar del excelente nivel de la música de Mussorgsky, pero unir ambas artes en pro de contar una historia es algo muy nuevo y demasiado complejo. Estudiar todo esto solo es posible si alguien como tu nos conduce.
    Y es precioso que lo hagas a través del libro “Cuadros de una exposición”, que si tiene el mismo nivel de las ilustraciones de Xosé Cobas será indispensable en cualquier biblioteca que se precie.
    Mil gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: