Archivos por Etiqueta: familia

Los Melops se lanzan a volar. Tomi Ungerer

12 mar

Otro suceso lector: Un libro, te conduce a otros libros.

Y  así nos ha sucedido con Tomi Ungerer.

 melops-1

En 1957, Tomi Ungerer, entonces apasionado por la cultura americana, ya se encontraba en EEUU y la editorial Harper publicó su primer libro infantil: Los Melops se lanzan a volar. Le seguirían a este primer título otras aventuras de esta divertida familia formando una pequeña serie.

La editorial Alfaguara lo publica en España en 1981, que es la que hemos leído.

Tomi Ungerer comienza su trabajo como ilustrador y autor de obras para niños, con una intrépida familia de cerditos franceses muy singular, formada por la señora y el señor Melops, y sus cuatro hijos varones, Casimiro, Isidro, Félix y Fernando.

melops-2

Aunque con el tiempo Tomi Ungerer se sorprende de la ingenuidad con la que imaginaba historias en sus inicios, y con una ilustración sencilla y clara, no creas que esta familia porcina es tranquila y habitual.

El honrado padre y los hijos forman una panda de aventureros, exploradores, ingenieros y marchosos que no te darán tregua para aburrirte.

En esta aventura, el señor Melops decide construir un avión con la ayuda de  los chicos, lo hacen volar pero se quedan sin gasolina y caen al suelo. Se las ingenian para destilar hierbas y convertirla en alcohol capaz de hacer funcionar la máquina. Pero antes de llegar a casa, tendrán que salvar a Casimiro, capturado por unos indios mientras buscaba algo para comer.

melops-6

Me encanta la capacidad que el autor les atribuye a todos para idear, arreglar, construir y dar soluciones a problemas tecnológicos, que sin duda alentarán al pequeño lector a confiar en la capacidad matemática, creativa y física que todos podemos llevar dentro.

Una lectura que abre la mirada y despierta curiosidades para hacerse preguntas y plantear soluciones, para utilizar herramientas que modifican o unen objetos, para construir nuevos aparatos o investigar sobre los que tenemos cerca.

melops-3

Y no solo eso, sino que son decididos, valientes y capaces de cambiar el curso de los acontecimientos cuando éstos no se ponen de su parte: no se dan por vencidos.

Es aquí, en el perfil sutil de sus personajes, donde empezamos a apostar por este autor, que nos brinda protagonistas curiosos y capaces de trabajar en equipo.

melops-4

Claro, que siempre tienen a la deliciosa señora Melops esperándoles con un rico y hermoso pastel.

melops-5

Y la familia Melops, nos llevará  hasta  Rufus… en la próxima entrada.

 

Adelaida. Tomi Ungerer

11 mar

portada.fh11

Sigo creyendo que muchos libros salen a tu encuentro justo en las coordenadas perfectas. Y de nuevo ha sucedido. En esta ocasión,  Adelaida.

La editorial Kalandraka pone en circulación en este 2014 una de las primeras obras dirigidas al público infantil realizada por el genial Tomi Ungerer.

Adelaida se publicó en EEUU en 1959 y continúa siendo una historia fresca en nuestro siglo, tal vez porque la vida nos pone en situaciones similares generación tras generación, pero sin duda, porque autores como Tomi Ungerer, han sabido contar muchos capítulos vitales con certeza, con ingenio y con lucidez.

adelaide_ungerer3

Los padres de Adelaida se sorprendieron al descubrir que su hija tenía alas. Como todos los canguros Adelaida creció, y sus alas también. Deseaba conocer el mundo. Con tristeza se despidió de sus padres para volar hacia un viaje lleno de lugares y aventuras.

Un viaje de conocimiento, de crecimiento. Un recorrido que se hace solo, lleno de emoción, de valentía, de incertidumbres, de superaciones y en el que siempre se encuentra amigos.

Adelaida_int_c1

Lo complicado de este viaje también es para los adultos que deben comprender que del mismo modo es un vuelo para los hijos, que crecen, y hay que reconocerles toda una vida por delante.

Es que… yo también tengo una cangurita con alas.

Las ilustraciones de Ungerer en Adelaida son de una gran sencillez, en tonos acuarelados sepias y con un trazo suelto, a modo de historieta. Tienen mucha dulzura, ingenuidad y narrativa. Como acostumbra, sus protagonistas son intrépidos, diferentes, toman decisiones propias, siempre están abocados a la ayuda a los demás y a pesar de los sinsabores, los finales son placenteros.

Pero Tomi Ungerer es muy versátil en su trabajo como autor e ilustrador pues sus inquietudes sociales, políticas y filantrópicas siempre han sido activas y comprometidas. Podemos disfrutar de carteles en defensa de derechos civiles, ilustraciones eróticas, ensayos antibélicos, libros de canciones infantiles…, que en ocasiones han levantado polémicas e incomodidades.

Me gusta lo que cuenta de Tomi Ungerer, Ana Garralón.

Te interesará lo que se dice de Tomi Ungerer en El país.

Diario secreto de Pulgarcito. Philippe Lechermeier y Rebecca Dautremer.

10 ene

Acercarse al trabajo de Rebecca Dautremer es una delicia. Si además viene acompañado por una buena historia y una edición impecable, estás ante un libro de papel que desearás tener.

pulgarcito01

Diario secreto de Pulgarcito, ilustrado por Rebecca Dautremer y escrito por Philippe Lechermeier, lo editó Edelvives en 2010.

En estos días me he sumergido en este clásico de Perrault que ha impresionado siempre a los niños. Philippe Lechermeier le ha puesto otra mirada; recuenta la historia con tono de humor sin alejarse de la realidad, haciendo de Pulgarcito un auténtico narrador lleno de ocurrencias a través de su diario:

Estoy agotado, pero quiero escribir todo lo que ha pasado; es tan increíble que mañana, cuando me despierte, creeré que lo he soñado.

Aunque la tradicional historia se ubica en este libro en un tiempo y un escenario más actual, los temas contundentes son palpables: la pobreza, el hambre, la falta del amor de la madre, una familia muy numerosa, el abandono, un bosque y un ogro y por supuesto, la audacia del más pequeño provisto de la inteligencia que le falta a los grandullones, capaz de resolver un escabroso y difícil asunto, y hacerse dueño de las magníficas botas de siete leguas.

pulgarcito-004

Todas las páginas están llenas de curiosidades textuales e ilustradas:

Un santoral muy divertido en forma de rimas o dichos que se hace presente cada día…

LUNES. San Hugonote. San Hugonote tiene pelo en el bigote. Santa Ingrata tiene pelos en las patas.

MARTES. San Gerardo. En San Gerardo, las vacas bailan y comen cardos.

MIÉRCOLES. San Pinrel. Si tienes hambre cómete el pie y guarda el otro para después.

Una tipografía infantil llena de tachones, borrones y hasta rotos prendidos con cinta adhesiva; notas al margen, subrayados, esquemas o listas de cosas, que entremezclan texto e ilustración logrando un resultado que parece sembrado de una sola mano.

pulgarcito-005

!Qué genial ilustradora es Rebecca!

No falta nada de ella en este libro: un preciso dibujo con perspectivas, volúmenes y colores perfectos, recursos como el collage, el recorte, la fotografía; técnicas con diferentes materiales desde el lápiz en blanco en negro, hasta la acuarela o el gouaché…

Ilustraciones repletas de detalles en cada esquina o línea que conforman un mundo muy particular propio de ella y que rebosan estética y  arte.

pulgarcito

pulgarcito-001

pulgarcito-008

pulgarcito-002

Un libro redondo en todos los aspectos.
Los clásicos y tradicionales son tan impresionantes, que seguiremos releyendo versiones sobre ellos a lo largo del tiempo.
Desde aquí, puedes apreciar otra versión de Pulgarcito editada por Anaya y de la que hablamos en Biblioabrazo.

alhilode2

Sabéis que nos encantan los Diarios.  Hablamos de ellos, de esta forma de escritura tan personal y especial que nos acerca al ejercicio de escribir, componer, reflexionar, organizar… y que tanto gusta hacer desde jovencitos. Y ésta es una de las razones por la que hemos traído hoy Diario secreto de Pulgarcito.

A modo de Diario y en estos primeros días del año, quiero compartir una idea estupenda que leí en Oh Manualidades y creada por Kelli Crowe.

Son las Cápsulas del Tiempo. Perfectas para hacer en familia.

Cápsula del tiempo

Necesitamos un buen tarro de cristal que tenga su sitio en casa.

En él meteremos todos los recuerdos de momentos especiales o importantes que vayamos viviendo a lo largo del año: tikets, monedas, envoltorios, pins, fotos, pegatinas…

El último día del año sacamos todo el contenido del tarro para recordar buenos momentos, reirnos de anécdotas, hablar de las cosas bonitas que hemos visto…

No olvides marcar el año y añadir una foto simpática familiar de ese  año.

! Un Diario muy original !

Arándanos para Sal. McCloskey

3 abr

Corimbo_ISBN_978-84-8470-366-2

Arándanos para Sal. Robert McCloskey

Editorial Corimax, Barcelona 2013

Entre la multitud de libros atractivos de diferentes tamaños, con tapas duras y un derroche de colores sobre la enorme mesa de la librería en la que suelo curiosear, encuentro un pequeño libro, blando y con 59 páginas de texto ligero e ilustraciones de un solo color que abarcan el completo de cada página.

Me lo pido.

arandanos

En mi tierra hay muchas moras en verano y esto de los arándanos siempre me resultó exótico de pequeña, primero porque nunca los ví y segundo, porque sólo los escuchaba en las películas americanas, así que me quedó la sensación de bella y lejana rareza. Hacerlos protagonista de una historia, ya me cautivó.

Y es que McCloskey, el autor e ilustrador, es americano. Nació en 1914 en Hamilton, Ohio, y terminó viviendo en la isla de Maine con su mujer y sus dos hijas, escenario donde se desarrollan algunas de sus historias. Historias de la vida cercana llena de los quehaceres de una familia y de naturaleza.

De niño era un apasionado de la música y aprendió a tocar el piano, la armónica, la batería, y el oboe. Más tarde se interesó por todas las cosas mecánicas y eléctricas y llenó la casa con sus inventos. Pero fue en el arte donde encontró su vocación de vida. Ganó una beca para estudiar en la Escuela de Arte George Vesper en Boston, luego se trasladó a Nueva York para asistir a la Academia Nacional de Diseño. Casi por casualidad se volvió a los libros de los niños, basándose en las pasiones de su juventud para crear personajes memorables e ilustraciones de artista.

Robert McCloskey es uno de los autores de los niños americanos más queridos de todos los tiempos. Murió en 2003. Es autor e ilustrador de ocho libros, entre ellos Abran paso a los patitos, One morning in Maine, Time of Wonder y Arándanos para Sal son ganadores de las medallas Caldecott Honor .

arándanos

Sal es una pequeña niña, protagonista de varios de sus libros en los que va creciendo en cada una de las historias.

En Arándanos para Sal, sale a dar un paseo por el bosque con su madre en busca de arándanos para envasarlos y conservarlos para el invierno. Al mismo tiempo, una mamá Osa sale con su Osito por el bosque en busca de arándanos para comer antes de que el invierno llegue.

Sal y el osezno se despistan y toman otros caminos produciéndose una sorpresa en la que no faltan ni el humor ni el suspense para los más pequeños.

arandanos-002

¿Que buenos ingredientes tiene esta historia de Sal?

La pequeña protagonista se siente segura y la relación cariñosa con su madre le hace feliz. Poder imitarla y hacer las mismas cosas que hace ella le llena de confianza: lleva su cubo de latón para coger arándanos.

La simpatía con la que Sal no hace lo que se supone que es debido: se come los arándanos y termina perdida en el bosque encontrando a otra mamá que precisamente no es la suya. Añade aún más simpatía la similitud de la historia de mamá Osa y Osito; ver la misma escena en las páginas de un libro desde dos puntos de vista diferentes: el mío y el del otro.

Las referencias en el texto a onomatopeyas que le aportan juego a la lectura: !clin, clan, clon!, !cra,cra,cra!, ñam,ñam,ñam, !glup!

La naturaleza por todas partes: bosque, rocas, cuervos, perdices, arbustos, troncos…

Y un final placentero y tranquilizador.

978-84-8470-366-2i2

Uno de los ingredientes estrella son las ilustraciones en blanco y negro de McCloskey, llenas de movimiento y vida.

Son ilustraciones figurativas que van explicando lo que dice el texto pero añadiendo visualidad, paisajes llenos de detalles, animales que parecen pintados por un naturalista y especialmente, una expresividad fantástica tanto en los rostros y corporalidad de los personajes humanos como de los animales protagonistas.

Con una plumilla consigue enriquecer lo que hayas imaginado, con un estilo que ya no es frecuente en los libros ilustrados.

arandanos-001

Terminar con un detalle sobre este artista que me parece precioso, y es el homenaje a las historias infantiles de McCloskey con estas esculturas de bronce en el Lentil Park de Hamilton y en el Public Garden de Boston, que hacen referencia al primer libro que publicó, Lenteja, 1939, una historia sobre un niño y su armónica y  a Abran paso a los patitos, 1940, galardonado con una medalla Caldecott en 1941.

Esto es siempre un homenaje a la infancia.

lentil-sculpture

=make-way-for-ducklings-2

Osito. Else Holmelund Minarik y Maurice Sendak

9 mar

Justo antes de dormir, en la edad en que ellos necesitan una bonita historia para estar tranquilos y cerrar los ojos sabiendo que papá o mamá están cerca, recuerda la colección de libros que Else Holmelund Minarik escribió y Maurice Sendak ilustró, acerca de un pequeño oso: Osito.

Osito-6

Estas lecturas se publicaron por primera vez en 1957 en EEUU y en Reino Unido en 1965. Con la rapidez y cantidad con la que se edita actualmente, podríamos decir que son un clásico.

Pero hay más razones para pensarlo: la principal es que sus historias ya son leídas por más de una generación; la sorpresa que produjo el relato de lo habitual en la narración de una historia convierten al protagonista en un referente literario y sin duda las ilustraciones, tanto en las tintas, la humanización y caracterización de los personajes y los escenarios, aportan ese toque vintage de un clásico en toda regla.

Osito-3

No encontramos entre las páginas historias trepidantes o apasionadas, nada de eso; sin embargo, y fue una novedad en su momento, sí se trata de historias llenas de vida diaria, de cariños tranquilos, de situaciones muy cercanas a la infancia y  de sencillos descubrimientos con sorpresas.

El protagonista es un Oso cachorro encantador con buenas intenciones que descubre el mundo que le rodea: su familia, sus amigos y lo que sucede entre ellos. Tiene un gran parecido con los niños en edad preescolar: su mundo es bondadoso, cercano y seguro, con Mamá Osa en el centro. Papá Oso es pescador y pasa tiempo fuera de casa con el barco en alta mar y su presencia en la familia es de peso.

osito-1

 Else Holmelund Minarik transmitió las características claves de la vida de los niños pequeños: la necesidad de  seguridad, de  independencia y la importancia de la familia y de hacer amigos.

Las historias son cortas, con textos sencillos llenos de diálogos y siempre amables y  resueltas en un entorno afectivo.

  osito-2Osito-4

Son lecturas para leer acompañado de un adulto y también, para leer a solas, especialmente para los lectores que ya empiezan a soltarse en la lectura y encuentran muy gratificante poder descifrar un libro con independencia. Lo lograrán con estos libros porque el vocabulario es básico y la historia clara y reconocible que tiene una sencilla estructura. Además la editorial Alfaguara ha procurado poner una tipografía de gran tamaño para facilitar aún más la lectura.

También es un referente para los adultos descubrir a través de Osito las cosas que a los niños les gusta hacer y escuchar, y a través de los Osos adultos una manera tranquila y afectuosa de educar: hablar de ellos, hacerles protagonistas de historias, dejarles que descubran o resuelvan solos algunos proyectos, abrazarles, contarles cosas de cuando nosotros éramos pequeños, imaginar con ellos, visitar a la familia, enredar en los cajones, jugar con amigos…

Todas estas pequeñas y grandes historias guardan los libros de Osito.

Cada libro de la colección, que son cinco,  está compuesto por cuatro cuentos independientes, excepto Un beso para osito, que es una única historia encadenada y acumulativa llena de gracia y encanto.

Sin-título-5

Cuando los cuentos de Osito tuvieron popularidad entre los niños por la difusión que se les dió en la escuela antes de ser publicados, Else Holmelund se decidió a publicarlos y fue a Nueva York en busca de editor.

Encontró allí uno interesado pero le propuso que los osos fuesen sustituídos por niños. Minarik desestimó esta idea pues estaba convencida que el realismo de sus historias tenía un atractivo universal a través de los osos protagonistas. Ella comentó en 2006: ” Me dije a mí misma, todos los niños de todos los colores estarían leyendo las historias porque los niños aman a los animales. Mi madre me llevó al zoológico de Bronx… todos los días, y me enamoré de los cachorros. El oso me encanta. Mis osos eran una familia.”

Afortunadamente se mantuvo firme y poco después otro editor, Harper & Row, le publicó las historias tal y como las conocemos.

abuelos1

Si el texto supuso un éxito, las ilustraciones de Maurice Sendak son una  maravilla. Los libros se convierten en algo muy especial con sus delicados y hermosos dibujos en dos, tres tintas lo más, que acercándose al realismo narrativo, no dejan de ser pura imaginación en la que una familia de osos se comportan como una clásica familia de humanos.

osito6   osito5osito4

La escenas desprenden toda la ternura y simpatía que describe la autora y serán recuerdo seguro del itinerario lector del niño que haya disfrutado de sus páginas.

grecas4

osito-005

- !Qué frío!- dijo mamá Osa- Mira la nieve, Osito.

Osito dijo: – Mamá Osa, tengo frío.

- Vete, frío -dijo su mamá-, que mi Osito es mío.

  • Puedes descargar una ficha de actividades del libro realizada por la editorial desde aquí.

grecas4

osito-007

Siguieron andando y, por fin, llegaron a casa de Osito.

Allí estaba Papá Oso, que había llegado ya a casa.

Osito corrió hacia Papá Oso, le abrazó y Papá Oso abrazó a Osito.

grecas4

amigos de ositos_

Este ejemplar no lo hemos encontrado aún, pero sabemos que en estas historias Osito se hace amigo de Emily y de su muñeca Lucy. Cuando Lucy y Emily tienen que irse, Osito encuentra una manera para seguir en contacto con ellas. Aprender a escribir cartas es muy divertido y expectante.

grecas4

osito-006

Gallina corre hasta Osito y le da el besito.

- De parte de tu Abuela- dice Gallina. Es por el cuadro que le regalaste.

- Llévale otro de mi parte- dice Osito.

-!Ni hablar!- contesta Gallina, que luego se mezclan todos.

  • Puedes descargar una ficha de actividades del libro realizada por la editorial desde aquí.

grecas4

osito-004  =

Se sientan en el cenador y Osito le pide a Abuela Osa:

- Cuéntame un cuento de cuando Mamá Osa era una osezna pequeñita. El de Mamá Osa y el petirrojo me gusta mucho.

- Muy bien, le contesta la Abuela Osa, y empieza así :…

  • Puedes descargar una ficha de actividades del libro realizada por la editorial desde aquí.

grecas4

osito-002

Grecascirculos

Else Holmelund Minarik

Else Holmelund Minarik murió con 91 años. Nació en Dinamarca en 1920 y se mudó a EEUU con sus padres a la edad de cuatro años.

Los cuentos que escribió para niños están llenos de los recuerdos de su infancia cuando su madre le leía las narraciones de Hans Christian Andersen.

Dice la autora que Osito es ella de pequeña en Dinamarca, donde vivió feliz y estuvo siempre llena de abrazos. Tuvo una hija, Brooke, en su matrimonio con Walter Minarik, a la que le leía cuentos y de su relación con ella nacieron las primeras historias de Osito, que escribía y le leía antes de ir a la escuela. Sus historias se difundieron entre los niños de la escuela y se hicieron muy populares.

Se publicaron en EEUU en 1957 por la editorial Harper & Row con las ilustraciones de Sendak y llegaron a convertirse incluso en una exitosa serie de televisión en 1995.

Además de los cuentos de Osito, Minerik ha publicado más de 40 libros hasta 2010.

Maurice-Sendak

Maurice Sendak nació en 1928 en Brooklyn, Nueva York. Sus padres eran inmigrantes polacos de origen judío.

Sendak fue galardonado con la medalla Caldecott en 1964 por su libro Donde viven los monstruos y con el Caldecott Honor Books por La cocina de noche en 1971.

En 1970 recibió el Premio Hans Christian Andersen de ilustración por el conjunto de su obra y, en 2003, el Premio Internacional de Literatura Infantil en Memoria de Astrid Lindgren junto con la escritora austríaca Christine Nöstlinger.

Letras en los cordones.

17 jun

Letras en los cordones.

Cristina Falcón Maldonado. Il.: Marina Marcolin

Editorial Kalandraka

Qué bonito es cuando, desde la páginas de un libro surge la voz de un niño que te cuenta a través de su mirada su intenso mundo. Emociones, compañías y vivencias que acompasan al crecer y hacen conectar al lector con la infancia, donde detalles que en apariencia son sencillos, dejan una huella imborrable.

La voz es de una niña, la tercera entre siete hermanos todos seguiditos que viven con la abuela.

 Claro que para ella no hay nada como la presencia de su mamá que viene los fines de semana: todos duermen con ella para que no haya envidia de los besos, les cuenta historias de cuando era pequeña  y con ella, están seguros que nada malo les pasará.

Está descubriendo el mundo tan acompañada, que lo hace también a través de lo que viven sus hemanos, y en especial de Flor, que es la mayor.

Flor ya sabe leer, dice que las letras, que a mí me parecen unos dibujos muy difíciles de entender y de juntar, son contadoras de cosas y que cuando aprendes a leer es como si te contaran cuentos.

A Flor le encanta la escuela y quiere se maestra de mayor. Y aunque es la encargada de cuidar a sus hermanos, sueña mucho.

Yo creo que es por las letras, que a Flor las letras le han metido esas cosas en la cabeza.

Este libro, tan estéticamente delicioso, no guarda una historia para recrearse, sino muchas historias para pensar, removerte y hacer un poco mejor lo que nos rodea.

Lleno de afectos y de mucha humildad, nos adentra en una familia en donde la madre tiene que trabajar lejos de casa y los niños deben andar un camino largo para ir a la escuela y sin zapatos. No es una historia de otro tiempo, es una historia de hoy en muchos lugares del mundo.

Letras en los cordones surgió a raíz de la participación de Cristina Falcón en una campaña internacional organizada por varias ONG’s en favor del derecho de la infancia a la escolarización y la educación.

Sorprende el hecho de que el relato está contextualizado en un tiempo pasado pero, lamentablemente, todavía en las escuelas rurales y de montaña, en Latinoamérica, los niños caminan dos horas para llegar a la escuela y no tienen zapatos.

Y a veces suceden estas maravillosas coincidencias, en donde hay una buena historia y una buena ilustración.

Marina Marcolin llena de romanticismo las páginas, usando papeles viejos en tonos beis, cuadernos de escritura de pauta, letras de imprenta, lápiz y acuarelas abocetadas…

Ilustraciones que cargan de emoción cada línea escrita.

Pensaba que qué protagonistas son las letras en nuestras vidas desde pequeños. No siempre son fáciles y a veces se ponen bravas cuando se juntan, otras se quedan calladas… pero cuando se encienden, cuando se abren, el mundo se hace inmenso, y con ellas vas cambiando y creciendo.

Pero no todos los niños y niñas tienen acceso a la educación. Y casi siempre, la falta de zapatos va asociada a la falta de letras. Más de 75 millones de niños en el mundo no van a la escuela, de los cuales las niñas sufren aún más esta carencia.

Uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para 2015, es velar porque todos los niños y niñas puedan terminar un curso completo de enseñanza primara. Este objetivo hará que el resto de los propuestos progresen. Si tienen acceso a una educación de calidad pueden ayudar a conducir a su país fuera de conflictos, de la pobreza y hacia la recuperación y crecimiento económico.

Si quieres saber más: UNICEF y Campaña Mundial por la Educación en España.

=

Con la lectura de este libro he sacado unas imprentillas de madera muy curiosas con letras mayúsculas y minúsculas, signos y dibujos.

  • Jugamos con ellas a estamparlas y nombrarlas, construir nuestros nombres, hacer palabras y colgarlas de cordones en el papel o que sigan un camino, colocarlas en el orden alfabético…

 

Y pensar en el modo de que las letras lleguen a todos los niños, junto a unos buenos zapatos.

Una familia nada normal

18 may

Seguramente nuestra familia nos parezca de lo más normal, y justo sean las otras quienes se llenan de rarezas. Basta con tener confianza con alguien y adentrarse en su mundo familiar para descubrir una sorpresa tras otra: lo que comen, los horarios, los objetos decorativos de la casa, el modo de hablarse, de vestir…

Nos ha pasado esto miles de veces, desde que éramos pequeños y pasábamos las tardes en casa de los amigos, o si hicimos intercambio con una familia de otro país, y desde luego si nos metimos de lleno en la familia de la pareja. ¿ A que sí?

Pues como se celebra por estos días el día de la Familia, yo apuesto por mirar a la familia, a la nuestra, con humor. Con mucho humor. No hay nada como poderse reír de nuestras infinitas peculiaridades familiares.

Esta risa saludable no es más que otra manera de quererse, de comprenderse y aceptarse.

Y recurro a familias muy especiales.

  • La familia Monster, a la que descubrimos con asombro en la televisión por los años 70.

Mockingbird Lane es un lugar encantador, una zona residencial donde todo parece perfecto. Pero en un siniestro y destartalado caserón, el número 1313, vive la familia Monster:

Herman, el padre, igualito que Frankestein; su esposa Lily, una bella vampiresa;  su único hijo, Eddie: un pequeño licántropo. El Abuelo Drácula, capaz de convertirse en un plof! en un pequeño murciélago y no olvidamos a la sobrina Marilyn, que convive con ellos y es la única normal de la familia, de la que todos opinan que no encuentra pareja por su evidente fealdad. ¿Les recuerdas?

A partir de los personajes clásicos de terror, forman una familia nada convencional, donde las paredes están decoradas con telarañas, el niño duerme en un armario, realizan extraños experimentos y visten de manera muy extraña, además de estar todo en blanco y negro.

Y a pesar de estas singularidades, los Monster nos dieron tantas risas que perdimos un poco el miedo a estos terroríficos personajes y descubrimos que esta familia también se enamora, se quieren, se perdonan, se aceptan e intentan tener un agradable lugar en el corazón de la familia.

Así se presentaban:

=

=

  • Otra familia singular, menos inocente y mucho más atrevida, es la familia Addams, creada por Charles Addams, que este año cumpliría los 100 años.

Charles Addams fué un humorista gráfico americano que se caracterizó por la sutileza y el ingenio en la manera de contar, dibujar y realizar una crítica social. Aunque dibujó muchos personajes, el cine y la televisión llevaron a la fama internacional a esta familia.

Su domicilio familiar, una casa de tres plantas en Elm Street, serviría de inspiración a Addams para crear el macabro y siniestro castillo de La Familia Addams.

Hoy es uno de esos días en los que te sientes feliz de estar vivo.

Bañado en un humor negro que provoca inevitables risas y acompañadas a veces de un previo desconcierto, sus personajes, totalmente góticos, dan un buen revolcón a las ideas de quien los lee.

Morticia, Gómez, abuela Addams, tío Fétido, Pugsley el hijo y la hija Miércoles, el mayordomo y Cosa, una mano con vida propia (que me ha recordado ahora a la de La princesa manca de G. Martín Garzo), son los componentes más protagonistas de esta familia: cultivan sólo las espinas de las rosas, sus mascotas son unas plantas carní­voras, tienen un raro gusto por los lí­quidos venenosos y se relajan en la sala de torturas.

=

Sorprendieron por su singularidad y modernidad a la sociedad de los años 40 y siguen siendo muy rompedores, nada corrientes y con un gusto poco convencional.

Encontrarás publicado en Valdemar, La familia Addams y otras viñetas de humor negro.


=

=

=Y así se presentaban:

=

=

Y llegaron después algunas familias más, del mismo modo cargadas de humor, de ternura y de atrevimiento, dejando a los espectadores y lectores, especialmente a los más jóvenes, encantados con sus diferencias.

  • Una de los favoritas de los niños es la familia Simpson. Sus libros, aunque su mayor difusión es televisiva, en la biblioteca escolar vuelan, siempre están prestados y hay que reponer ejemplares cada curso.

Groening creó una familia con personajes en honor a los miembros de la suya. La ciudad de Springfield actúa como un universo completo que permite a los personajes enfrentarse a los problemas de la sociedad moderna y ofrecen constantes oportunidades para dar un repasillo a los asuntos más cotidianos o encrucijadas universales.

Cada uno de los personajes familiares, Homer, Marge, Bart, Lisa y Maggie, son capaces de aportar un nutrido campo de opiniones y valores personales a cada una de las situaciones que viven, aliñadas con una gran capacidad de humor, ternura y crítica.

Familias muy singulares. Seguro que conoces alguna más :)


%d personas les gusta esto: